PUBLICIDAD
 
domingo, 26 de marzo de 2017   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    12
     

    Cómo refutar el ateísmo de Karl Marx

    8 argumentos que el padre del comunismo usó contra la fe cristiana

    BRISA FRESCA AUTOR Will Graham 01 DE OCTUBRE DE 2016 23:20 h

    Como en el caso de su paisano Federico Nietzsche, Karl Marx simplemente da el ateísmo por sentado. No es algo que el fundador del comunismo procurase demostrar ni racional ni empíricamente. El ateísmo es su credo de fe. Lo cree porque sí.



    Antes de considerar los ataques intelectuales que Marx lanzó contra la fe cristiana, es necesario destacar que el alemán aceptó toda una serie de presuposiciones que no podía comprobar filosóficamente. Además de presuponer el ateísmo, Marx ejerció su fe religiosamente en el materialismo, la ética, la justicia, la verdad y el sentido de la vida y la historia.



    Lo que es aun más irónico es que el propio sistema filosófico marxista se lee como un tratado de teología sistemática: el revolucionario prusiano nos ofrece una doctrina de creación (el mundo es auto-creado), de pecado original (la división de labor y la propiedad privada), de conversión (unirse a la causa comunista), de redención (el proletariado), de eclesiología (el partido comunista) y de escatología (el fin de la historia, esto es, la revolución).1 Total, ¡casi podríamos tachar a Marx de teólogo o de comunólogo!



    Ahora vamos a fijarnos en ocho argumentos clave que Marx empleó contra la religión en general y a refutarlos uno por uno.



    1.- El cristianismo apoya a los fuertes



    Marx se enfadó al ver como la religión mantuvo atados a los pobres y desfavorecidos en Europa. Vio como el judaísmo y el cristianismo mantenían el status quo intacto. Observa Juan Antonio Monroy que, “Cuando Karl Marx critica la religión estaba criticando la avaricia del judío materialista. Estaba criticando el protestantismo burgués aliado con el capital. Estaba criticando la explotación del obrero por parte de las altas jerarquías católicas”.2



    Pero esta crítica en sí no es una refutación del cristianismo genuino sino un ataque contra una religión degenerada y anti-bíblica que no refleja los valores del Reino de Dios. Las Escrituras están repletas de pasajes que condenan la opresión injusta de los ricos por encima de los pobres. “Sin duda la explotación no era la norma en Israel, comenta el profesor evangélico Benjamín Gálvez, piensa en el Jubileo, la remisión, en la redención (el pariente redentor), la reposición de un nombre para que no se perdiera una tierra”.



    El Nuevo Testamento enseña la misma verdad que el Antiguo. Un solo texto nos servirá de ejemplo. “He aquí, clama el jornal de los obreros que han cosechado vuestras tierras, el cual por engaño no les ha sido pagado por vosotros; y los clamores de lo que habían segado han entrado en los oídos del Señor de los ejércitos” (Santiago 5:4).



    2.- El cristianismo es una droga ilusoria



    La frase atea más conocida de Marx es la siguiente: “La religión es el suspiro de la criatura oprimida, el corazón de un mundo sin corazón, el espíritu de una situación carente de espíritu. Es el opio del pueblo”.



    Marx quiso decir que el cristianismo es una droga reconfortante que ayuda a los marginados y explotados a soportar las dificultades de la vida. Es una droga ilusoria y artificial creada por la necesidad humana. No obstante, respondemos diciendo que la religión cristiana conlleva muchísimo más que un suave mensaje de consuelo. ¿Acaso no nos manda el Salvador que nos neguemos a nosotros, que tomemos nuestra cruz y que le sigamos hasta la muerte? ¿Quién, en su sano juicio, fabricaría una religión ilusoria que exige tanto?



    Además, podríamos contestar a los marxistas diciéndoles que su ateísmo es sencillamente una droga ilusoria. Con razón los pecadores tales como Josef Stalin tendrían ganas de inventar una cosmovisión que les permitiera vivir cómo les diera la gana, una filosofía que no amenazara a nadie con el juicio venidero.



    Para retocar la frase de Marx podríamos afirmar que, “El ateísmo es el opio de los impíos”. Como escribió el poeta polaco Czeslaw Milosz, “Estamos siendo ahora testigos de una transformación. El verdadero opio del pueblo es creer que no existe nada tras la muerte –el gran consuelo de pensar que todas nuestras traiciones, nuestra codicia, nuestros crímenes, no van a ser juzgados”.3



    3.- Dios es una proyección humana



    Siguiendo el análisis del ateo alemán Ludwig Feuerbach, Marx cree que Dios es simplemente una proyección de los ideales humanos. Es decir, Dios no existe. No es nada más que la extensión de la subjetividad humana.



    Esta creencia atea, sin embargo, no deja de ser una simple confesión de fe. Es dogmatismo marxista. ¿Dónde está la prueba racional o empírica de que sea así? ¿Por qué no dar la vuelta a la torta de nuevo y decir que el ateísmo es un invento humano, una proyección humana?



    Si todas las culturas que hay sobre la faz de la tierra tienen un concepto de lo trascendental, será por algo, ¿no? ¿Y qué hacemos con el diseño inteligente del universo y la complejidad irreducible de las células más simples? ¿Qué diremos sobre la existencia del cosmos? ¿Por qué se corresponde la mente humana con las leyes de la ciencia? La cuestión sobre Dios es mucho más que un asunto de subjetividad humana. Hay razones científicas objetivas bien serias para tomar en serio la hipótesis de Dios.



    4.- El cristianismo es individualista, enfocado en el más allá



    Desde su primer estudio sobre la filosofía religiosa de Plutarco, Marx aseveró que la religión es individualista, centrada en el alma, el cielo y Dios. Tal manera de pensar denigra las relaciones interpersonales, atentando contra el espíritu comunista.



    Por un lado es cierto que la Biblia hace hincapié en la necesidad de paz entre el creyente y Dios, no obstante, por otro lado las Escrituras llaman a los convertidos a formar parte de la nueva familia de la fe, esto es, la Iglesia. La fe en Dios y el amor por los hermanos no son realidades mutuamente excluyentes sino complementarias. Al fin y al cabo, ¿no dijo el apóstol Juan “Si alguno dice: Yo amo a Dios y aborrece a su hermano, es mentiroso. Pues el que no ama a su hermano a quien ha visto, ¿cómo puede amar a Dios a quien no ha visto?” (1 Juan 4:20).



    En cuanto a la crítica sobre la fascinación de los cristianos con el cielo, la historia de la Iglesia revela un sinfín de bendiciones que el pueblo de Dios ha derramado sobre este mundo: orfanatos, residencias de ancianos, hospitales, organizaciones caritativas, programas de alfabetización, universidades, principios democráticos, educación, etc. Aquéllos que viven a la luz del futuro profetizado por Dios transforman el presente para la gloria del Señor.



    5.- El cristianismo es antropocéntrico



    No hay duda de que el cristianismo de la época de Marx fue dominado por una fuerte corriente de antropocentrismo. Desde los días de la filosofía antropocéntrica de Descartes y de Kant, tristemente la teología occidental llegó a enfocarse cada vez más en el ser humano.



    El teólogo más citado en la generación de Marx no fue Lutero ni Calvino sino el padre de la teología liberal, Federico Schleiermacher. Schleiermacher, el cual no profesó fe en el Cristo de las Escrituras, inauguró una nueva metodología teológica que no comenzó con la revelación de Dios en las Escrituras sino con la experiencia religiosa del hombre moderno. Así la teología se convirtió en antropología. El mismo legado antropocéntrico se halla en los escritos de teólogos destacados posteriores tales como Ritschl, von Harnack, Hermann, Bultmann y Tillich.



    En realidad en este quinto punto, compartimos el punto de vista de Marx y decimos “¡Amén!” Los protestantes conservadores siempre hemos rechazado una teología antropocéntrica y nos alegra que Marx sea de nuestra postura. Sin embargo, en vez de refugiarnos en el ateísmo, decidimos entregarnos a una teología basada en la voz del Omnipotente, revelada en Cristo y registrada en las Escrituras.



    6.- Dios es un tirano



    Marx siguió el espíritu moderno cuando preguntó en 1843: “¿Es Dios soberano o el hombre?” Su interrogante propuso que la libertad humana y la existencia de Dios son incompatibles. Por esta razón uno de los héroes del fundador del comunismo fue Prometeo, el cual proclamó su odio hacia todos los dioses.



    Nuestra respuesta es que Marx nos ofrece una falsa alternativa entre el señorío de Dios y la libertad humana. Creemos que el ser humano es esclavo por naturaleza, no obstante, Dios convierte las almas para que sean verdaderamente libres en Cristo. Irónicamente, el sistema marxista –dado su materialismo- es determinista. Esto quiere decir que no hay tal cosa como la libertad humana. Es pura ficción. El hombre no es nada sino un conjunto de átomos.



    Añadimos también que los países que implementaron los principios marxistas a lo largo del siglo pasado produjeron algunos de los dictadores más feroces de toda la historia mundial. Pensamos en Pol Pot en Camboya, Ceausescu en Rumanía, Mao II en China y Stalin en la Unión Soviética. El siglo XX reveló que el marxismo es una fábrica de tiranos. “La pérdida de la creencia en un Dios de juicio desemboca en brutalidad”.4



    7.- El universo es auto-creado



    Si Dios no existe, ¿cómo explicar el cosmos? ¿Por qué hay algo y no nada? Marx contestó diciendo que el universo se creó a sí mismo.



    Infelizmente Marx no se dio cuenta de que nada puede crearse a sí mismo. Si x crea a y, sabemos que antes de que exista y, tiene que existir x. No obstante, si decimos que x crea a x, estamos diciendo que x tenía que existir antes de su propia existencia, esto es, que x existía y no existía al mismo tiempo. Es lógica y matemáticamente absurdo. La única solución es que algo creó el universo o, mejor dicho, que alguien lo creó, alguien no sometido a los límites del espacio-tiempo, alguien tremendamente poderoso, alguien como Dios.



    8.- La religión es el producto de alienación socio-económica



    Una de las convicciones más importantes en el pensamiento marxista es que la religión es producto de la alienación socio-económica. Esto significa que cuando tal alienación esté superada, las personas ya no se preocuparán por la cuestión de Dios.



    Primero, esta hipótesis es una simple teoría de un incrédulo. ¡Nada más, nada menos! Segundo, es manifiestamente falsa. ¿Acaso no hay muchas personas en este mundo que profesan fe en Dios aunque no sufren alienación socio-económica? Aun en la iglesia primitiva había hermanos ricos. Escribió Pablo a Timoteo: “A los ricos de este siglo manda que no sean altivos, ni pongan la esperanza en las riquezas, las cuales son inciertas, sino en el Dios vivo, que nos da todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos” (1 Timoteo 1:17).



    El rico, por cierto, tiene que compartir con el que padece necesidad (Efesios 4:28).



    Conclusión



    Con todo, los argumentos de Marx contra la religión son poco satisfactorios a nivel académico. En ningún momento pretende Marx demostrar la no existencia de Dios en plan objetivo; simplemente se dedica a lanzar acusaciones no fundamentadas contra la fe bíblica.



    Antes de terminar, también sería importante resaltar un dato más de interés: la enorme cantidad de cristianos en zonas previamente dominadas por fuerzas marxistas. Llevo varios años predicando la Palabra en Rumanía donde hay literalmente millares de cristianos. Y luego me cuentan de los millones que siguen al Señor en la ex Unión Soviética y hasta ochenta millones de cristianos en las iglesias subterráneas de la China. De forma sorprendente, son justamente los países que han procurado eliminar el cristianismo que ahora gozan de tantísimos nacidos de nuevo.




    1BOCKMUEHL, Klaus, The Challenge of Marxism (IVP: Leicester, 1980), p. 17.





    2MONROY, Juan Antonio, ¿En qué creen lo que no creen? (Clie: Barcelona, 2008), p. 22.





    3Citado en KELLER, Tim, La razón de Dios (Andamio: Barcelona, 2014), p. 133.





    4Ibíd., p. 133.



     

     


    12
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     

    Mario B
    06/10/2016
    16:43 h
    12
     
    Sería interesante un artículo del hermano Will sobre el pensamiento del filósofo del cual dimanó practicamente toda la filosofía del siglo XIX: Hegel, y sin la cual resulta imcomprensible el pensamiento de Marx, de Nietszche, de ese francotirador intelectual llamado Kieerkegaard, y que dejó su marca en la teología del gran Karl Barth.
     

    jorgevaron
    05/10/2016
    20:42 h
    11
     
    Esta ideología que ha pasado al "basural de la historia de la filosofía", a juicio de muchos historiadores, no ha perdido su capacidad para mimetizarse y permear el mundo actual, incluso a encontrado una posible puerta para revivir de sus cenizas por cuenta del "cristianismo literario" y el "reformismo permanente" que se prestan maravillosamente para todo género de manipulación.
     

    flash
    05/10/2016
    14:59 h
    10
     
    Han pasado mas de dos mil años, y ninguna ideología humana ha podido sucumbir a la Iglesia. Creo en las palabras del Maestro al cual TODOS los cristianos seguimos: "Ni las puertas del infierno prevalecerán contra la Iglesia."
     

    jorgevaron
    04/10/2016
    18:29 h
    7
     
    Excelente artículo. Pienso, además, que el mejor criterio para juzgar una ideología son los resultados que se logran cuando se toman en serio sus escritos fundamentales y se llevan a la práctica. Los escritos de marx, engels, lenin etc. para los marxistas, el corán para los islamistas, el nuevo testamento para los cristianos evangélicos.
     
    Respondiendo a jorgevaron

    jorgevaron
    04/10/2016
    22:51 h
    8
     
    "Por sus frutos los conoceréis"
     

    Protestantólogo
    03/10/2016
    13:59 h
    6
     
    El corazón del comunismo es el ateísmo “científico”, consigna reseñada una y otra vez por los miembros de esta secta satánica que tanta muerte, dolor, desplazamiento y esclavitud esparció y sigue esparciendo por el mundo (véase el deshonroso acuerdo que se intentó con las Farc, denegado por el pueblo colombiano, “¡Oh, gloria inmarcesible! ¡Oh, júbilo inmortal! En surcos de dolores, el bien germina ya”), por lo tanto decir que CRISTO FUE EL PRIMER COMUNISTA es una blasfemia de primer grado.
     

    Noemí
    02/10/2016
    21:21 h
    5
     
    Muy bueno. Destaco el punto 3 y el 2. Respecto al punto 3, ningún ser humano podría haber ni imaginado remotamente un Dios como el que presenta la Biblia ni una persona como Cristo. Y respecto al punto 2: "el ateísmo es el opio de los impíos". Muy buena frase. John Lennox dice: "los ateos dicen que la religión es un cuento de hadas inventado por aquellos que temen la oscuridad; los creyentes decimos que el ateísmo es un cuento de hadas inventado por aquellos que temen a la luz". Bendiciones Will
     

    Marc
    02/10/2016
    20:02 h
    4
     
    Muy bueno. Me dio gusto leer esto. Lo compartire entre más hermanos Dios te bendiga. Para la próxima, ocupate de Bakunin si es que lo puedes hacer. Ese sí que odiaba religión, religiosos, creyentes, a Dios, a todo. Menos mal que se fue rápido sino quién sabe que angustias hubiera sembrado por la Tierra que Dios creó. Y después dicen algunos ateos que "donde hay ateísmo, hay libertad". Lo dijo Puente Ojeda en Toledo en 2007.
     

    Óscar Margenet Nadal
    02/10/2016
    19:56 h
    3
     
    ¡Gracias Will por 'voltear la torta'!:1. El apoyo de todo débil es Cristo. 2. El adicto se desintoxica en el Evangelio. 3. Dios se proyecta en el hombre. 4. Un cristiano aquí y ahora es familia del eterno Dios. 5. Dios tanto amó a sus criaturas que puso como centro a Su Hijo: el hombre perfecto. 6. Aparte de Él, ningún otro Señor (soberano, déspota), murió por nosotros. 7. La ciencia es parte del Diseño Inteligente. 8. El pecado alienó al hombre y Cristo nos reconcilia con Dios y el prójimo.
     

    Franklb
    02/10/2016
    16:50 h
    2
     
    Con todo respeto pero pésima apologética. La mejor manera de defender el cristianismo es por medio de la veracidad de la palabra de Dios en que se adelanta en conocimiento cientifico en temas como numero de estrellas, ciclo del agua, nutrición, higiene, redondes de la tierra, etc. y la exactitud de sus profecías como Babilonia, Tiro, Sidon, Egipto, mesías, etc. Ningún ateo me a refutado con argumento valido, ante estos temas.
     
    Respondiendo a Franklb

    Manuel5
    05/10/2016
    13:51 h
    9
     
    Sobre "profecía cumplida" leía en un folleto de Testigos de Jehová que decía que la profecía de Isaías 14:17-29 se cumplía con la destrucción de la ciudad de Babilonia, he de advertir que según Daniel 5:31 y siguientes, los menos no destruyeron la ciudad de Babilonia. La Historia confirma que dicha ciudad nadie la destruyó . Que fue habitada por Alejandro Magno en el 326 a.E.C. El testimonio de Ricoldo Pennini de Montecroce dice que en el 1288 "algunos sarracenos vivian aún allí" ....
     

    Mario B
    02/10/2016
    14:32 h
    1
     
    Bien decía Heidegger que el revés de una tesis metafísica es otra tesis metafísica, agregaría que el marxismo leninismo tiene también sus libros sagrados, sus herejes y su propia quema de brujas, esta última en una dimensión inédita en la historia.
     



     
     
    ESTAS EN: - - - Cómo refutar el ateísmo de Karl Marx
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    ¿Quién pastorea al pastor? ¿Quién pastorea al pastor?

    José Hutter, presidente del grupo de teología de la Alianza Evangélica Española, introduce el tema general del próximo seminario de Teología y Psicología Pastoral (8-11 mayo, Tarragona).

     
    Ley Mordaza para evangélicos españoles Ley Mordaza para evangélicos españoles

    Un análisis de la actualidad social y política de César Vidal. Podemos y su postura ante las misas, los ataques a HazteOir, la libertad de expresión, la Iglesia confesante.

     
    La sexualidad que Dios diseñó: Pau Mnez. Vila La sexualidad que Dios diseñó: Pau Mnez. Vila Cosmovisión bíblica y ética sexual. Conferencia en la Església Evangèlica Poblenou (Barcelona) del psiquiatra Pablo Martínez Vila.
     
    Ideología de género, la familia y los cristianos

    Análisis de la campaña del bus de HazteOir contra la ideología de género y de esta corriente de pensamiento en España y a nivel internacional. Entrevista a César Vidal.

     
    ¿Libertad de expresión o delito de odio?

    La tendencia en España es la de que las mayorías ideológicas aplasten a aquellos que piensen distinto. Jaume Llenas analiza el caso del autobús de HazteOir.

     
    La Biblia del Oso ya tiene su tesis

    Constantino Bada explica su tesis sobre la Biblia del Oso y su autor, Casiodoro de Reina, cuya vida y obra es digna de ser recordada.

     
    Idea 2017: Reconciliar en la sociedad

    “Estamos convencidos de que los principios bíblicos son útiles para la sociedad vasca en su conjunto”, afirma Xesús Manuel Suárez, de la Alianza Evangélica Española.

     
    FOTOS Fotos
     
    La Biblia a través de la historia La Biblia a través de la historia

    Una exposición recorrerá Galicia este año 2017 mostrando la historia de la Biblia y su importancia para la Reforma Protestante.

     
    Idea 2017 en Bilbao Idea 2017 en Bilbao

    El encuentro anual de la Alianza Evangélica Española, del 17 al 19 de febrero, trató el tema general ‘Reconciliación’.

     
    Conferencia Aglow 2017 Conferencia Aglow 2017

    Fotos del encuentro celebrado del 10 al 12 de febrero en Madrid.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    3MJ #53: el equipo de Jesús 3MJ #53: el equipo de Jesús

    ¿Habrías escogido a los discípulos como lo hizo Jesús? Fueron personas comunes, pero cuando fueron llenas del Espíritu, cambiaron el mundo.

     
    8 causas: razas y culturas 8 causas: razas y culturas

    A veces pensamos que todos deben ser como nosotros y rechazamos a quienes no lo son. Sin embargo, Dios valora a cada persona sin importar su procedencia.

     
    Ser iglesia en una Europa cambiante Ser iglesia en una Europa cambiante

    Una entrevista con Jaume Llenas sobre cómo ser iglesia en la Europa del siglo XXI: misión en un entorno de creciente secularismo, populismo y posverdad. / Cámara y edición: J. P. Serrano.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.