PUBLICIDAD
 
viernes, 23 de junio de 2017   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    23
     

    ¿Por qué persiguieron algunos calvinistas a Casiodoro de Reina? (II)

    Para los críticos de Reina su Confesión era ambigua, según la particular ortodoxia de quien lo juzgara desde una de las familias confesionales protestantes que se estaban consolidando en la segunda mitad del siglo XVI.

    KAIRóS Y CRONOS AUTOR Carlos Martínez García 10 DE SEPTIEMBRE DE 2016 11:31 h

    Casiodoro de Reina salió de Ginebra hacia Londres, con la esperanza de tener mejores condiciones para su ministerio. Llegó a la capital inglesa a fines de 1558. Elizabeth I había ascendido al trono el 17 de noviembre, y coronada como reina el 15 de enero de 1558. El cambio político en la corona inglesa atrajo al país refugiados protestantes de muchas partes de Europa, Casiodoro entre ellos.



    Como expuse la semana anterior, Reina decidió abandonar Ginebra, entre otros motivos, por el conocimiento que tuvo estando en la ciudad de la ejecución de Miguel Servet en 1553, ya que “los espíritus y almas afines sufren así por empatía, y Reina era un espíritu afín a Servet, no tanto en ideas religiosas como en la independencia de toda forma de autoridad religiosa externa” (José C. Nieto, El renacimiento y la otra España. Visión sociespiritual, Librairie Droz , Ginebra, 1997, p. 469).



    Otro monje de los que huyeron en 1557 del Monasterio de San Isidoro del Campo, Cipriano de Valera, también salió de Ginebra aunque por razones distintas a las de Reina, ya que el primero no tuvo dificultades con la “fe calvinista a la cual siempre fue fiel, y a la cual directamente contribuyó con su traducción de las Instituciones de Calvino, que es también una obra clásica del castellano del siglo XVI por su prosa y complejidad teológica magníficamente expresadas en la enjundiosa traducción tan castiza de Valera” (José C. Nieto, op. cit., p. 465). Como Ginebra estaba “saturada de refugiados”, tal situación limitaba las oportunidades ministeriales y Valera consideró tendría mayores posibilidades para ejercer sus talentos en Inglaterra.



    Carlos Gilly considera que Reina inició en Ginebra planes para efectuar la traducción de la Biblia al castellano. Del tema conversó con Juan Pérez de Pineda, traductor del Nuevo Testamento publicado en 1556, publicado en Ginebra por Jean Crespin. “A estos mismos planes aludió Casiodoro seguramente en uno de sus encuentros con Calvino” (Historia de la Biblia de Casiodoro de Reina, documento fotocopiado, Basilea, 1998, p. 1).



    Ya instalado en Londres, Reina intensifica las tareas de traducción bíblica, a la vez que solicita de la Reina Isabel I su venia para iniciar la Iglesia española en Londres. En 1560 el permiso le es otorgado y junto con sus feligreses ocupa el templo de Santa María de Axe. Por su labor recibe apoyo real por 60 libras anuales. Uno de los congregantes era Cipriano de Valera. En la congregación que pastoreaba, Reina abrió sus puertas a italianos y neerlandeses rechazados en otras iglesias (Nieto, op. cit., p. 465; Carlos Gilly, op. cit., p. 2).



    Entre los documentos para fundamentar la solicitud con el fin de iniciar la Iglesia española, Casiodoro de Reina redactó en enero de 1560 la Confesión de fe christiana, hecha por ciertos fieles españoles, los quales, huyendo [de] los abusos de la iglesia Romana y la crueldad de la Inquisitión de España, dexaron su patria, para ser recibidos de la Iglesia de los fieles, por hermanos en Christo (esta Confesión la reproduce Raymond S. Rosales, Casiodoro de Reina, patriarca del protestantismo hispano, Concordia Seminary, Saint Louis, Missouri, 2002, pp. 187-208).



    Para los críticos de Reina su Confesión era ambigua, según la particular ortodoxia de quien lo juzgara desde una de las familias confesionales protestantes que se estaban consolidando en la segunda mitad del siglo XVI. Acerca de la Trinidad, la que aceptaba con ciertos matices conceptuales, Reina afirmó: “creemos hallarse estas tres personas en la misma substancia, naturaleza y esencia de un Dios”, sin embargo, acotaba, que las palabras trinidad y persona “no se encuentran en las Escrituras”. Apuntó que la enseñanza sobre la Trinidad surgió en un momento histórico de confrontación doctrinal, realidad que le hizo conformarse “con toda la Iglesia de los pío, admitimos los nombres de Trinidad, y de persona, de los cuales los Padres de la Iglesia antigua usaron, usurpándolos (no sin gran necesidad) para declarar lo que sentían contra los errores y las herejías de sus tiempos acerca de este artículo” (Raymond S. Rosales, op. cit., p. 105 y Casiodoro de Reina, op. cit., p. 188).



    Otro apartado de la Confesión que le atraería problemas a Reina fue el relativo al bautismo, sobre todo el punto tercero, donde escribió: “Y aunque no haya expresa mención en la Divina Escritura que el bautismo se dé a los niños antes que tengan uso de razón, conformámosnos empero con la Iglesia del Señor, que tiene por más conforme a la misma Escritura dárselo que dejar de dárselo, pues que por beneficio del Señor, y por su promesa, no menos pertenecen a su alianza que los Padres”.



    Como bien observa Jorge Ruiz Ortiz, resumiendo las consideraciones de Gordon A. Kinder, estudioso inglés y profundo conocedor de la biografía y obra de Casiodoro de Reina, la Confesión es “un documento 1) de carácter bíblico y práctico, 2) por su forma y contenido, muy personal, y 3) problemático desde el punto de vista doctrinal. Esta última característica es sin duda la más destacable de la obra. Podemos afirmar que Reina hace gala de una marcada ambigüedad doctrinal, una ambigüedad doctrinal que podría haber pasado inadvertida en nuestros días, pero que ciertamente la Reforma del siglo XVI no estaba ni preparada ni dispuesta a admitir. No es sorprendente constatar que, por todas estas razones, la confesión de Reina no haya podido convertirse en un documento doctrinal válido para la Iglesia. Más bien sucedió lo contrario: en su día generó una fuerte polémica y con el tiempo, ha pasado al olvido” (Jorge Ruiz Ortiz, “La Confesión de Fe de Casiodoro de Reina, ¿Una Confesión reformada?”, Aletheia, núm. 2, 2003, cito de la versión capturada en Word, p. 2).



    La mencionada ambigüedad doctrinal de Reina le atrajo la animadversión de las iglesias de extranjeros existentes en Londres, “ya que todas eran calvinistas” (Raymond S. Rosales, op. cit., p. 102). Además de esto, sus adversarios lo acosaban por haber cultivado contacto “con dos excluidos de la Iglesia reformada: el holandés Adriaan Haemstede [y] el italiano Acontius”. El primero, al igual que Reina, había defendido el derecho de los anabautistas a mantener sus creencias y sostenía que no debían ser perseguidos. Por su parte Acontius, estuvo de parte de Sebastián Castellio en la controversia que sostuvo con Calvino. Adicionalmente, Reina se dio tiempo en Londres para “profundizar la lectura de los grandes teólogos reformados, Lutero, Calvino, Zwinglio, pero también la de los hombres de la Reforma radical, como Velsius, Schwenckfeld y Osiander” (Jorge Ruiz Ortiz, op. cit., p. 4. Del segundo de estos reformadores reproducen escritos John Howard Yoder, Textos escogidos de la Reforma radical, Editorial La Aurora, Buenos Aires, 1976, pp. 439-451; George H. Williams y Ángel M. Mergal, Spiritual and Anabaptist Writers, The Westminster Press, Philadelphia, 1957, pp. 161-181).



    En 1561 Reina contrajo matrimonio con Ana, originaria de los Países Bajos, y procrearían varios hijos. Por dos flancos fue cercado Casiodoro de Reina. Por un lado los agentes inquisitoriales cooptaron a Gaspar Zapata, asistente del exiliado español, quien les pasaba información sobre los escritos y actividades de Reina. En tanto el grupo de calvinistas que le señalaba de ser oscilante en cuanto a sus creencias y simpatizar con Servet y Castellio, pasó en agosto de 1563 a sumar un cargo grave: el de sodomía (Enrique Fernández Fernández, Las biblias castellanas del exilio, Editorial Caribe, Miami, Florida, 1976, p. 115; Raymond S. Rosales, op. cit., p. 107).



    La sodomía entonces era entendida como actos homosexuales consumados. Los acusadores hicieron correr la versión de que Reina antes de su matrimonio habría tenido relaciones con un mozo, Jean de Bayonne. Formalmente lo acusaron de sodomía los pastores calvinistas de las iglesias francesa y holandesa en Londres, Jean Cousin y Johannes Utenhovius. Reina refutó la acusación. El 21 de septiembre de 1563 inició el juicio contra Casiodoro por cuestiones doctrinales. Dos días más tarde se trataría el cargo de sodomía. Llegada la fecha, Reina no se presentó y después se supo que había huido de Inglaterra. Lo hizo ante el temor de no ser escuchado por sus enjuiciadores y la sospecha que la decisión ya estaba tomada en su contra (en este párrafo he seguido de cerca la relación de hechos narrada por Raymond S. Rosales, op. cit., pp. 107-109).



    Tras salir de Inglaterra, Reina y su esposa iniciaron un periplo que les llevaría a varios países, entre ellos, Holanda, Alemania, Francia, Suiza. Durante quince años y en distintos lugares algunos calvinistas hicieron resurgir el señalamiento de sodomita contra Reina, este cargo siempre lo rechazó y defendió su inocencia. En tanto el monarca español Felipe II puso precio a la cabeza de Reina, como quedó constancia en una carta del gobernador de Amberes a la regente de los Países Bajos, Margarita de Parma, hermana de Felipe II, en la cual se afirmaba que la Corona española había “gastado grandes sumas de dineros por hallar y descubrir al dicho Casiodoro, para poderle detener, si por ventura se encontrase en las calles o en cualquier otro lugar, prometiendo una suma de dinero a quien le descubriese” (Carlos Gilly, op. cit., p. 3).



    Fue hasta 1578 cuando Casiodoro de Reina se traslada de Amberes, donde era pastor en una iglesia luterana, a Londres para enfrentar nuevamente las acusaciones sobre su doctrina y sodomía. En diciembre de aquel año comenzó un nuevo juicio sobre los cargos hechos quince años atrás. En marzo de 1579 quedó exonerado. Una cuidadosa revisión del expediente y los antecedentes de sus acusadores evidenció que los testigos que señalaron a Reina de sodomía, los españoles Francisco de Ábrego y Gaspar Zapata, habían sido agentes encubiertos al servicio de la Inquisición española e incluso salieron a la luz los pagos recibidos por ser parte del complot contra Casiodoro.



    Como hemos visto, se conjuntaron agentes inquisitoriales y algunos pastores y líderes calvinistas para perseguir a Reina y evitar así que prosiguiera con su ministerio. La persecución no lo detuvo para darse denodadamente a la traducción de la Biblia en castellano, la que fue publicada en 1569. Desde 1578 fue pastor luterano en distintas iglesias, hasta su muerte en Fráncfort, el 15 de marzo de 1594.


     

     


    23
    COMENTARIOS

       

     

    Moderación P+D
    16/09/2016
    12:12 h
    23
     
    El artículo es de carácter histórico. Entendemos que no procede un debate sobre las doctrinas del calvinismo. Gracias a todos por participar, se cierra el hilo de comentarios.
     

    DEBORA
    14/09/2016
    22:10 h
    21
     
    Sr.Manolo(20),el artículo no trata sobre si se pierde la salvación.Sino sobre la persecución salvaje q sufrió Casidoro x no converger con los postulados de los líderes religiosos de la época.Dios es justo,cuando el rey David pecó fue perdonado x gracia pero reconoció su pecado y se arrepintió.Rom.8 bien dice q no hay ninguna condenación para los que están en Cristo q no andan conforme a la carne sino al espiritu.Porque el ocuparse de la carne es muerte,pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz
     

    EZEQUIEL JOB
    13/09/2016
    19:42 h
    19
     
    Hay una cuestión muy importante, ¿nos importa mas la Gloria de Dios o la gloria de los hombres? (Gal1:10). Podemos ser grandes teólogos o gigantes en la doctrina, pero esto no siempre coincide con Dios. El GRANDE para DIOS es aquel que: CUMPLE Y ENSEÑA aun los MANDAMIENTOS mas PEQUEÑOS (no habla de doctrinas), pero si ENSEÑAMOS Y NO CUMPLIMOS aun en los mas pequeños, MUY PEQUEÑOS SOMOS PARA DIOS (Mat5:19). ¿Que sentido tiene saber mucho y fallar en lo mas básico, el amor al prójimo? (1Cor13:1-3)
     

    DEBORA
    13/09/2016
    12:28 h
    18
     
    Para el Sr.JRMM.Todo el Sermón del Monte no me es posible escribirlo aquí,pero puede leerlo por ud.mismo.Unicamente le haré esta referencia Bienaventurados los q padecen persecución x causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos.Bienaventurados sois cuando x mi causa os vituperen y persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros mintiendo.Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos; porque así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros.
     

    DEBORA
    13/09/2016
    00:53 h
    15
     
    Muchos m dirán en aquel día:Señor,¿no profetizamos en tu nombre,y echamos demonios e hicimos milagros? Y les declararé:Nunca os conocí; apartaos de mí, hacedores de maldad.Guardaos d los falsos profetas, q vienen a vosotros con vestidos d ovejas, pero x dentro son lobos rapaces.X sus frutos los conoceréis.De paso si quiere puede leerse todo el Sermón del Monte, q se supone q también leería el gran teólogo Calvino Prefiero seguir las enseñanzas y ejemplo del Maestro y no la pompa de ningún hombre
     
    Respondiendo a DEBORA

    Manolo
    15/09/2016
    15:17 h
    22
     
    C.15. Calvino murió sin ningún boato mundano, enfermo de tuberculosis cerebral, fue recogido y atendido en sus últimos días por un matrimonio de creyentes; sus posesiones consistían en una magnifica biblioteca, no tenía riquezas, tampoco era pobre, (escribo de memoria); bendiciones, mora.
     

    JRMM
    12/09/2016
    17:57 h
    12
     
    Casiodoro fue un excelente lingüista, pero un pésimo teólogo. A caballo entre el luteranismo y el calvinismo, con una concepción papista del bautismo. Toda una joya que no dudó hasta en vacilar de la Trinidad coqueteando con los postulados del hereje Servet. Perseguido por papistas, perseguido por calvinistas, perseguido por ingleses, y rechazado donde iba (desacertado titulo del artículo). Sólo en el cripto-luteranismo encontró un sitio confortable.
     
    Respondiendo a JRMM

    Blanco
    12/09/2016
    19:07 h
    13
     
    Usted ha resaltado la razón de la teología "ambigua" (para calvinistas y luteranos) de Reina. Él no fue un teólogo, más bien fue un biblista preocupado por instruir a otros. Más que por las diferentes "confesiones de fe" de las iglesias, basó sus creencias directamente de la biblia. Es verdad que el estudio de Las Escrituras no estaba tan avanzado como en la actualidad, pero comprendió puntos esenciales como el de no perseguir y quemar vivos a otros por pensar diferente. Por eso le persiguieron.
     
    Respondiendo a Blanco

    JRMM
    12/09/2016
    23:35 h
    14
     
    Amigo mío, eso de que el estudio de la biblia ''no estaba tan actualizado como en la actualidad'' deja el resto de su comentario con total invalidez. No se crea vd mejor que los teólogos del XVI , y menos que alguien de la talla intelectual de Calvino. Se le entiende cariño al hermano Casiodoro, pero Reina no estuvo a la altura de la época en materia Teológica. Quiso ser lider y pastor y sólo cosechó rechazos por donde iba.
     

    EZEQUIEL JOB
    12/09/2016
    15:29 h
    10
     
    El problema de las denominaciones: calvinistas, bautistas, luteranos, pentecostales, etc. Es que obedecen primero a la doctrina de su denominación, sin derecho a cuestionarla y con riesgo de ser etiquetado con algún "ismo". Esto ya pasó en los primeros cristianos (1Cor3:1-11), es un cristianismo inmaduro y "carnal". Pablo nos recuerda que ante todo somos "cristianos", y solo obedecemos a Cristo como "Señor"(2Cor4:5), es decir obedecemos sus mandatos(La Biblia)(Jn14:23), lo demás es segundo plano
     

    Manolo
    12/09/2016
    13:02 h
    9
     
    La situación en tiempos de Reina ( buen traductor) y hoy es la misma, sobre la dificultad que tuvo Casiodoro y tienen los verdaderos creyentes para salir de la amalgama sustanciada por la "diosa complacencia permisiva anti escritural" que todo lo confunde, complica y embarra, pero siempre sostiene y premia la "bondad humana" que eclipsa totalmente la Bondad y la Justicia del Señor perfectamente revelada en la Biblia; una vacuna de sana ayuda puede ser Dordrech, Heidelbeg y Wesminster, mora
     
    Respondiendo a Manolo

    DEBORA
    13/09/2016
    01:06 h
    16
     
    Qué amalgama sustenta la diosa antiescritural?. No se si la amalgama premia la bondad humana, pero Dios si, pues somos hechura suya, creados para abundar en buenas obras y glorificarle con ellas. Y haber si ahora no vamos a entender las verdades bíblicas si no leemos a todos esos señores que usted mos recomienda.
     
    Respondiendo a DEBORA

    Manolo
    14/09/2016
    13:55 h
    20
     
    C.16, Débora, la confrontación entre Calvinismo y Arminianismo cuya pretensión es que el creyente no disfrute de la Seguridad de Salvación que la Biblia explica con claridad, metiéndole en una nube(amalgama) de dudas sobre su propia salvación, hecha por Jesucristo, una sola vez; el Lema del S.XVI es "Una vez salvo, siempre salvo"(Rom. cap. 8 y 9)(Mt 1:21)(Lc 19:10)(Heb 9:12), bendiciones, mora.
     

    ilovexto
    12/09/2016
    11:24 h
    7
     
    pero esto solo evidencia una cosa, el conocimiento teologico no exime al hombre de los peores tropiezos, yo creo que seria la mejor critica, porque adentrarnos a juzgar el estado espiritual de los personajes me parece una irreverencia, yo me considero calvinista y no me hago prejuicios con este tipo de información muy valiosa para cualquier seguidor de la historia de la iglesia.
     

    ilovexto
    12/09/2016
    11:22 h
    6
     
    Muy interesante todo y un excelente aporte, ahora como he visto en los comentarios inferiores, creo que llevar esto al punto de cuestionar la fe de los tales seria una irreverencia tratar el estado de hombres tan falibles como cualquier personaje de la escritura (que no sea el Señor Jesucristo). Si miramos desde una perspectiva del pecado en este tiempo y en tales condiciones es cierto que muchos no hubiesen cometido tales persecuciones y otros que si lo hubiesen hecho
     
    Respondiendo a ilovexto

    Alfonso Chíncaro (Perú)
    12/09/2016
    16:49 h
    11
     
    Saludos Ilovexto (6). Sólo quería aclarar que los comentarios 1, 2 y 4 son la continuación de un debate entre Blanco y yo que se inició en el primer artículo de la serie, sobre si era pertinente, o no, decir que las acciones de Calvino tenían alguna explicación en base al tiempo en que vivió. No era la intención condenar o no a Calvino. Sería necio hacerlo, ya fallecido él. Además, tanto Blanco como yo, ya tenemos una opinión formada al respecto. La mención del infierno la hago bajo condicional.
     

    EZEQUIEL JOB
    12/09/2016
    10:11 h
    5
     
    La inquisición es obra del diablo, y la persecución también, porque el verdadero cristiano nunca PERSIGUE ni MATA por ningún motivo (Gal4:29),(2Ti 2:24-26Porque el siervo del Señor no debe ser contencioso, sino amable para con todos, apto para enseñar, sufrido;que con mansedumbre corrija a los que se oponen, por si quizá Dios les conceda que se arrepientan para conocer la verdad, y escapen del lazo del diablo, en que están cautivos a voluntad de él.) C. de Reina fue asesinado por homicidasJn8:44
     

    DEBORA
    11/09/2016
    23:51 h
    3
     
    Gracias por el reconocimiento a este gran hombre y por hacernos partícipes de su sufrimiento y persecución. Me doy cuenta de que existen personas que han dejado un gran legado, en este caso la traducción de la biblia al catellano, la única versión divulgada para su lectura hasta hace poco. y que su humildad no le llevó a ningún dogmatismo, únicamente a ser un instrumento para que la gente conociese la Palabra de Dios.
     

    Alfonso Chíncaro (Perú)
    11/09/2016
    09:24 h
    1
     
    Qué inesperado... ¿Sabían los calvinistas que escuchaban a dos agentes de la inquisición? El texto parece sugerir que sí. Lamento no poder evitar el tema, pero ¿qué diremos de estos dos falsos testigos, agentes de la inquisición, Francisco de Ábrego y Gaspar Zapata? ¿Que eran hijos de su tiempo o que, si eran verdaderos cristianos, debieron entender, como muchos contemporáneos, que no debían perseguir a nadie por sus ideas?
     
    Respondiendo a Alfonso Chíncaro (Perú)

    Blanco
    12/09/2016
    12:36 h
    8
     
    Los agentes de la Inquisición acusaron falsamente a Reina por dinero y por servir a su rey (con el peso que esto tenía en su época). Pero para mí eso no los justifica, yo no sigo las tesis de los que justifican a Calvino. Y los pastores calvinistas calumniaron y difamaron a Reina por puro odio religioso, transmitido desde Ginebra. ¿Demostraron ser cristianos los agentes de la inquisición? No. ¿Y los calvinistas? Tampoco. Quien calumnia y difama está obrando como satanás. La reforma reformó poco.
     
    Respondiendo a Blanco

    Alfonso Chíncaro (Perú)
    13/09/2016
    04:06 h
    17
     
    Saludos Blanco (8). Todavía no entiendo su lectura del siglo XVI. Si la reforma reformó poco y la inquisición no quiso reformar, ¿de dónde salió la tolerancia que usted reconoce en Reina y Castellio? ¿o la de Erasmo de Rotterdam, inicialmente de acuerdo con la reforma, pero que permaneció católico? También le recuerdo que jamás justifiqué la muerte de Servet. Solo sostengo la correspondencia entre Calvino y su época, sin dejar de reconocer que esa época sufrió cambios durante su transcurrir.
     
    Respondiendo a Alfonso Chíncaro (Perú)

    Blanco
    11/09/2016
    21:58 h
    2
     
    Si seguimos consecuentemente las tesis de los que justifican a Calvino, Francisco de Ábrego y Gaspar Zapata eran hijos de su tiempo, no eran culpables de las intrigas palaciegas. Al fin y al cabo, eran los jueces ingleses los que hubieran ajusticiado a Reina por sodomía, no ellos. Los que son interesantes son los motivos que les movieron: a estos el dinero, pero a los pastores calvinistas el odio religioso a Reina. La calumnia, la difamación y la infamia, las armas de satanás y sus ministros.
     
    Respondiendo a Blanco

    Alfonso Chíncaro (Perú)
    12/09/2016
    00:22 h
    4
     
    Saludos Blanco (2). ¿Por qué, recién ahora, piensa lo que ocurre "si seguimos consecuentemente las tesis de los que justifican a Calvino"? ¿Por qué, recién ahora, es interesante hacer diferencia entre condenar a un inocente por dinero o hacerlo por odio religioso? Dije antes: "No absuelvo los pecados de Calvino". Si no se arrepintió de sus pecados ni confió en la obra de Cristo para obtener perdón, está en el infierno. Pero no es cierto que todos debieron pensar todo igual por tener la misma fe.
     



     
     
    ESTAS EN: - - - ¿Por qué persiguieron algunos calvinistas a Casiodoro de Reina? (II)
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    España, 40 años de democracia: luces y sombras (C. Vidal) España, 40 años de democracia: luces y sombras (C. Vidal)

    Logros de la democracia española teñidos de corrupción, clientelismo político y de Iglesia-Estado, junto a economía que grava las clases medias y un Congreso en crisis ¿Qué pueden hacer los cristianos? Análisis de César Vidal.

     
    Franco Mazzocca: prótesis que cambian vidas Franco Mazzocca: prótesis que cambian vidas

    El joven estudiante de ingeniería usa sus recursos y talento para ayudar a niños que necesitan prótesis de mano, algo inalcanzable por otros medios.

     
    J.C. Escobar: Reforma y Pentecostés inseparable J.C. Escobar: Reforma y Pentecostés inseparable

    Evangélicos españoles celebran #500Reforma en 2017, cinco siglos después de la Reforma protestante. El coordinador Juan Carlos Escobar habla de su experiencia, visión y obstáculos para esta conmemoración. 

     
    Jaque a Qatar en el tablero global (C. Vidal) Jaque a Qatar en el tablero global (C. Vidal)

    ¿Por qué tras el viaje de Trump a Arabia Saudí los aliados de EEUU bloquean a Qatar? ¿Es cierto que es por su apoyo al terrorismo? ¿Qué significa esta jugada en la política mundial? Entrevista al historiador y analista político César Vidal.

     
    G. Amarilla: la política como lugar de misión G. Amarilla: la política como lugar de misión

    Entrevista al diputado uruguayo de fe evangélica Gerardo Amarilla, ex Presidente de la Cámara de Representantes, sobre su visión y experiencia en la vida pública.

     
    Gary Wilkerson, ponente del 8º Congreso Evangélico

    El hijo de David Wilkerson preside un ministerio mundial de evangelismo y ayuda al necesitado, World Challenge. Wilkerson habla de la Reforma, el movimiento pentecostal y los desafíos que la iglesia enfrenta en el mundo actual.

     
    FOTOS Fotos
     
    Las diversas capacidades de Mefi-Boset Las diversas capacidades de Mefi-Boset

    El ministerio Mefi-Boset lleva 20 años trabajando el tiempo de ocio y apoyo a las familias de personas con discapacidad intelectual en Terrassa y Barcelona. Algunas imágenes de este curso que acaba.

     
    Sellos para conmemorar la Reforma Sellos para conmemorar la Reforma

    Lituania, Namibia, Brasil, Benín e incluso Polonia, entre otros, han lanzado sellos conmemorativos del 500º Aniversario de la Reforma. España, no.

     
    La Biblia a través de la historia La Biblia a través de la historia

    Una exposición recorrerá Galicia este año 2017 mostrando la historia de la Biblia y su importancia para la Reforma Protestante.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Repair Café en Toledo Repair Café en Toledo

    Esta es una cafetería distinta, donde se ayuda y enseña a reparar objetos rotos. 

     
    No me avergüenzo No me avergüenzo

    Soy cristiano, alguien que quiere parecerse cada día más a Jesús.

     
    Ayuda al refugiado, de España a Grecia Ayuda al refugiado, de España a Grecia

    El programa Buenas Noticias TV viaja a Lesbos, al campamento de Moria, para conocer cómo la ONG Remar está actuando a favor de los refugiados.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.