PUBLICIDAD
 
viernes, 13 de diciembre de 2019   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
6
 

La fuerza redentora de la iglesia

Creo en comunidades redentoras, en el sentido más amplio de la palabra.

EL TREN DE LA VIDA AUTOR Julio Pérez 24 DE JULIO DE 2016 19:54 h

A quienes estamos familiarizados con el lenguaje cristiano y con el mundo de la fe, se nos ocurre pensar en clave positiva más que altruista. Cuando le pedimos a Dios en la oración del Padrenuestro que venga su Reino y que se haga su voluntad en la tierra como en el cielo, le estamos pidiendo, a criterio de algunos, la gran utopía, pero lo sorprendente es que el mismo Señor nos propone demandárselo en oración y, hasta donde yo sé, este buen Dios nuestro nunca miente ni nos crea falsas expectativas.



Sin embargo, estoy seguro que esta declaración de la llegada de su Reino a la tierra, en estos tiempos, tiene que ser una constante en nuestras oraciones. En principio se trataría de interpretar este deseo del Padre de manera correcta, sin fabulaciones, pero también sin cortapisas ni reduccionismos basados en nuestra incredulidad. Tampoco pretendo discutir el sentido teológico del Reino en toda su dimensión, en cuanto al ahora sí, pero todavía no. Pero pedimos a Dios fervientemente que venga su Reino a la tierra hoy, aquí y ahora.



Creo en comunidades redentoras, en el sentido más amplio de la palabra. 



La Iglesia de Jerusalén era una comunidad extraordinariamente redentora, en cuanto a su mensaje de salvación y en cuanto a su preocupación por las viudas y por los pobres de solemnidad; además fue redentora de su cultura, influida poderosamente por la religión de la época. La Iglesia de Jerusalén también fue redentora de la esclavitud porque transformó las relaciones entre amos y esclavos en relaciones asertivas hasta su completa abolición en el vasto imperio británico por la cámara de los comunes en 1833, gracias a la tenaz labor del insigne Willian Wilberforce. La lista de quienes han contribuido a redenciones sociales, culturales e incluso políticas y, por supuesto, espirituales, como resultó ser la influencia de Juan Wesley en la Inglaterra del siglo XVIII, es casi interminable.



La Iglesia es una comunidad de fe y, como proclamadora de la redención en Cristo Jesús, tiene la misión de testificar en todos los ámbitos posibles acerca de la salvación del alma, pero como Sal y Luz también debe contribuir a influenciar en nuestra sociedad para saborizar  la vida humana con la gracia de Dios e iluminar con sus actos de amor y misericordia las necesidades de la gente, que no son pocas. 



Una comunidad cristiana responsable debe influenciar en el arte, la cultura y la vida social, de tal manera que sea capaz de redimir lo grotesco y lo perverso de un mundo cada vez más endemoniadamente oscuro en la concepción de nuevos valores. Redimir significa literalmente: Conseguir la libertad de una persona o sacarla (rescatarla) de la esclavitud mediante el pago de un precio. Esto es justo lo que hizo Cristo en la cruz por cada uno de nosotros, con su muerte nos rescató de nuestra vana manera de vivir; no con piedras preciosas o metales como el oro o la plata, sino con su preciosa sangre derramada en el monte Calvario. 



La cultura contemporánea, en buena medida, necesita ser liberada de la sutil, cuando no perversa, influencia de la serpiente antigua que ha intoxicado la belleza de todas las cosas, representando una visión sombría, fatalista y desvirtuada del hombre y de la mujer en su relación con todo lo creado. 



La redención de Cristo en la cruz es una redención cósmica, además de salvar a la raza humana de una terrible condenación por medio de la fe en su obra expiatoria, consigue la reconciliación de todas las cosas, las que hay en los cielos y en la tierra. Esto nos habla del alcance de la contaminación del pecado, quebrantándolo todo y siendo redimido solo y únicamente por la sangre de Su cruz (Colosenses 1:20). Los cristianos de esta generación somos, o debiéramos ser en su pura esencia, una fuerza redentora en todos nuestros ámbitos de influencia, porque el tiempo de la redención ha llegado a nosotros.


 

 


6
COMENTARIOS

    Si quieres comentar o

 

marco
29/07/2016
02:18 h
4
 
seria bueno decir al autor que es el reino de Dios y Jesucristo lo acerco a nosotros, Dios el que redime, envió a Jesucristo a redimirnos en su sacrificio en la cruz del Gólgota, y nos envió al Espíritu Santo para engrandecer ese Reino hecho por Dios, Dirigido por el y dice hechos 2: 41 al 47 y Dios se encarga de añadir esta es una comunidad de fe y no la que expresa el autor nosotros solamente somos instrumentos, vasos abiertos y obedientes, ser sensibles a sus mandatos para servir
 

Óscar Margenet Nadal
25/07/2016
10:41 h
2
 
El autor nos invita a creer 'en comunidades redentoras, en el sentido más amplio de la palabra'. Lamentablemente, confunde 'redención' con 'misión'. La doctrina de la redención afirma que solo Dios por pura gracia redime al pecador en Jesucristo; que Su obra es revelada a los que oyen la Palabra de Dios, creen, van siendo santificados por el Espíritu y testifican de todo ello con sus obras. El NT afirma que 'la iglesia del Dios viviente' es 'columna y baluarte de la verdad' (1ª Timoteo 3:15).
 
Respondiendo a Óscar Margenet Nadal

Galaad
31/07/2016
17:27 h
5
 
Está muy claro lo que es redimir y creo que el autor también lo tiene claro. Los hijos de Dios sabemos lo que es La Redención y, no me extenderé en ésto. Por otro lado, la iglesia puede y debe redimir:"Librar a una persona de una obligación, de un dolor o de una situación penosa." RAE. Los creyentes -La Iglesia- tenemos que pagar el precio -costo- de seguir de cerca a Jesús. Eso lo entendieron bien, Pablo, Esteban, la iglesia en Jerusalen y tantos y tantos otros. Así he entendido el artículo.
 
Respondiendo a Galaad

Óscar Margenet Nadal
05/08/2016
23:38 h
6
 
La doctrina de la redención es clarísima en las Escrituras. María, la iglesia, los santos no son redentores ni co-redentores según el Evangelio. Amar a Dios sobre todas las cosas y al prójimo como a uno mismo es propio de los redimidos por la sangre de Cristo. Lo demás son opiniones humanas y falibles.
 
Respondiendo a Óscar Margenet Nadal

Manolo
28/07/2016
12:22 h
3
 
C.2. Gracias, me confundo yo mucho mas que D. Julio, bendiciones, mora.
 

Manolo
24/07/2016
20:58 h
1
 
Conviene matizar que la Iglesia no es redentora, solo Jesucristo en ella lo es; y del discernimiento hecho por el Espíritu Santo en la Iglesia Primitiva(Ap 2 y 3) vemos la indebida situación en que se encontraba salvo excepción y media, por tanto la iglesia no tiene ni luz ni gloria propias solo contiene pecadores redimidos, la Gloria solo es de Dios. Y prueba de que solo Cristo es Soberano Redentor; en el Padre Nuestro en 5 ocasiones leemos que es NUESTRO, no del Mundo, mora.
 



 
 
ESTAS EN: - - - La fuerza redentora de la iglesia
 
PUBLICIDAD
 
 
 
AUDIOS Audios
 
Intervalos: La lentitud de un suspiro Intervalos: La lentitud de un suspiro

En una iglesia de Alemania se está ejecutando, en estos momentos, la pieza musical más larga de la historia: 639 años es lo que dura "ORGAN2/ASLAP" de John Cage. Analizamos esta curiosa obra a partir del salmo 39:6: "un suspiro que se pierde entre las sombras".

 
Pablo Wickham: ‘Renovarse o morir’ Pablo Wickham: ‘Renovarse o morir’

Entrevistamos al autor de un libro que examina pasado, presente y futuro de las Asambleas de Hermanos en España.

 
Alfonso Guerra: el Tribunal Constitucional aprobó LVG por presiones Alfonso Guerra: el Tribunal Constitucional aprobó LVG por presiones

El socialista Alfonso Guerra, exvicepresidente del Gobierno con Felipe González, reconoce que la Ley de Violencia de Género era inconstitucional y que el TC la aprobó por presiones. Lo dijo el pasado 19 de noviembre en un encuentro en de la firma internacional de abogados Ashurst.

 
7 Dias 1x07: elecciones en Uruguay, libertades en Filipinas y pluralismo en España

Esta semana, en 7 Días, analizamos las elecciones en Uruguay, la decisión del gobierno filipino de incluir al Consejo Nacional de Iglesias en la lista de grupos terroristas y el debate sobre el acceso de las confesiones minoritarias en España a tener una casilla en la declaración de la renta.

 
FOTOS Fotos
 
Min19: Infancia, familia e iglesias Min19: Infancia, familia e iglesias

Algunas imágenes del primer congreso protestante sobre ministerios con la infancia y la familia, celebrado en Madrid.

 
X Encuentro de Literatura Cristiana X Encuentro de Literatura Cristiana

Algunas fotos de la entrega del Premio Jorge Borrow 2019 y de este encuentro de referencia, celebrado el sábado en la Facultad de Filología y en el Ayuntamiento de Salamanca. Fotos de MGala.

 
Idea2019, en fotos Idea2019, en fotos

Instantáneas del fin de semana de la Alianza Evangélica Española en Murcia, donde se desarrolló el programa con el lema ‘El poder transformador de lo pequeño’.

 
VÍDEOS Vídeos
 
Héroes: una mujer admirable Héroes: una mujer admirable

Una reflexión sobre el encuentro de Jesús con la mujer sirofenicia, que fue una de las primeras voces en reconocerle como Hijo de David.

 
El informativo #18: Los británicos ya no ven inmoral la pornografía ni las drogas El informativo #18: Los británicos ya no ven inmoral la pornografía ni las drogas

La pornografía y las drogas son cada vez más aceptadas por la población británica. Las relaciones homosexuales, la eutanasia y el aborto son otros aspectos cuya percepción moral también ha cambiado en el Reino Unido durante los últimos 30 años.

 
Primer Congreso sobre infancia y familia, primera ponencia Primer Congreso sobre infancia y familia, primera ponencia

Madrid acoge el min19, donde ministerios evangélicos de toda España conversan sobre los desafíos de la infancia en el mundo actual.

 
 
Síguenos en Ivoox
Síguenos en YouTube y en Vimeo
 
 
RECOMENDACIONES
 
PATROCINADORES
 

 
AEE
PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
 

Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.