PUBLICIDAD
 
lunes, 12 de noviembre de 2018   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    42
     

    ¿Me puedo casar con un incrédulo?

    Ocho razones para no casarse con un incrédulo.

    BRISA FRESCA AUTOR Will Graham 09 DE JULIO DE 2016 22:40 h

    Pregunta: ¿Puede un cristiano casarse con un no cristiano?



    Respuesta: ¡No, no, no, no, no, no, no, no!



    Aquí van ocho razones…



    Razón 1: No glorifica a Dios.



    ¿Cuál es la gran meta de la vida cristiana sino glorificar a Dios y disfrutar de Él para siempre? 1 Corintios 10:31 se lee, “Si, pues, coméis o bebéis o hacéis cualquier otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios”. Podríamos añadir a la lista paulina: “Si, pues, os casáis, hacedlo todo para la gloria de Dios”. Dios ha estipulado muy claramente en su bendita Palabra que sus hijos se casen con hijas del Señor y viceversa. Casarse con un incrédulo no glorifica a Dios.



    Razón 2: No honra a Cristo.



    ¿Por qué murió Cristo? ¿Por qué se entregó por nosotros? Explica Tito 2:14 que lo hizo todo con el fin de “redimirnos de toda iniquidad y purificar para sí un pueblo propio, celoso de buenas obras”. Morimos con Cristo. Ahora andamos en el poder de una nueva vida. Agradecidos por su preciosa obra de salvación, seguimos al Señor gozosa y libremente. Por lo tanto no nos hagamos esclavos de los hombres (1 Corintios 7:23).



    Cristo es nuestro Señor. Sólo Él es digno de nuestra obediencia. No pequemos contra el Salvador que nos rescató y nos redimió para sí. ¿Cómo podemos casarnos con alguien cuya vida no se centra en nuestra joya más preciosa, el Señor Jesús? Casarse con un incrédulo no honra a Cristo.



    Razón 3: Ofende al Espíritu Santo.



    El Espíritu de Dios es santo, santo, santo. Su labor en la economía del Nuevo Pacto es la de santificarnos y hacernos semejantes a Cristo en todo. El Espíritu no quiere que nos casemos con incrédulos. Razona 2 Corintios 6:16 de la siguiente forma: “¿Y qué acuerdo hay entre el templo de Dios y los ídolos? Porque vosotros sois el templo del Dios viviente”. Al casarnos, nos hacemos una sola carne con nuestro cónyuge así que es necesario que nos casemos con alguien en el Señor. ¡No frustremos el propósito del Espíritu en nuestras vidas! Casarse con un incrédulo ofende al Espíritu divino.



    Razón 4: Es una violación de la Palabra de Dios.



    La Escritura dice textualmente que un cristiano no se puede casar con un incrédulo. 1 Corintios 7:39 revela que un cristiano puede casarse con quién él o ella quiera bajo una sola condición: “con tal de que sea en el Señor”. Los creyentes solteros son libres para casarse solo con un seguidor de Jesús. La Biblia no está en contra del matrimonio; pero sí se opone a los matrimonios mixtos entre creyentes e incrédulos. Casarse con un incrédulo es una violación de la Palabra.



    Razón 5: Es un yugo desigual.



    Pablo ofrece la analogía de un yugo desigual para defender la idea de que un cristiano no debe tener compañerismo con la injusticia. Aludiendo a Deuteronomio 22:10, manda 2 Corintios 6:14, “No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas?” Explica John MacArthur: “Con esta analogía, Pablo enseñó que no es correcto unirse en iniciativas espirituales comunes con aquellos que no son de la misma naturaleza (incrédulos).



    Es imposible que todas las cosas se hagan para la gloria de Dios en una situación así”. El matrimonio es la forma más íntima de compañerismo espiritual que hay. Por esta razón los cristianos, si no tienen el don de continencia, se tienen que casar con otros creyentes. Casarse con un incrédulo es un yugo desigual.



    Razón 6: Es egoísmo.



    Si algún creyente insiste en casarse con su novio o novia no cristiano/a, hay que hacerle la siguiente pregunta: “¿Por qué quieres casarte con él o ella si sabes que esta forma de actuar no glorifica a Dios, no honra a Cristo, ofende al Espíritu, viola la Palabra y constituye un yugo desigual?” Invariablemente la respuesta que te da será algo como: “Es que no entiendes. Sé que no es del Señor todavía pero es una persona realmente maravillosa. Es casi cristiano/a. A veces viene conmigo al culto y me hace sentir tan especial. Me dice cosas bonitas. Me ama tal como soy. Me entiende. Nos llevamos tan bien”.



    Se trata de puro egoísmo. En vez de colocar al Señor en primer lugar, tal creyente opta más bien por rendir culto a sus sentimientos personales y subjetivos. Por un lado está la voluntad inmutable de Dios. Por otro lado, la voluntad sentimentalista del creyente. Y se escoge conforme a las emociones. ¡Qué tragedia! De nuevo digo, ¡qué tragedia! Casarse con un incrédulo es egoísmo sentimentalista.



    Razón 7: Estorbará la vida espiritual de tus hijos e hijas.



    Después de la boda vienen los niños. ¿Qué clase de ejemplo piadoso va a ejercer un padre o una madre no creyente? ¿Cómo puede un incrédulo enseñar grandes verdades espirituales a sus niños y niñas? No puede. ¿Acaso los peques aprenderán de él o ella acerca de la belleza la lectura y meditación bíblica, de la comunión con el Señor a través de Cristo en oración o de la necesidad de congregarse semanalmente con otros hermanos en la fe? ¡Qué va! ¿No prefieres que tus hijos vean a sus padres cantando las maravillas del Señor en el hogar? Casarse con un incrédulo estorbará la vida espiritual de tus hijos e hijas.



    Razón 8: Lleva a la depresión espiritual.



    No me gusta emplear razones egoístas para obedecer a Dios. Pero coloco este octavo argumento porque es algo que he visto suceder decenas de veces a lo largo de los años. Quiero guardar a mis lectores de caer en la misma trampa. Ves a una jovencita cristiana toda emocionada porque se va a casar con su novio incrédulo. ¿Y qué pasa?



    Pasa un año, pasan dos años y ve que el tipo no tiene ningún interés en las cosas del Señor (aunque debería de haberse dado cuenta de esto mucho antes de pensar en salir con él).



    Y luego siempre acontece una de dos cosas: o después de un tiempo de enfriamiento espiritual la mujer se va definitivamente de la iglesia o simplemente sigue congregándose de forma deprimida en las reuniones pidiendo oración por la conversión de su marido. Anda amargada, triste, abatida, echándole la culpa a Dios, “¿Por qué no obras en mi marido, Señor?” Por algo será que Dios nos dijo que no nos casaremos con incrédulos. Casarse con un incrédulo lleva a la depresión espiritual.



    Conclusión



    Pregunta: ¿Puede un cristiano casarse con un no cristiano?



    Respuesta: ¡No, no, no, no, no, no, no, no!


     

     


    42
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     

    Tintín
    24/07/2016
    17:36 h
    40
     
    Este artículo es muy reduccionista y bastante tendecioso. Qué forzado y pretencioso querer decir a la Palabra que un matrimonio con un incrédulo no da gloria a Dios. ¡Si las piedras, los pájaros y los durmientes dan gloria a Dios no va a darlo un amor santo, sea consciente o no de Dios! Confió en que en el ámbito protestante se encuentren pronto referencias acreditadas por sus medios capaces de ofrecer una reflexión más adecuada.
     

    sana doctrina
    21/07/2016
    20:48 h
    39
     
    Las consecuencias hermano Ezequiel Job, las consecuencias de Sanson fue que se dejo cortar el pelo por una incrédula, por que si hubiese sido crédula nunca le hubiese cortado el pelo. Lo que ocurre es que anteponemos nuestras cosas a las del Señor y asi nos va, el humanismo esta haciendo estragos, pero bueno también decir creyentes a gente que por sus frutos se ve que no lo son pues es aventurarse, pero bueno o predicamos el evangelio real o tendremos cerdo-ovejas en nuestras congregaciones
     
    Respondiendo a sana doctrina

    EZEQUIEL JOB
    25/07/2016
    05:16 h
    41
     
    Sansón no debía hacerse cortar el pelo porque era nazareo(Nm6:2-6), su matrimonio con incrédula estaba en la voluntad de Dios(Jue14:4), porque ella no era infame ni ramera(Lev21:7) y Dios no le quitó su fuerza. 20 años después Sansón se llegó a una ramera (Jue16:1-4)(Prov6:26), ahí comenzó su error, luego cometió ADULTERIO con Dalila(Ex20:14), faltando a la FE siendo DESOBEDIENTE, y Dios ya no le respaldaría(Jn9:31), el error de Sansón no fue casarse con incrédula, sino faltar a los mandamientos
     

    EZEQUIEL JOB
    18/07/2016
    15:02 h
    29
     
    Si los incrédulos aceptan y respetan la FE de los creyentes, pueden casarse, como el padre de Timoteo, como Rut que se casó con Booz, Rahab que se casó con Salmón, la hija del sacerdote con incrédulo(Lev22:12), cualquiera de Israel con incrédula(Deut21:10-13). José con Asenat hija de Potifera sacerdote de On(Gen41:45) Jacob con Raquel que era idólatra(Gen31:19). Dios no se apartó de Sansón por tener mujer filistea(Jueces 14:1-4), sino por haberse cortado el cabello(Jueces 16:17-20)(Nm6:2-6).
     
    Respondiendo a EZEQUIEL JOB

    Marc
    20/07/2016
    00:29 h
    32
     
    Como usted bien menciona Ezequiel Job, son casos excepcionales dentro de la fe judía. A los cristianos no nos está permitido el yugo desigual. Me extraña que no vea el principio de contradicción. Las leyes judías son muy diferentes a lo que nos ha sido ordenado mediante el Nuevo Pacto establecido con la muerte de Cristo en la Cruz.
     
    Respondiendo a Marc

    EZEQUIEL JOB
    20/07/2016
    15:21 h
    36
     
    Gracias Marc (32), en ningún lugar mencioné que son casos excepcionales de la fe judía, lo que sí dije es que Dios permite el casamiento de un creyente con un incrédulo, siempre y cuando el incrédulo respete y acepte la fe del creyente, como ocurrió con la Madre de Timoteo que se casó con griego, ya dentro del Nuevo Pacto.
     

    Felipe
    15/07/2016
    20:28 h
    25
     
    Ni una sola referencia al AMOR en el matrimonio. Parece que seguir a Jesucristo no implica amor en el matrimonio, solo que los dos sean cristianos. Si se aman no importa, lo importante es que sean cristianos. Gracias a Dios que el AMOR no solo pertenece a los cristianos sino también a todos los matrimonios que se aman, PORQUE EL QUE VIVE EN AMOR, VIVE EN DIOS, Y DIOS EN EL, dice la palabra de Dios.
     
    Respondiendo a Felipe

    Marc
    20/07/2016
    00:30 h
    33
     
    Felipe, con todo respeto, repase las Escrituras. No unirse en yugo desigual ¿qué tiene que ver con lo que usted dice? Obvio que hay amor en la unión de una cristiana con un cristiano. Usted me recuerda a los gay quienes cuelan todo versículo contrario a la sodomía en base del amor. Como Dios es amor, se dice, todo vale. No es así. Dios es amor pero también justicia y la justicia de Dios exige que hagamos su voluntad. No unirnos en yugo desigual. Saludos.
     

    baquiano
    15/07/2016
    02:16 h
    18
     
    Dios les bendiga xf hablan oh responden sin algo concreto hablando sobre el tema parecen que dicen con firmesa de que no se deben casar con incredulos los cristianos pero luego como que si pueden quien les entiende yo a titulo personal estoy de acuerdo que no deben casarse con incredulos y apoyo esos 8 puntos ya referidos hay que tratar de evitar dolores de cabeza / saludos y Dios me les bendiga
     

    Mariano
    14/07/2016
    17:40 h
    17
     
    Estimado Ezequiel, ud. no es protestante ni evangélico, ni trinitario. No estoy cuestionando su derecho a opinar, es libre, pero contextualice y reconozcalo por favor para que los demás lectores lo puedan percibir. Es de notar que ud. ya ha reconocido en otras ocasiones que no se sujeta a una organización ni credo evangélico, y ve el púlpito como un problema. Recuerde que citar versículos no es sinónimo de hacer sana exégesis de los mismos. Nada personal, pero hablemos francamente. Salu2
     
    Respondiendo a Mariano

    EZEQUIEL JOB
    16/07/2016
    05:15 h
    27
     
    Gracias Mariano ( ), soy cristiano y miembro de las Asambleas de Dios, en lo doctrinario solo me sujeto a La Biblia. No me gusta cuando el púlpito lo usan para manipular, sojuzgar, enseñar e imponer doctrinas sin respaldo bíblico, menos aun cuando no permiten disentir en forma sana para aprender (Rom14:5). El único Maestro es Cristo mismo (El Espíritu Santo) (2Cor3:17), esto no lo entienden los trinitarios, con todo respeto. El cristiano también puede aprender solo leyendo La Biblia (1Jn2:27).
     
    Respondiendo a EZEQUIEL JOB

    EZEQUIEL JOB
    20/07/2016
    16:08 h
    38
     
    Estimado Marc (34), a los cristianos no se los conoce por ser trinitarios, o por ser de las Asambleas, o por hablar en lenguas, o por pertenecer a alguna denominación, el cristiano no tiene "etiquetas". Lo que en La Biblia encuentro es que al cristiano se lo conoce por el amor que nos tenemos entre hermanos (Jn13:35), o sea por guardar (practicar) los mandatos de nuestro Señor Jesucristo (Jn8:31)(Jn14:23). No todo el que dice ser cristiano.......es cristiano (Mat7:21)
     
    Respondiendo a EZEQUIEL JOB

    Marc
    20/07/2016
    00:33 h
    34
     
    Caray Ezequiel Job, no puede ser nunca miembro de las Asambleas de Dios sin ser Trinitario. Creo que usted no es lo que afirma. Las iglesias o sucursales de Asambleas de Dios son Trinitarias. Los unitarios no son cristianos evangélicos. Cuando usted dice que los Trinitarios no entendemos algo, se va de la ruta. ¿Acaso usted es más docto que todos los grandes teólogos y predicadores que tuvieron los protestantes evangélicos? Ya, baje un cambio, como decimos en Argentina.
     
    Respondiendo a Marc

    Noemí
    15/07/2016
    09:20 h
    20
     
    Gracias por la aclaración Mariano. Tiene razón, hay que ser franco y hablar claramente, sino, los lectores pueden ser confundidos. Ahora me explico mejor las opiniones de Ezequiel. Gracias otra vez y bendiciones.
     

    EZEQUIEL JOB
    13/07/2016
    17:10 h
    12
     
    (2/2)Por eso cuando se dio este tema anteriormente en este foro, yo insistí en que primero se debe definir que es un “creyente” y qué es un “incrédulo”, porque parece que para algunos ser “creyente” es simplemente ser “bautizado” o “asistente” a un “templo de barro”. Para Dios lo mas importante es la clase de vida que llevamos de acorde a sus mandatos (Rom2:28-29)(Jn9:31) (2Cor5:17) seamos “creyentes” o “incrédulos”.
     
    Respondiendo a EZEQUIEL JOB

    Noemí
    19/07/2016
    19:55 h
    31
     
    Estimado Ezequiel (30), "Todo aquel que ha nacido de Dios, no PRACTICA el pecado, pues Aquel que fue engendrado por Dios le guarda, y el maligno no le toca" 1Jn 5:18. El creyente puede pecar, puede caer en carnalidad, pero no puede quedarse ahí como una práctica/estilo de vida pq al ser HIJO de Dios, Él le va a disciplinar. Lo va a castigar hasta que se arrepienta y vuelva a Él. El creyente lucha contra el pecado, es nuestra batalla diaria. El nacido de nuevo es salvo, y no depende de sus obras.
     
    Respondiendo a Noemí

    EZEQUIEL JOB
    20/07/2016
    15:49 h
    37
     
    Estimada Noemí (31), el creyente PUEDE pecar, pero no DEBE pecar (como los católicos) cuando ya sabe que es pecado porque lo haría contra su conciencia, eso sería retroceder y no agrada a Dios (Heb10:26,39)(2Ped2:20-22). El Señor murió por nosotros porque hemos pecado por IGNORANCIA (Lc23:34). "............perdónalos, porque no saben lo que hacen.............." ¿Qué pasa si pecamos SABIENDO?.
     
    Respondiendo a EZEQUIEL JOB

    Noemí
    15/07/2016
    09:28 h
    21
     
    Para Dios lo más importante es la clase de vida que llevamos?Seamos creyentes o incrédulos? Vaya esa sí que no la sabía. Entonces usted confía en llegar al trono de Dios y decirle: mira Señor, la vida que he llevado en la tierra? Pues tiene mucha confianza en sí mismo. Admirable. Por mi parte, no confío para nada en mí misma ni en mis capacidades para obedecer los mandatos de Dios como usted dice. Sólo confío en la obra que Cristo hizo por mí y en el poder del E.S. para ayudarme a vivir para Él.
     
    Respondiendo a Noemí

    EZEQUIEL JOB
    19/07/2016
    05:51 h
    30
     
    Estimada Noemí (21), de lo que me cuido todos los días es de no PRACTICAR las obras de la carne (Gal5:19-21) por que en ese caso me iría al infierno aun siendo creyente, también lo refrenda en (1Cor6:9-10). Pero gracias al Señor Jesús que nos libró de todo eso (1Cor6:11)(Gal5:24)(Rom8:9).Gracias al Señor Jesucristo. Ahora solo en Cristo tengo el poder de resistir y rechazar las obras de la carne (Jn15:5)(Fil4:13), cosa que cuando era incrédulo era preso en estas cosas y mi vida era un infierno.
     
    Respondiendo a EZEQUIEL JOB

    EZEQUIEL JOB
    16/07/2016
    05:34 h
    28
     
    Estimada Noemí (21), Así es, para Dios lo más importante es la clase de vida que llevamos. Si somos cristianos ya no andamos en la carne (Rom8:1), que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; (Gal5:19-21). Hasta nuestra manera de pensar ha cambiado(Rom8:5). Quedan algunas cositas en nos que hay que sacarlas (Ef4:31)(Col3:8)
     
    Respondiendo a EZEQUIEL JOB

    Will Graham
    15/07/2016
    11:14 h
    23
     
    Excelente aportación, hermana. WG
     
    Respondiendo a Will Graham

    Will Graham
    14/07/2016
    09:28 h
    16
     
    Para Dios lo más importante es que creemos lo que Él ha dicho tocante a su Hijo. Ser creyente se trata de creer en el Evangelio. Si el Evangelio no está en medio, volvemos a las obras muertas del antiguo pacto y procuramos nuestra justificación por obras y mérito humana. La ley está cumplida en Cristo, Ezequiel. ¡Sola fides! ¡Solus Christus! WG
     

    EZEQUIEL JOB
    13/07/2016
    17:09 h
    11
     
    (1/2)Según Dios, “creyente” e “incrédulo” no significa nada, si no hay cambio de vida (Gál6:15)(Rom2:28-29). Porque en toda nación “incrédula” hay personas que agradan a Dios (Hech10:34-35). También hay “creyentes” que son peores que “incrédulos” (1Tim5:8)(1Cor5:1)(Rom2:22-25). Por eso esto no tiene importancia en el matrimonio, siempre y cuando se obedezca a sus mandatos (1Jn2:4-5)(1Cor7:39)(2Cor5:17). (1Cor5:11-13).
     

    Noemí
    13/07/2016
    11:55 h
    10
     
    Creo lo mismo que Ángel y Will. Lo vemos también en el A.T. "No emparentarás con ellas; no darás tu hijo a su hijo, ni tomarás a su hija para tu hijo. Porque desviará a tu hijo de en pos de MÍ, y servirán a dioses ajenos" Dt. 7:3, 4. El punto es: ¿Quién es tu Dios? Si vas a la iglesia, escuchas los sermones, das apariencia de ser cristiano, pero en realidad tu dios eres tú, cásate con quien quieras. Pero si tu Dios es Cristo y lo amas con todo tu ser, no querrás estar con alguien distinto a ti.
     
    Respondiendo a Noemí

    EZEQUIEL JOB
    13/07/2016
    21:55 h
    15
     
    Noemí (10), el matrimonio entre creyentes e incrédulos que Dios prohibió en (Deut 7:3-4) no es porque eran "incrédulos", sino porque los "creyentes" casados podían ser desviados a la IDOLATRÍA. Pero si los “incrédulos” aceptan y respetan la FE de los creyentes, no hay problema, como el padre de Timoteo, como Rut que se casó con Booz, como Rahab que se casó con Salmón, la hija del sacerdote con incrédulo (Lev22:12), cualquiera de Israel con “incrédula” (Deut21:10-13).
     
    Respondiendo a EZEQUIEL JOB

    Marc
    20/07/2016
    00:37 h
    35
     
    Lea lo que le responde Noemí. Tu Dios sera mi Dios. Fue una union entre creyentes en tre Booz y Rut. Usted no es nacido de nuevo. Su espiritu de confrontación, su forma de hablar y pretender imponer una doctrina suya porque las Asambleas de Dios no piensan como usted, no los que conozco, lo pinta como un cristiano que aun tiene mucho que aprender.
     
    Respondiendo a Marc

    Noemí
    15/07/2016
    09:42 h
    22
     
    "Tu Dios (será) mi Dios" Rut 1:16. "Jehová vuestro Dios es Dios arriba en los cielos y abajo en la tierra". Josué 2:11. Rut y Rahab confesaron y creyeron en el Dios verdadero. Creyentes verdaderas. Cuando yo hablo de creyentes hablo de nacidos de nuevo. Nuevas criaturas que aman a Dios por encima de todo y de todos porque Él les ha dado un nuevo corazón. Qué entiendes tú por creyente? Por qué tanto entrecomillado? Tampoco sabemos si la mamá de Timoteo se convirtió después de haberse casado.
     

    Raziel
    13/07/2016
    08:04 h
    7
     
    La verdad solo me di de alta para decir esto, no es cierto, sin generalizar, una persona cristiana sea hombre o mujer en algunos casos no te garantiza todas las cosas buenas en la vida cristiana, se alguien que tuvo 3 novias cristianas jajajaja, las tres le pusieron el cuerno(no les fueron fiel, lo engañaron con otro) ¿y saben cual le salio buena y efectiva? la incrédula, lo trata bien, lo apoya para estudiar teología, le damas amor...hermanos de todo hay en la viña del Señor.
     
    Respondiendo a Raziel

    Erika
    15/07/2016
    05:28 h
    19
     
    Perdona, pero una chica cristiana, no pone cuernos. No se acuesta con un chico sea el que sea antes de casarse. Si lo hace, está desobedeciendo a Dios, y no hay cambio en su vida, y si no hay cambio, NO ES CRISTIANA. Ser un incrédulo no es lo mismo que ser un malvado troglodita. Solo significa que no cree en Dios, por lo tanto ¿Qué tengo yo con él? Si mi vida le pertenece a Dios, no puedo, NI QUIERO tener relaciones con alguien que no cree en Dios. Lee la biblia, TODA LA BIBLIA y entenderás.
     

    EZEQUIEL JOB
    11/07/2016
    14:10 h
    1
     
    Un creyente puede casarse con incrédulo cuando se respete y acepte la fe del creyente, sus hijos son santos (1Cor7:12-14), caso contrario no es conveniente (2Cor6:14-16). El creyente debe “convertir” al incrédulo (Jer15:19). Timoteo tenía padre incrédulo (Hech16:1), su madre y abuela le enseñaron la palabra (2Tim1:5)(2Tim3:15). No es conveniente casarse con “creyente” que es flojo, ande en desorden (2Tes3:6-14), que no haya cambiado de vida (1Cor5:9-11), sea hipócrita, borracho, idólatra, avaro
     
    Respondiendo a EZEQUIEL JOB

    ANGEL
    11/07/2016
    18:18 h
    3
     
    Los dos casos que menciona Ezequiel, se trataría de matrimonios que ya estaban establecidos cuando uno de ellos profesó fe en el Señor. De ahí las recomendaciones del apóstol al cónyuge creyente, a fin de que no sea el que tome la iniciativa en separarse de su marido (o esposa) inconverso, porque tendrá consecuencias para los hijos.Pero ese pasaje no sirve para aprobar el matrimonio mixto.
     
    Respondiendo a ANGEL

    EZEQUIEL JOB
    15/07/2016
    21:46 h
    26
     
    Estimado Angel (3), la familia de Timoteo eran creyentes desde su ABUELA y MADRE, esto lo digo porque el apóstol Pablo le recuerda a Timoteo "la fe no fingida" que habitó en su ABUELA Loida, y luego en su MADRE Eunice (2Tim 1:5), las cuales enseñaron las Escrituras a Timoteo desde niño (2Tim3:15), obviamente con la APROBACIÓN del Padre que era inconverso. El apóstol Pablo ni menciona ni objeta el matrimonio de su madre creyente con incrédulo, mas bien alaba el hecho de mantener la FE.
     
    Respondiendo a EZEQUIEL JOB

    Jostein
    13/07/2016
    18:05 h
    14
     
    Ángel, ¿dónde dice que esos matrimonios ya estaban establecidos? No hagas decir a la Biblia lo que no dice sólo porque te conviene.
     
    Respondiendo a Jostein

    ANGEL
    13/07/2016
    10:49 h
    8
     
    Jostein, es la conclusión lógica después de definir el matrimonio en el cual ambos cónyuges deberían ser creyentes. Eso está en la Biblia desde muy antiguo. En la Iglesia Primitiva, muchos profesaban la fe estando casados y uno de ellos no le seguía en dicha fe; muchos incluso eran polígamos. De ahí lo que dice Pedro en 1P.3.1-3 y 1ªTi.3.1-2, donde por el comportamiento de las esposas, sus cónyuges podrían ser ganados para el Señor; mientras que, "el obispo, que sea marido de una sola mujer"
     
    Respondiendo a ANGEL

    Jostein
    12/07/2016
    10:07 h
    6
     
    ¿Dónde dice que el cónyuge creyente se ha convertido después del matrimonio? Se refiere a los dos casos, porque matrimonios con no creyentes se dieron desde el minuto uno, empezando por la madre de Timoteo que se casó con un griego.
     
    Respondiendo a Jostein

    Will Graham
    11/07/2016
    17:01 h
    2
     
    Muchas gracias por su opinión Ezequiel, pero me quedo con lo que dicen las Escrituras tan claramente, a saber, que un creyente no puede casarse con un incrédulo. Un abrazo, WG
     
    Respondiendo a Will Graham

    ANGEL
    15/07/2016
    12:25 h
    24
     
    Jostein, para mí casarse "en el Señor", es que cada uno tenga la misma fe en la persona y obra del Señor Jesucristo, respetando la fe de los apóstoles; eso que Judas dijo acerca de "la fe que ha sido dada una vez a los santos". Sin añadiduras, sean del tipo que sean. Si eso coincide con "ser evangélico" bien, si no, pues nada. Ser "creyente evangélico" no garantiza un matrimonio feliz y de éxito. "En el Señor" muchas veces no coincide con "ser evangélico"; pero tampoco con el "ser católico".
     
    Respondiendo a ANGEL

    Jostein
    13/07/2016
    18:00 h
    13
     
    Ángel, entonces tú no estás hablando de matrimonios entre creyentes, estás hablando de matrimonios entre evangélicos. ¿Acaso crees que no hay creyentes entre los católicos? Y si según tu errónea interpretación sólo se pueden casar entre creyentes, no habría problema en casarse con un cristiano de otra confesión. ¿Somos nosotros los únicos creyentes?
     
    Respondiendo a Jostein

    ANGEL
    13/07/2016
    10:56 h
    9
     
    Jostein, que un creyente evangélico se case con un católico puede ser muy "bonito"; y puede funcionar sobre la base del "respeto" y todo eso. Pero si ambos quieren ser consecuentes con la fe que demanda cada posición, eso no sería posible sin crearse serios problemas en el matrimonio. Otra cosa es que cada uno traicione su fe para contentar al otro. Y, repito, puede "funcionar". Pero ¿es ese el plan de Dios? Lo que la Palabra demanda, no es un matrimonio mixto, sino que se haga "en el Señor"
     
    Respondiendo a ANGEL

    Jostein
    12/07/2016
    10:04 h
    5
     
    El problema Will es el siguiente, para los evangélicos incrédulo es cualquier persona que no esté bautizada en una iglesia evangélica. Imagínate la situación, un creyente evangélico quiere casarse con un CREYENTE católico-romano, que los hay y muchos. ¿Puede o no puede casarse? Es que aquí está el quid de la cuestión, los que defendéis a capa y espada el matrimonio sólo entre creyentes, en realidad lo que defendéis es el matrimonio sólo entre evangélicos.
     
    Respondiendo a Jostein

    EZEQUIEL JOB
    12/07/2016
    05:53 h
    4
     
    Gracias W. Lo de (2Cor6:14-16) se aplica a la IDOLATRÍA (ECUMENISMO), no se aplica al matrimonio porque “yugo” significa “dominio” o “servidumbre” (Mat11:29), NO HAY un versículo en La Biblia que relacione matrimonio y “yugo”, ni en el diccionario. Correcto es ACONSEJAR sobre este matrimonio, no es BÍBLICO PROHIBIRLO. En mi Igle muchos se bautizaron solo por casarse, no han vuelto mas, llevándose a los creyentes. Yo era incrédulo, mi maravillosa esposa creyente, en mi caso funcionó (1Ped3:1-4).
     

    Earendil
    30/05/2017
    06:54 h
    42
     
    Veamos, hermano Will...creo que por seriedad académica, lo primero que me tendría que definir para empezar ha hablar de este tema, es que o quien es para usted un "in-crédulo", y quien un "crédulo"... Yo me he tenido como crédulo bastante parte de mi vida infantil, adolescente...recibí el bautismo del Espíritu Santo a los 21 años, no me bauticé "en agua" hasta los 34, no me congregé desde los 18 a los 35 años...a lo mejor he sido un creyente esporádico...usted que piensa de ello?
     



     
     
    ESTAS EN: - - - ¿Me puedo casar con un incrédulo?
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    Orando por los cristianos perseguidos Orando por los cristianos perseguidos

    “Oramos con ellos, los que están sufriendo la persecución, para que puedan tener la fortaleza para seguir adelante”, expresa Ted Blake.

     
    Caminando por Libertad 2018: la trata, esclavitud de nuestro Siglo Caminando por Libertad 2018: la trata, esclavitud de nuestro Siglo

    Caminando por Libertad es una marcha contra la trata de personas, la esclavitud del Siglo XXI. Loida Muñoz explica en qué consiste.

     
    La raíz de la corrupción en España es moral: C. Vidal La raíz de la corrupción en España es moral: C. Vidal

    Tras los escándalos de títulos universitarios dados a políticos, César Vidal analiza la raíz de este mal en España. El origen, dice, está en la moral de la cultura católica.

     
    Prostitución: abolicionismo Prostitución: abolicionismo

    Jorge Rodrigo, de la asociación Esclavitud XXI, explica en qué consiste el modelo abolicionista para luchar contra la trata y rescatar a víctimas de prostitución.

     
    Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño

    María Mercedes Páez relata su experiencia como madre de acogida y el programa de acogimiento familiar que desarrolla Aesvida.

     
    Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo

    Jaume Llenas expone el reto que desde el Movimiento de Lausana se ha planteado, de alcanzar a las personas que están alejadas de la fe, a pesar de considerarse a sí mismos como cristianos.

     
    FOTOS Fotos
     
    15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

    Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

     
    Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

    Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

     
    Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga

    El encuentro congregó unas 50 personas de 12 países.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Toda la Biblia: Juan Toda la Biblia: Juan

    Este evangelio señala con claridad a Jesús como Dios hecho hombre.

     
    Castillo Fuerte es nuestro Dios Castillo Fuerte es nuestro Dios

    El himno de batalla de una Reforma que continúa en miles de corazones que se encuentran con la gracia que transforma vidas.

     
    Pablo Martínez: la palabra con gracia, sazonada con sal Pablo Martínez: la palabra con gracia, sazonada con sal

    El comunicador cristiano tiene retos, pero también buenas herramientas, para llevar a cabo su labor con palabras que sanen y construyan.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.