PUBLICIDAD
 
martes, 16 de enero de 2018   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
C. Martínez
20
 

Corrupción: panorama en América Latina

Sí, la corrupción mata. Deforma y destruye con distintos ritmos a personas, grupos y naciones.

KAIRóS Y CRONOS AUTOR Carlos Martínez García 26 DE JUNIO DE 2016 09:40 h
América en la época colonial

Sí, la corrupción mata. Deforma y destruye con distintos ritmos a personas, grupos y naciones. En América Latina tenemos un caudal de evidencias históricas, herencias estructurales y datos estadísticos que muestran nítidamente por todo nuestro Continente los estragos sociales y económicos causados por prácticas corruptas en distintos gobiernos de las más diversas orientaciones políticas.



La forma en que la actual Latinoamérica fue obligada a integrarse en el sistema económico del siglo XVI configuró una estructura socioeconómica que pervivió mucho más allá del régimen colonial impuesto por España y Portugal. Estas dos naciones, potencias militares en aquel entonces, dominaron enormes extensiones de territorios allende sus fronteras, pero no tenían el control sobre cómo se estaba conformando y globalizando la economía planetaria. En una obra clásica, Stanley J. y Barbara H. Stein, sintetizaron bien la paradoja de los dos principales países de la Península Ibérica:



En 1492, España y Portugal eran dependencias económicas de Europa y, a pesar del surgimiento de sus imperios ultramarinos en el siglo XVI y del control que ejercieron sobre esas regiones hasta alrededor de 1824, siguieron siendo dependientes, Este anómalo status de colonia e imperio determinó la historia de los países ibéricos y de sus posesiones coloniales. Condicionó la sociedad, la economía y la política coloniales y también el curso de la historia latinoamericana hasta los tiempos modernos.1



El régimen colonial dejó herencias malditas en los países sojuzgados, entre ellas sociedades estratificadas y excluyentes, en las que todo beneficiaba a los colonizadores europeos y a sus descendientes en estas tierras. En sentido contrario, el sistema estaba diseñado para explotar intensivamente a la población indígena, y cuando está fue insuficiente, a los esclavos africanos traídos al Nuevo Mundo en condiciones infrahumanas. Otra de las herencias fue la de concebir los puestos de servicio público y nombramientos políticos como espacios para el enriquecimiento personal y familiar.



Quienes llegaron a nuestro Continente procedentes de España y Portugal con designaciones reales para emprender aquí actividades político/administrativas y/o empresariales, debieron comprar su nombramiento a la Corona respectiva. La inversión era recuperada con creces, mediante expoliación brutal de la mano de obra a su servicio y a través de prácticas corruptas que dejaron escuela en la conformación de las sociedades latinoamericanas.



Al consumarse la independencia política de España y Portugal, cada nueva nación latinoamericana prosiguió con el modelo económico supeditado al dominio externo. Los tres siglos de Colonia dejaron estragos culturales por la cerrazón a que en Amerindia se expresaran ideas distintas a las permitidas oficialmente. La Santa Inquisición se encargó de hacer efectiva la pedagogía del terror, consistente en infundir miedo a la población con el fin de que no se dejara seducir por herejías.



La por Carlos Monsiváis llamada “aduana de las ideas”, nos refundió en el oscurantismo, y con ello el proceso democratizador, uno de cuyos componentes es el ejercicio de la crítica, se postergó con graves consecuencias sociales y educativas para los pueblos. Fue así que “las aduanas de toda índole del virreinato desvinculan a la Nueva España de los avances de las metrópolis y gracias a eso la Ilustración no sucede en México”.2



Las independencias nacionales, en general, cambiaron la dependencia política de España y Portugal pero hubo línea de continuidad con el modelo económico y la forma de ejercer el poder político. Económicamente las élites criollas reforzaron las estructuras que les enriquecían a costa del trabajo cautivo de millones de seres humanos. En cuanto a la administración de lo público, lo importante era mantener buenas redes con el centro de poder, o sus representantes locales, a quienes se les debía el nombramiento y por consecuencia lealtad irrestricta, en detrimento de ejercer el cargo público para beneficio de hombres y mujeres de estas tierras.



En la Nueva España, el rey ejercía el control de sus vasallos desde la Península, a través de una extensa red de instancias burocráticas formada por un ejército de funcionarios con facultades delegadas, que abarcaba desde el virrey y la Audiencia, hasta los alcaldes de los pueblos. En una estructura de gobierno semejante, la adquisición y conservación de los cargos en la administración pública dependía de la reputación y de las buenas relaciones que se tuvieran en la capital, comúnmente llamada “corte”. Por ello la búsqueda de vínculos favorables multiplicó las cadenas de patronazgo y clientelismo en la ciudad de México, y a su imagen, en las principales ciudades del virreinato.3



Los regímenes surgidos de los movimientos independentistas resultaron igual o más corruptos que el dominio colonial español y portugués. De nueva cuenta los pueblos de los países nacientes fueron testigos de cómo las élites medraban los recursos públicos, continuando con prácticas culturales que se internalizaron no solamente en las cúpulas políticas y económicas sino también se filtraron al resto de la sociedad.



Las independencias nacionales del siglo XIX, y los movimientos sociales revolucionarios que acontecieron durante el siglo XX en distintos momentos y naciones, prometieron construir nuevas bases para la transformación de las estructuras corporativistas y clientelares, para, en su lugar mejorar los niveles de vida de la población al desterrar, entre otros elementos, el caudal de corruptelas de quienes los citados movimientos combatieron.



El caso mexicano es ilustrativo de cómo desde el poder, supuestamente revolucionario, se siguió una política en la cual la corrupción era un elemento central. El general Álvaro Obregón, presidente del país de 1920 a 1924, acuñó una frase de realpolitik que resumía la forma y fondo de cómo cooptaba a los generales de las otras facciones revolucionarias que le disputaban el poder. Ante la sublevación consideraba que la mejor arma era el soborno: “No hay general que resista un cañonazo de 50 mil pesos”.



Por toda América Latina quienes sostenían los ideales revolucionarios, de transformación social y económica sucumbieron ante cañonazos como los pregonados por el general Obregón. La corrupción mostró su poder corrosivo de ideales y potenció el síndrome de Sísifo, consistente en una y otra vez trabajosamente empujar una voluminosa y pesada piedra hacia la cima de la montaña, y cuando estaba a punto de lograrse el objetivo perder las fuerzas y ver desolado cómo la piedra rodaba en cada ocasión cuesta abajo.



Estadísticas y un amplio número de investigaciones han mostrado el escalofriante costo de la corrupción en cada país de América Latina, así como en lo que podría haberse invertido y el bienestar que un gasto público bien orientado habría traído en creación de infraestructura y servicios sociales. Periódicamente Transparencia Internacional publica el índice de percepción de corrupción por país, y en la medición las naciones latinoamericanas, con escasas excepciones, tienen números que reflejan alta corrupción.4



Los indicadores económicos, el porcentaje del Producto Interno Bruto que se va por la cañería de la corrupción, el enriquecimiento multi millonario de los beneficiarios del sistema de sobornos, coimas, cochupos, cohechos (y tantas otras palabras que describen la práctica cotidiana de la corrupción), son números que podemos conocer y ayudan a dimensionar el tamaño del monstruo que a diario da tarascadas al bienestar de los latinoamericanos.



 




1 Stanley J, y Barbara H. Stein, La herencia colonial de América Latina, Siglo XXI Editores, México, 1970, p. 7.





2 Carlos Monsiváis, “Notas sobre el destino (a fin de cuentas venturoso) del laicismo en México”, Fractal, número 26, julio-septiembre 2002. Está disponible en línea (http://www.mxfractal.org/F26monsivais.html).





3 Salvador Cárdenas Gutiérrez, “La lucha contra la corrupción en la Nueva España según la visión de los neoestoicos”, Historia Mexicana, vol. LV, núm. 3, enero-marzo 2006, p. 720.¡





 

 


20
COMENTARIOS

    Si quieres comentar o

 

Rafael
30/06/2016
19:55 h
13
 
Es algo un poco complejo, donde convergen muchos factores, del pasado y presente, y donde todos de alguna manera tenemos un grado de responsabilidad... desde la influencia católica sobre latinoamerica y la falta del sentido misionero protestante en el periodo de la conquista hasta, la responsabilidad que tenemos hoy como iglesia a ser llamada sal de la tierra.
 
Respondiendo a Rafael

EZEQUIEL JOB
01/07/2016
14:29 h
17
 
Estimado Rafael (13), yo añadiría a tus acertados comentarios la responsabilidad personal que tenemos de vivir en honestidad, santidad, honradez, amor al prójimo (misericordia, sin ofensas, etc.), ya que la vida personal es el aspecto que mas toca La Biblia, antes que la vida de Iglesia (1Tim3-1-12). (Rom 13:13 Andemos como de día, honestamente; no en glotonerías y borracheras, no en lujurias y lascivias, no en contiendas y envidia,)(2Co 8:21procurando hacer las cosas honradamente...)(1Ts4:12).
 

Director pais7.org
29/06/2016
13:46 h
12
 
Para toda corrupción, incluida la teológica se aplica la fórmula de R. Klitgaard: C = M + D – A, donde Corrupción = Monopolio más Discreción menos Accountability (rendición de cuentas). Muchos países se paralizan en un “equilibrio de corrupción”. Es fundamental el cambio de estructuras, caso de Singapur, Filipinas desde el 2010, bajo la enseña: “cuando no hay corrupción, no hay pobreza”, Colombia (1998), la República de Georgia (2004), que llegó a cuadruplicar su nivel de inversión privada.
 

Francisco
28/06/2016
20:02 h
10
 
De acuerdo estoy. Europa vive un terrible proceso de descristianizacion y relativizacion de los valores que hacen que su sociedad tenga graves problemas morales y eticos. Y eso ds la pura verdad.
 
Respondiendo a Francisco

Mayorgase
01/07/2016
13:23 h
14
 
Si Francisco, pero como siempre, tu y tus amigos, saliendose del tema.
 

domingo
28/06/2016
19:55 h
9
 
El comentario inicial dice: "Sí, la corrupción mata. Deforma y destruye con distintos ritmos a personas, grupos y naciones." Pero ¿de que tipo de corrupción hablamos? El pecado trae consigo corrupción ¿se sugiere que hay partes del mundo donde hay menos pecados que otros? ¿es una visión parcial y omisa de la corrupción con fines propagandisticos? También miro hacia Europa y digo: ""Sí, la corrupción mata. Deforma y destruye con distintos ritmos a personas, grupos y naciones."
 

ikari
28/06/2016
01:03 h
6
 
Y que tipos de corrupción social tenemos por Europa? Europa mirando como juez a latinoamerica sin caer en cuenta el grado de descomposición social, que en nombre del progreso cultural, se ha llegado con tristes consecuencias contra la vida y la familia, y ello va contagiando a America Latina lentamente. Más bien deberíamos de aprender unos de otros y no tragarnos el cuento de una sociedad europea "culta y ejemplar" cuando ante los ojos de Dios tiene mucho porque arrepentirse.
 
Respondiendo a ikari

Fernando Rico
28/06/2016
13:33 h
7
 
Comenzándose por el estado Vaticano, si o no ikari. Amén.
 
Respondiendo a Fernando Rico

ikari
01/07/2016
18:34 h
18
 
Pues bien Mayorgase, vaya mis disculpas para don Fernando y que cuando hablemos de los cambios sociales necesarios, no lo incluya a él como parte de ella. De mi parte, hago mía la responsabilidad dentro de ese proceso, e invito a tomar conciencia a todos aquellos quienes puedan aportar para una sociedad mejor. Estoy firmemente convencido de que esa debe ser la actitud. Espero haber satisfecho su reclamo, en discrepancia, pero con respeto.
 
Respondiendo a ikari

Mayorgase
01/07/2016
13:30 h
16
 
Ikari, como siempre queriendo arrastrar alguien con el o ella o lo que sea. Si de verdad quieres ser aun mas pastoral, enfocate solo en ti mismo, entonces se te escuchará
 
Respondiendo a Mayorgase

ikari
28/06/2016
19:47 h
8
 
Podría ser, pero demosle una visión mucho mas pastoral al tema don Fernando: empezando por mi y usted. Amén.
 

Galo Nómez
27/06/2016
19:36 h
5
 
Puede ser un problema de fe,pero es ante todo una consecuencia del colonialismo. Vean a las antiguas dependencias británicas de África y Asia. Los EUA, Canadá.Australia o Nueva Zelanda,son claras excepciones, entre otras cosas,porque ya habían adquirido una amplia autonomía el momento de su independencia
 
Respondiendo a Galo Nómez

Francisco
28/06/2016
20:28 h
11
 
Y penar que en los EEUU el aborto es un derecho garantizado por la ley y no es vista como corrupción. Que manipulados estamos por los que quieren dominar nuestras conciencias.
 
Respondiendo a Francisco

Mayorgase
05/07/2016
16:22 h
20
 
Ehhhh???? creo que se te olvida Ikaro en que foro estas escribiendo, y de que va el articulo. si te molesta lo que aquí se escribe, pues muy sensillo, no necesitas volver mas. porcierto: muy ingenioso eso de llevar agua al molino, se ve que tienes mucha practica en ello, casi diria que es el unico motivo por el que escribes en los foros de este periodico. Te pagan por ello? eres un Jesuita infiltrado? algún resentimiento escondido? si no te gusta la revista, porque estas aqui?
 
Respondiendo a Mayorgase

ikari
01/07/2016
18:45 h
19
 
Mayorgase, usted si que está decidido a llevar agua a su molino de a como sea. Todas las estructuras humanas están marcadas por el pecado, EEUU, el Vaticano, y no creo que su iglesia esté exenta tampoco. Pienselo bien.
 
Respondiendo a ikari

Mayorgase
01/07/2016
13:28 h
15
 
y pensar que en el romanismo hay pecados veniales, y durante toda su existencia, esta religión ha dejado sin castigo a sus pederastas, asesinos, ladrones, lideres, y falsas doctrinas. A los EEUU la gobiernan los incredulos y los corruptos, al romanismo tambien.
 

Fernando Rico
27/06/2016
15:54 h
4
 
Es de verse que la corrupción está estrechamente ligada no solo a las condiciones socialmente morales de las familias y los pueblos, sino mayor aun a las religiosamente espirituales de los mismos; ya que son las estructuras constitucionales en sus calidades las que los sostendrán o vacilarán ante las distintas pruebas que sobrevendrán; y de lo cual determina JESUCRISTO, el varón, el pueblo prudente es el que edifica su casa, su constitucionalidad sobre el fundamento de sus palabras Mateo 7:21-27
 

EZEQUIEL JOB
27/06/2016
15:41 h
3
 
Antes de los españoles, América tenía las costumbres mas aberrantes ante Dios: antropofagia de niños,sacrificios humanos,idolatría,homosexualismo sacerdotal,etc., igual a los pueblos que Dios echó de delante de Israel. Las cosas no ocurren por casualidad (Sal37:27), el pecado es afrenta de las naciones (Prov14:34)(Is60:12)por lo que desaparecen. Fueron sojuzgados por los españoles, aunque con consecuencias fatales para España hasta hoy. Dios ya hizo llegar el evangelio, hay esperanza (Sal89:15).
 

Mayorgase
27/06/2016
13:06 h
2
 
parte 2 La corrupcion existente y mas básica en el latino es la del corazón religioso que tiene un dios permisivo, y es alli donde Jesucristo quiere hacer el cambio. Es un cambio de identidad, de ADN espiritual. Hay un gran pueblo evangélico buscando ese cambio, pero siempre tendran que luchar y vencer esa identidad de corrupción sin perderla de vista.
 

Mayorgase
27/06/2016
13:06 h
1
 
parte 1 Muy buen articulo, gracias! Quiciera añadir que el problema de la corrupción en latinoamerica viene de antes de la llegada de los europeos a america. Aunque obiamente el hecho de que latinoamerica se convirtiera en católica y no en protestante, impidio un cambio real en estas sociedades y solo leudo la corrupcion ya existente con la aportada por los paises hibericos.
 



 
 
ESTAS EN: - - - Corrupción: panorama en América Latina
 
PUBLICIDAD
 
 
 
AUDIOS Audios
 
“La cristianofobia es una realidad en Europa” “La cristianofobia es una realidad en Europa”

Ted Blake, director de Puertas Abiertas en España, analiza en profundidad la Lista Mundial de Persecución 2018.

 
Profecías cumplidas en Jesús (César Vidal) Profecías cumplidas en Jesús (César Vidal)

Análisis de las principales profecías cumplidas en la persona de Jesús, especialmente en su nacimiento. Entrevista a César Vidal 

 
El cristiano y la ideología de género: Juan Varela El cristiano y la ideología de género: Juan Varela

“No podemos ser pasivos y sí huir del liberalismo y del fariseísmo", dice Juan Varela, autor de la "Guía sobre ideología de género, familia y matrimonio" de la Alianza Evangélica Española.

 
“Enzinas es un ejemplo de compromiso, rebeldía y pasión” “Enzinas es un ejemplo de compromiso, rebeldía y pasión”

Alejandro Britos y Bambalúa Teatro recrean en una obra teatral la vida de Francisco de Enzinas, el burgalés que hace cinco siglos vivió por una pasión: acercar la Palabra a todos.

 
Francisco de Enzinas, pasión por la Palabra

Miguel Ángel Vieira presenta a la figura del burgalés, el primero en traducir la Biblia al castellano en el siglo XVI, que está siendo homenajeado este año en Burgos.

 
95 Tesis para la España de hoy 95 Tesis para la España de hoy

Xesús Manuel Suárez presenta el documento en el que han colaborado más de 90 evangélicos de España de distintas áreas para aportar a la sociedad desde la cosmovisión protestante.

 
FOTOS Fotos
 
Las 95 Tesis, clavadas en España Las 95 Tesis, clavadas en España

Evangélicos presentan 'Las 95 Tesis de la Reforma 500 años después' a gobiernos locales y regionales, por toda España.

 
La Biblia a través de la historia La Biblia a través de la historia

Una exposición recorrerá Galicia este año 2017 mostrando la historia de la Biblia y su importancia para la Reforma Protestante.

 
Las diversas capacidades de Mefi-Boset Las diversas capacidades de Mefi-Boset

El ministerio Mefi-Boset lleva 20 años trabajando el tiempo de ocio y apoyo a las familias de personas con discapacidad intelectual en Terrassa y Barcelona. Algunas imágenes de este curso que acaba.

 
VÍDEOS Vídeos
 
Toda la Biblia: 1º Samuel Toda la Biblia: 1º Samuel

Este libro nos enseña a pensar más en los demás y no tanto en nuestro provecho personal.

 
SUO 2018: “Peregrinos y Extranjeros” SUO 2018: “Peregrinos y Extranjeros”

La Alianza Evangélica Española anima a orar juntos en la próxima Semana Unida de Oración, del 14 al 21 enero.

 
Cómo lidiar con el fracaso Cómo lidiar con el fracaso

¿Qué sucede cuando somos incapaces de cumplir aquello que nos proponemos?

 
 
Síguenos en Ivoox
Síguenos en YouTube y en Vimeo
 
 
RECOMENDACIONES
 
 

 
AEE
PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
 

Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.