PUBLICIDAD
 
domingo, 19 de noviembre de 2017   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    20
     

    La ‘derecha evangélica’

    Donald Trump puede jactarse, "I'm evangelical, and proud of it" (Soy evangélico, con mucho orgullo) sin la menor sospecha del significado del término.

    BENE STUDERE AUTOR Juan Stam 04 DE FEBRERO DE 2017 18:00 h
    Donal Trump, derecha evangélica Donal Trump en campaña, con una Biblia en la mano

    En el discurso político de nuestro tiempo, "evangélico" y "derechista" se tratan como sinónimos intercambiables. En este contexto semántico, ser evangélico significa apoyara la oposición derechista de Venezuela y Brasil. En los Estados Unidos, significa pertenecer al Partido Republicano, a lo mejor en sus sectores más reaccionarios. Encontrar un "evangélico demócrata" es más difícil que encontrar una aguja en un pajar.



    En esta situación, el término "evangélico" no tiene absolutamente nada que ver con su raíz: el evangelio, las buenas nuevas del reino de Dios.



    De hecho, en su uso actual es un membrete que carece totalmente de significado teológico.



    Donald Trump puede jactarse, "I'm evangelical, and proud of it" ("Soy evangélico, con mucho orgullo"), sin la menor sospecha del significado del término.



    Alzó una Biblia y la declaró el libro más grande de todos los siglos, pero no pudo citar ningún versículo favorito, ni aún Juan 3:16. (Sólo ha dicho recientemente que "ojo por ojo" le parece un texto muy apropiado para nuestro tiempo, sin darse cuenta que es frase no justifica la venganza sino que la limita).



    Él no acostumbra arrepentirse, dijo, porque no comete actos malos de qué arrepentirse. Así es el evangelicalismo de Donald Trump y muchos otros "evangélicos".



    De hecho, muy pocas de las personas e iglesias "evangélicas" lo son realmente. La gran mayoría son fundamentalistas, que es esencialmente lo contrario.



    Veamos un poco de historia:



    El título "evangélico" tiene una historia larga y muy honrosa. Algunas iglesias nacidas de la Reforma optaron por llamarse "Iglesia Evangélica".



    En el siglo XIX los evangélicos estadounidenses luchaban por la emancipación de los esclavos y el sufragio de la mujer. Después de la guerra civil el movimiento perdió fuerza y comenzó la lucha de los fundamentalistas contra los liberales (modernistas). Éstos últimos, en su intento de acomodar el evangelio al pensamiento moderno, negaban la deidad de Cristo y su resurrección, la inspiración bíblica y otras doctrinas históricas. Los fundamentalistas en cambio santificaron las tradiciones doctrinales como verdades absolutas más allá de todo cuestionamiento. Insistieron en la creación literal del mundo, la inspiración verbal (y después la inerrancia) de la Biblia, la deidad, resurrección y retorno de Jesús (y después, el premilenialismo y el rapto pretribulacionista).



    Faltó una teología de la iglesia, del Espíritu Santo, de la historia y la sociedad, entre otros renglones. Esa reduccionista teología fundamentalista iba acompañada de un código moral igualmente reduccionista: no fumar, no tomar, no bailar, no ir al cine.



    En los 1950s un grupo de teólogos y líderes, inspirados/as por los Reformadores del siglo XVI, decidieron romper con el fundamentalismo e iniciar un movimiento neo-evangélico que no sería ni liberal ni fundamentalista sino una nueva opción teológica. Intentaban ser menos dogmáticos, y más bien mucho más críticos, desde la ciencia exegética y la teología bíblica.



    Tomaban una actitud más abierta y objetiva, más honesta, hacia los demás teólogos/as y teologías (ver "Ética y Estética del discurso teológico" en Stam, Haciendo teología en América Latina, Tomo I, pp.23-46). Se abrieron también a toda la problemática ética, incluso un incipiente compromiso con los pobres y con la justicia.



    En poco tiempo, como por arte de magia, al término se le pegó un adjetivo cuestionable para convertirse en "evangélico conservador", entendido en la práctica como sinónimo de "Republicano". Así fue que la dinamita del evangelio fue convertida en un sedante ideológico.



    Describir el evangelio como esencialmente "conservador" es malentenderlo seriamente.



    Ya muy pocas iglesias y líderes aceptan llamarse "fundamentalistas" y todos se convirtieron en "evangélicos", pero sólo de nombre. En su teología e ideología siguen siendo fundamentalistas.



    Pronto en este proceso surgió una nueva opción llamada "evangélico radical" ("evangélico progresista", "evangélico de izquierda").



    Fiel a los fundadores del movimiento, se preocupa por mantener la teología bíblica y evangélica, pero encuentra en esas fuentes otras perspectivas éticas. Apela fuertemente a la teología del Reino de Dios, un tema central también para Rauschenbush, un famoso liberal del siglo XIX.



    Otras bases para su ética social eran el Año Sabático y el Año de Jubileo, los profetas hebreos y también la lectura política del Apocalipsis. Se abrieron también al feminismo y la teología de la liberación, cuando estos tenían fundamentos bíblicos.



    Entre los evangelios radicales de EUA figuran Ron Sider. autor de Cristianos ricos en un mundo pobre, y Jim Wallis de la revista Sojourners. Entre latinoamericanos se destacan Orlando Costas, René Padilla y Samuel Escobar, entre otros.



    ¡Qué curioso: Los "derechistas evangélicos" no son evangélicos, y muchos evangélicos no son derechistas!



    Estos datos sugieren una situación muy distinta, como sigue:



    (1) derecha fundamentalista: Aunque la mayoría se llaman "evangélicos", no han sido tocados por el despertar neo-evangélico. Ideológicamente son reaccionarios.



    (2) evangélicos conservadores: su fe ha sido renovado por el evangelio, pero siguen siendo conservadores aunque no reaccionarios. Qué Dios los bendiga.



    (3) Izquierda evangélica: evangélicos radicales, comprometidos con la fe bíblica y la realidad contemporánea. Sienten un llamado profético a denunciar el pecado y la injusticia y anunciar el Reino de Dios.



    (Habría que agregar izquierda liberal y derecha liberal, teológicamente hablando, pero eso es otro tema).



     Filológicamente, el término "evangélico" es muy polisémico y su uso pocas veces corresponde a la realidad. Las más de las veces significa simplemente "protestante", fundamentalista y reaccionario. Son raras las veces que conserva su rico significado teológico para nuestra fe.



    ¿Será posible rescatar a esta palabra tan bella?


     

     


    20
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     

    Óscar Margenet Nadal
    06/02/2017
    12:32 h
    16
     
    Gracias por actualizar este artículo del 2016. Podría ser una sana costumbre para ver cómo el tiempo da o no la razón a los articulistas de P+D y sus comentaristas. Juan Stam analiza -como sabe hacer- la triste e innegable realidad: la instalación de la 'pos-verdad' en lugar de la Verdad que es Jesucristo. Nos dejó un verdadero desafío: rescatar todo el valor del hermoso vocablo 'evangélico': mensajero de buenas noticias. Es nuestro privilegio aceptarlo y practicarlo. ¡Bendiciones Juan!
     
    Respondiendo a Óscar Margenet Nadal

    Protestantólogo
    10/02/2017
    23:09 h
    19
     
    Oscar. Por favor. La buena o sana costumbre es reeditar artículos que generen cierto consenso. Aquí Stam sintetiza su personalísima visión de conjunto, y está en su derecho, pero dudo que suscite la aprobación de la gran mayoría de los creyentes, al menos en A. Latina. Una carga tan tendenciosa y densa de subjetivismo de poco sirve para esclarecer a los que se inician en una selva no exenta de matizaciones. No todo es blanco/negro. Se replica lo que perdura.
     

    Rubén
    05/02/2017
    22:37 h
    15
     
    El partido demócrata fue fundado por Andrew Jackson quién quito las tierras a los indios masacrandolos y las dio a los blancos a cambio de votos, tenía esclavos afroamericanos y los demócratas estuvieron a favor de la esclavitud y tuvo que nacer el partido republicano con Abraham Lincoln para abolirla, después los demócratas fundaron el KKK y mataron a más de 3000 afroamericanos republicanos y a más de 1000 republicanos blancos
     

    Protestantólogo
    05/02/2017
    17:30 h
    14
     
    A modo de contrapartida, en busca de equilibrio y guardando prudente distancia, que no equidistancia, aconsejo rastrear en Google el artículo de César Vidal: “Amenazante Trump”.
     

    Fer714
    18/05/2016
    00:17 h
    13
     
    Nunca jamás mezclar cristianísmo con política, me molesta los predicadores, sobre todo norteamericanos, cuando hablan mal de sistemas económicos o políticos, contrarios al pensar capitalista, cuando éstos jamas serán ejemplos de nada, solamente de la maldad concentrada en los EEUU pudieron tirar dos bombas atomicas sobre población inocente, crear guerras por el opio como Vietnam y Afganistan, por el petroleo, etc etc. nada bueno puedo venir del capitalismo salvaje como de este señor
     

    Mariano
    17/05/2016
    18:08 h
    11
     
    Resumiendo, la falacia del hombre de paja, hecha artículo. Tengo a Trump, que definitivamente es un espantapájaros que solo atrae a politizantes y a evangélicos nominales. En base a esta caricatura de "evangélico fundamentalista", contruyo mi argumento a favor de un cristianismo politizado, pero ojo, de izquierda, así que tranquilos todos que es un cristianismo bueno y solidario. Fundamentalistas sí -y a mucha honra, estimado teólogo- pero no tontos. Bendiciones para ud. también.
     

    EZEQUIEL JOB
    17/05/2016
    14:47 h
    9
     
    El Sr. Trump solo está haciendo lo que los "evangélicos" transmitimos. Yo también pensaba que agarrar una Biblia, asistir a una Iglesia, no fumar, no beber, no hablar malas palabras, y si me ponía una camiseta con un "Jesús te ama", con todo esto ya era un evangélico. Cuando conocí "La Verdad" y entendí que a los cristianos se los conoce por el "amor que se tienen entre ellos" (Jn13:35), y La Palabra ya no está en el púlpito, o en la mano del Sr. Trump, sino en nuestra "mente y corazón"(Hb8:10).
     

    Marc
    16/05/2016
    23:49 h
    7
     
    Me da verguenza ver a Trump con la Biblia. Siento verguenza paralizante...
     

    jorgevaron
    16/05/2016
    20:53 h
    6
     
    Señor Stam, le faltó agregar que la teología de la liberación representa el verdadero ser evangélico. Pienso que cualquier posición política que no consulte el cuerpo completo de la doctrina bíblica, es una falsificación descarada de la verdad de Cristo, al servició de cualquiera de las ideologías de moda.
     

    JRRiudoms
    16/05/2016
    11:02 h
    5
     
    Es estrechez de miras creer en la igualdad "fundamentalismo [bíblico] = reaccionarismo [social y político]". Sobre el sr. Trump y las elecciones de los EEUU, mejor dejar que los muertos entierren a sus muertos, que aquella nación de Estados nos llevan una cierta ventaja democrática a muchos de nuestros países, además de aquello que es tan verdad de que "en mi casa crían calderadas" (además de estar sin barrer). Atentamente
     

    Javier
    16/05/2016
    00:19 h
    4
     
    El evangelio nos avisa que probemos los espíritus si son de Dios. Los frutos del espíritu son amor, gozo, paz....... A mi Donald Trump no me transmite este espíritu, más bien al contrario Pero también tengo yo y tenemos todos, que tener cuidado de decir la verdad en amor cada vez que opinamos y debatimos temas. Esto no es una web del mundo, es un a web cristiana, que se note que no tenemos el espíritu de este mundo sino el espíritu que viene de Cristo.
     

    Protestantólogo
    15/05/2016
    19:52 h
    3
     
    Jesús a fariseos y escribas: “Vosotros de vuestro padre el diablo sois…” Jn.8:44, él sabía que participaban en ceremonias ocultistas, lo que posteriormente se llamó cábala y hoy agnosticismo sincrético. Lo asesinaron Roma y demonios “religiosos”. Destacados líderes evangélicos, liberales, neoevangélicos, evangélicos radicales, de izquierda, etc., han participado en ceremonias iniciáticas, quedando como “durmientes”. Los fundamentalistas han rechazado esto, despertando ira peyorativa y desprecio
     

    SMC
    15/05/2016
    12:30 h
    2
     
    Vamos que si un evangélico es de derechas, como es mi caso, no somos evangélicos ni cristianos y además, el sr. Stam es misericordioso nos perdona la vida, poco menos que somos la personificación de Satanás. Gracias señor Stam por esta muestra de amor y comprensión al prójimo. Que lamentable que Protestante digital de cabida a estas muestras de odio. Bendiciones
     
    Respondiendo a SMC

    quim
    17/05/2016
    16:32 h
    10
     
    Posiblemente su reacción no es la misma cuando PD da cabida a posicionamientos de determinados autores cuyo posicionamiento es de derechas (y algunos muy de derechas). Mis deseos de bendición de parte de un evangélico (y si me considera como tal, también hermano) de izquierdas.
     
    Respondiendo a quim

    SMC
    17/05/2016
    22:05 h
    12
     
    Creame que si faltan el respeto a algún hermano diciendo de el que no es evangélico por ser de izquierdas me molestaría igual. Usted es de izquierdas, políticamente hablando, y puedo pensar que está equivocado; pero jamás diré o pensaré que por eso usted no es cristiano evangélico. Ser seguidor de Cristo y ser salvo por su sangre está muy por encima de las opiniones políticas, que no dejan de ser posiciones sobre el mundo. Bendiciones y gracias
     
    Respondiendo a SMC

    SMC
    17/05/2016
    09:31 h
    8
     
    Me gustaría aclarar que la mayoría de evangélicos conservadores de Estados Unidos (como muestran encuestas y sondeos) rechaza al señor Trump así como destacados líderes evangélicos conservadores lo han censurado. El estilo de vida de Trump y su forma de actuar y hablar nada tiene que ver con los principios evangélicos ni con posiciones conservadoras. Bendiciones
     

    Noa Alarcón
    15/05/2016
    10:21 h
    1
     
    Muchas gracias por este artículo tan necesario, Sr. Stam. Estoy segura, sin embargo, que una gran parte de los comentarios a su artículo no tendrán nada que ver con examinarse a uno mismo para ver dónde estamos en nuestra fe (tan necesario), sino insultos al Sr. Trump, que no hay que olvidar que está apoyado por una GRAN masa de gente que piensa que es "cristiana" y "necesaria" su política que se coloca entre el neofascismo y la caspa más cutre. Un saludo.
     

    Enrique
    14/02/2017
    09:30 h
    20
     
    Si estar a favor de la vida (no financiar el aborto), defender el matrimonio bíblico como la unión de un hombre y una mujer, condenar el martirio de los cristianos en el mundo, bendecir a Israel, y comprometerse a luchar por la restauración de los principios cristianos en su nación es ser "Evangelico fundamentalista de derecha" ¡bienvenido sea Sr. Trump! aunque a los de la izquierda le moleste tanto como escribir artículos politizando el evangelio.
     

    Manolo
    10/02/2017
    13:12 h
    18
     
    No es la primera vez, ni será la última que en la Iglesia de Jesucristo, nuestro Señor, surgen diferencias, distintas opiniones, murmuraciones y posturas encontradas. En Hechos 6: del 1 al 7, encontramos este tipo de dificultades sobre cuestiones de orden material que surgen del agravio entre hermanos; siempre se puede encontrar una salida en la comunión íntima de todos con Dios; al final del capítulo el Señor soluciona el tema con una gran Bendición para su Gloria Sola, mora.
     

    jorgevaron
    07/02/2017
    19:46 h
    17
     
    Señor Stam, quiere "rescatar esta palabra tan bella ?". Busque la pedagogía del verdadero maestro el Señor Espíritu Santo y deje de lado tanta literatura inútil que circula por ahí. Bendiciones.
     



     
     
    ESTAS EN: - - - La ‘derecha evangélica’
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    Evangelio y Reforma impactan Latinoamérica con César Vidal Evangelio y Reforma impactan Latinoamérica con César Vidal

    Viaje de César Vidal a México, Argentina, R. Dominicana y Perú: encuentros, conferencias y presencia en medios evangélicos y "seculares" logra impacto relevante en la sociedad.

     
    Francisco de Enzinas, pasión por la Palabra Francisco de Enzinas, pasión por la Palabra

    Miguel Ángel Vieira presenta a la figura del burgalés, el primero en traducir la Biblia al castellano en el siglo XVI, que está siendo homenajeado este año en Burgos.

     
    El camino de la Reforma protestante: César Vidal

    Análisis del inicio histórico de la Reforma protestante y su significado, ante los 500 años de aquel 31 de octubre en que Lutero clavó sus 95 tesis. 

     
    95 Tesis para la España de hoy 95 Tesis para la España de hoy

    Xesús Manuel Suárez presenta el documento en el que han colaborado más de 90 evangélicos de España de distintas áreas para aportar a la sociedad desde la cosmovisión protestante.

     
    José Luis Andavert, 32 años sirviendo en Sociedad Bíblica

    El que ha sido director de la entidad durante 32 años nos habla de su experiencia y las expectativas de futuro en la Sociedad Bíblica de España.

     
    “La ley LGTBI genera más problemas que los que soluciona”

    Rubén Navarro, de ADF International, considera que la ley que se debate este martes en el Congreso supone una pérdida de derechos para el conjunto de los ciudadanos y un peligro para los que disientan de las opiniones protegidas por la norma.

     
    “El crecimiento evangélico en España no es solo numérico”

    Máximo Álvarez presenta el nuevo mapa misionológico de España, donde todavía hay 526 ciudades de más de 5.000 habitantes sin presencia evangélica.

     
    Ley proLGTBI impide la diversidad: Jaume Llenas

    "El Estado lo que debe es no perjudicar la diversidad. No sólo en sexualidad, sino en política, religión. Pero este proyecto de Ley sólo permite un tipo de ideología sexual, estableciendo una sociedad uniformizada". Entrevista a Jaume Llenas, abogado y secretario general de la Alianza Evangélica Española,

     
    FOTOS Fotos
     
    Las 95 Tesis, clavadas en España Las 95 Tesis, clavadas en España

    Evangélicos presentan 'Las 95 Tesis de la Reforma 500 años después' a gobiernos locales y regionales, por toda España.

     
    La Biblia a través de la historia La Biblia a través de la historia

    Una exposición recorrerá Galicia este año 2017 mostrando la historia de la Biblia y su importancia para la Reforma Protestante.

     
    Las diversas capacidades de Mefi-Boset Las diversas capacidades de Mefi-Boset

    El ministerio Mefi-Boset lleva 20 años trabajando el tiempo de ocio y apoyo a las familias de personas con discapacidad intelectual en Terrassa y Barcelona. Algunas imágenes de este curso que acaba.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Historia de tres reyes Historia de tres reyes

    El egoísmo nos hace creer que es mejor y más fácil hacer todo solos.

     
    Toda la Biblia: Génesis Toda la Biblia: Génesis

    En el primer libro de la Biblia encontramos a un Dios que, desde el principio, está buscando  restablecer la relación rota con las personas.

     
    Lutero en España: la reforma invisible (documental) Lutero en España: la reforma invisible (documental)

    El documental emitido en TVE realiza un recorrido histórico desde el S. XVI hasta llegar a la actualidad para mostrar la realidad del protestantismo en España.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.