PUBLICIDAD
 
jueves, 24 de mayo de 2018   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    11
     

    El Evangelio según Spurgeon

    Conmemoramos la vida de Charles Spurgeon con un análisis del Evangelio que tanto amaba y predicaba.

    BRISA FRESCA AUTOR Will Graham 30 DE ENERO DE 2016 22:05 h
    Charles Spurgeon

    Charles Spurgeon murió en el sur de Francia el día 31 de enero, 1892.



    Esta semana, quiero dedicar mi artículo a su legado y creo que lo más oportuno sería compartir sobre el grandioso tema que ardía continuamente en el corazón del príncipe de los predicadores, esto es, el Evangelio del bendito Hijo de Dios. Es prácticamente imposible leer un mensaje de Spurgeon sin toparse con alguna referencia a las buenas noticias de Cristo.



    Hoy, entonces, he resumido un sermón predicado por nuestro amado Charles el día 19 de julio, 1857 en el Music Hall de los Royal Surrey Gardens titulado: ‘Sustitución’. En esta predicación, Spurgeon destaca los elementos fundamentales del Evangelio bíblico.



     



    EL TEXTO



    “Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en Él” (2 Corintios 5:21).



     



    INTRODUCCIÓN



    Spurgeon alude a 2 Corintios 5:21 como “la gran filosofía de la salvación”. En este versículo se revela cómo Dios puede ser justo y el justificador de los impíos. Antes de hablar sobre la esencia del gran intercambio mencionado por el texto, Spurgeon aclara que hay que comprender a las tres personas nombradas en él, a saber, Dios el Padre, Dios el Hijo y el ser humano.



     



    #1: DIOS EL PADRE



    Spurgeon ataca las deidades falsas inventadas por los pensamientos humanos aseverando que, “Dios es un ser muy diferente de lo que algunos suponen”. Para hablar correctamente sobre Dios del Evangelio, hace falta mencionar tres atributos principales: la soberanía de Dios, la justicia de Dios y la gracia de Dios.



    #1.1 La soberanía de Dios



    Dios es Dios. Significa que Dios no puede ser controlado por nadie y que “tiene autoridad absoluta y poder absoluto para hacer exactamente lo que le plazca”. Dios es soberano sobre todas sus criaturas y todas las acciones de ellas.



    El Dios de Spurgeon no es un Dios débil ni flojo sino, “un Dios inalterable, infinito y sin fallas”. Es un Dios digno de ser adorado, superior a toda la creación, excelso, altísimo, grandioso.



    #1.2 La justicia de Dios



    El Dios soberano, el Dios que es Dios en el pleno sentido de la palabra, abomina el pecado con un odio perfecto. En este sub-punto, Spurgeon vuelve a denunciar la idea de una deidad suave y light fabricada por el sentimentalismo humano. Dice el inglés, “Algunos de ustedes adoran a un dios que no castiga el pecado, sino que es misericordioso por debilidad, y tan eternamente débil que hace caso omiso de las transgresiones e iniquidades y nunca las castiga.



    Creen en un dios quien, si el hombre peca, no demanda castigo por su ofensa. Piensan que un puñado de buenas obras lo calmará, que es un gobernante tan débil que unas pocas palabras dichas delante de él en oración les dará suficientes méritos para revertir la sentencia, si en efecto creen que alguna vez dictará una sentencia”. ¿Y la conclusión de Spurgeon? “El dios de ustedes no es ningún Dios”.



    El diosito bonito del siglo XIX no era el Dios de las Escrituras. La Palabra de Dios testifica acerca de un Dios santo, justo, severo que castigo a los pecadores por sus transgresiones. El pecador, por lo tanto, está en una situación deplorable.



    #1.3 La gracia de Dios



    Lo maravilloso del Evangelio, sin embargo, es que el Dios soberano y justo es amoroso también. Amor y gracia son sinónimos en la mente de Spurgeon. “Vivo yo, dice el Señor, que no quiero la muerte del impío, sino que vuelva de su camino, y que viva” (Ezequiel 33:11).



    Sin la doctrina del amor de Dios, la venida del Hijo de Dios no tiene ningún sentido. Es a través del Hijo que Dios efectúa el plan de salvación para los pecadores. Entonces, ¿quién es este Hijo?



     



    #2 DIOS EL HIJO



    Spurgeon aclara que Jesucristo es el Hijo de Dios, el único Dios-hombre. ¡Cien por cien divino y cien por cien humano! Y según el texto de 2 Corintios 5:21, este Dios-hombre no conocía pecado. Explica el inglés, “No sabía lo que era el pecado.



    Lo veía en los demás, pero no lo conocía por experiencia. Le era totalmente extraño. No dice solo que en su corazón no había pecado, sino que no lo conocía”.



    El Hijo de Dios nunca cometió un pecado con sus palabras ni acciones ni pensamientos ni actitudes. Era santo, puro, perfecto, inmaculado, intachable en todos los sentidos.



     



    #3 EL SER HUMANO



    La tercera persona mencionada por 2 Corintios 5:21 es el hombre. Antes que nada el ser humano es un rebelde, un pecador, un transgresor de la ley divina. ¡Todo lo contrario a Dios el Hijo! Todos los hombres y mujeres son pecadores desde el nacimiento.



    “Nacido en el mundo como pecador, has sumado a esto la culpabilidad de tus propias transgresiones”. El ser humano, entonces, es doblemente culpable. Culpable por los pecados de Adán y culpable por los suyos propios.



    Es a la luz de esta terrible verdad que Spurgeon prosigue a explicar la esencia del ‘gran intercambio’ evangélico.



     



    #4 EL GRAN INTERCAMBIO EXPLICADO



    Si recapitulamos lo que hemos visto hasta ahora, tenemos las siguientes tres verdades establecidas:




    1. El Padre es justo

    2. El Hijo es perfecto

    3. Sin embargo, el ser humano es pecador.



    Ésta sí es una mala noticia para el hombre.



    Dios ha visto el pecado del hombre. “No habrá ninguna posibilidad de escapar. Es seguro que el prisionero será encontrando culpable. ¿Cómo puede escapar de su culpa? ¿Hay algún error en los cargos en su contra? ¡No! Han sido redactados por la sabiduría infinita y dictaminados por la justicia eterna. Aquí no hay nada de esperanza… ¿Cómo, entonces, podrá escapar el prisionero ante el tribunal? ¿Existe posibilidad alguna?”



    La respuesta que ofrece Spurgeon ante esta escena tan lamentable constituye el meollo del anuncio del Evangelio. Ha dicho el Todopoderoso: “¡Pecador, tengo que castigarte y lo haré debido a tu pecado! Pero te amo, con amor entrañable.



    Mi justicia dice: ‘Hiere’, pero mi amor detiene mi mano, y dice: ‘¡Absuélvelo, absuelve al pecador!’ ¡Oh, pecador! ¡Mi corazón ha concebido cómo hacerlo! Mi Hijo, el puro y perfecto comparecerá en tu lugar y será declarado culpable, y tú, el culpable, ¡tomarás el lugar de mi Hijo y serás declarado justo!”



    ¡Maravilla de maravillas! El Hijo sufre el castigo que merece el hombre pecador. El Padre, entonces, trata a Cristo como si fuera el pecador y al pecador, como si fuera el precioso, impecable Hijo de Dios.



    Ahora Dios puede justificar al pecador y ser justo a la vez porque Cristo fue castigado en el lugar del pecador. Y tal vez lo más asombroso es que Jesús lo hizo todo voluntariamente. El ser humano puede ser salvo de la ira venidera a través de la obra del Hijo de Dios.



    Proclama Spurgeon gozosamente: “El Padre y el Hijo hicieron un pacto eterno, en el que el Hijo estipulaba que sufriría por sus escogidos. El Padre, por su parte, pactó justificarlos por medio de su Hijo. ¡Oh, maravilloso pacto, tú eres la fuente de todas las corrientes del amor expiatorio!”



     



    APLICACIÓN



    Si Cristo ha tomado el lugar del pecador, aquel que cree en Cristo es libre eternamente. La justicia de Dios ya no le puede golpear. En Cristo, el impío recibe el favor, la gracia y el amor sobreabundante del Padre.



    El inglés acaba diciendo: “¡Ah! Justicia, ¿dónde estás? Este hombre ha sido un pecador, un rebelde. ¿Por qué no lo golpeas hasta caer en el polvo? ‘No’, dice la Justicia, ‘él ha sido un pecador, pero yo ahora no lo veo así. He castigado a Cristo en su lugar.



    Ese pecador ya no es pecador: es perfecto’. ¿Cómo? ¿Perfecto? ‘Perfecto, porque Cristo fue perfecto. Lo veo como si fuera en Cristo’… Este, para los pecadores, es el maravilloso resultado del Gran Intercambio”.



    Así que, si miras a Cristo con los ojos de la fe, arrepintiéndote de todo pecado, serás considerado como ‘perfecto’ ante las santas exigencias de la justicia de Dios.



    Estas sí son buenas noticias; muy buenas noticias. ¡Por eso las llamamos ‘Evangelio’! El Evangelio de los apóstoles. El Evangelio de la Reforma protestante. El Evangelio de Charles Spurgeon.


     

     


    11
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     

    Manolo
    06/02/2016
    21:16 h
    11
     
    C.7, la dificultad para aquellos que siguen la engañosa directriz de que María nació sin pecado(Rom 3:23) y es corredentora con un nivel igual o superior al mismo Jesucristo la encontramos en Apocalipsis 5.1 al 14 en donde no se encuentra a nadie capaz de abrir el Libro excepto El Cordero Inmolado, esta Verdad Eterna debe ser suficiente para sacar de sus supercherías a aquellos que están dentro de la falsa conformación religiosa y les sea dado el Camino de la Vida, mora
     

    Manolo
    06/02/2016
    20:27 h
    9
     
    C.7, usted blasfema cuando pregunta:¿como justifica que como hombre Jesús no heredara ese pecado?, a menos que justifique que María "fue concebida sin pecado" para que pueda concebir a Cristo sin pecado original; porque tacha al Señor de injusto ya que si después de Adán existiera una criatura humana sin pecado en el mundo(como usted supone en María), esa criatura nos representaría ante el Eterno y sería superflua, injusta e innecesaria la Muerte Expiatoria de Jesucristo en el Calvario, mora.
     

    ANGEL
    03/02/2016
    20:41 h
    8
     
    El ser humano nace pecador. Pero Dios no va a culpar al ser humano por lo que hizo Adán. Es un principio que "los padres no pagarán por los pecados de los hijos..." y viceversa. Ese pecado quedó cubierto por Cristo Jesús en la cruz. Sin embargo, puesto que esa naturaleza lleva al hombre a pecar, será por sus actos que será condenado, salvo que la gracia en Cristo le alcance. Por eso está escrito: "por cuanto TODOS PECARON". Ro.3.23 y 5.12. No fue por "imitación", sino por propia condición.
     

    Enrique
    02/02/2016
    09:39 h
    5
     
    Excelentísimo predicador, no tan buen teólogo. Según su descripción; "el hombre es nacido en el mundo como pecador" Dios dice "Vivo yo dice Jehová, que nunca más tendréis por qué usar este refrán en Israel, He aquí que todas las almas son mías; como el alma del padre, así el alma del hijo es mía; el alma que pecare, esa morirá" y agrega "el hijo no llevará el pecado del padre, ni el padre llevará el pecado del hijo; la justicia del justo será sobre él y la impiedad del impío será sobre él. Ez 18
     
    Respondiendo a Enrique

    Manolo
    06/02/2016
    20:44 h
    10
     
    C.5, en Ez 18 hay un hándicap insalvable en el versículo 6 " ni alzare sus ojos a los ídolos"(imágenes que no oyen, ni ven, ni entienden, ni hablan) y de buena razón es lo que le expone ANGEL, al contrario que usted Dios discierne entre los pecados personales y el Pecado de la Humanidad, para mostrar su infinita Gracia y Justicia ya que El no pide cuentas dos veces por el mismo pecado a diferencia de la injusticia humana que a veces destruye reiteradamente al prójimo por una nimiedad, mora.
     
    Respondiendo a Manolo

    Will Graham
    02/02/2016
    12:41 h
    6
     
    Le recuerdo, Enrique, que Spurgeon era un predicador evangélico, no un pelagiano. WG
     
    Respondiendo a Will Graham

    Enrique
    02/02/2016
    22:40 h
    7
     
    Pues si como afirma, "el hombre nace pecador por heredad", y teniendo en cuenta que Cristo fue verdadero Dios, y a la vez, también verdadero hombre, ¿como justifica que como hombre Jesus no heredara ese pecado? A menos que justifique que Maria fue "concebida sin pecado" para que pueda concebir a Cristo libre del pecado original, tendrá un grave problema para explicarlo sin retorcer su misma declaración.
     

    Bastian
    01/02/2016
    15:13 h
    3
     
    Muy buen articulo, gracias a Dios por estos servidores como Spurgeon que bendicen a su pueblo.
     

    Protestantólogo
    01/02/2016
    02:26 h
    1
     
    Qué lejos nos vamos quedando del evangelio de estos prohombres de la fe. El Domingo antepasado se celebró el culmen de la Semana Mundial de Oración, organizada por el CMI, en la que participó, en una parroquia romana, el Coro Evangélico Unido de Madrid y el grupo de alabanza de una iglesia de las nuestras. El evangelio ecuménico es “otro evangelio”. Al momento estas actividades son activadas subrepticiamente, sin conocimiento de las congregaciones, sin previo aviso, orar es un acto de comunión
     
    Respondiendo a Protestantólogo

    Will Graham
    01/02/2016
    12:40 h
    2
     
    Sí, Spurgeon siempre recalcaba que la verdad de Dios es más importante que una unidad falsa. Por esta misma razón, de hecho, salió de su unión bautista unos cinco años antes de morir. Un saludo, WG
     
    Respondiendo a Will Graham

    Protestantólogo
    01/02/2016
    18:39 h
    4
     
    Gracias al autor por su comentario. El magma ecuménico se mueve en España en razón de la siguiente composición molecular: ICR (que suspira por poner a su “santo padre” al frente de la comunión de espiritualidades, cuáles sean; iglesias marianas ortodoxas rusas y rumanas; por el lado protestante: la iglesia luterana, la IERE, la IEE (y su extensión “metropolitana”, es decir sincretista y “abierta”) y algún retículo “evangélico” que proporciona solaz musical y un par de sueños bidireccionales.
     



     
     
    ESTAS EN: - - - El Evangelio según Spurgeon
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    ¿Es Dios un 3 en 1? ¿Es Dios un 3 en 1?

    Muchos creen que tras morir Jesús sus seguidores le idealizaron hasta hacerle Dios con el Padre y el Espíritu Santo ¿Es posible un solo Dios con tres personas a la vez? Reflexión de Andy Wickham.

     
    Jesús ¿el único camino para llegar a Dios?

    Hay miles de formas de buscar a Dios ¿No es exclusivista, intolerante y orgullo espiritual que el cristiano afirme que Jesús es la única opción válida?

     
    Cristianos PSOE, un puente entre política y fe cristiana (Juan Carlos González) Cristianos PSOE, un puente entre política y fe cristiana (Juan Carlos González)

    Entrevista a Juan Carlos González, Coordinador Federal de Cristianos Socialistas, sobre su papel, visión del hecho religioso en la vida pública y puntos centrales de conflicto fe-política en España.

     
    ¿Qué hay después de la muerte? ¿Qué hay después de la muerte?

    Todo ser humano muere. La gran cuestión es: ¿Qué pasa luego, seguimos existiendo, hay otro tipo de vida, cómo sería? ¿Me pedirán cuentas por cómo he vivido? Reflexión de Andy Wickham.

     
    Todas las religiones ¿llevan al mismo Dios?

    Existe la idea de que toda religión en lo esencial es igual, con sólo diferencias secundarias. ¿Es así? ¿Son lo mismo o tienen todas parte de la verdad? Reflexión de Andy Wickham.

     
    FOTOS Fotos
     
    Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga

    El encuentro congregó unas 50 personas de 12 países.

     
    Idea2018, en fotos Idea2018, en fotos

    El encuentro celebrado en Palma de Mallorca reunió a evangélicos de todo el país para conversar sobre convivencia, misión e interculturalidad.

     
    Las 95 Tesis, clavadas en España Las 95 Tesis, clavadas en España

    Evangélicos presentan 'Las 95 Tesis de la Reforma 500 años después' a gobiernos locales y regionales, por toda España.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Toda la Biblia: Jeremías Toda la Biblia: Jeremías

    Muchas veces este profeta se desanimó por la falta de respuesta, pero siguió adelante con valentía.

     
    ‘El amor que viene’, Luis Avero y Sammy Planes ‘El amor que viene’, Luis Avero y Sammy Planes

    Ritmos alegres para celebrar el mayor regalo: el amor de Dios.

     
    Mosaico en Buenas Noticias TV Mosaico en Buenas Noticias TV

    El programa evangélico de RTVE dedica un amplio reportaje a presentar la comunidad de youtubers cristianos, que está a punto de cumplir su primer año.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.