PUBLICIDAD
 
jueves, 17 de enero de 2019   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
9
 

Para que nadie se gloríe

En la Escritura está claro que en la salvación verdadera nadie puede gloriarse de haber puesto algo, de haber añadido.

REFORMA2 AUTOR Emilio Monjo 30 DE AGOSTO DE 2015 10:50 h

El papado tiene una alacena donde almacena los méritos de cristo, el suyo, en minúscula, y de los santos. De ahí saca para sacar, sacaliña. La obra del Redentor, del Hijo de Dios, pues, para esa entidad es una parte, la suma total corresponde a las obras meritorias de otros. Y todo ello administrado por el sucesor del tesorero, aquél de la bolsa y de las monedas; sucesión apostólica. Es el evangelio de la salvación por cristo Y. Sin la Y el cristo no puede ser salvador. Quien pone la Y tiene la gloria de no solo salvarse, sino de poder indicarle al salvador que gracias a su Y, a su añadido, ahora puede presumir de ser salvador.



En la Escritura está claro que en la salvación verdadera nadie puede gloriarse de haber puesto algo, de haber añadido, no hay y. Pero es también lo común encontrarse con dificultades para explicar que somos salvos solo por la voluntad y obra de Dios, y que el pecador no pone nada porque todo lo que ponga será pecado. Si no ponemos nada, ¿somos salvos solo por la gracia y voluntad de Dios? Eso es. Entonces, ¿la obra de Cristo es suficiente? Eso es; única, hecha una sola vez para siempre, y perfecta; no se le puede añadir, ni quitar. O sea, que hemos nacido de nuevo, hemos resucitado, hemos pasado de muerte a vida, sin poner nada de nuestra parte. Así es, así lo pone la Escritura. Por eso la Escritura es espada con la que el Señor mata a todos los que tienen alacena de obras y méritos.



Si no tenemos de nosotros mismos más que pecado y rebelión, y estamos muertos en esos pecados y rebeliones, esa solución de salvarnos por la obra de otro es realmente una buena noticia, es Evangelio de salvación. Además, ese Otro es nada menos que el Hijo de Dios, que ha salvado a todos los que le fueron dados por el Padre. Eso está bien, pero ¿no nos deja a merced de la sola voluntad y misericordia de Dios? Así es; y eso no parece nada dañino, porque ese Dios nos ha amado hasta entregar a su propio Hijo para redimirnos; no son malas manos en las manos que estamos.



La cofradía del santo cristo de la Y, está compuesta a lo largo de la Historia por gente de toda lengua, nación o condición. Son los mediadores, los que han colocado al cristo aislado, y no se puede ni acercar al pecador sin los puentes que estos pontífices han fabricado. Los hay en todas las iglesias, incluso en ellas, los hay de tipos y formas distintas, para todos los gustos, pero el cristo aislado siempre está dependiente de que alguien le ponga una Y a su obra para que sea obra definitiva. El consumado es, se convierte en “será consumado cuando me pongan el puente”. La iglesia de estos no está fundada en la Roca, sino que el Cristo estaría fundado en sus obras humanas, sin ellas no tendría nada. Esas obras de la alacena son necesarias para que el Cristo sea el Cristo, por eso los que las tienen no tienen al Cristo que resucitó, sino a otro cualquiera de los muchos que salieron por el mundo, esos que sí, ellos sí obran por Belcebú. Esos cristos, en su apocalipsis diabólico, cantan a la multitud de los que pusieron sus obras en la alacena y dicen: “gracias por vuestras obras, que por ellas me habéis hecho señor y cristo”. De ellos hay casi tantos como puentes, pues para todos los gustos se hicieron estas salvaciones. Nada que ver con el Único, el que con una sola ofrende hizo perfectos para siempre a los santificados.



Vamos a ver, esto suena bien, pero a ver si al final vas a decir que Cristo salva a alguien sin que ese alguien ponga nada. Porque eso sería dejar al pecador a merced de la voluntad de Dios. Pues sí, está a merced de la voluntad de Dios, pero eso no parece tan malo. Yo que ruego cada día que se haga esa voluntad, y que se me exhorta a que busque siempre la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta, pues dejar todo en manos del Señor, del que es Justo y Santo, mal, mal no me parece. Pero al menos se tendrá que dejar algo que dependa del pecador, porque si no, cómo evangelizamos. Vale que las obras de las tradiciones y supersticiones romanas, como esa que anuncian de visitar en peregrinación los santuarios ignacianos, o cosas semejantes, no valgan, pero ¿y la decisión? Porque a ver qué les va a quedar a los predicadores que siempre buscan conseguir la decisión del pecador, incluso las suman y todo, viendo cuando levantan la mano o algo. ¿Eso no vale?



Eso vale para los que les vale. Para la salvación no. Eso no está en la cruz. Allí la única decisión fue la de Dios, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Cristo, el Resucitado, no necesita ninguna Y, ninguna decisión o aceptación (vaya Señor sería) para que pueda salvarnos. Por otro lado, cualquier Y que pongamos estará llena de nuestra rebelión, Pablo las llamó excrementos; efectivamente todas las Y almacenadas en la alacena no son más que excrementos, por eso suponen olor grato a su dios, a su padre, y en ellas se glorían.



Bueno, que no te lo quiero ni nombrar, ¿entonces el libre albedrío? Pues por ahí anda; con sus máscaras y ocultaciones. Quizás convenga recordar que es el fabricante y conservador de la alacena jesuita. Ignacio es el mejor promotor de eso que llaman libre albedrío. Es verdad que otros usan las palabras con significados equívocos, sin mala intención, pero por sí mismo no es más que lo que el hombre tiene de sí propio. Ponle el nombre y la grandeza que quieras, al final, es lo que tiene un muerto, como parte de su muerte. Pero esto es ofensivo; ¿a dónde vamos a ir con este mensaje?, pues a todo el mundo. Así nos lo manda el Señor. Por supuesto el Evangelio no es este resumen que aquí pongo; lo que se tiene que anunciar es la Palabra, toda ella, con sus avisos, mandamientos, reprensiones, juicios, etc. Así esa Palabra opera sus efectos en los muertos que serán resucitados por ella (esta es la obra completa de Dios), y entonces se ejercen los afectos, se mueve la voluntad, se vive de entre los muertos. Eso es lo que debemos hacer, anunciarla. Pero los caminos humanos para conseguir que se arregle el pecador para que luego pueda Cristo venir y reinar, eso no es Evangelio de salvación, eso es obra agusanada de alacena de méritos.



Dejo para la próxima semana, d. v., lo que iba a ponerles hoy, la comparación que hace Antonio del Corro, muy buena, en el resumen de su comentario a Romanos, con la imagen de un injerto (el que tenemos en Cristo) y los resultados propios. En esa imagen se explica de forma excelente la situación del pecador. Como árbol muerto, como injertado Cristo en él, y los frutos consiguientes.


 

 


9
COMENTARIOS

    Si quieres comentar o

 

ikari
31/08/2015
18:10 h
5
 
El protestantismo simpre ha puesto la doctrina falsa de la "sóla" fe a la supuesta "sóla" obra del catolicismo ... falso. Bien lo dice la Iglesia que ni la sóla fe y las sólas obras justifican al pecador, somos justificados por la GRacia y Misericirdia Divina. Fe y obras no pueden divorciarse y tomar cada uno su camino por separado. ¿Acaso habrá alguna "sóla" fe y algúna sola obra humana que merezca toda una eternidad? Evidentemente no, la conclusión cae de maduro.
 
Respondiendo a ikari

emilio monjo
01/09/2015
11:33 h
6
 
Amigo Willian, cae de maduro que está respondiendo a algún defensor del protestantismo, no es mi caso. En el artículo ni se menciona la fe. Una fe que merezca, o unas obras que merezcan, todo está en la alacena agusanada. Es la obra perfecta de Cristo de la que se habla en el artículo. Gracias, de todos modos, por las notas.
 
Respondiendo a emilio monjo

ikari
04/09/2015
20:25 h
8
 
Usted es bastante equivoco en sus apreciaciones. El afirmar que en el catolicismo Cristo salva con el agregado del "Y" es una falacia, tal como la "sola". Sugiere que Cristo y xxxx salvan, que Cristo y algún otro "Y" realizan la obra de salvación. Hermano Monjo, gracias por responder, es Vd bastante ilustrado para tener que recurrir a recursos impropios a su condición. Critique el catecismo, la doctrina catolica, pero no cite una fe catolica ficticia. Y si, el C.5 es a razón del C. 1 y 3.
 

F. Ruiz de Pablos
31/08/2015
12:43 h
3
 
Un ejemplo de los muchos de "sola fides" que pueden citarse, es la sentencia inquisitorial de 1559 a relajación de Francisco Vivero (uno de los hnos. Cazalla, figura en la ya segunda edición CIMPE): "avía tenido y creydo... que por la pasión y méritos de nro. rredemptor Jhsuxpo. son y están justificados todos los pecadores y que con sola esta fee y creençia se an de saluar sin que sean neçesarias de su parte ningunas obras... deziendo que ya están justificados por los merecimientos de Jhsuxpo."
 

Will Graham
31/08/2015
11:28 h
2
 
Muchas gracias, hermano Monjo. Gloria a Dios. La salvación es del Señor! WG
 

flash
30/08/2015
21:34 h
1
 
Como dice Santiago: "Enséñame tu fe y te enseñaré mis obras". Fe y obras, juntas. Entre ellas no existe el divorcio.
 
Respondiendo a flash

ikari
31/08/2015
18:06 h
4
 
No solo eso Flash, recuerda ésto: a) Señor, ¿que debo hacer para llegar a la vida eterna?, b) Jesús recurre a la parabola del buen samaritano, c) Responde finalmente "vete tu y haz lo mismo". No ha respondido "ten fé y serás salvo", que bién facil la hubiera puesto para todos ¿y la sóla fe?. Despues de todo, fuera del discurso y de facto querido hermano, el protestantismo reconoce el valor de las obras en el camino a la salvación.
 
Respondiendo a ikari

EZEQUIEL JOB
01/09/2015
17:25 h
7
 
ikari (4), tu dices "el protestantismo reconoce el valor de las obras en el camino a la salvación", como si la salvación estuviera lejana, esto no es así, cualquiera que cree en Cristo, YA ES SALVO por FE (Jn3:16)(Ef2:8-9), eso sí, que la FE se muestra en Obras estoy de acuerdo (Stg2:17). ¿Qué "obras" hizo el malhechor que creyó en Cristo estando crucificado, para que Dios lo haga salvo?(Luc23:42-43), pues solo creyó en Cristo, punto, porque creer en Cristo ya es Obra de Dios (Jn 6.28-29).
 
Respondiendo a EZEQUIEL JOB

ikari
04/09/2015
20:33 h
9
 
Pues amigo, Dios paga a los peones de su viñedo como mejor le parece ¿acaso no es el dueño del campo? Si quiso pagar 100 al que trabajo todo el día y tambien pago lo mismo al que trabajó solo una hora ¿quien es el hombre para reclamarle? y lo del buen ladron fue solo segundos tal vez. La FE en Cristo en creer en sus palabras Y sus obras. Mas que hablar bien de Cristo, el quiere que hagamos su voluntad hermano. Sin ser suficientes, fe Y obras no pueden estar divordiadas en la vida del cristiano.
 



 
 
ESTAS EN: - - - Para que nadie se gloríe
 
PUBLICIDAD
 
 
 
AUDIOS Audios
 
Periodismo evangélico en una Europa poscristiana Periodismo evangélico en una Europa poscristiana

Joel Forster repasa los retos para los cristianos en el continente europeo y la labor que realiza desde hace cuatro años Evangelical Focus para conectar evangelio y sociedad.

 
Un sello que hace historia Un sello que hace historia

José Luis Fernández Carnicero explica las actividades programadas este mes de enero en Ourense para celebrar la emisión del sello de la Biblia del Oso y la Reforma Protestante.

 
La Inquisición española, ¿leyenda negra? La Inquisición española, ¿leyenda negra?

Ante una nueva edición del libro “Artes de la Santa inquisición Española”, Emilio Monjo nos explica su importancia, la relación con Casiodoro de Reina, y confronta los desvaríos históricos que se han realizado en los últimos meses en torno a la historia de la España del XVI.

 
#Forum18: ¿Cómo vas a brillar? #Forum18: ¿Cómo vas a brillar?

Samuel Escobar, Israel Montes, Ester Caballero y otros nos dan su valoración y qué se llevan para aplicar tras asistir a un evento cuyo lema fue ‘Brillando como estrellas’.

 
Jaume Llenas: fin de etapa en la AEE Jaume Llenas: fin de etapa en la AEE

Conversamos con Jaume Llenas sobre la Alianza Evangélica Española, su presente y futuro, tras 17 años en la secretaría general.

 
Alianza Solidaria: Ayuda a Venezuela Alianza Solidaria: Ayuda a Venezuela

Conocemos más de cerca el proyecto de alimentación a la infancia que lleva adelante esta entidad evangélica en Venezuela.

 
FOTOS Fotos
 
15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

 
Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

 
Idea2018, en fotos Idea2018, en fotos

El encuentro celebrado en Palma de Mallorca reunió a evangélicos de todo el país para conversar sobre convivencia, misión e interculturalidad.

 
VÍDEOS Vídeos
 
Toda la Biblia: Gálatas Toda la Biblia: Gálatas

Nuestra vida no depende de nuestras tradiciones o costumbres, sino de la dependencia de Dios.

 
Mi testimonio Mi testimonio

¿He conocido de verdad a Jesús? ¿Cómo saber si soy salvo? Sofía Oliver nos cuenta su historia.

 
Mi último día Mi último día

Un corto de animación que recrea la perspectiva de uno de los ladrones crucificados junto a Jesús.

 
 
Síguenos en Ivoox
Síguenos en YouTube y en Vimeo
 
 
RECOMENDACIONES
 
PATROCINADORES
 

 
AEE
PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
 

Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.