PUBLICIDAD
 
miercoles, 23 de enero de 2019   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
18
 

Revisando el concepto de discipulado

Nuestro llamado a hacer discípulos debe recuperar el sentido de acompañar en el Camino, y esto implica no quedar atrapados en nuestros eventos y estructuras, sino ser capaces de reconocer la singularidad de la experiencia de cada discípulo.
IGLESIA XXI AUTOR Rubén Gómez Cuenca 03 DE AGOSTO DE 2013

Para las nuevas generaciones el concepto de La Verdad ha dejado de ser una noción puramente intelectual. En la actualidad, lo que creo ha dado paso a lo que vivo. Es por ello, que expresar una verdad que no encarno, se convierte en ruido para nuestros receptores del siglo XXI.

Jesús usó el modelo hebreo de enseñanza, aun cuando tenía a su alcance el modelo griego. Hemos inspirado nuestro sistema educativo actual en el prototipo griego, y lo desarrollamos tanto en la escuela como en la iglesia. Es desde este modelo que explotamos una y otra vez la práctica de sentar a los alumnos de manera pasiva, para que simplemente escuchen al orador. Estamos convencidos de que la sola transmisión de información moldeará el carácter. Sin embargo, como afirman los autores de “Raíces, Pastoral Juvenil En Profundidad”: “El Maestro por excelencia no usó los medios de forma arbitraria sino que solamente utilizó los que le ayudarían en la consecución del fin que se proponía... si Jesús llevó a cabo su trabajo con los doce de esa manera, ¿podemos permitirnos el lujo de hacerlo de forma diferente?”

Cuando leí “Plan Supremo de Evangelización” del profesor Robert E. Coleman, descubrí que imitar a Jesús en el área de discipulado es posible si diferenciamos métodos y principios. La reproducción del método rabínico que Jesús usó, donde el discípulo vivía con su maestro las 24 horas del día por tiempos prolongados, es de difícil desarrollo en nuestra cultura. Sin embargo, hay principios universales detrás de este método que Jesús usó, como el pasar tiempo con tus discípulos en el contexto de la vida real.

Aunque el Maestro se valió de la transmisión de información para su objetivo, usó de mucho más, pues el concepto de discipulado desde el ejemplo de Jesús es transmisión de vida, y hace falta más que oratoria para ello.

Estoy convencido de que la iglesia, en el cumplimiento de la Gran Comisión, necesita seriamente cambiar la imagen del alumno por el del aprendiz. Nos ayudaría volver a recuperar el valor de aquellos antiguos gremios medievales donde uno se formaba a los pies del maestro en el contexto de la vida cotidiana.

Además, con respecto al discipulado actual, he observado que en muchas tradiciones cristianas la gran comisión ha sido sustituida, en el mejor de los casos, por la transmisión de las 4 leyes espirituales y en el peor, por la domesticación. Es decir, enseñamos a los discípulos a moverse en nuestras subculturas evangélicas y cuando aprenden a levantar las manos o permanecer quietos en reverencia (según la denominación), a asistir fielmente a los programas regulares y a diezmar u ofrendar, damos por finalizados nuestros objetivos.

Nuestro llamado a hacer discípulos debe recuperar el sentido de acompañar en el Camino, y esto implica no quedar atrapados en nuestros eventos y estructuras, sino ser capaces de reconocer la singularidad de la experiencia de cada discípulo. El fracaso de la teología por trasmitir vida debería sacarnos más frecuentemente de nuestros púlpitos. De esta forma podremos convertirnos en estructuras de credibilidad, encarnando esa verdad que tan bien proclamamos y proveyendo unas relaciones significativas que recuperen la transmisión de vida al estilo de Jesús.

La invitación de Jesús es “Sígueme”, y como bien dice mi amigo Félix Ortiz, debemos preguntarnos “¿a dónde?”.En artículos anteriores nos hemos acercado al concepto de pecado y de salvación, señalando que nuestro Salvador apareció para restaurar todo lo que habíamos estropeado. En las Escuelas Vivenciales, en las que dialogamos sobre los temas de esta serie, decimos con frecuencia, que Jesús nos invita a colaborar con Él en el proceso de restaurar el universo hacia aquello que debió ser y que el pecado no permitió. ¿No crees que este es un proyecto por el que merece la pena entregar nuestras vidas?.

Ser y hacer discípulos es un camino que se recorre, es el proceso dinámico de ir juntos tras Jesús con el fin de que su carácter sea formado en nosotros. No se trata solamente de llevar a las personas a una oración, y no es enseñarles a moverse por las tradiciones a las que pertenecemos, por legítimas que sean. Un discípulo colabora con Jesús en su misión en el mundo, mientras él desarrolla en nosotros el hombre nuevo.

Es fácil señalar como poco comprometidos a los jóvenes que abandonan sus comunidades cristianas, pero a veces ignoramos que no entender la esencia del discipulado nos ha llevado a ofrecerles un proyecto por el que no vale la pena morir, y a veces ni siquiera vivir.

Si eres de los que crees que la Gran Comisión es para cada seguidor de Jesús, entonces no podemos escapar de las preguntas: “¿a quién estoy discipulando? y “¿en qué ejemplo estoy basando o basaré mi estilo de discipulado?”.

En las entregas pasadas hemos visto que la perspectiva integral de la salvación, reforzada por una espiritualidad que es capaz de conectar con Dios en la vida cotidiana, nos ayudarán a vivir la misión como un estilo de vida. Pero todo ello será muy difícil si no recuperamos los principios de discipulado del Maestro. Y mucho más, cuando la verdad para nuestros jóvenes, ha dejado de ser un concepto, y tienen que verla encarnada para reconocerla y aceptarla.

Tenemos el reto de acompañar a esta generación en su peregrinaje espiritual, y esto, no es necesariamente ofrecer más estudios y actividades, sino, como nos recuerda el cuadro de Jesús en el camino de Emaús, es bajar a la realidad en la que viven para acompañarles (Lucas 24:14), ministrar sus corazones (Lucas 24:32) y hacer relevante la Palabra de Dios en sus vidas (Lucas 14:25-27).

El siguiente video creo que ayuda a entender mejor las ideas expuestas:

Para los que quieran profundizar en la práctica de un acompañamiento espiritual que no se basa en programas, eventos y actividades, les aconsejo el curso gratuito de Raíces aquí.

Este artículo forma parte de la revista P+D Verano/05,descárgala aquí (PDF).También en ISSUU:
 

 


17
COMENTARIOS

    Si quieres comentar o

 

samuel
11/08/2013
03:25 h
17
 
El hombre,por su pecaminosa naturaleza,jamas acepta a Dios,ya que basándome en la palabra,las tinieblas no pueden ir a la luz,jamás.El ir q Él,a la luz es un acto que viene de Dios, irrestible,por fe y para Fe, nunca,bajo ningún concepto será el hombre el que decida.
 

Angel Bea
11/08/2013
03:25 h
16
 
Fil.3,17; 4.9 1ªCor.11.1, hablan de imitar al apóstol Pablo. Él no da a entender que le imitemos en 'ser apóstoles' como él, sino en todo cuanto tiene que ver con la vida del discipulado... Se entiende ¿No?. ¿Dónde está el problema?. En cuanto a 'tener un debate en una mesa', tú verás lo que haces, Rubén. No porque vayas al perder el debate, sino porque perderás tu precioso tiempo y eso, es para pensárselo. No merece la pena. Me parece que tantas explicaciones como das, aunque están del todo clarísimas y dadas con el mejor de los espíritus, no las merecen aquellos que tanto las desprecian. Todo lo que no sea que prediques abiertamente la predestinación y todo el sistema hiper-calvinista, no
 

Daniel Ward
09/08/2013
11:12 h
15
 
Hay lugares donde cuando dices 'quiero dejar de pecar y ser como Jesús' te responderán '¿quién te crees que eres?' y si decimos 'quiero pecar y no ser como Jesús' nos dirán '¿Qué clase de cristiano eres?' ¿Puede ser Jesús mi Señor si ni siquiera trato de obedecerle?' Es posible que formes parte de una de esas comunidades que no te permiten no seguirle, e incluso ni pretender seguirle, pero tampoco te permiten decirlo. Sin embargo tenemos que hacer una cosa u la otra, no hay una tercera posibilidad. Jrmm ¿eres de los que has decidido seguir a Jesús o no seguirle?... que respondas ante su llamado irresistible a esta pregunta, es algo que puedo compartir. Otra cosa, ¿pudiera ser que no creer qu
 

jrmm
09/08/2013
00:49 h
14
 
#13 nada de eso es lo que digo, no obstante Pablo es apóstol, nosotros no, asi que algo de 'super' si que tiene ;-) . Un saludo
 

M.A. Gemell
08/08/2013
12:28 h
13
 
#8 jrmm el artículo plantea el hacer discípulos de Jesús. El mismo Pablo que dice 'sed imitadores de mí' reconocía que toda la obra es de Dios y el no se consideraba a sí mismo NADA ('no es Pablo ni Apolos, sino Dios quien da el crecimiento'). ¿Qué pasa, que a Pablo se le cruzó un cable, o como era 'superpablo' él podía decirlo y otros no? No amigo, Pablo comprendía que Cristo hacía la obra a través de él, igual que quiere hacer en cada creyente. Lo que usted expone sí que es soberbia: pensar que Dios no puede usar a cualquier hombre por su Espíritu para edificación de los demás. Arrepiéntase, niéguese a sí mismo y deje de erigirse maestro anulando enseñanzas claras de las Escrituras.
 

jrmm
08/08/2013
11:44 h
12
 
#9 Yvan, Ruben, debemos asumir de que si plantear un debate es lo que quereis, ya la pregunta es errada por capciosa. No obstante y fuera de todo esto, nos gustaría invitaros a un encuentro amistoso en nuestra iglesia ya que siendo vecinos, es absurdo que andemos así, en ciber dialécticas. Si lo deseais, estaremos encantados de conoceros tanto a Ruben como a Yvan como todo aquel que quiera acercarse y tranquilos, en formato mesa redonda y sin púlpitos. Seguro que recomenzando, nos entendemos mejor. En la web www.iprsevilla.com y el blog www.reformasevillana.blogspot.com esta toda la información y el teléfono. Recibid un saludo
 

samuel
07/08/2013
01:01 h
11
 
En total y inaplacable sintonía con Jrmm.
 

jrmm
07/08/2013
01:01 h
10
 
#9 Hola yvan, después de ver como PD os facilita un espacio semanal para dos artículos, en el caso de esta semana , clones, y que sólo 500 caracteres tenemos para rebatirlos, acepto mientras no degenere en los insultos que hemos leído aquí, pues en tal caso sacudirè mis sandalias y a otra cosa. Eso sí, me permitiras que me demore un par de dias hasta poder disponer de PC xq vuestra página en el móvil me va fatal. Y no lo hago por vosotros ni por contienda nada provechosa, sino por los débiles en la fe que buscann respuestas y se encuentran con vuestro monopolio ideológico.
 

Yván Pinto Sierralta
06/08/2013
11:51 h
9
 
Hola jrmm! Asumiendo que eres el mismo quien ha dejado un comentario en nuestro blog www.AndandoEnElCamino.com, decirte que nos encantaría dialogar contigo en reación él. Para ello hemos creado un post específico en el blog: http://www.andandoenelcamino.com/invitado-o-forzadocomo-llegamos-a-jesus/ Te esperamos! Un abrazo.
 

jrmm
06/08/2013
11:51 h
8
 
Y sobre el articulo, #2 Jose lo ha apuntado muy bien. Haremos discípulos de quien, tuyos o de Jesús ? Porque pretenderse ejemplo de copia de Jesús como Pablo lo fue es apuntar muy alto, tanto como la soberbia permite. Arrepientanse , nieguense de una vez , nieguense a sí mismos y dejen de erigirse en maestros, llaves de salvación y sandalias de Cristo. Y entonces lo serán.
 

jrmm
06/08/2013
11:51 h
7
 
#4,5,6 Ladran, luego caminamos. La impiedad de un hombre es directamente proporcional a su respuesta ante la clara exposición de la Palabra y la Soberanía de Dios. Examinense a sí mismos, releanse y averguencense. 'ven y sigueme' es un llamado irresistible, no una invitación, o acaso se hubieran ido con el primer pirado que los hubiera invitado? Una invitación condicionada por su Aitoridad, por mucho que no os guste, es un llamado irresistible, venceros ya a la soberanía y dejad vuestra humana soberbia.
 

José Luis Rodríguez
06/08/2013
00:48 h
6
 
#1 jrmm, veo que tenés una visión un poco ceñida o reducida del vocabulario que se le puede aplicar a la obra de Jesús. Además de demostrar tu perspectiva teológica, te incapacita para ver otras. Para tu información, todo lo que conlleva o está involucrado lo que llamamos libre albedrío, es una invitación, quiero decir, que si puedo decidir si si o si no, eso siempre será una invitación. Dios nunca se fuerza en la vida de las personas, y el E.S. lo que hace es convencernos de la obra redentora, pero al final somos nosotros quienes tenemos la capacidad y responsabilidad de aceptar o no esa obra redentora. Por ello, creo que Rubén no comete falta teológica, sino que deja claro que la obra está
 

Bajo el Yugo Denominacional
06/08/2013
00:49 h
5
 
#1 jrmm, veo que eres experto en ver el error, pero en ningún momento hace una contra-propuesta o al menos hacer una corrección, porque si el autor está equuvicado, ¿cuál es tu argumento de corrección?. A ver si la próxima vez que escribes, en lugar de buscar errores, aportas para el crecieminto de los demás que leemos aquí. Enhorabuena, autor. Ya me gustaría que en mi denominación hubiesen personas que se plantearan estas cosas.
 

Angel Jimenez
06/08/2013
00:49 h
4
 
Pero vamos a ver, jotaerreememe, si tu hipercalvinismo es el filtro por el que pasas todo, dejalo ya, hombre. Solo haces el ridículo. Examina, critica, haz propuestas, pero deja ya de lanzar exabruptos, juicios y condenas. ¡Que ejemplar humano mas pesado, Señor! Supongo que estas aburrido y en paro, aunque me parece (y es mi humilde opinión) que el paro es de tu fe. Ruben, muy bueno. Detalles nimios a discutir, pero en principio desprendes pasión por las almas, y eso no tiene precio.
 

alfredo madrigal
05/08/2013
00:09 h
3
 
Buen dia,mis hermanos en Cristo me da un enorme gusto ver su perspectiva muy clara y practica sobre el verdadero Discipulado. Gracias a Dios por sus vidas y Ministerio. Creo que tenemos que dejar de ser ''Creyentes Light'' con conceptos iglocentricos a ser Creyentes Practicos con una vida Cristocentrica e imitar a Jesús y acompañar a los nuevos creyentes en un Discipulado real y verdadero asi como lo hizo Nuestro Senor Jesús. Bendiciones.
 

JOSE
05/08/2013
00:09 h
2
 
Jesus dijo id y haces discipulos.. muy pocos parecen haber entendido el mensaje, va y hacen discipulos que los sigan a ellos, que sigan a esta denominacion o la otra, pero el mensaje estaba refiriendose que hicieramos discipulos del Señor no nuestros.. discipulos que de forma totalmente independientes siguieran al Señor Jesus, y estuvieran por todas partes siguiendolo, el discipulo tiene que ser virgen, sin contaminarse con mujeres...esto es IGLESIAS CON SUS DOGMAS Y COSAS...ser seguidor de Jesus implica SEGUIR A CRISTO, Y NO A ESTA IGLESIA O A PEPE.
 

jrmm
05/08/2013
00:11 h
1
 
Podría ahondar en el artículo , ciertamente más interesante que los demás , pero me sigue sangrando la vista y desvirtúa gran parte del planteamiento seguir encontrándose escrito aquí 'la invitación de Jesús es...', 'jesús nos invita a colaborar con el' etc. No se trata de un simple término semántico sino de un grave error doctrinal de base que tuerce el árbol desde su nacimiento.
 



 
 
ESTAS EN: - - - Revisando el concepto de discipulado
 
PUBLICIDAD
 
 
 
AUDIOS Audios
 
Periodismo evangélico en una Europa poscristiana Periodismo evangélico en una Europa poscristiana

Joel Forster repasa los retos para los cristianos en el continente europeo y la labor que realiza desde hace cuatro años Evangelical Focus para conectar evangelio y sociedad.

 
Un sello que hace historia Un sello que hace historia

José Luis Fernández Carnicero explica las actividades programadas este mes de enero en Ourense para celebrar la emisión del sello de la Biblia del Oso y la Reforma Protestante.

 
La Inquisición española, ¿leyenda negra? La Inquisición española, ¿leyenda negra?

Ante una nueva edición del libro “Artes de la Santa inquisición Española”, Emilio Monjo nos explica su importancia, la relación con Casiodoro de Reina, y confronta los desvaríos históricos que se han realizado en los últimos meses en torno a la historia de la España del XVI.

 
#Forum18: ¿Cómo vas a brillar? #Forum18: ¿Cómo vas a brillar?

Samuel Escobar, Israel Montes, Ester Caballero y otros nos dan su valoración y qué se llevan para aplicar tras asistir a un evento cuyo lema fue ‘Brillando como estrellas’.

 
Jaume Llenas: fin de etapa en la AEE Jaume Llenas: fin de etapa en la AEE

Conversamos con Jaume Llenas sobre la Alianza Evangélica Española, su presente y futuro, tras 17 años en la secretaría general.

 
Alianza Solidaria: Ayuda a Venezuela Alianza Solidaria: Ayuda a Venezuela

Conocemos más de cerca el proyecto de alimentación a la infancia que lleva adelante esta entidad evangélica en Venezuela.

 
FOTOS Fotos
 
15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

 
Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

 
Idea2018, en fotos Idea2018, en fotos

El encuentro celebrado en Palma de Mallorca reunió a evangélicos de todo el país para conversar sobre convivencia, misión e interculturalidad.

 
VÍDEOS Vídeos
 
Toda la Biblia: Gálatas Toda la Biblia: Gálatas

Nuestra vida no depende de nuestras tradiciones o costumbres, sino de la dependencia de Dios.

 
Mi testimonio Mi testimonio

¿He conocido de verdad a Jesús? ¿Cómo saber si soy salvo? Sofía Oliver nos cuenta su historia.

 
Mi último día Mi último día

Un corto de animación que recrea la perspectiva de uno de los ladrones crucificados junto a Jesús.

 
 
Síguenos en Ivoox
Síguenos en YouTube y en Vimeo
 
 
RECOMENDACIONES
 
PATROCINADORES
 

 
AEE
PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
 

Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.