PUBLICIDAD
 
sábado, 19 de octubre de 2019   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    Una conversación con X. Manuel Suárez
    4
     

    Repensar la política desde la fe

    “No puedes ir a un debate de ideas con cuatro cosas, ni mucho menos con el discurso evangélico-eclesial con el que hemos sido educados. Debemos tener un discurso coherente”.
    MATICES AUTOR Joel Forster 27 DE MAYO DE 2012

    Hay una cosa que está clara: Manuel Suárez es un hombre inquieto. Ha viajado, ha hablado con mucha gente y tiene historias que contar. Es médico, y como todos los de su profesión, habla sin complejos sobre los temas sobre los que se ha informado bien.

    Una cosa que ha mantenido desde sus años de Universidad (en plena Transición), es la ilusión por ver cambios en la sociedad, en el entorno en el que vive. Manolo, como le llaman casi todos, es didáctico y bastante práctico en su discurso. Cuando habla de cómo son las cosas en relación a cómo deberían ser, frunce el ceño y mira directamente a los ojos de su interlocutor.

    Hace broma a menudo, pero no pierde casi nunca el tono reivindicativo en la voz. Aunque también es verdad que su marcado acento galego remarca este rasgo.

    Charlamos en la cafetería de un hotel.

    JF. Dices a menudo que los cristianos deben participar más en lo que sucede alrededor de ellos, en la sociedad. ¿Qué cosas debemos cambiar para empezar a involucrarnos más?
    MS. Lo primero, perder nuestro complejo de minoría. Somos una minoría pero somos una minoría con un mensaje claro, y podemos tener una influencia grande. De hecho, las grandes transformaciones sociales a lo largo de la Historia no las hicieron las grandes mayorías, en contra de lo que nos decía el Marxismo, sino que las hicieron grupos reducidos, muy convencidos de sus propuestas.
    Y claro, también debemos tener una propuesta coherente. Nosotros tenemos un texto, que es la Palabra de Dios, que tiene respuesta a todas las inquietudes del ser humano. Lo decimos, pero eso tenemos que traducirlo a las diversas áreas de la vida de las personas. Tendemos a restringir nuestro mensaje a las áreas más eclesiales, eclesiásticas o soteriológicas (es decir, que tienen que ver con la salvación). Y nos quedamos sin discurso para otras áreas que también son importantes y que a la gente le preocupan. Desde la economía a las relaciones exteriores, las Relaciones Laborales, la participación de la Sociedad Civil… hasta la Sanidad. Para todas estas áreas tenemos que elaborar un discurso bien coherente. En esto tenemos que cambiar, en la convicción y en llenar de contenido nuestro mensaje.

    JF. ¿Crees que nos pasa esto porque sólo nos fijamos en algunas partes de la Biblia mientras que ignoramos otras?
    MS. La Biblia la leemos con anteojos. Y con anteojos que restringen su potencia, su capacidad de influencia. Tenemos que aprender a leer el periódico con la Biblia encima. Entender lo que pasa en el mundo, y entenderlo con la perspectiva bíblica. Creo que es una cuestión no sé si de formación o simplemente de vagancia, por nuestra parte.
    Es mucho más fácil entender y leer, y hacer hermenéutica de los que siempre hicimos hermenéutica. Pero lo interesante es hacer interpretación a la luz de la Biblia de las cosas que aparentemente están más lejos de los que nos sentimos cómodos. Hay un montón de áreas que hay que arrojar a la luz de la Biblia. Desde la Economía hasta el modelo del Estado de bienestar… Una cantidad de áreas, y la Biblia tiene respuestas para ellas.

    JF. Si la Biblia tiene respuestas y habla de nuestro papel en todas las áreas, ¿por qué seguimos teniendo esta percepción negativa de la política? Y, ¿por qué este miedo a la participación pública (no sólo en partidos sino también en movimientos sociales?
    MS. Esto no es fácil de contestar. En la Biblia vemos personajes como Daniel o José, que eran políticos… Primeros Ministros, podríamos decir. Probablemente obedece a que hay áreas que decidimos entregar al mundo. Parece como que Dios no es soberano más que sobre una parte muy limitada y que hay áreas del mundo que no están bajo la soberanía de Dios. Creo que eso es un error, y un error grande.
    En el Arte cometimos el mismo error. Mira tú que durante siglos el Arte tenía unos fundamentos cristianos, y sin embargo, ahora es un terreno perdido, lo hemos entregado. Y encima nos quejamos de que el Arte trae un mensaje mundano, pero, ¿qué mensaje va a traer? Es cuestión pues de reconquistar la presencia de cristianos en esas áreas. También en la política.
    Quizás en la política son más visibles los efectos de la corrupción, del pecado. Pero yo soy médico, y puedo asegurarte que los efectos de la corrupción y el pecado están ahí también [en la Medicina], y son muy visibles. En mi actividad médica hay cantidad de tentaciones, y mira tú, la medicina es la más “santa” de todas las profesiones. En la política lo que sucede es que los efectos del pecado son más visibles. Pero no es un área donde haya más corrupción que en buena parte de las otras áreas de la vida.

    JF. Estamos en una sociedad muy dividida en muchos aspectos. Poniendo un ejemplo de esto, ahora que parece que terminó la violencia de ETA en el País Vasco (Euskadi), ¿qué podrían aportar los cristianos ahora a la reconciliación?
    MS. No sé si da tiempo de explicar una historia concreta de Euskadi. Estoy con una asociación que llama “Clube Nacionalista Alén Nós” (“Alén Nós” significa “más allá de nosotros”). Invitamos a gente a que viene a dar conferencias. Uno de los que invitamos fue al Lehendakari [presidente del gobierno vasco] Ibarretxe. Y estuvo ahí y nos dio una conferencia sobre la situación en Euskadi, el problema de ETA en aquel momento… Y dijo algo que me impactó muchísimo: “Euskadi necesita un proceso de perdón y reconciliación”. Al terminar su charla, lo abordé, y le dije: “Señor Lehendakari, usted ha hablado de que Euskadi necesita un proceso de perdón y reconciliación. Mire, realmente es muy poco frecuente escuchar a un político hablar de estos conceptos”. Y él me contestó: “A mí me parecen imprescindibles en nuestra sociedad”. Y le respondí: “Usted conoce la historia de la esposa del señor Morcillo?”.
    El señor Morcillo era un señor evangélico, de Donosti, jefe de policía, que ETA asesinó. Y aquella mujer publicó un artículo en la prensa que decía que le habían destrozado la vida pero que ella perdonaba a quienes habían matado a su marido. Aquello en aquel momento fue una conmoción. Ibarretxe me contestó inmediatamente: “¿Y quién puede olvidarla?”. Y le dije: “Para ese proceso de perdón y reconciliación usted necesita un sustento ético, algo que pueda aportar bases morales para ese proceso. Si no, es imposible. Mire, esta mujer es evangélica, como yo. Usted necesita escuchar a los evangélicos”. Y él me dijo: “Lo haré”, y lo dijo convencido.
    Entonces yo inmediatamente escribí a los evangélicos de allá de Euskadi y les dije: “Pedid una entrevista con él, con el Lehendakari”. Y nadie lo hizo… Fue una pena, porque ahora en este momento en el que ha habido la declaración de final de la actividad armada por parte de ETA, es un momento que es de final pero que es de principio. Ahora empieza otro proceso, un proceso de perdón y reconciliación. La sociedad vasca tiene muros, y necesitamos a gente que sea capaz de tener valores éticos que superen esos muros. Gente que sea capaz de hablar con un lado y con el otro, y de no ver enemigo. De mirar los ojos con limpieza, sin cargarlos de rencor o de ‘nos las tenéis que pagar’. Entonces esa gente… creo que son los evangélicos. Y es una minoría insignificante, sin duda, pero una minoría pequeña puede hacer un cambio tremendo. Ese proceso imprescindible para Euskadi es un proceso moral pero con consecuencias políticas muy claras.

    JF. Yendo al contexto donde se dan muchos cambios, la Universidad… ¿A qué desafiarías a un universitario cristiano que vive en España? ¿Qué oportunidades tiene y no debería dejar pasar?
    MS. Yo diría que los universitarios evangélicos deben estudiar, y estudiar con excelencia, no deben ser unos ‘mangantes’. Ser responsables, porque es una oportunidad que el Señor les da. Y la formación que ellos tienen ahora es fundamental para después. Y cuanto mejor se formen mejores profesionales serán. Un profesional tiene que tener autoridad moral, no solamente autoridad profesional.
    Y al mismo tiempo, la Universidad debería ser un sitio de debate de ideas, libre y abierto. El problema es que nos lo están quitando, ese espacio. Los evangélicos, pues, deberían tener las ‘narices’ de crear y de ampliar ese entorno de debate de ideas. Y en ese entorno también tienen que formarse, porque tú no puedes ir a un debate de ideas con cuatro cosas, ni mucho menos con el discurso evangélico-eclesial con el que hemos sido educados. Debemos tener un discurso coherente. Yo creo que en este sentido los GBU (Grupos Bíblicos Universitarios) han sido una bendición enorme. Para mí lo ha sido. Y poder estar con hermanos que piensan como yo y elaborar juntos ese discurso que podía llegar a la sociedad.
    Yo creo que esos dos componentes, el de formarte como estudiante y el ayudar a crear un espacio de debate de ideas, son las dos propuestas que yo haría a los estudiantes universitarios. Y el GBU es un espacio perfecto para esto.

    JF. Has escrito algunas cosas sobre el debate alrededor de los “Indignados”. Pero quería preguntarte muy concretamente sobre el concepto de “rendir cuentas” y el tema de la integridad…
    MS. A mí me parece muy interesante el movimiento de los “Indignados” porque desmiente la idea que nos venían diciendo a los que somos de la generación del final del Franquismo, que nos decían: “Vosotros estabais muy concienciados y la Universidad era un entorno de debate de ideas porque estabais peleando contra el Franquismo, pero eso ahora no existe”. Pero viene el 15-M y desmiente esa idea, y resulta que sí es un entorno en el que se pueden debatir ideas, y además crear ideas. Crear nuevos movimientos.
    A mí eso me parece la cosa más esperanzadora e ilusionante. Hay futuro con jóvenes que son capaces de plantearse lo que está prohibido plantearse. Y además están en la edad de hacerlo, Si no lo hacen ahora, no lo harán nunca. Y la sociedad necesita esto, reevaluar y replantearse.
    El problema que veo para la supervivencia del movimiento es que no hay un sustrato ideológico bien definido, no hay una cosmovisión compartida, no hay un paradigma, un modelo del que se pueda decir: “Esto es lo que queremos”. Sino más bien hay más bien quejas un poco dispersas sobre una serie de cuestiones.
    En este sentido está la necesidad de hacer un control riguroso del proceso del poder por parte de los políticos. Y eso necesita un sustrato ideológico, una cosmovisión por detrás. De hecho, todas las ideologías son parte interesada de que se mantenga esta situación en las que los partidos deciden y gobiernan. La cultura católica en la que hemos vivido no responde a eso, la cultura laicista tampoco responde a eso. ¿Quién puede responder a esto? Una cosmovisión protestante, en la que tenemos muy claro todo el concepto de la corrupción integral del hombre, el peligro que hay cuando un hombre pecador (todos los somos) llega al poder, la necesidad de controlar el riesgo de que se haga uso del poder con la condición pecaminosa que todo tenemos. Por tanto, es necesario establecer mecanismos de control. Y el mejor mecanismo es exigir y rendir cuentas.
    Esto en la tradición política se ha visto muy claro. El desarrollo de las sociedades civiles en la tradición protestante, los mecanismos de control, el ‘impeachment’, toda la separación tan clara en las sociedades protestantes. La cantidad de iniciativas populares por ejemplo en Suiza, la cantidad de referéndums que se hacen, en los que hay participación popular directa en la toma de decisiones, no participación mediada a través de la clase política. Todo esto tiene un sustrato protestante.
    Si fuéramos capaces de aportar al movimiento 15-M que hay aquí un sustrato ético en el que se pueden apoyar, probablemente ayudaríamos a llegar más lejos a este movimiento. Muchos dirán que no están de acuerdo, pero es que no puedes protestar sin no estás ahí dentro. No puedes decir “no estoy de acuerdo con lo que dicen pero me quedo fuera mirando desde la barrera”. Se trata de entrar, trabajar y ofrecer ideas. Mis hijos han estado allí, y por lo que me dicen, aquello está abierto al debate, merece la pena que los estudiantes cristianos entren allí, no tengo duda.

    JF. Para acabar, ¿es posible aportar valores protestantes al deseo de cambio de la sociedad, si la gente no está dispuesta a aceptar el evangelio tal cómo es?
    MS. Ese es un reto. Para nosotros, porque sí es posible introducir los elementos del evangelio si somos capaces de traducirlos adecuadamente. Si tú vas hablando de lo mismo que acabo de decir, de la “corrupción integral del hombre” y estos términos, no te van a escuchar. Pero si eres capaz de traducir el mensaje del evangelio a la terminología y las necesidades del movimiento, y hacerlo bien, sí es posible. Si eres capaz de hablar de la tendencia de todas las personas que llegan al poder de hacer abuso de ese poder, realmente estás hablando de elementos de pecado. Los estás traduciendo para que se entienda. Ese es el reto de los estudiantes evangélicos de ahora. Ser capaces de coger el evangelio, no modificarlo sino al revés, hacerlo pertinente traduciéndolo adecuadamente. El problema, en este sentido no es de ellos, el problema es nuestro.

    X. Manuel Suárezaportó su visión sobre que significa el éxito según Dios en el pasado Encuentro Nacional de Graduados de 2011. Sobre involucración social, una de sus últimas aportaciones está en “Responsabilidad social y política del cristiano” (Básicos Andamio, 2010).
     

     


    4
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     

    Yes-si
    02/06/2012
    14:48 h
    4
     
    Sugerencia: que la Ferede, CEM, Diaconía/s, Misión Posible, diversas fraternidadres de pastores, de ancianos y de líderes de jóvenes, FIAPE, IERE, GBU, GBE, GBG, Juventud Para Cristo, JCUM, etc etc tomen nota de las cosas abordadas en este artículo y otros, y preparen actividades para sí mismos y feligreses que nos conciencie a todos sobre estos temas. Supongo no será complicado contactar, al menos, con gente que dé charlas, modere debates, etc. Gracias al Señor por la posibilidad de tener recursos para dar a conocer estos temas (P+D), al apoyo familiar que supongo recibe MS por poder sacar tiempo y conceder entrevistas, al periodista por tener sensibilidad y ser apoyado en abordar estas te
     

    Esteban Soto. Protestantólogo.
    29/05/2012
    00:36 h
    3
     
    Sobre protesta y reforma. Cualquiera puede protestar, es un derecho. Un pordiosero que sube al metro está haciendo 'su' protesta, muchas veces nada pacífica. Los 'jóvenes' indignados y entrecomillo porque he estado al medio de la masa asamblearia, no lo eran tanto- pululaban viejetes de Mayo del 68, es más llevaban la pandereta tras el telón- protestan y nos parece genial porque de alguna forma nos liberan del sentimiento de culpa que nos arroba. Como evangélicos hemos perdido sensibilidad y que otros hagan el trabajo nos sublima, es lo más ligth, no invertimos tiempo en el mensaje, sólo en la mensajería, no pensamos y eso alegra. Lo dificil es proponer reformas viables, eso lo detestamos po
     

    Lina Pili
    28/05/2012
    14:44 h
    2
     
    Muy interesante la entrevista, me toca mucho su respuesta sobre la situacion en euskadi, perdon y reconciliacion,
     

    Pablo Quezada. Director pais7.org.
    28/05/2012
    02:45 h
    1
     
    De acuerdo. Manuel Suárez tiene solvencia, madurez y valentía, lo necesario para abordar temas complejos, la política es uno de ellos. Me preocupa el realismo en política. En Cristo somos mayoría, no hay discusión, la luz del evangelio o lo ilumina todo o no ilumina nada, entonces, los creyentes, en tanto individuos con vocación de servicio público- no la iglesia institución- tienen el derecho y la obligación por demanda diacónica y precepto ético, de involucrase en las cosas de la ciudad, así como en el cuidado a los menesterosos, la evangelización y la defensa 'ardiente' de la fe. Esta participación “ciudadana” debe ser independiente, dialógica pero propia y lo que es más, organizada en co
     



     
     
    ESTAS EN: - - - Repensar la política desde la fe
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    Cataluña, Argelia, y evangélicos-OEA: 7 Días 1x03 Cataluña, Argelia, y evangélicos-OEA: 7 Días 1x03

    Debate de actualidad: crisis en Cataluña, persecución a cristianos en Argelia y petición de no renovar al secretario general de la OEA por su activismo proaborto.

     
    La indispensable formación en atención familiar La indispensable formación en atención familiar

    “La sociedad cambia a pasos agigantados”, explica Juan Varela, director de un curso de consejería y orientación familiar en el que, basados en la Biblia y de la mano de las ciencias, se enseñan principios prácticos.

     
    Unamuno y Mackay: el balcón y el camino Unamuno y Mackay: el balcón y el camino

    El teólogo Samuel Escobar explica la amistad entre el misionero escocés y el escritor vasco, y la influencia del Unamuno en el pensamiento teológico contemporáneo.

     
    Voluntariado, el pulmón de la acción social Voluntariado, el pulmón de la acción social

    Alberto Crespo, voluntario de Alianza Solidaria, explica su experiencia de varios años participando en los proyectos de esta entidad.

     
    Genética y homosexualidad: análisis del genetista Daniel Beltrán Genética y homosexualidad: análisis del genetista Daniel Beltrán

    Beltrán analiza el mayor estudio científico realizado hasta la fecha, su metodología y conclusiones. Una entrevista de Julio Pérez (Onda Paz, El Tren de la Vida).

     
    España, ante la ‘tormenta perfecta’ España, ante la ‘tormenta perfecta’

    La crisis de investidura tras las elecciones nacionales, la amenaza de un Brexit duro y la sentencia del "procés" en septiembre colocan a España ante una "tormenta perfecta" social, política y económica, opina César Vidal.

     
    “Operación Tránsito es una gran experiencia misionera” “Operación Tránsito es una gran experiencia misionera”

    Luis Fajardo explica de qué forma involucrarse en esta iniciativa para regalar el Nuevo Testamento a miles de personas que atraviesan la frontera en verano.

     
    Día del Orgullo gay: análisis crítico Día del Orgullo gay: análisis crítico

    Entrevista a César Vidal, sobre la celebración de Madrid, con ataque a partido político que participaba en el evento. Analiza también el trasfondo de esta manifestación.

     
    “Cuando trabajamos juntos los cristianos podemos lograr un cambio” “Cuando trabajamos juntos los cristianos podemos lograr un cambio”

    Nacho Marqués, director de Agape en España, explica la visión de la entidad que celebra su 50ª aniversario este año 2019.

     
    “Jesús nos abre los ojos a las personas que están necesitadas” “Jesús nos abre los ojos a las personas que están necesitadas”

    Nieves Carabaña nos explica el Reto Mateo 25, un programa de una semana que ayuda a los participantes a identificarse con quienes sufren las situaciones descritas en el texto bíblico.

     
    “Por mucho amor que reciba un niño en una institución, no es el medio ideal para desarrollarse” “Por mucho amor que reciba un niño en una institución, no es el medio ideal para desarrollarse”

    Francisca Capa explica el trabajo de REPINNAV (Red de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes en Vulnerabilidad) en Huaraz (Perú).

     
    FOTOS Fotos
     
    X Encuentro de Literatura Cristiana X Encuentro de Literatura Cristiana

    Algunas fotos de la entrega del Premio Jorge Borrow 2019 y de este encuentro de referencia, celebrado el sábado en la Facultad de Filología y en el Ayuntamiento de Salamanca. Fotos de MGala.

     
    Idea2019, en fotos Idea2019, en fotos

    Instantáneas del fin de semana de la Alianza Evangélica Española en Murcia, donde se desarrolló el programa con el lema ‘El poder transformador de lo pequeño’.

     
    15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

    Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

     
    Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

    Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Héroes: cuando todos desaparecieron Héroes: cuando todos desaparecieron

    José de Arimatea mostró su valor y fidelidad a Jesús en un entorno de abandono.

     
    El informativo #15: Reconstrucción en Siria El informativo #15: Reconstrucción en Siria

    La actividad de entidades cristianas en Alepo es uno de los temas que presentamos en nuestro espacio semanal.

     
    Héroes: la belleza de ser segundo Héroes: la belleza de ser segundo

    Baruc nos da ejemplo de que las cosas que parecen secundarias o cotidianas son apreciadas por Dios.

     
    Héroes: el valor de una adolescente Héroes: el valor de una adolescente

    Marcó el rumbo de la historia al dejar de lado el rencor y convertirse en un agente de bendición para quien no lo merecía.

     
    El informativo #12: Por la vida y la familia en México El informativo #12: Por la vida y la familia en México

    La actualidad evangélica desde México a la Unión Europea, donde se pone en marcha un proyecto pionero de estudio del cerebro.

     
    El informativo #11: Evangelismo entre alemanes en Mallorca El informativo #11: Evangelismo entre alemanes en Mallorca

    Entre otros temas, viajamos a Hong Kong, donde se ha celebrado un congreso para promover la unidad de los cristianos chinos.

     
    El informativo #10: Día mundial contra la trata El informativo #10: Día mundial contra la trata

    Visitamos las excavaciones arqueológicas que revelan la ciudad bíblica de Gat. Un testimonio directo nos explica cómo los cristianos memorizan la Biblia en Corea del Norte.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.