PUBLICIDAD
 
sábado, 14 de diciembre de 2019   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital
Flecha
 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

 

 
TOP 10 LOS +VISTOS

ENCUESTA
COP25 y cambio climático
¿Deberían las iglesias implicarse en la lucha contra el cambio climático?
72%
No
28%
Encuesta cerrada. Número de votos: 152
VER MÁS ENCUESTAS
 



Después del conflicto
1
 

¿Es historia el Estado Islámico?

Analistas y expertos coinciden en la desaparición de las estructuras que sostenían el califato, pero no de los ideales.

AUTOR Jonatán Soriano BARCELONA 04 DE ABRIL DE 2019 15:00 h
Un vecindario de la ciudad siria de Al Raqa destruido en la batalla para recuperar la ciudad, entre enero y octubre de 2017. / Wikimedia Commons

“Caída del califato” o “el fin del Estado Islámico” han sido algunos de los titulares que han aparecido recientemente en las portadas de diferentes medios de comunicación, después de que las tropas de las Fuerzas Democráticas de Siria recuperasen la localidad de Baghouz, la última posición de Daesh sobre territorio sirio. Más desapercibido está siendo el análisis del futuro del denominado Estado Islámico, derrotado militarmente y desestructurado a nivel geográfico, pero con un ideario que muchos analistas ven poco probable que desaparezca. 



“La legalidad de todos los emiratos, grupos, estados y organizaciones queda anulada por la expansión de la autoridad del califa y la llegada de sus tropas a sus zonas”, decía desde Mosul (Irak) el portavoz de la organización, Abú Muhammad Al Adnani, el 29 de junio de 2014, el día de la proclamación del Estado Islámico. Tres años después la ciudad sería recuperada por las tropas del ejército regular iraquí, después de ocho meses de combates. 



Desde entonces, la presencia del Estado Islámico se ha ido reduciendo hasta lo que algunas voces consideran su derrota definitiva en Baghouz, este febrero. “El ISIS no ha muerto y la guerra sigue”, asegura un combatiente yihadista detenido por las fuerzas kurdas en una entrevista en El País. “Yo estoy en la cárcel, pero los miles de sirios e iraquíes radicales con los que combatí están ahí fuera”, añade. 



 



Un combatiente del Estado Islámico detenido por las fuerzas de seguridad iraquíes en Tiqrit. / Wikimedia Commons



“NO CREO EN LA DESAPARICIÓN DE IDEALES”



A los titulares de tono definitivo les está siguiendo una vasta publicación en forma de testimonios de combatientes y ‘ciudadanos’ (mujeres y niños, sobre todo) del autoproclamado Estado Islámico. Un escenario en el que cabe plantearse cómo se va articular la organización a partir de ahora. En contra del discurso naíf que habla de la resolución de uno de los principales conflictos en el mundo durante los últimos cinco años, el analista político de Imparcial consultores, Olaf Bernárdez, alerta que “el ISIS está casi vencido, que no eliminado”. “Militarmente puede estar prácticamente derrotado, pero no así desde un punto de vista policial. Siempre habrá seguidores individuales o grupos organizados en células que sigan las directrices directas de los mandos del ISIS que sigan activos. No hay que olvidar que la organización era la rama iraquí de Al-Qaeda, que aprovechó el contexto y situación de Irak, así como el vacío de poder del régimen sirio en determinadas zonas del país, para hacerse fuerte”, remarca. En la misma línea, el doctor del Departamento de estudios del Cercano Oriente en la Universidad israelí de Bar-Ilan, Michael Ehrlich, considera que “el Estado Islámico ya no existe como una entidad política” y que “la organización ha sido debilitada”, pero asegura no creer “en la desaparición de ideales”. 



Para Bernárdez, la acción futura del Estado Islámico puede pasar por “ataques y actos terroristas” cometidos “por grupos o individuos sin vinculación directa con la organización”, y en el marco de una “posibilidad de que la matriz (Al-Qaeda) absorba la actividad y el personal de la sucursal” (DAESH). “Lo que sí está claro es que el ISIS no ha sido capaz de imponerse militarmente ni tampoco ha sido capaz de mantener el territorio anexionado a su causa. El miedo no es un aglutinador permanente”, remarca el analista político. 



 



¿QUÉ POSIBILIDADES HAY DE UN JUICIO?



En un artículo sobre el Estado Islámico publicado en la plataforma de análisis mundial del Movimiento Lausana, Ewelina Ochab alertaba del riesgo que supone para la paz y la seguridad internacionales la falta de un juicio contra los combatientes yihadistas, especialmente los europeos que ahora han comenzado a regresas a sus casas. “Ni un solo combatiente del Daesh ha sido acusado de genocidio o de crímenes de lesa humanidad”, lamentaba la experta. 



 



Jóvenes combatientes del Estado Islámico en Afganistán, después de deponer las armas ante el gobierno afgano en julio de 2018. / Wikimedia Commons



La idea de una resolución judicial no convence al doctor Ehrlich, que afirma no estar seguro de que se pueda aplicar “un proceso aceptado por ambos lados”. “Si va a ser a nivel nacional, su fruto será del tipo de la ‘justicia de los ganadores’”, señala. 



Bernárdez prefiere enfocarse en “el cuidado y respeto a las víctimas” y deja una puerta abierta a la “justicia restaurativa”. “Podría ser, a pesar de las dificultades inherentes a una situación de conflicto, el objetivo último a conseguir. Alcanzado éste, la sociedad que antes vivió y sufrió el terrible conflicto, ahora podrá estar en condiciones de mirar hacia el futuro sin la rémora del dolor y la culpa a sus espaldas. La hoja de ruta es democracia y desarrollo”, defiende. 



Pero los escenarios de ingobernabilidad actuales tanto en Siria como en Irak dificultan esta opción. A eso se le añade la falta de pronunciamiento sobre un juicio internacional por parte de la coalición de países que han intervenido en el conflicto, con Estados Unidos a la cabeza. ¿Está determinando de nuevo la política internacional el futuro de la convivencia pacífica en estos dos países?



 



MUCHO MÁS QUE UN CONFLICTO REGIONAL



En su libro Fuera de control, el periodista Daniel Estulin presenta las conclusiones de su investigación sobre el movimiento yihadista y el Estado Islámico, a los que relaciona como consecuencias directas de las diferentes injerencias de potencias occidentales en países de Oriente Próximo. “Desde los atentados del 11 de septiembre, Estados Unidos, junto con sus aliados regionales, ha patrocinado cada vez más a yihadistas de todo tipo para destruir cualquier estado social que se resista a sucumbir a las pretensiones del Imperio”, dice el escritor. Pero el conflicto de Estado Islámico se ha internacionalizado a través de atentados como los de noviembre de 2015, en Paris, o agosto de 2017, en Cambrils y Barcelona, o de julio de 2016, en Kabul. 



 



Bombardeo de posiciones estratégicas del Estado Islámico en la ciudad kurda de Kobane por parte de la Coalición Internacional en 2014. / Wikimedia Commons



Una relación, la de las principales potencias occidentales con países como Siria o Irak, que ha ido fluctuando con el paso de los años y la definición de nuevos intereses, y que según el doctor Ehrlich imposibilita “que se establezca un proceso de reconciliación”. “Cuando un gobierno ha sido bastantemente firme como los de Hafez Assad y Sadam Hussein, las confrontaciones  de base étnica o religiosa han sido poco frecuentes. Cuando estos regímenes dictatoriales desaparecieron, todos los sentimientos irrumpieron”, asegura el profesor titular de la Universidad israelí de Bar-Ilan. 



“El ‘pecado original’ que provocó la situación presente es la creación artificial de Siria e Irak por Francia y el Reino Unido durante el periodo de posguerra de la Primera Guerra Mundial. La forma en que estas potencias organizaron los territorios que ocuparon durante la guerra, desconocía las alianzas y hostilidades que existían en esos territorios por muchos siglos. Así llegaron a convivir grupos que, en el mejor de los casos, no tenían ningún contacto histórico, como los druzos del sur de Siria y los kurdos del noreste del mismo país, pero también hostiles, como los chiitas y los sunitas”, remarca Ehrlich. Por eso considera que “la solución menos deseada será la aplicación de justicia internacional” y aboga por “establecer países federales, con autonomía casi absoluta en asuntos domésticos”. “No sé si la comunidad internacional va a facilitar una solución semejante”, dice. 



El analista político Olaf Bernárdez insiste en la necesidad de sumar esfuerzo y acciones concretas en favor de la democracia para lograr cualquier solución de la situación. “La mejor vida para tener más controlada la violencia es más democracia y más desarrollo. Pero no uno y luego el otro. Ambos al mismo tiempo. La población, los ciudadanos han de tener sus necesidades básicas cubiertas, y a la vez poder elegir a quién quieren que les representen en un Parlamento elegido por todos, sin distinciones de sexo, raza o religión. La democracia y la prosperidad son el único camino que puede controlar efectivamente a los fundamentalismos y la violencia”, manifiesta.


 

 


1
COMENTARIOS

    Si quieres comentar o

 

josuedejuan
23/04/2019
08:28 h
1
 
El Estado Islamico es Histórico, sus raices y su base descansa en Mahoma y el Corán, es la ideoloía base en materia de política y vida de Arabia Saudí e Irán.
 



 
 
ESTAS EN: - - ¿Es historia el Estado Islámico?
 
PUBLICIDAD
 
 
 
AUDIOS Audios
 
Intervalos: El origen de la realidad Intervalos: El origen de la realidad

Hoy vamos a indagar en el sentido de realidad que hay tras la Palabra, según la carta de Pablo a los Colosenses, capítulo 2, versículo 17. También comentamos un relato de Chéjov y una pregunta de Pilato sobre este asunto que aparece en Juan 18:38.

 
7 Días 1x08: COP25, la fe de Alisson Becker 7 Días 1x08: COP25, la fe de Alisson Becker

La Cumbre del Clima en Madrid y su impacto informativo en redes y las muestras de fe de los deportistas de élite son los temas de la tertulia semanal.

 
Pablo Wickham: ‘Renovarse o morir’ Pablo Wickham: ‘Renovarse o morir’

Entrevistamos al autor de un libro que examina pasado, presente y futuro de las Asambleas de Hermanos en España.

 
FOTOS Fotos
 
Min19: Infancia, familia e iglesias Min19: Infancia, familia e iglesias

Algunas imágenes del primer congreso protestante sobre ministerios con la infancia y la familia, celebrado en Madrid.

 
X Encuentro de Literatura Cristiana X Encuentro de Literatura Cristiana

Algunas fotos de la entrega del Premio Jorge Borrow 2019 y de este encuentro de referencia, celebrado el sábado en la Facultad de Filología y en el Ayuntamiento de Salamanca. Fotos de MGala.

 
Idea2019, en fotos Idea2019, en fotos

Instantáneas del fin de semana de la Alianza Evangélica Española en Murcia, donde se desarrolló el programa con el lema ‘El poder transformador de lo pequeño’.

 
VÍDEOS Vídeos
 
Héroes: una mujer admirable Héroes: una mujer admirable

Una reflexión sobre el encuentro de Jesús con la mujer sirofenicia, que fue una de las primeras voces en reconocerle como Hijo de David.

 
El informativo #18: Los británicos ya no ven inmoral la pornografía ni las drogas El informativo #18: Los británicos ya no ven inmoral la pornografía ni las drogas

La pornografía y las drogas son cada vez más aceptadas por la población británica. Las relaciones homosexuales, la eutanasia y el aborto son otros aspectos cuya percepción moral también ha cambiado en el Reino Unido durante los últimos 30 años.

 
Primer Congreso sobre infancia y familia, primera ponencia Primer Congreso sobre infancia y familia, primera ponencia

Madrid acoge el min19, donde ministerios evangélicos de toda España conversan sobre los desafíos de la infancia en el mundo actual.

 
 
Síguenos en Ivoox
Síguenos en YouTube y en Vimeo
 
 
RECOMENDACIONES
 
PATROCINADORES
 

 
AEE
PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
 

Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.