PUBLICIDAD
 
sábado, 20 de octubre de 2018   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital
Flecha
 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

 

 
TOP 10 LOS +VISTOS

ENCUESTA
Eutanasia en España
¿Está de acuerdo con que se apruebe la ley de eutanasia en España?



VER MÁS ENCUESTAS
 



Crisis Cataluña
15
 

Cataluña y los evangélicos, un año después del 1-O

¿Cuál está siendo el papel de los evangélicos en la situación de Cataluña? Tres evangélicos nos dan su opinión.

AUTOR Daniel Hofkamp ESPAÑA 30 DE SEPTIEMBRE DE 2018 23:50 h
Una de las urnas utilizadas el 1 de octubre de 2017 en el referéndum de independencia de Cataluña. / Wikimedia Commons, Hazteoir.org (CC 2.0)

El 1 de octubre de 2017 marcó un punto de inflexión en la situación política y social en Cataluña. Un año después, aunque la tensión es menor a lo que se vivió entonces, las soluciones prácticas parecen lejanas, al revisar las posturas de unos y otros partidos y gobiernos.



Aunque solo hayan pasado 365 días, ha habido muchos cambios. Se produjeron acontecimientos inéditos como la declaración de independencia, la aplicación del Artículo 155 de la Constitución, la convocatoria de elecciones por parte del Gobierno de España, la judicialización del proceso con el encarcelamiento provisional de varios líderes independentistas y la huída de otros al extranjero, por señalar algunos de los hechos más relevantes. En estos doce meses, ha cambiado el Gobierno de Cataluña, pero también el de España.



Esta vorágine política también se ha vivido con intensidad en la calle, en las conversaciones, en los espacios de contacto entre diferentes, y por supuesto en las redes sociales, esa nueva plaza pública que tanta importancia tiene en nuestra sociedad actual.



Buscando un punto de referencia que nos ayude a reflexionar, preguntamos a algunos evangélicos de Cataluña sobre su percepción de los acontecimientos.



 



1-O: TODO ES DISTINTO, PERO TODO ES IGUAL



Roberto Velert es pastor de la iglesia evangélica bautista Piedra de Ayuda, en Barcelona, y director de la radio Bona Nova. En su opinión, la situación política y social es “por un lado caótica”, ya que “hay unas claras divisiones entre la sociedad catalana, que afecta no sólo en la generalidad, sino también en el seno de muchas familias”.



Para Roberto Velert la acción de los políticos está contribuyendo a generar caos: “Salvo honrosas excepciones, se dedican más a descalificarse que a construir puentes sabios de comunicación”.



“Se ha generado una mayor controversia debido al posicionamiento sobre el encarcelamiento y el exilio de los políticos independentistas”, apunta Jaume Llenas, secretario general de la Alianza Evangélica Española, que ve un ejemplo de esta controversia en la polémica en torno a la puesta y retirada de lazos amarillos que se ha vivido en los últimos meses.



“A nivel político -continúa- hay un par de hechos que definen la actual situación: Por una parte, los votantes de Cataluña volvieron a dar la mayoría parlamentaria a las fuerzas que promovieron el referéndum” y por otra parte “el gobierno de España que había en el momento del referéndum ha sido sustituido por otra mayoría parlamentaria. El resultado de estos cambios es un lenguaje distinto pero con los mismos resultados”.



“Creo que como cristianos -razona Jaume Llenas- siempre tenemos que alegrarnos de los entornos más favorables al diálogo y menos propicios a la tensión. Pero queda mucho por hacer para plantear una solución al problema entre España y Cataluña, es obvio que ésta no llegará con la imposición de soluciones unilaterales. Si alguien piensa que puede hallarse una solución que implique la victoria de unos sobre los otros está haciendo un pobre análisis de la situación”, concluye.



Febe Jordà, escritora y pedagoga, apunta a que los acontecimientos del pasado 1 de octubre han marcado y reafirmado el anhelo de independencia en aquellos que pedían un referéndum. “¿Alguien cree en serio que aquí se va a olvidar para siempre este anhelo de autodeterminación, que viene de siglos y permanece en el inconsciente colectivo a través del tiempo? ¿Alguno piensa que va a poder borrársele de la memoria el 1 de octubre de 2017 a alguno de los que lo vivió? De los que realmente lo vivieron, no de los que se lo han contado: porque fue la comunión de un pueblo más allá de todo lo imaginable para poder expresarse votando. Y que quería hacerlo en paz”.



Es por ello que, considera Jordà, “difícilmente se va a convencer a las personas de que no es posible la soberanía, o de que es vergonzoso tener un punto de vista político independentista, o de que la superficie del territorio español actual lo va a ser por toda la eternidad, o de que la única opción sabia e inteligente es la que no implica ningún coste ni riesgo, o de que las vigentes leyes españolas son sagradas e inmutables, o de que lo más digno es renunciar”.



La situación de división de opiniones lleva a que “en muchos lugares se opte por no hablar del tema, todos saben ya lo que piensa el otro, y no se trata de ir discutiendo continuamente”. Roberto Velert cree que cierta parte de la ciudadanía se siente algo saturada con el tema político. “El famoso estilo catalán del “seny”, sentido común”, lleva a muchos a acudir “a sus trabajos, cumplen sus obligaciones” y vivir “con leve indiferencia el espectáculo que estamos viviendo”. Así, un debate presente en la sociedad no es ya monopolizante. “Quizá -agrega Febe Jordà- se ha convertido en un tema tabú en algunos ámbitos. O simplemente se obvia, porque hay vida más allá de estas cuestiones”, afirma Febe Jordà.



 



EVANGÉLICOS: ¿SONORO SILENCIO?



El tema, en todo caso, no ha pasado desapercibido en ningún ámbito, tampoco en el evangélico, donde se presentan diversas posturas. Pero, ¿hay una participación activa, propia e identificable en la sociedad del pueblo evangélico en este debate social y político?



Nuestros entrevistados coinciden en que el papel de los evangélicos no está siendo destacable. “En general tiene un perfil bajo”, afirma Jaume Llenas. “Es, para seguir con la triste realidad del “silencio de las ovejas”, simplemente de termómetro”, comenta Roberto Velert. “Seguimos siendo invisibles para la sociedad catalana, en esto también”, añade Febe Jordà.



Jaume Llenas cree que esto se debe a un déficit “en términos muy generales” de preparación para “pensar sobre la realidad con una mente bíblica”. La consecuencia es que la participación evangélica se tipifica de dos maneras principalmente: “la del hooligan de un lado y del otro, que ha asumido la opinión de su sector sin que sea influenciada por la cosmovisión bíblica”, y “la del que quiere mojarse poco pensando que existe una división entre lo sagrado y lo secular y que la política es una cosa que no tiene que ver con el cristianismo”.



Para Roberto Velert, se echan de menos “voces proféticas, que denuncien que la frivolidad ante la Carta Magna, el menosprecio de las sentencias judiciales, que tendrá y tiene graves consecuencias. Hay una ausencia de contrastar los valores políticos y demagógicos, a la luz de la Palabra de Dios”.



Febe Jordà, por su parte, lamenta que “algún pastor ha usado el púlpito para propaganda unionista, sin pluralidad, asumiendo el sagrado texto de ‘una, grande y libre’, pero sobre todo una”. Y aunque “en otros lugares, y según la composición natural del espectro social, las iglesias han dado ocasión a participar de la vida ciudadana proponiendo debates, invitando a personas relevantes de la política”, esto es “apenas testimonial”.



Jaume Llenas cree que aún se está a tiempo y “también existe otro sector que está realizando una reflexión y permitiendo que lo que conoce de Dios a partir de las Escrituras moldee su pensamiento”.



 



VIVIENDO LA FE EN MEDIO DE LA DISCREPANCIA



Las opiniones diversas en la sociedad, en muchos casos, han dado paso al insulto del que piensa distinto y la creación de burbujas ideológicas donde es difícil que se genere debate. Para nuestros entrevistados, es importante que los cristianos en este aspecto podamos dar un ejemplo diferente, sobre todo al tratar con aquellos con una posición opuesta.



Jaume Llenas considera el principio de tolerancia bíblica, diferente de la tolerancia posmoderna que pretende dar igual validez a todas las ideas. “La tolerancia bíblica es aquella que considera que no todas las ideas son iguales, que sí existe la verdad y la mentira, que existe el bien y el mal, que ajustarnos a esa verdad es el bien. A la vez que tenemos criterios claros y opiniones firmes, daríamos la vida para que aquel que sostiene otras opiniones pudiera expresarlas. Nuestro intento no es que el que piensa distinto no pueda expresarse, no existe el derecho a no escuchar al otro. Queremos una sociedad del diálogo, del pacto entre lo que proponen unos y otros”, expone Llenas. 



En la misma línea, Roberto Velert considera que “la fe en Jesús implica capacidad de razonar con justicia” lo que “influye en el respeto hacia los que piensan de diferente manera. Un respeto que se adorna con los frutos del Espíritu: Templanza, dominio propio, mansedumbre, benignidad, bondad y algo de lo que deben ser los hijos de Dios: pacificadores”.



“El factor de la fe es positivo y minimiza (el conflicto) de un modo que no podemos alcanzar a valorar adecuadamente, porque lo más importante de nuestra vida es el Señor y la salvación que nos brinda, y eso es lo que nos une”, expresa Febe Jordà.



Sin embargo, no siempre los cristianos cumplen con este estándar. “La verdad es que la constante comparación de los que no piensan como yo con el régimen nazi, con golpistas, con terroristas, etc. no favorece ni el diálogo ni el entendimiento”, dice Llenas.



“Si miramos las redes sociales -agrega Febe Jordà- es tristísimo comprobar que no solo no se aplica la gracia, que uno recibió gratuitamente, para tratar con el prójimo, sino que los ataques más despectivos, feroces e inmisericordes vienen de algunos que pasan por hermanos en la fe, llegando a borrar personalmente del libro de la vida al de opinión distinta”.



Roberto Velert apunta además a una sociedad que se dice cristiana. “Si los políticos de Cataluña, que pueden llenar una basílica como la de la Merced, en días de festividad patronal, viviesen algo de la fe cristiana, muchos problemas serían resueltos con mejor tino, pero no siendo así, se vive como se vive, en el desconcierto y en las posiciones vanidosas”.


 


ENCUESTA
Política y evangélicos
¿Somos los evangélicos un buen ejemplo en nuestro trato con quien piensa distinto en cuestiones políticas?
Sí, mejor que la sociedad en general
30%
No, peor que la sociedad en general
17%
No nos diferenciamos de la sociedad
52%
Encuesta cerrada. Número de votos: 223
VER MÁS ENCUESTAS
 
 


15
COMENTARIOS

    Si quieres comentar o

 

Adrian
15/10/2018
15:26 h
15
 
Hay 2 cosas que hicieron caer al hombre, querer la independencia de Dios y desobecederle. Es decir que la independencia y la desobediencia van juntas. Por eso Pablo nos aconseja "someteos". El Hijo se sometió. Pero está visto que a la carne no le gusta someterse. Quieren independecia y desobediencia. Ni jesús, NI Pablo. Ningún Áposto. No me sorprende tampoco que muchos cristianos aboguen por la independencia y desobediencia. Sencillamente no quieren "someterse" porque les duele la carne.
 

Viator
05/10/2018
18:34 h
13
 
Es evidente la ruptura que este asunto ha provocado en la iglesia a juzgar por las opiniones del artículo. Me pregunto, desde fuera de Cataluña si la participación en los cultos en español genera algún tipo de problema, y me remito a las consideraciones de pablo para la iglesia. Y me permito decir que en la mentira, están instalados quienes quieren servirla. Nos toca a cada cual discernir. Santiago en su carta nos dice claramente de dónde vienen nuestras guerras y pleitos. No nos engañemos.
 

Disidente
05/10/2018
16:46 h
12
 
El Referéndum ilegal fue un desafío al Estado de Derecho, desoyendo todos los avisos, vulneró gravemente la ley de protección de datos, malversó dinero público, se saltó la Constitución, el Estatut y hasta su misma ley de transitoriedad. Señalan a los disidentes, los llaman fascistas (o bestias con forma humana), intimidan a hijos de policías y aplauden a Otegi. El instituto MLK pidió que no usen su nombre los separatistas (son la clase dominante y corrupta). ¿Cómo puede un cristiano apoyar eso?
 

Talaverano
03/10/2018
23:01 h
10
 
¿Es lícito reclamar el ser un país? SÍ. ¿Es lícito intentar conseguirlo? SÍ. ¿Es lícito querer obligar a la mitad de los ciudadanos de Cataluña, a que acepten, por la fuerza, el que tengan que separarse de España? NO. Los primeros deben trabajar a fondo para que mediante el diálogo, la tolerancia (la misma que piden, deben dar a otros) y mansedumbre y comportamientos honestos, traten de convencer a sus compatriotas de su propuesta. La otra parte, debe respetar y escuchar al proponer sus tesis.
 
Respondiendo a Talaverano

josuedejuan
05/10/2018
08:49 h
11
 
"¿Es lícito querer obligar a la mitad de los ciudadanos de Cataluña, a que acepten, por la fuerza, el que tengan que separarse de España? NO Es lo que pasó en Corea del Norte. Obligaron a aceptar una ideología totalitaria, hay muertos, siguen habiendo muertos. Una ideología totalitaria conducirá al control total del país y con ellae traerá hambre, desastre y muertes.
 

Javier
03/10/2018
08:04 h
9
 
Aparte de la lectura politica sesgada que se haga. Lo más importante es la lectura espiritual. Vivimos tiempos de hombres amadores de si mismos, soberbios, inmisericordes...políticos dominados por el espíritu diabolico que opera en este mundo. Que podemos esperar de personas no regeneradas y soberbias como Puigdemon, Torra, Rivera, Sánchez y demás...La Iglesia debe de orar y mantenerse en lucha espiritual. Que haría Jesús en Cataluña pues lo que hizo en Palestina. Amar, orar y predicar.
 
Respondiendo a Javier

Earendil
09/10/2018
22:23 h
14
 
Desde luego Jesús tuvo fácil haber señalado lo injusto de la invasión romana de su propio pueblo y haberse negado a pagar los tributos al invasor...y no dió ese tipo de respuestas para la cuestión política de Palestina.Efectivamente los catalanes independentistas darán su tributo a su propio César, al igual que harán los catalanes y españoles no independentistas...¿pero quien da a Dios lo que es de Dios? La respuesta la tiene cada uno en su relación con Cristo...pero jamás las ideologías...
 

Manolo
02/10/2018
23:15 h
8
 
En Cataluña el Estado central da transferencias a un gobierno dictador regional que utiliza estas para destruir el Estado y autodestruirse así misma.Los altos funcionarios del Estado "indepes" en la región se consideran un gobierno independiente del Estado Central, alentando la subversión en la calle y adoctrinando políticamente las mentes como no se veía en España desde la"formación del espíritu nacional" del "nacional catolicismo"ante la pasividad de los en exceso antagónicos PP y PSOE,mora
 

unapastoraateaseatrincheraensuiglesia
02/10/2018
12:44 h
7
 
Debemos como cristianos no inmiscuirnos en la politica.EL SEÑOR dijo que su REINO no era de este mundo.Cuando la iglesia con Costantino se introdujo en la politica se corrompio.Francisco gomez
 

Iglesia Mayor Gracia
02/10/2018
12:19 h
6
 
Tenemos que tener en cuenta lo que dice la Palabra de Dios. Solo eso tiene que unir las culturas. Si no hay unión a causa de la Palabra de Dios, no puede haber unión en nada y solo va haber frustacion porque "he cedido" a lo que piensa el otro. ¿Que nos dice la Palabra de Dios? "honrar, apoyar, ayudar y orar por las autoridades". Solo se habla de independencia, cuando hay mas de 5.000 empresas que salieron y miles de personas duermen en la calle.¿Donde están los cristianos? Opinando en su casa
 

campis
02/10/2018
11:35 h
5
 
Desde hace un año, en multitud de pueblos y ciudades de Catalunya hay concentraciones públicas ciudadanas semanales. En el que vivo, Caldes de Montbui, hay dos semanales; aparte de actos multitudinarios puntuales. No tengo noticia de ningún lugar en el que la iglesia se junte regularmente en la calle para orar por el país. Si lo hiciera un grupo de creyentes por su cuenta, casi seguro que sería criticado por hacerlo sin permiso y a espaldas del pastorado y la iglesia. Saludos. Quim Campistron.
 

Enrique Lara
01/10/2018
20:59 h
4
 
Deseo que el Señor de discernimiento a mis hermanos en Cataluña para que, desde sus ideas políticas legítimas y responsabilidades pastorales e institucionales (A.E.E. C.E.C., etc), construyan puentes de reconciliación en una sociedad partida. Hoy 1/10/2018, muchos gritan en las calles "ni olvido ni perdón", jaleados por el President sobre lo que ocurrió hace un año. Muchos lamentamos la desproporcionada respuesta del entonces gobierno del Estado.
 

Angel
01/10/2018
20:56 h
3
 
Faltan "voces proféticas" como se ha dicho. Sí, pero éstas, si realmente lo son deberían ser lo suficientemente objetivas para derribar los "mitos" a los cuales cada una de las partes se aferran, sin temor a ser acusados de lo que sea. Pero también, conocedores del corazón humano, no deberían alimentar ninguno de los extremos. La razón es que, aunque no se crea, en cada una de las partes hay gente dispuesta a morir y a matar por "sus ideas". La historia ya nos ha enseñado eso hasta la saciedad.
 

Angel
01/10/2018
20:50 h
2
 
Aunque no se aprecie, en el fondo en el pueblo evangélico existen las mismas divisiones que hay en la sociedad española. En un ambiente del día a día, esto no se nota; pero basta que ocurra algo significativo en la sociedad y se pongan de manifiesto los enfrentamientos de siempre, para que en el pueblo evangélico también se aprecien esas tendencias. Hasta tal punto ha "calado" lo vivido cada uno en su familia y por la influencia del entorno político y social.
 

Manolo
01/10/2018
17:50 h
1
 
Una parte de la ciudadanía de la Nación/País se pregunta 2 cosas: ¿que tipo de Democracia tenemos en donde un ciudadano o un alto funcionario del Estado con responsabilidad regional pueden crear un conflicto durante años de consecuencias incalculables?(en cualquier momento puede surgir un muerto en las salvajadas callejeras) y ¿Cómo un Pueblo culto como el Catalán se deja engañar y robar por parte de sus líderes independentistas, en un callejón sin salida que solo beneficia a 4 inmorales?,mora
 



 
 
ESTAS EN: - - Cataluña y los evangélicos, un año después del 1-O
 
PUBLICIDAD
 
 
 
AUDIOS Audios
 
Caminando por Libertad 2018: la trata, esclavitud de nuestro Siglo Caminando por Libertad 2018: la trata, esclavitud de nuestro Siglo

Caminando por Libertad es una marcha contra la trata de personas, la esclavitud del Siglo XXI. Loida Muñoz explica en qué consiste.

 
La raíz de la corrupción en España es moral: C. Vidal La raíz de la corrupción en España es moral: C. Vidal

Tras los escándalos de títulos universitarios dados a políticos, César Vidal analiza la raíz de este mal en España. El origen, dice, está en la moral de la cultura católica.

 
Prostitución: abolicionismo Prostitución: abolicionismo

Jorge Rodrigo, de la asociación Esclavitud XXI, explica en qué consiste el modelo abolicionista para luchar contra la trata y rescatar a víctimas de prostitución.

 
Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño

María Mercedes Páez relata su experiencia como madre de acogida y el programa de acogimiento familiar que desarrolla Aesvida.

 
Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo

Jaume Llenas expone el reto que desde el Movimiento de Lausana se ha planteado, de alcanzar a las personas que están alejadas de la fe, a pesar de considerarse a sí mismos como cristianos.

 
¿Qué pasa con los errores de la Biblia? ¿Qué pasa con los errores de la Biblia?

Para el cristiano la Biblia es la Palabra de Dios. Pero ¿coincide la Biblia de hoy con el texto original? ¿o está llena de errores? (Andy Wickham)

 
FOTOS Fotos
 
15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

 
Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

 
Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga

El encuentro congregó unas 50 personas de 12 países.

 
VÍDEOS Vídeos
 
Toda la Biblia: Lucas Toda la Biblia: Lucas

Este evangelio nos muestra a Jesús con detalle, descrito por un investigador preciso.

 
¿Es la Biblia fiable? ¿Es la Biblia fiable?

Algunos cuestionan la Biblia porque piensan que su antigüedad le quita veracidad. ¿Es así?

 
Pablo Martínez: la palabra con gracia, sazonada con sal Pablo Martínez: la palabra con gracia, sazonada con sal

El comunicador cristiano tiene retos, pero también buenas herramientas, para llevar a cabo su labor con palabras que sanen y construyan.

 
 
Síguenos en Ivoox
Síguenos en YouTube y en Vimeo
 
 
RECOMENDACIONES
 
PATROCINADORES
 

 
AEE
PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
 

Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.