PUBLICIDAD
 
viernes, 21 de septiembre de 2018   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

 

 
TOP 10 LOS +VISTOS

ENCUESTA
Prostitución en España
¿Qué plan debería aplicar el Gobierno con respecto a la prostitución?




VER MÁS ENCUESTAS
 



Semana de Pascua
14
 

Vida, muerte y vida

No escribió un solo libro, pero los libros que hablan de Él llenarían millones y millones de estanterías. No fundó ningún partido político, pero su enseñanza revolucionó el mundo.
22 DE MARZO DE 2013

Esta semana que transcurre en lo que la sociedad conoce como Semana Santa o Semana de Pascua es el centro de la Historia de la humanidad, entendiendo como tal pasado, presente y futuro.

No se trata de un fenómeno de la cultura cristiana, ni un folclore religioso, tampoco de unos días de vacaciones; por mucho que para gran parte de la población sea sólo alguno de estos aspectos.

Siendo concretos y rigurosos, se rememora un acontecimiento real, histórico, que ocurrió en lo que hoy es Oriente Próximo.El final de un judío que se proclamaba profeta, Hijo del Dios Altísimo, y que se decía igual a Dios. Fue juzgado, torturado y ajusticiado en Jerusalén como un criminal.

Las multitudes le habían aclamado poco antes, un domingo, al entrar en la ciudad. Le habían visto hacer milagros, enseñar en parábolas que a día de hoy se siguen repitiendo cuando han pasado más de dos mil años. Querían hacerle rey. Pero Él aseguraba saber que su destino pasaba por morir colgado de un madero.

Unos días después, en aquella misma ciudad, fue apresado como un ladrón, juzgado incumpliendo las leyes de aquel tiempo, traicionado y abandonado por todos (incluso por sus más cercanos), y finalmente condenado por un juez romano (el gobernador Poncio Pilato) que reconoció que no encontraba culpa en Él, pero que prefirió la paz política y social aunque le costase la vida de aquel inocente.

Toda una vida. Y la muerte. Una muerte precedida de la más cruel tortura de Roma, de las burlas de sus conciudadanos incluso en su terrible agonía. Y Él seguía manteniendo que era el Hijo del Dios Altísimo, su Padre.

Y allí quedó entre dos ladrones. Y allí quedó desnudo y abatido. Y allí quedó flagelado, herido, traspasado de clavos y su costado por una lanza. Muerto de asfixia y desgarrado junto a dos delincuentes, en la que era la muerte vergonzosa –pero mucho más cruel- de la silla eléctrica o la horca de su tiempo.

Aquel hombre no escribió un solo libro, pero los libros que narran su vida y pensamiento, y los que abordan su figura llenarían millones y millones de estanterías. No fundó ningún partido político, pero sus enseñanzas revolucionaron el mundo. No creó una religión, sino que él se presentó a sí mismo como la verdad, la vida y el camino a Dios, a su Padre; y la fe en Él sigue transformando el corazón de las personas a lo largo del tiempo y de todo el planeta Tierra.

¿Cómo pudo ser esto? Sus discípulos, asustados y avergonzados, resurgieron pocos días después afirmando que le habían visto vuelto a la vida, con un cuerpo nuevo, refulgente, proclamando que la muerte había sido vencida por su victoria sobre ella. Ya no tenían miedo porque estaban seguros que aquel judío que se proclamaba profeta, Hijo del Dios Altísimo, y que se decía igual a Dios, tras ser juzgado, torturado y ajusticiado había vuelto realmente a la vida para la eternidad.

“Si Jesús no resucitó, vacía es nuestra fe”, afirmó luego un seguidor llamado Pablo. Ese es el sello, el seguro, la denominación de origen de lo que es el verdadero cristianismo. Sin intermediarios, méritos humanos, filosofías huecas, ni ritos religiosos. Sólo por su amor, su gracia y su poder.

Una tumba y tú. La muerte al final de la vida y tú. Jesús y tú: “Yo soy la resurrección y la vida, el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá. Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente”, enseñó aquel hombre. Y luego añadió el Maestro de Galilea: “¿Crees tú esto?” (Evangelio de Juan, 11:25-26)

Comienza la vida, llega la muerte. Pero (como tras el parto material que nos lanza a una nueva vida) tras el parto postrero hay una eternidad. ¿Con quién quieres vivirla?

Quien vive de espaldas a la muerte, está alejándose de la vida y de la resurrección. Quien afronta la muerte y encuentra respuesta a ella en Jesús, llenará de luz y esperanza su vida para siempre, también para la eternidad.
 

 


7
COMENTARIOS

    Si quieres comentar o

 

Martín
27/03/2013
13:58 h
7
 
Estoy deacuerdo,y animo con mas edificación, ejjeje mas editoriales..
 

Sammy
23/03/2013
23:30 h
6
 
Nunca dejaré de decir ¡Gracias Padre por enviarnos a tu Hijo! Siempre te diré amado Jesús: ¡Gracias por morir por mí! ¿Qué haría, Señor, sin tí? Porque eres real en mi vida, viviré hasta el último día esperando Tu regreso. Y si me llamas primero, me iré seguro que resucitaré en el día de tu regreso. Te amo, Señor.
 

luis alberto
23/03/2013
20:49 h
5
 
La resurrección de Jesús es el fundamento sólido de nuestra fe, siendo la futura resurrección de los muertos la base granítica de la esperanza cristiana. En Cristo Lucho.
 

Fernando Rico
23/03/2013
23:36 h
4
 
Sí, ciertamente ÉL, JESUCRISTO no escribió ningún libro, pero en su Espíritu de vida es el inspirador de lo que de ÉL y de su Obra se ha testificado y testifica; y ante esta reflexión a la que oportunamente nos lleva el editorial, es de recordar que su justificación y hasta la nuestra por la Fe en ÉL radica, se fundamenta en el poder de su resurrección; ya que si JESUCRISTO no hubiese resucitado de entre los muertos todo lo por ÉL realizado y demandado antes de su sacrificio no tendría en sí mismo vida ni poder ni vigencia; pero sí, ciertamente JESUCRISTO ha resucitado y vive para siempre, y así en el poder de su resurrección vivirán y viviremos para siempre todos aquellos que en ÉL, que en
 

M.L. Garcia
23/03/2013
23:38 h
3
 
Me ha encantdo. Gracias
 

FJPA
22/03/2013
19:01 h
2
 
Precioso editorial. Amen hermanos. El Señor les bendiga.
 

manuel mora
22/03/2013
19:08 h
1
 
......a los que creemos en el que levantó de los muertos a Jesus,Señor nuestro,el cual fué entregado por nuestras transgresiones,y resucitado para nuestra justificación.(Romanos 4:24-25),David decía...vuélveme el gozo de tu salvación,y espíritu noble me sustente(Sal.51:12).El verdadero cristiano es el que gusta,conoce,ama y tiene el gozo de la salvación y de la justificación;quizás puede perderlo en parte,pero lo recuperará por la Gracia.El religioso(los sepulcros blanqueados que no han recibido esta Gracia)siempre quiere hacer algo con que,inutilmente,conseguir la justificación ante Dios(ceremonias,oraciones repetitivas,gestiones ante la galeria,teatros,ganarse el respeto de los hombres y d
 



 
 
ESTAS EN: - - Vida, muerte y vida
 
PUBLICIDAD
 
 
 
AUDIOS Audios
 
Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño

María Mercedes Páez relata su experiencia como madre de acogida y el programa de acogimiento familiar que desarrolla Aesvida.

 
Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo

Jaume Llenas expone el reto que desde el Movimiento de Lausana se ha planteado, de alcanzar a las personas que están alejadas de la fe, a pesar de considerarse a sí mismos como cristianos.

 
Galicia insumisa: Eva Sierra habla de su último libro con César Vidal Galicia insumisa: Eva Sierra habla de su último libro con César Vidal

La nueva identidad del gallego evangélico tras abrazar la nueva fe: abandonaron ancestrales y arraigadas creencias populares, fruto del sincretismo mágico-pagano y del catolicismo implantado desde el s. XVI.

 
“Llevamos un mensaje de redención y de convivencia” “Llevamos un mensaje de redención y de convivencia”

Aarón Lara, coordinador del Congreso Iberoamericano para la Vida y la Familia, analiza lo sucedido en la última Asamblea General de la OEA.

 
¿Qué pasa con los errores de la Biblia? ¿Qué pasa con los errores de la Biblia?

Para el cristiano la Biblia es la Palabra de Dios. Pero ¿coincide la Biblia de hoy con el texto original? ¿o está llena de errores? (Andy Wickham)

 
FOTOS Fotos
 
Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga

El encuentro congregó unas 50 personas de 12 países.

 
Idea2018, en fotos Idea2018, en fotos

El encuentro celebrado en Palma de Mallorca reunió a evangélicos de todo el país para conversar sobre convivencia, misión e interculturalidad.

 
Las 95 Tesis, clavadas en España Las 95 Tesis, clavadas en España

Evangélicos presentan 'Las 95 Tesis de la Reforma 500 años después' a gobiernos locales y regionales, por toda España.

 
VÍDEOS Vídeos
 
Toda la Biblia: Zacarías Toda la Biblia: Zacarías

Lo más importante en la vida no son los logros que podamos conseguir, sino que sepamos disfrutar del camino.

 
Mediterráneo Mediterráneo

“Algo cambiará si tienes hambre y sed de justicia”, canta la artista valenciana Eva Betoret.

 
‘Mentiras’, Sal150 ‘Mentiras’, Sal150

Primer adelanto de ‘Vale la pena vivir’, con el sonido inconfundible del grupo.

 
 
Síguenos en Ivoox
Síguenos en YouTube y en Vimeo
 
 
RECOMENDACIONES
 
PATROCINADORES
 

 
AEE
PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
 

Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.