PUBLICIDAD
 
viernes, 21 de septiembre de 2018   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    Leopoldo Cervantes-Ortiz
    1
     

    Aarón Sáenz Garza: el protestante que pudo ser presidente de México (I)

    Una de las causas por las que Sáenz Garza no resultó electo candidato a la presidencia de México fue precisamente su adscripción religiosa.

    GINEBRA VIVA AUTOR Leopoldo Cervantes-Ortiz 13 DE ABRIL DE 2018 09:50 h
    Parte de la portada de la biografía que Pedro Salmerón dedicó a Aarón Sáenz Garza.

    Comenzaremos con una afirmación abiertamente polémica: buena parte (sino es que la mayoría) de las iglesias evangélicas mexicanas de la actualidad desconoce la manera en que se ha relacionado su presencia con los acontecimientos históricos del pasado ya no tan reciente. Ahora que, en tiempos electorales, se discute apasionadamente a qué confesión se adscribe el candidato que lleva la delantera en las preferencias (Andrés Manuel López Obrador, apoyado por el Movimiento de Regeneración Nacional [Morena], el Partido del Trabajo y el Partido Encuentro Social [PES], este último de corte confesional no católico), [1]al parecer ha quedado en el olvido el episodio de Aarón Sáenz Garza (1891-1983), abogado, militar y diplomático de formación presbiteriana, quien en 1929 pudo haber sido el primer candidato presidencial por el naciente Partido Nacional Revolucionario (PNR), antecedente del Partido Revolucionario Institucional (PRI).



    Luego de sus años iniciales, en 1911 “continuó sus estudios en la Escuela Nacional de Jurisprudencia y en 1913, inmediatamente después de los asesinatos de [Francisco I.] Madero y [José María] Pino Suárez [presidente y vicepresidente dela República], salió de México en busca de Carranza, ya convertido en el jefe de la Revolución Constitucionalista, quien lo envió a incorporarse a las fuerzas revolucionarias de Sonora, que pronto habrían de constituir el pie veterano del Cuerpo de Ejército del Noroeste”. [2] Con una larga carrera política posterior (embajador en Brasil, regente de la capital, ministro de Educación, Industria y Comercio, y de Relaciones Exteriores), siempre fiel a los principios emanados de la Revolución Mexicana, y en estrecha cercanía con los presidentes Álvaro Obregón y Plutarco Elías Calles (con quien incluso emparentó), fue derrotado en la histórica convención llevada a cabo en Querétaro entre febrero y marzo 1929, por Pascual Ortiz Rubio, quien finalmente sería presidente (1930-1932), aunque sin terminar su periodo. Así resume Raymundo Riva Palacio lo acontecido en aquella ocasión, trazando puentes con la situación presente: “La fortaleza de López Obrador en las preferencias electorales desafía la historia política de México. Desde 1929 no se había tenido un aspirante protestante a la presidencia, cuando el general Aarón Sáenz desafió a Pascual Ortiz Rubio —el “delfín” de Plutarco Elías Calles, quien ordenó la Guerra Cristera—, pero fue relegado por el propio Partido Nacional Revolucionario, precursor del PRI, por su inclinación religiosa”.[3]



     



    Retrato de Aarón Sáenz Garza.

    Y es que, efectivamente, una de las causas por las que Sáenz Garza no resultó electo candidato a la presidencia fue precisamente su adscripción religiosa: “Mientras estaba reunido el cónclave saencista, Gonzalo N. Santos [operador político de Plutarco Elías Calles] pronunció un atronador discurso en el que, quitándose por fin la careta, acusó a Sáenz de reaccionario y de ser obispo protestante”.[4] Otra reconstrucción de lo sucedido, que coincide en lo esencial, puede leerse en el libro El partido de la revolución institucionalizada. La formación del nuevo Estado en México 81928-1945), de Luis Javier Garrido (México, Siglo XXI, 1982). Miguel Ángel Granados Chapa se refiere a la enorme animadversión que le causaba esta filiación a José Vasconcelos (candidato católico de la oposición en 1929), quien lo calificaba despectivamente como “pocho”, “pastor” o “agringado”.[5]



    Como bien lo documenta su biógrafo Pedro Salmerón Sanginés, toda la familia Sáenz (sus padres, Juan y Concepción, y sus hermanos/as Moisés, Josué, Ana, Jesusa, Herminia y Elisa,) pertenecieron a la Iglesia Presbiteriana desde su natal Nuevo León, en el norte de México. Tanto fue así que el propio Aarón, durante su militancia en las juventudes de esa iglesia, en 1909, hizo un resumen de las celebraciones por el 400º aniversario del nacimiento de Juan Calvino (en Saltillo, Coahuila), quien por cierto era comparado con el prócer mexicano Benito Juárez.[6] Así lo describe este autor: “Concepción Garza habían sido convertida a la Iglesia Presbiteriana por dos misioneros norteamericanos que desarrollaban su labor en los alrededores de Monterrey, los esposos Isaac y Ana Boyce, y entonaba salmos un día cuando el joven comerciante le preguntó sobre su canto. A los pocos meses Juan Sáenz estaba casado y convertido a la fe protestante”.[7] Y sintetiza: “Así, pues, tres fueron las primeras influencias vitales y culturales de Aarón Sáenz: la vida ranchera y el trabajo del campo; la ética propia del calvinismo; y la educación formal de la época, nacionalista, liberal y positivista”.[8]



    Miguel Ángel Granados Chapa, por su parte, se refiere a la familia Sáenz de este modo:




    La familia es presbiteriana, y nómada. No es, entonces, un producto extraño en el norte. Formaron el tronco don Juan Sáenz Garza y doña Concepción Garza. Cuando viven en El Mezquital, municipio de Apodaca, en 1888 nace allí su hijo Moisés. Luego, ya en Monterrey, serán paridos Josué y Aarón. La fascinación por el Gran Libro está presente en los nombres. También lo estará en la formación de Moisés, que vendrá a la capital para estudiar preparatoria en la escuela presbiteriana de Coyoacán.{9}




     



    Placa en honor a Sáenz Garza.



     



    Con el tiempo —agrega Salmerón Sanginés— Aarón Sáenz terminaría desligándose de la Iglesia Presbiteriana, pero entre tanto la disciplina, el amor al trabajo —el vicio por el trabajo— y la idea de que sólo la educación y el progreso harían de México un país rico y fuerte, fueron principios e ideas determinantes en la construcción de su concepción del mundo”.[10] He ahí, en germen, el desarrollo de un político de origen evangélico que aspiraría a la máxima magistratura del país como parte de un proceso de reacomodo de las fuerzas ideológicas de la época. La huella de la Revolución Mexicana, como puede apreciarse, era muy fuerte en ese momento. Y Sáenz se ubicó decididamente en esa vertiente.



     



    Notas




    [1]Véase el artículo de Raymundo Riva Palacio, “Andrés el cristiano” [sic], en El Financiero, 20 de marzo de 2018, Cf. L. Cervantes-O., “¿Un presidente evangélico en México?”, en Magacín, de Protestante Digital, 7 de mayo de 2006, y Bernardo Barranco, “El voto religioso y presidenciables piadosos”, en La Jornada, 4 de abril de 2018. Recientemente, Barranco ha dedicado tres emisiones consecutivas de su programa televisivo, Sacro y Profano, en el Canal 11, a analizar el creciente impacto de los evangélicos en la política mexicana: “Irrupción de lo religiosos en las elecciones de 2018”, 5 de marzo de 2018; “La constitución moral de AMLO”, 12 de marzo de 2018; y “Evangelismo político en las elecciones de 2018”, 19 de marzo de 2018.





    [2]Pedro Salmerón, “Los orígenes de la disciplina priísta: Aarón Sáenz en 1929”, en Estudios, ITAM, vol. 3, núm. 72, 2005, p. 101.





    [3] R. Riva Palacio, op. cit.





    [4] P. Salmerón Sanginés, Aarón Sáenz Garza: militar, diplomático, político, empresario. México, Miguel Ángel Porrúa, 2001, p. 173.





    [5] Miguel Ángel Granados Chapa, “Los barones de la banca”, en Nexos, 1 de noviembre de 1982, www.nexos.com.mx/?p=4121.





    [6] P. Salmerón Sanginés, Aarón Sáenz…, p. 31. El texto en cuestión, “En honor de Juan Calvino”, apareció en El Faro, t. XXV, núm. 31, 30 de julio de 1909, p. 488. Puede consultarse en la Hemeroteca Nacional Digital de México.





    [7] P. Salmerón Sanginés, Aarón Sáenz..., 2001, p. 28.





    [8] Ibíd., p. 29.





    [9] M.Á. Granados Chapa, op. cit.





    [10] P. Salmerón Sanginés, Aarón Sáenz..., 2001, p. 31.



     

     


    1
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     

    marco
    24/04/2018
    05:37 h
    1
     
    magnifico documento y articulo felicidades mi hermano, por otro lado ayer en un debate público con otros candidatos en México dijo Andres Lopez Obrador que traerá el a Papa Francisco parea establecer códigos de anticorrupción, esto diferencia su postura no catolico
     



     
     
    ESTAS EN: - - - Aarón Sáenz Garza: el protestante que pudo ser presidente de México (I)
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño

    María Mercedes Páez relata su experiencia como madre de acogida y el programa de acogimiento familiar que desarrolla Aesvida.

     
    Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo

    Jaume Llenas expone el reto que desde el Movimiento de Lausana se ha planteado, de alcanzar a las personas que están alejadas de la fe, a pesar de considerarse a sí mismos como cristianos.

     
    Galicia insumisa: Eva Sierra habla de su último libro con César Vidal Galicia insumisa: Eva Sierra habla de su último libro con César Vidal

    La nueva identidad del gallego evangélico tras abrazar la nueva fe: abandonaron ancestrales y arraigadas creencias populares, fruto del sincretismo mágico-pagano y del catolicismo implantado desde el s. XVI.

     
    “Llevamos un mensaje de redención y de convivencia” “Llevamos un mensaje de redención y de convivencia”

    Aarón Lara, coordinador del Congreso Iberoamericano para la Vida y la Familia, analiza lo sucedido en la última Asamblea General de la OEA.

     
    ¿Qué pasa con los errores de la Biblia? ¿Qué pasa con los errores de la Biblia?

    Para el cristiano la Biblia es la Palabra de Dios. Pero ¿coincide la Biblia de hoy con el texto original? ¿o está llena de errores? (Andy Wickham)

     
    FOTOS Fotos
     
    Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga

    El encuentro congregó unas 50 personas de 12 países.

     
    Idea2018, en fotos Idea2018, en fotos

    El encuentro celebrado en Palma de Mallorca reunió a evangélicos de todo el país para conversar sobre convivencia, misión e interculturalidad.

     
    Las 95 Tesis, clavadas en España Las 95 Tesis, clavadas en España

    Evangélicos presentan 'Las 95 Tesis de la Reforma 500 años después' a gobiernos locales y regionales, por toda España.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Toda la Biblia: Zacarías Toda la Biblia: Zacarías

    Lo más importante en la vida no son los logros que podamos conseguir, sino que sepamos disfrutar del camino.

     
    Mediterráneo Mediterráneo

    “Algo cambiará si tienes hambre y sed de justicia”, canta la artista valenciana Eva Betoret.

     
    ‘Mentiras’, Sal150 ‘Mentiras’, Sal150

    Primer adelanto de ‘Vale la pena vivir’, con el sonido inconfundible del grupo.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.