PUBLICIDAD
 
lunes, 24 de septiembre de 2018   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    Juan Antonio Monroy
     

    Henrik Ibsen: Dios y muerte

    Los personajes de su teatro son seres en permanente conflicto, que no saben qué hacer con la vida.

    EL PUNTO EN LA PALABRA AUTOR Juan Antonio Monroy 30 DE MARZO DE 2018 09:10 h
    Estatua de Ibsen. / Sparkica

    Henrik Ibsen nació en Skien, Noruega, el 20 de marzo de 1828. Estuvo cinco años empleado como ayudante de farmacia. Quiso estudiar medicina y, según él, malgastó un año en la Universidad. A los 23 se convirtió en director de escena y escritor para el Teatro Nacional de Bergen. A partir de ahí dedicó todo su tiempo a la literatura y al teatro. En 1864 abandonó Noruega, adonde no volvería en 26 años. Vivió en Italia y Alemania.



    En un apartamento de la calle Arbins Gate, en Oslo, Ibsen vivió los últimos días de su vida. Javier Espinoza cuenta que hallándose moribundo, el enfermo fue visitado por un grupo de amigos. La enfermera que lo atendía quiso dar una nota de optimismo y anunció que el dramaturgo se encontraba bien. En esos momentos Ibsen se incorporó y pronunció sus últimas memorables palabras: “Todo lo contrario”.



    Murió el 23 de mayo de 1906.



    La Academia sueca cometió la injusticia de no concederle el Premio Nóbel. Según Martín Alonso, “es lástima que una de las figuras más representativas de la literatura dramática universal, Henrik Ibsen muriera sin recibir tan merecida distinción”.



    Por el contrario, sus obras le hicieron famoso en Escandinavia. Más tarde su reputación se extendió a toda Europa y a Estados Unidos. Se ha dicho que Bernard Shaw, Eugene O´Neil y otros gigantes de las letras hubieran sido diferentes escritores de no haber existido Ibsen. Luigi Pirandello le colocaba inmediatamente después de Shakespeare. Freud y algunos otros psicólogos de la época usaron las descripciones de los personajes de Ibsen para ilustrar sus teorías y realizar análisis de su carácter. Yolanda de la Torre afirma que su obra influyó en autores españoles tales como Benito Pérez Galdós y Jacinto Benavente. Su trascendencia ha sido tal que, después de Shakespeare, es el autor teatral más representado alrededor del mundo.



    Se ha dicho de Ibsen que los personajes de su teatro son seres en permanente conflicto, que no saben qué hacer con la vida. Seres de existencia monótona, llena de engaños y falsedades, hombres y mujeres de una doble moral que se hunden en el vacío.



    La Nora de Casa de muñecas (1879), una de sus obras más conocida y representada, es una mujer angustiada por el secreto que esconde. Cuando ve a su propio marido como un ser extraño huye de él, renuncia a los hijos y se escapa del hogar, abandonándose a su destino.



    Espectros, drama compuesto en Roma en el verano de 1881 fue calificado en Noruega como una obra de clínica psiquiátrica. Elvira Alving lleva una vida de mentira. Osvaldo pretende contraer matrimonio con una mujer que en realidad es su hermana, pero él no lo sabe. Regina huye de la casa con una bolsa de veneno en el bolsillo. Seres desgraciados todos, incluyendo al pastor protestante Manders.



    El drama más árido de Ibsen, tal vez el más conocido es El enemigo del pueblo, escrito en 1882, un año después de Espectros. Aquí la honradez y firmeza del doctor Stockman tropieza con la mezquindad de los habitantes del pueblo a quienes sólo interesa la seguridad material, el alimento diario para el estómago. Los personajes son interlocutores genéricos, gente con la vista puesta en el estercolero.



    El pato salvaje es una obra amarga y desoladora. Señala la derrota humana y el fracaso de todos los convencionalismos. Hijamar y Werle representan la renuncia, la mentira y la ira.



    En La dama del mar (1888), el estado de ánimo alterado de Ellida permanece largo tiempo. La libertad que el doctor Wangel otorga a su mujer sabe a receta médica. La elección de ella es curación provisional, no salvación. Ellida será siempre una mujer atormentada.



    El personaje principal de Al despertar de la muerte (1889), el escultor Arnoldo Rubek, recuerda al fantástico Gog de Papini. Los honores y las riquezas no le hacen feliz. Su reencuentro con Irene, la mujer que un día le sirvió de modelo para su escultura más apreciada, lleva a ambos a la locura y al suicidio en tanto que trazan sobre el abismo el signo de la cruz.



    Afirmada queda la fama universal de Ibsen como dramaturgo. Pero preciso es señalar que el genio se complace en los aspectos sombríos de la vida. Sus criaturas pierden humanidad y se debaten en la antítesis entre el ser y el parecer.



    Nacido en un hogar protestante, Ibsen confiesa que abandonó la religión a los 30 años. En una carta de 1871 al dramaturgo Bfarnson predice que “caerán pronto todas las religiones”.



    De todas las obras que escribió, dos tratan específicamente el tema religioso: Brand, que le lanzó a la fama en 1866 y César y Galilea, de 1873. En Brand el héroe se rebela contra Dios, sólo para terminar arrollado por una avalancha que lo entierra vivo. César y Galilea representa la eterna búsqueda del hombre empeñado en encontrar la verdad que conduce a Dios, cuando, como escribió el apóstol Pablo, Dios está tan cerca de nosotros como nuestra propia respiración. En El vivimos, y nos movemos, y somos. Como lo escribió el ilustre poeta Rabindranath Tagore, “la palabra de Dios está siempre resonando por el mundo, y sólo no la oye el que es voluntariamente sordo”.



    El autor noruego fue uno de los más importantes creadores de la moderna literatura dramática, el fundador del teatro de ideas.



    El ojo inexorable de Ibsen percibe la duplicidad de la naturaleza humana. El honrado Torvaldo de la Casa de muñecas busca a Dios preocupado hasta la angustia por su salvación, en tanto que Nora espera el milagro de fe. Todos los personajes de Ibsen son portadores de un melodramático vacío espiritual, muertos para Dios, vivos tan solo para la muerte. “La muerte tiene agonías terribles pero muchas veces es dulce, comparada con la vida”, dice el dramaturgo, que todo lo espera de cielo abajo. Para él, como lo expresa en “Un enemigo del pueblo”, “los locos están en una temida y aplastante mayoría a todo lo ancho del mundo… El hombre más fuerte es aquél que está más solo”. ¡Negros y tristes pensamientos!


     

     


    0
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     



     
     
    ESTAS EN: - - - Henrik Ibsen: Dios y muerte
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    Prostitución: abolicionismo Prostitución: abolicionismo

    Jorge Rodrigo, de la asociación Esclavitud XXI, explica en qué consiste el modelo abolicionista para luchar contra la trata y rescatar a víctimas de prostitución.

     
    Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño

    María Mercedes Páez relata su experiencia como madre de acogida y el programa de acogimiento familiar que desarrolla Aesvida.

     
    Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo

    Jaume Llenas expone el reto que desde el Movimiento de Lausana se ha planteado, de alcanzar a las personas que están alejadas de la fe, a pesar de considerarse a sí mismos como cristianos.

     
    Galicia insumisa: Eva Sierra habla de su último libro con César Vidal Galicia insumisa: Eva Sierra habla de su último libro con César Vidal

    La nueva identidad del gallego evangélico tras abrazar la nueva fe: abandonaron ancestrales y arraigadas creencias populares, fruto del sincretismo mágico-pagano y del catolicismo implantado desde el s. XVI.

     
    ¿Qué pasa con los errores de la Biblia? ¿Qué pasa con los errores de la Biblia?

    Para el cristiano la Biblia es la Palabra de Dios. Pero ¿coincide la Biblia de hoy con el texto original? ¿o está llena de errores? (Andy Wickham)

     
    FOTOS Fotos
     
    Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga

    El encuentro congregó unas 50 personas de 12 países.

     
    Idea2018, en fotos Idea2018, en fotos

    El encuentro celebrado en Palma de Mallorca reunió a evangélicos de todo el país para conversar sobre convivencia, misión e interculturalidad.

     
    Las 95 Tesis, clavadas en España Las 95 Tesis, clavadas en España

    Evangélicos presentan 'Las 95 Tesis de la Reforma 500 años después' a gobiernos locales y regionales, por toda España.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Toda la Biblia: Zacarías Toda la Biblia: Zacarías

    Lo más importante en la vida no son los logros que podamos conseguir, sino que sepamos disfrutar del camino.

     
    Mediterráneo Mediterráneo

    “Algo cambiará si tienes hambre y sed de justicia”, canta la artista valenciana Eva Betoret.

     
    ‘Mentiras’, Sal150 ‘Mentiras’, Sal150

    Primer adelanto de ‘Vale la pena vivir’, con el sonido inconfundible del grupo.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.