PUBLICIDAD
 
jueves, 24 de enero de 2019   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    Murray Capill
     

    Objetivo: El corazón, de Murray Capill

    La predicación llena de gracia y orientada al corazón debería llevar a las personas a la profunda consciencia de su necesidad de Dios y la disposición de este a encontrarse con ellos en su necesidad.

    FRAGMENTOS 29 DE MARZO DE 2018 20:00 h
    Detalle de la protada del libro.

    Un fragmento de “Objetivo: El corazón. El arte de aplicar la Palabra de Dios al corazón del oyente”, de Murray Capill (2018, Andamio). Puede saber más sobre el libro aquí.



     



    Si la gran tarea de predicar consiste en proclamar las fantásticas buenas nuevas, no debemos olvidar nunca que es necesario que estas nuevas no resbalen sobre las personas, sino que penetren en sus corazones. Noche tras noche podemos ver las noticias en la televisión y llegar a ser fácilmente inmunes al impacto de las noticias mayormente malas que vemos y oímos. Podemos quejarnos frente a la violencia, los devastadores desastres naturales o los políticos taimados, pero cuando nos levantamos para lavar los platos, quedar poco afectados por lo que acabamos de presenciar. No se supone nunca que este sea el caso tras escuchar las buenas nuevas de la salvación. Los predicadores deben procurar presentar el evangelio de una forma que penetre en el corazón.



     



    Murray Capill.

    En el Sermón del Monte, Jesús fue implacable en su «ataque al corazón». Empezando por el carácter de aquellos a los que se les revela el reino de Dios (los pobres de espíritu, los que tienen hambre y sed de justicia, los de corazón puro, etc.), pasó a fijar el objetivo de la aplicación de la ley en los motivos del corazón. El adulterio no solo es el acto externo de la carne, sino el deseo interno del corazón; el asesinato no solo es el acto externo de matar a alguien, sino la actitud interior de odiar a alguien. Jesús no solo ha venido a mejorar la conducta de las personas, sino a cambiar sus vidas desde adentro hacia afuera. La esencia del nuevo pacto es un nuevo corazón (cp. Jeremías 31:31-34).



    Por consiguiente, es útil hacer una distinción entre la aplicación práctica, de la cual hay mucha en el Sermón del Monte, y la aplicación al corazón. La primera trata cómo vivir para Dios: cómo dar testimonio, cómo servir, cómo dirigir, cómo amar, cómo orar, etc. Este tipo de aplicación es importante y útil. Deberíamos ser tan prácticos como sea posible en nuestra predicación. Sin embargo, la aplicación al corazón profundiza más. Se ocupa de nuestras actitudes subyacentes, de nuestra mentalidad, nuestras motivaciones, aspiraciones, carácter y metas. No apunta meramente a llevarnos a hacer lo correcto, sino a adquirir sabiduría para la vida. No solo nos dice qué hacer, sino quiénes somos, quiénes deberíamos ser, y lo que podemos ser por la gracia de Dios. Entra a mayor profundidad en el alma y es más escrutadora. Puede hacernos sentir expuestos. Pero si la aplicación al corazón está llena de gracia, entonces no nos hace sentir sin esperanza. Quizás podamos sentirnos impuros e incompletos como le ocurrió a Isaías (cp. Isaías 6:1-8), pero sabemos, como también él llegó a saber, que la purificación viene del altar y la comisión procede de Dios.



    La predicación llena de gracia y orientada al corazón debería llevar a las personas a la profunda consciencia de su necesidad de Dios y la disposición de este a encontrarse con ellos en su necesidad. Sin embargo, no solo los que escuchan una predicación así tienen una gran necesidad de la ayuda de Dios. También el predicador, en el momento de la predicación. Es imposible que ninguno de nosotros prediquemos sermones eficaces, llenos de gracia y orientados al corazón con nuestras propias fuerzas. Abandonados a nuestra suerte, no podemos tener el más mínimo impacto en el corazón humano por hábiles que seamos. En realidad, incluso la Palabra todopoderosa de Dios misma cae en oídos sordos y en corazones duros, si Dios mismo no está activamente involucrado en abrir oídos y ablandar corazones.



    El predicador no puede, pues, trabajar solo. Necesita ayuda y la recibe de dos fuentes principales. Ante todo, su ayuda procede del Espíritu Santo, quien potencia y posibilita la predicación, y transforma los corazones de los oyentes. En segundo lugar, su ayuda viene de la comunidad creyente de la iglesia que suministra el contexto ordenado por Dios para la predicación del evangelio. La historia de la iglesia primitiva sugiere que estas son las dos compañeras esenciales de la predicación bíblica. En el relato que hace Lucas sobre el progreso incesante del evangelio hemos visto que la predicación va a la cabeza. Pero el avance no es el resultado de la predicación solamente, sino de la predicación unida a la presencia y el poder del Espíritu Santo, y a una vibrante comunidad espiritual.



     



    Portada del libro.

    La historia de Hechos comienza con los discípulos que esperan expectantes el derramamiento del Espíritu Santo. Sin la presencia de este, no se atreven a empezar a predicar. Solo con su poder, un hombre como Pedro, quien con anterioridad se había sentido tan amenazado por una muchacha esclava anónima que negó a su Señor tres veces, fue capacitado para hablar con atrevimiento y valentía ante millares, y le fue útil a Dios en la salvación de muchas almas. En el día de Pentecostés, es la predicación la que produce la primera cosecha del evangelio, pero se trata de una predicación llena del poder del Espíritu. El mismo fruto habría sido bastante inconcebible solo un día antes.


     

     


    0
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     



     
     
    ESTAS EN: - - - Objetivo: El corazón, de Murray Capill
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    Periodismo evangélico en una Europa poscristiana Periodismo evangélico en una Europa poscristiana

    Joel Forster repasa los retos para los cristianos en el continente europeo y la labor que realiza desde hace cuatro años Evangelical Focus para conectar evangelio y sociedad.

     
    Un sello que hace historia Un sello que hace historia

    José Luis Fernández Carnicero explica las actividades programadas este mes de enero en Ourense para celebrar la emisión del sello de la Biblia del Oso y la Reforma Protestante.

     
    La Inquisición española, ¿leyenda negra? La Inquisición española, ¿leyenda negra?

    Ante una nueva edición del libro “Artes de la Santa inquisición Española”, Emilio Monjo nos explica su importancia, la relación con Casiodoro de Reina, y confronta los desvaríos históricos que se han realizado en los últimos meses en torno a la historia de la España del XVI.

     
    #Forum18: ¿Cómo vas a brillar? #Forum18: ¿Cómo vas a brillar?

    Samuel Escobar, Israel Montes, Ester Caballero y otros nos dan su valoración y qué se llevan para aplicar tras asistir a un evento cuyo lema fue ‘Brillando como estrellas’.

     
    Jaume Llenas: fin de etapa en la AEE Jaume Llenas: fin de etapa en la AEE

    Conversamos con Jaume Llenas sobre la Alianza Evangélica Española, su presente y futuro, tras 17 años en la secretaría general.

     
    Alianza Solidaria: Ayuda a Venezuela Alianza Solidaria: Ayuda a Venezuela

    Conocemos más de cerca el proyecto de alimentación a la infancia que lleva adelante esta entidad evangélica en Venezuela.

     
    FOTOS Fotos
     
    15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

    Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

     
    Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

    Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

     
    Idea2018, en fotos Idea2018, en fotos

    El encuentro celebrado en Palma de Mallorca reunió a evangélicos de todo el país para conversar sobre convivencia, misión e interculturalidad.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Toda la Biblia: Gálatas Toda la Biblia: Gálatas

    Nuestra vida no depende de nuestras tradiciones o costumbres, sino de la dependencia de Dios.

     
    Mi testimonio Mi testimonio

    ¿He conocido de verdad a Jesús? ¿Cómo saber si soy salvo? Sofía Oliver nos cuenta su historia.

     
    Mi último día Mi último día

    Un corto de animación que recrea la perspectiva de uno de los ladrones crucificados junto a Jesús.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.