PUBLICIDAD
 
martes, 30 de mayo de 2017   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



     

    ‘El pie en el estribo’, de Alfredo Pérez Alencart

    "Lo mío es un humilde tributo de lector aprendiz de poeta: por ello estos versos vivos donde galopan no sólo Alonso Quijano y el señor Panza, sino también Jesucristo y Unamuno; Dulcinea y Jacqueline; Elías y mi padre y mi hijo y yo mismo; mi Salamanca y mi saudosa selva".

    EL PUNTO EN LA PALABRA AUTOR Juan Antonio Monroy 30 DE JUNIO DE 2016 19:10 h
    literatura el pie en el estribo Alfredo Pérez Alencart 'El pie en el estribo', de Alfredo Pérez Alencart

    Alfredo Pérez Alencart es, sin comparación, el mejor poeta y el de mayor proyección internacional que tiene el protestantismo español y el protestantismo de las otras naciones que hoy se expresan en el idioma de Cervantes.



    Pero si Cristo tiene a Alfredo, si lo tiene la Iglesia, si lo tenemos nosotros, se debe a las oraciones y al testimonio personal de su esposa, la también poeta y articulista Jacqueline Alencar, quien “orbitó” junto a su marido “cinco lustros seguidos”.



    Jacqueline, quien es cristiana desde su juventud, o desde su niñez, no tengo absolutamente claro este punto, dedicó años a orar por el esposo, indiferente a la religión, hablándole de Cristo a tiempo y a destiempo, hasta que el Galileo, como a él le gusta llamar a Jesús, lo derrumbó de donde fuera, del caballo o de la incredulidad, de una nube o de una pirámide de arena; sonriendo dijo su nombre y en el corazón de Alfredo quedó escrito el más sublime de los poemas. Hasta el día de hoy.



    Aunque lo he hecho en otras ocasiones, ahora quiero recordar algunos de los premios con los que ha sido distinguido nuestro poeta peruano-español, profesor del Derecho del Trabajo en la famosa Universidad de Salamanca, que remonta sus orígenes al año 1218: Premio Jorge Guillén de Poesía en España. Premio Humberto Peregrino en Brasil. Premio Internacional de Poesía “Medalla Vicente Gerbasi” en Venezuela, entre otros. Alencart ha publicado 16 libros de poesía, la mayoría traducidos a 25 idiomas.



    El pasado mes de mayo Alencart recibió en Salamanca al catedrático en Matemáticas de la Universidad de Oxford, John Lennox, quien vino a España con su último libro en el maletín. La presentación del mismo ante un auditorio selecto e interesado estuvo a cargo de Alencart. El científico inglés tituló su obra “Disparando contra Dios. Por qué los nuevos ateos no dan en el blanco”. En su intervención, Lennox defendió la existencia de Dios como “la base de la moralidad frente a un ateísmo donde todo es posible”. El libro surge “como respuesta a la idea de que la religión es peligrosa en la cultura europea”. El catedrático universitario manifestó que es “el nuevo ateísmo el que ignora los ríos de sangre creados por las sociedades ateas”.



    Por iniciativa de Pérez Alencart, el XIX Encuentro de Poetas Iberoamericanos que tendrá lugar en Salamanca entre el 19 y el 20 del próximo mes de octubre llevará por título “Al Hidalgo Poeta” y estará dedicado a Miguel de Cervantes. Anticipamos el lujo cultural y espiritual que supondrá escuchar a poetas de distintos países y de primera fila disertar en torno a las cualidades poéticas de nuestro gran Cervantes, gloria nacional, iniciador y jefe supremo de la novela española.



    A pesar del gran interés que han despertado en mí las páginas de “El pie en el estribo”, no puedo, no debo, no quiero renunciar a ofrecer a los lectores de este artículo una muestra de las tiernas frases que Alencart escribe en el prólogo. Pido disculpas por su extensión, pero siento que merecen la pena. Dice el poeta:




    “Hace dos lustros escribí estos poemas. Luego los puse a reposar en el arcón, como recomendaba Horacio. Ahora los expongo, no como un homenaje más, de los muchos que inundarán el vasto continente de nuestro idioma. Lo mío es un humilde tributo de lector aprendiz de poeta: por ello estos versos vivos donde galopan no sólo Alonso Quijano y el señor Panza, sino también Jesucristo y Unamuno; Dulcinea y Jacqueline; Elías y mi padre y mi hijo y yo mismo; mi Salamanca y mi saudosa selva. Soy mestizo y, al entrañar la magna obra, no dudé en mezclar lo de aquende con lo de allende, lo del 16 con lo del 21”.




    Veintiún poemas componen “El pie en el estribo”. El último trata de su princesa, su musa, su lira, su Jacqueline, “Ven acá, mi salvaora de mis penas y de mis males, que si tú no me las remedias, no las remediará nadie”.  Dice él a ella:




    Quijoteando voy por el ojo de la aguja



    hasta pasar el cielo



    por tu jardín donde mis abejas se desatan.



    Somos cicatrices de lo que ha sido azul…



    Somos una sola carne tomando



    altura en lo sagrado”.




     



    Con todo, la principal preocupación de Alencart se centra en el personaje creado por Cervantes, en el gran hombre que tras ser derrotado en las playas de Barcelona por el bachiller Sansón Carrasco, disfrazado como caballero de la Blanca Luna, emprende camino de regreso a su aldea, donde llega con el pie en el estribo, es decir, minuto y medio antes de la llegada de la señora muerte. Los héroes como mi señor Don Quijote no comienzan a vivir sino cuando mueren. Así lo ve el poeta:




                El pie en el estribo, frater, enseñando la hermandad



                que salva de cetrerías de cacerías de jaurías



                hermandad que es pan del horno simple que protege



                minuto a minuto del ataque de los franquensteins



                Clic clic Desde la grupa fotografío tu corazón amén



                del corporio poseso de escrituras amén de sus entretelas



                amén de superficies y humaredas Ensopo mi cantar



                en tu recreación. Te sostengo para que me sostengas



                Bajo para que subas para que pongas tu pie en el estribo



                Certidumbre de la hermandad reasignada




     



    El poeta fija su mirada en el noveno capítulo que figura en la segunda parte de la novela cervantina. Don Quijote y Sancho se dirigen al Toboso, buscando el palacio de Dulcinea. Era noche cerrada. Habiendo andado doscientos pasos, el Caballero “dio con el bulto que hacía la sombra, y vio una gran torre, y luego conoció que el tal edificio no era alcázar, sino la iglesia principal del pueblo, y dijo: con la iglesia hemos dado, Sancho”.



    El poeta elude los numerosos comentarios anticatólicos escritos en torno a este episodio y transmite a Sancho una esperanza nueva, donde no hay muros ni campanarios, sino claridad, luz y puertas abiertas:




                    Pongo mi oído sobre la pulpa de unas vocales



                que el vulgo no estranguló con vísceras de mercado



                Pongo mi oído sobre los escritos de protesta



                para conocer lo que allá sucede con mis cuasi hermanos



                porteadores de estatuas de sal embrumados



                por inciensos que nunca harán taxidermia sangre



                nada más que sangre hasta la médula



                Sancho que escudas mi ahora ¿qué haremos



                si al final del camino damos con la iglesia verdadera?



                Pongo mi oído sobre los pliegos de cordel



                para no perder mi sombra en la cripta de otro presidio



                donde perviven los desalmados vacunados con



                azufre con encono con flujos sobrecocinados



                de psicosis sin fermosura.




     



    Poeta, gracias por este pequeño gran libro, oportunamente llegado a nosotros cuando recordamos los cuatrocientos años de la muerte de Cervantes, el hombre que supo captar como ningún otro la esencia de la vida, su brevedad, su fragilidad.



    Don Alfredo, todos caminamos con un pie en el estribo. ¡Cuantas caras conocidas, algunas de ellas queridas, han desaparecido ya! Para usted y para mí, señor poeta, la muerte es un triunfo, la entrada a una nueva existencia donde nos encontraremos ante el misterio absoluto.


     

     


    0
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     



     
     
    ESTAS EN: - - - ‘El pie en el estribo’, de Alfredo Pérez Alencart
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    G. Amarilla: la política como lugar de misión G. Amarilla: la política como lugar de misión

    Entrevista al diputado uruguayo de fe evangélica Gerardo Amarilla, ex Presidente de la Cámara de Representantes, sobre su visión y experiencia en la vida pública.

     
    La traición de Trump en Oriente Medio (C. Vidal) La traición de Trump en Oriente Medio (C. Vidal)

    Análisis de César Vidal de la visita de Donald Trump a Arabia Saudí, Israel, Estado Vaticano y Unión Europea. Una visita en que "Trump ha traicionado una de sus principales promesas electorales".

     
    Nagai, blues-rock del Génesis a los evangelios

    Conversamos con el compositor gallego sobre su nuevo disco, diez nuevas canciones presentadas bajo el título de "II".

     
    ¿99?: Dios tiene la última palabra

    Jaime Fernández recoge en este libro las razones más habituales por las que las personas abandonan la iglesia y nos invita a reflexionar y actuar.

     
    Solución en Venezuela vía Luther King (C. Vidal)

    "Ni el chavismo es el castrismo, ni la salida a la crisis actual es la violencia" dice César Vidal, que analiza el laberinto social actual y las posibles vías de salida.

     
    Gary Wilkerson, ponente del 8º Congreso Evangélico

    El hijo de David Wilkerson preside un ministerio mundial de evangelismo y ayuda al necesitado, World Challenge. Wilkerson habla de la Reforma, el movimiento pentecostal y los desafíos que la iglesia enfrenta en el mundo actual.

     
    La sexualidad que Dios diseñó: Pau Mnez. Vila Cosmovisión bíblica y ética sexual. Conferencia en la Església Evangèlica Poblenou (Barcelona) del psiquiatra Pablo Martínez Vila.
     
    FOTOS Fotos
     
    Sellos para conmemorar la Reforma Sellos para conmemorar la Reforma

    Lituania, Namibia, Brasil, Benín e incluso Polonia, entre otros, han lanzado sellos conmemorativos del 500º Aniversario de la Reforma. España, no.

     
    La Biblia a través de la historia La Biblia a través de la historia

    Una exposición recorrerá Galicia este año 2017 mostrando la historia de la Biblia y su importancia para la Reforma Protestante.

     
    Idea 2017 en Bilbao Idea 2017 en Bilbao

    El encuentro anual de la Alianza Evangélica Española, del 17 al 19 de febrero, trató el tema general ‘Reconciliación’.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    3MJ #60: palabras de vida eterna 3MJ #60: palabras de vida eterna

    Lo que la Biblia dice es más importante que lo que ciertas personas tengan que decir, sin importar su éxito o supuesta relevancia.

     

     
    8ª causa: la dignidad del ser humano 8ª causa: la dignidad del ser humano

    Una de las consecuencias de la Reforma protestante fue recuperar la dignidad intrínseca del ser humano, desde su concepción hasta su muerte, más allá de cualquier circunstancia o apariencia.

     
    ¡No me gusta mi cuerpo! ¡No me gusta mi cuerpo!

    El verano ya casi está aquí y empieza el agobio con nuestra apariencia. ¿No será que nos dejamos llevar por lo que otros dicen que es bonito?

     

     
    Ángel Gabilondo (PSOE): la Reforma transformó sociedad y cultura Ángel Gabilondo (PSOE): la Reforma transformó sociedad y cultura

    "Mi agradecimiento por la aportación de la Reforma protestante en estos 500 años" expresa Ángel Gabilondo, portavoz del Partido Socialista en la Comunidad de Madrid y exMinistro de Cultura. Añade una reflexión sobre la importancia del protestantismo en la sociedad y la Historia.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.