PUBLICIDAD
 
jueves, 14 de noviembre de 2019   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    Daniel Jándula
     

    La espiritualidad camaleónica de David Bowie (1)

    De Bowie pocas cosas pueden señalarse como absolutas. El presente artículo consiste en un acercamiento al periplo espiritual del artista, a través de algunas de sus canciones.

    PREFERIRíA NO HACERLO AUTOR Daniel Jándula 14 DE ENERO DE 2016 18:55 h
    David Bowie, ziggy stardust David Bowie, Ziggy Stardust.

    El presente artículo (en dos partes) consiste en un acercamiento al periplo espiritual de David Bowie. Nació con la intención de examinar el vigésimo quinto y último disco del inglés, entregado in extremis y fiel a su estilo de promoción (o tal vez sin promoción, dejando esa tarea del rumor para la sociedad contemporánea): rodeado de expectación y controversia musical.



    La impactante noticia de la muerte (muchos de sus fans dirían “ascensión”) de David Robert Jones (un artista tan apasionante y crucial como Bob Dylan, John Lennon o Freddie Mercury), apenas tres días después de su 69 cumpleaños y en medio de la celebración por la salida de Blackstar, otorga una nueva dimensión a nuestro análisis compuesto por siete de sus canciones.



     



    Young Americans, David Bowie.



    De Bowie pocas cosas pueden señalarse como absolutas. Portaba el gen de la hibridación y del escándalo, de la reproducción pop y la insatisfacción activa y constante del músico de rock condenado a la leyenda. Lo probó todo, incluso portarse bien; ser como señalaba en «Breaking Glass», una de las canciones de Low que mejor le explican: “una persona maravillosa, pero con problemas”.



    Fue un jinete azul eléctrico que viajó como pocos a las puertas de la luz estroboscópica, y pudo regresar para contarlo, tal vez sin ser el mismo Bowie desde entonces. Ahora bien, ¿qué significa ser “él mismo” cuando uno se refiere a Bowie? ¿Con cuál de sus personajes, de sus anécdotas, de sus discos o con cuál de sus giras o apariciones públicas nos quedamos? ¿Qué versión de Bowie es la que resume todo lo que fue el artista y la persona?



    Es importante tener presente que Bowie siempre iba un paso por delante nuestra, por muy errático que ese paso fuera, por mucho que se solapasen los caracteres que ha ido forjando para mostrarse a su público y esconderse a la vez, incluso de sí mismo, copiando lo mejor de cada artista con el que trabajó, incluso al propio David Robert Jones. Nunca fue una transformación completa de una personalidad a otra: de Ziggy al delgado duque blanco ocultista de la calamidad, de las afueras de Europa al centro del canon europeo, de una estrella del rock problemática a un ermitaño en Suiza que se cansa de vivir como Zaratustra y de practicar el adulterio con la viuda de Chaplin, de un mártir del teatro que vaga de estación a estación, y de una especie de deidad del glam a líder de la piedad, cebado de drogas de plástico y amor de diseño predestinado al savoir faire.



     



    David Bowie, en Escocia, 1973.



    Bowie fue todos y cada uno de esos caracteres, fue un huracán de organismos, pero ¿dónde situar su centro creador? ¿En qué etapa de su vida tomó conciencia de lo que significaba para el resto del mundo y en la historia de la música? En el transcurso de su vida en Berlín (1977-1979) pudieron tener lugar algunas de las respuestas a estas preguntas, si no todas.



    Pero tampoco son estas las únicas preguntas, ni las únicas historias alrededor de su leyenda. Aquí queremos centrarnos en algo que siempre ha formado parte de la anécdota, generada o robada, y sin embargo forma parte esencial de la búsqueda estética de Bowie, tanto como de la parte intelectual de su trabajo y del ya mencionado “centro creador”: su peregrinaje espiritual.



    Nos atrevemos a recomendar un análisis de las letras y conceptos de Bowie desde sus creencias reconocidas (o reconocibles). Se comprenden muchos aspectos de su biografía. Lo que sigue es un punto de partida.



     



    1. Starman (The Rise and Fall of Ziggy Stardust and the Spiders from Mars, 1972)





    “… let the children use it”



    David Bowie llevó desde muy pronto el lastre del estrellato, el cual no le impidió correr lo bastante rápido como para pensar que podía dejar atrás la locura que desde muy temprana edad trató de esquivar (Terry, su hermano adoptivo, padecía esquizofrenia, como otros muchos miembros de su familia). Antes al contrario, probablemente se sirvió de esa locura para alcanzar una posición desde la cual permitirse todo tipo de excesos, principalmente musicales. Es algo que tampoco podemos decidir con total certeza.



    Todos tenemos grabada la imagen y la melodía de uno de sus temas más conocidos, del abrazo a Marc Bolan durante la histórica intervención en el programa de televisión Top of the Pops que convirtió a Bowie en estrella del rock. Pero llama mucho la atención la letra de la canción. «Starman» va de un chico que se encuentra con un ser venido de las estrellas que salvará a la humanidad de su inminente destrucción (anunciada en la primera canción del disco: «Five Years»). El muchacho no se sorprende, puesto que ya ha escuchado antes a Ziggy Stardust (algo así como un Juan Bautista de la música glam) anunciar que este personaje llegaría a tiempo. La letra del coro no puede ser más reveladora acerca de dónde procede la inspiración para el tema. Un hombre que viene de los cielos está esperando; bajaría él mismo, pero entonces nos volveríamos locos:



    There's a starman waiting in the sky



    He’d like to come and meet us



    But he thinks he'd blow our minds



    Y entonces viene esa frase que está directamente tomada del evangelio: “Dejad que los niños…” muevan el esqueleto, añade Starman. Para dar un inquietante giro cuando dice que también hay que dejar que los niños “lo pierdan”.



     



    2. Somebody up there likes me (Young Americans, 1975)





    Con Luther Vandross, Tony Visconti, Carlos Alomar y Andy Newark, batería de Sly and the Family Stone (confirmando así el tono funk/soul del disco), como compañeros de viaje rumbo a Filadelfia, Bowie concibió este tema para que fuera interpretado por otros; hay que señalar también su faceta como compositor externo, pues le dio sus primeras oportunidades reales de entrar en el mercado musical (recordemos a Mott the Hopple).



    La canción, como decimos, debía ser para Ava and the Astronettes (Ava Cherry colaboraría después en Young Americans), y llevaba primero el título de «I am divine». Siguiendo su rutina, descrita por Carlos Alomar (que siempre consideró a Bowie el hombre más blanco del mundo, un ser “casi transparente”), primero venía siempre la música, planeada en una atmósfera de concentración mística, a menudo acompañada de “extrañas oraciones” y silencios. Curioso método de trabajo, siendo además empleado en un período en el que se recomendaba descanso tras la complicada gira de Diamond Dogs, y pensado simplemente para dar rienda suelta a la obsesión de Bowie por la música soul. Para colmo, Bowie se encontraba descendiendo a los abismos de una adicción incontrolable a las drogas y a la paranoia, asegurando encuentros casi diarios con alienígenas.



    En las letras, Bowie pide a ese hombre del espacio (Starman) que analice su interior, que amplíe su interior; denuncia toda forma de hipocresía, y nos muestra su contradicción: el gran ojo de Dios lo persigue a todas partes, pero él tampoco puede dejar de observarlo directamente; desea ver ese ojo de frente, desde el suyo propio.



    La segunda parte de este artículo se publicará en esta columna la semana que viene.



     


     

     


    0
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     



     
     
    ESTAS EN: - - - La espiritualidad camaleónica de David Bowie (1)
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    España tras el 10N: César Vidal España tras el 10N: César Vidal

    Análisis de los resultados de las elecciones generales en España tras la votación del pasado 10 de Noviembre.

     
    Kanye West, elecciones, Día de la Reforma: 7 Días 1x05 Kanye West, elecciones, Día de la Reforma: 7 Días 1x05

    El rapero Andrés Pérez visita nuestro podcast para comentar la conversión al cristianismo de Kanye West y su disco ‘Jesus is King’.

     
    Chile, marchas por la libertad y Suiza: 7 Días 1x04 Chile, marchas por la libertad y Suiza: 7 Días 1x04

    Esta semana en 7 Días, la crisis política y social en Chile, las marchas por la libertad y contra el tráfico humano de A21 y la presencia evangélica en el parlamento de Suiza después de las elecciones federales.

     
    La indispensable formación en atención familiar La indispensable formación en atención familiar

    “La sociedad cambia a pasos agigantados”, explica Juan Varela, director de un curso de consejería y orientación familiar en el que, basados en la Biblia y de la mano de las ciencias, se enseñan principios prácticos.

     
    Unamuno y Mackay: el balcón y el camino Unamuno y Mackay: el balcón y el camino

    El teólogo Samuel Escobar explica la amistad entre el misionero escocés y el escritor vasco, y la influencia del Unamuno en el pensamiento teológico contemporáneo.

     
    FOTOS Fotos
     
    Min19: Infancia, familia e iglesias Min19: Infancia, familia e iglesias

    Algunas imágenes del primer congreso protestante sobre ministerios con la infancia y la familia, celebrado en Madrid.

     
    X Encuentro de Literatura Cristiana X Encuentro de Literatura Cristiana

    Algunas fotos de la entrega del Premio Jorge Borrow 2019 y de este encuentro de referencia, celebrado el sábado en la Facultad de Filología y en el Ayuntamiento de Salamanca. Fotos de MGala.

     
    Idea2019, en fotos Idea2019, en fotos

    Instantáneas del fin de semana de la Alianza Evangélica Española en Murcia, donde se desarrolló el programa con el lema ‘El poder transformador de lo pequeño’.

     
    15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

    Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    El informativo #18: Los británicos ya no ven inmoral la pornografía ni las drogas El informativo #18: Los británicos ya no ven inmoral la pornografía ni las drogas

    La pornografía y las drogas son cada vez más aceptadas por la población británica. Las relaciones homosexuales, la eutanasia y el aborto son otros aspectos cuya percepción moral también ha cambiado en el Reino Unido durante los últimos 30 años.

     
    Héroes: leal hasta la muerte Héroes: leal hasta la muerte

    Urías era el único extranjero del grupo de valientes de David, y sin embargo mostró un honor y una fidelidad inigualables.

     
    Primer Congreso sobre infancia y familia, primera ponencia Primer Congreso sobre infancia y familia, primera ponencia

    Madrid acoge el min19, donde ministerios evangélicos de toda España conversan sobre los desafíos de la infancia en el mundo actual.

     
    31 de octubre, Día de la Reforma 31 de octubre, Día de la Reforma

    El movimiento que se inició con Lutero se extendió por todo el mundo, cambiando la historia para siempre.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.