Ciclo de vida del grupo (5)

La quinta y última etapa es la multiplicación, la cual supone el cumplimiento satisfactorio de todas las otras.

05 DE OCTUBRE DE 2019 · 21:55

,

Etapa 5. Multiplicación

La multiplicación consiste en que, llegado el momento, el grupo de hogar se transforme en dos grupos diferentes. Si las etapas anteriores han transcurrido correctamente, el grupo habrá crecido. Aunque tener un número mayor de personas es una gran bendición (y el objetivo principal), debemos considerar que también dificulta la logística de los encuentros y, en muchos casos, lo que sucede es que se crean «subgrupos». El resultado final entonces es, casi siempre, que el crecimiento se estanca.

Muchas personas se refieren a este proceso como la «división» del grupo, porque piensan en que las personas se separan. Pero en realidad, el término correcto es «multiplicación», porque de un grupo se originan dos. Y es un proceso positivo. La palabra «división» transmite una idea negativa, de disminución, pero se trata de todo lo contrario. El grupo inicial ha crecido y ahora es capaz de multiplicarse formando dos que, a su vez, crecerán de nuevo de forma independiente hasta poder volver a multiplicarse y así sucesivamente.

Esta etapa es temida por muchas personas porque, para ellas, implica la destrucción del grupo. ¡Pero eso no es cierto! El líder debe prepararse a sí mismo y también al grupo para esto desde el comienzo, desarrollando en las personas la mentalidad de que la multiplicación es algo así como la llegada a la meta. Será el cumplimiento de la misión y las personas estarán listas para otra caminada de fe rumbo a los que están perdidos. Cuanto antes comience el líder a concienciar al grupo, menos problemas y más satisfacción habrá en esta fase.

El problema de esta fase es tener que separarse de algunas personas. Sin embargo, si miramos para las victorias y para las vidas de los que han llegado a conocer a Cristo a través de ese período del grupo de hogar, el sentimiento en el corazón será distinto.

Además, los lazos creados durante ese tiempo serán permanentes. Las amistades, el cariño, las oraciones, todo ello puede continuar aunque las personas estén en grupos diferentes.

Consejo importante: El líder sabe que debe conducir a su grupo hacia la multiplicación, pero esta no tendrá lugar solo en base a la cantidad de personas que asisten a los encuentros. También es necesario multiplicar el liderazgo. Eso implica duplicar toda la estructura de líderes, auxiliares y discipuladores para que el grupo que nace tenga todo lo necesario para su desarrollo y crecimiento. Por eso, queremos destacar el papel del líder como movilizador y motivador de su grupo, buscando siempre identificar a las personas que tienen potencial de liderazgo e invirtiendo tiempo en su entrenamiento. Para ello, hay diferentes herramientas y lo ideal es que la iglesia ponga a disposición de los líderes materiales y, si es posible, cursos periódicos de formación de nuevos líderes, auxiliares y discipuladores. Además, durante las etapas del grupo, el líder puede y debe ir delegando responsabilidades para que las personas vayan desarrollándose y acostumbrándose a la marcha de todas las áreas, de los encuentros, etcétera.

Todas estas etapas, con sus variaciones, tienen una duración entre 12 y 18 meses. Pueden ser más rápidas en casos excepcionales, y también pueden durar más de 18 meses, pero hay que tener cuidado porque, si un grupo extiende su vida sin multiplicar durante demasiado tiempo, terminará perdiendo su enfoque y objetivo principal, y se convertirá en algo más parecido a un encuentro de amigos cristianos.

Como siempre, queremos recordar que lo que presentamos es un modelo de grupos de hogar. No es el único, y quizá tampoco sea el idóneo para todas las iglesias en cualquier situación. Sin embargo, es un modelo aplicado por muchas comunidades en todo el mundo con unos resultados excelentes.

Estas informaciones así como materiales de apoyo y otras herramientas, están disponibles en www.diakonos.es. Para más información, pueden entrar en contacto con proyecto@diakonos.es.)

Publicado en: PROTESTANTE DIGITAL - Grupos de Hogar - Ciclo de vida del grupo (5)