235 profesores imparten la asignatura en 13 comunidades a más de 15.000 alumnos. La coordinadora nacional Ana Calvo explica la situación en España. " /> 235 profesores imparten la asignatura en 13 comunidades a más de 15.000 alumnos. La coordinadora nacional Ana Calvo explica la situación en España. " />

Los retos de la religión evangélica en la escuela

235 profesores imparten la asignatura en 13 comunidades a más de 15.000 alumnos. La coordinadora nacional Ana Calvo explica la situación en España.

Daniel Hofkamp

MADRID · 09 DE JUNIO DE 2016 · 11:46

Aula de un colegio en España.,aula colegio españa
Aula de un colegio en España.

Desde 1992, año de la firma de los Acuerdos de Cooperación entre el gobierno y la Federación Evangélica (Ferede), los alumnos matriculados en los centros públicos de primaria y secundaria de todo el territorio español tienen derecho a cursar la materia de Enseñanza Religiosa Evangélica.

Casi 25 años después son miles los alumnos que han recibido esta formación en las aulas, pero también son miles quienes por diversos motivos no han podido cursar la asignatura a pesar de haberlo solicitado.

Según datos de Ferede, este pasado curso se impartió la asignatura en 13 de las 17 comunidades autónomas. En total, 15.556 alumnos recibieron la formación en materia religiosa evangélica en el colegio, en 807 centros -más de la mitad en Andalucía-, siendo impartida por 235 profesores.

 
 

La situación de la impartición de la materia tiene sus particularidades en cada comunidad autónoma, dado que en materia de Educación es la administración regional la responsable de desarrollar los acuerdos. En Murcia se firmó el convenio hace un año. En La Rioja los evangélicos acaban de presentar la solicitud a la administración para que la materia se pueda impartir.

 

TRABAS EN LA ADMINISTRACIÓN

La coordinadora de la Enseñanza Religiosa Evangélica, Ana Calvo, explicó a Protestante Digital que las dificultades administrativas existen. “Hay un gran desconocimiento por parte de muchas administraciones y colegios del derecho de los padres a solicitar Religión Evangélica”, comenta. “Hay que insistir mucho en los colegios y realizar una gran tarea de seguimiento en todas las Comunidades Autónomas con directores, centros y administraciones y a menudo los padres se desaniman dado que ven que sus solicitudes no son procesadas correctamente”. 

Otro problema a la hora de impartirse la asignatura tiene que ver con el porcentaje de alumnos necesarios para que la administración provea de un profesor. “Los ratios que nos plantea la administración son muy altos para una minoría religiosa y esto supone un agravio comparativo”, opina Ana Calvo. En algunos colegios además es difícil juntar a alumnos de diferentes niveles para que puedan compartir la clase de religión evangélica.

Centros donde ya se imparte la asignatura./ www.cgere.es

En los lugares donde no se imparte la asignatura, desde la federación evangélica se anima a los padres que consideren “seguir solicitando Religión Evangélica en la escuela de sus hijos dado que es un derecho constitucional y que además representa una consolidación de la libertad religiosa en nuestro país. Las dificultades están ahí pero todos los años se avanza y más y más niños siguen disfrutando de esta clase que además sabemos que disfrutan mucho”, apunta Ana Calvo.

 

EL PROFESOR DE ERE

 

Cartel promocional de la asignatura. En la web cgere.es se proveen recursos para los profesores, pero también se facilitan materiales para que los padres puedan solicitar la asignatura en el colegio.

En varias comunidades autónomas los profesores enfrentan dificultades logísticas, que van desde la reducción de horas a la necesidad de atender varios centros en una misma zona, “lo que le obliga a veces a hacer desplazamientos bastante grandes”.

Ana Calvo considera que a esta situación se suman otras dificultades. “Se encuentran a menudo entre las demandas de lo que necesita un colegio en términos de atención a alumnos y agrupaciones; y lo que concede o no concede la administración. Esto es un estrés muy fuerte para el profesor de ERE que quiere atender a todos los alumnos del colegio y a menudo sus horarios son muy complejos y no es posible por muchas razones, y tiene que mediar con la dirección de colegio”.

El alumnado de ERE también presenta su complejidad propia, formada por alumnos de diversa procedencia cultural. Todo un reto para el profesor, que realiza “una tarea compleja  pero muy especial y única dado que está en una posición privilegiada de mediar entre alumnos y situaciones que necesitan a una persona que pueda comprender las complejidades culturales y educativas de muchos niños”.

 

FORMACIÓN EN VERANO

Desde hace 15 años, la Coordinadora Nacional de Enseñanza Religiosa Evangélica organiza su “Escuela de Verano”, momento en el que los profesores de ERE de distintas comunidades se reúnen para “parar y reflexionar”, explica Ana Calvo.

Este año la escuela se celebrará los días 8 y 9 de julio en Madrid, con el lema “Escucha, Examina y Transforma”. “A menudo en el mundo de la enseñanza te ves inmersa en una constante actividad de preparar clases, corregir exámenes, trabajos y atender a muchas situaciones con alumnos que hay que resolver en el día a día, y no hay tiempo de parar y preguntarse: ¿hay algo que podría mejorar en mi enseñanza?”, añade Ana Calvo.

En la escuela de verano se desarrollan plenarias y talleres en los que los profesionales de la enseñanza pueden trabajar en estas cuestiones. Este año se tratarán temas como la violencia en el contexto escolar, bullying, trastornos por déficit de atención e hiperactividad, impartidos por profesionales y personas con experiencia y bagaje internacional.

“Además -añade la coordinadora de ERE- tenemos varios seminarios que trabajan la importancia de la perseverancia en medio de situaciones de dificultad y cómo cultivar la resiliencia, el ánimo, y poder experimentar paz y un sentimiento de satisfacción aún en medio de desafíos”.

En definitiva es una oportunidad para “animarles, inspirarles y felicitarles también por el gran trabajo que están desarrollando en todo el país -apunta Ana Calvo-. La Escuela de Verano también está abierta a todos los profesionales del mundo de la educación, no solo a los profesores de Religión Evangélica. La inscripción está abierta a todas las personas que estén interesadas y son muy bienvenidas”.

Publicado en: PROTESTANTE DIGITAL - ESPAÑA - Los retos de la religión evangélica en la escuela