Súperpoderes

Es un súperpoder aceptar que la sororidad es impulsarnos a dar nuestra mejor versión.

15 DE MARZO DE 2018 · 18:00

Ilustración: Mundo Gamy,
Ilustración: Mundo Gamy

Quizás uno de los temas más polémicos de nuestro siglo es la evolución del feminismo y la lucha por la igualdad. No voy a detenerme a dar mi opinión personal sobre el feminismo. Me voy a limitar a dar mi opinión sobre la mujer y su papel en este universo. Las mujeres de hoy tenemos una oportunidad de oro, es nuestro deber honrar la lucha y sacrificio de las mujeres antes de nosotras, luchar por aquellas que aún no gozan de nuestra posición en otro lugares del mundo y mantener la firmeza de nuestra identidad a favor de las mujeres del futuro.

Algo que tengo claro es que el futuro no es femenino, el futuro debería ser de todos. Es ahora nuestro momento como mujeres de tener luz propia y demostrar que merecemos nuestra libertad al dar ejemplo de independencia, de capacidad y de coherencia. Habrán muchos que esperan que la mujer falle y así volvernos a encerrar, pero mantener mi libertad no está en una huelga sino en mi capacidad de superar los techos de cristal día a día.

No me gustaría que me den una posición de autoridad porque necesita más presentación femenina, no, quiero tener una posición de autoridad porque estoy cualificada y he escalado para poseerlo. Es un súperpoder, la sabiduría de saber hasta dónde llega la línea imaginaria entre la reivindicación y la venganza. Es un súperpoder aceptar que la sororidad es impulsarnos a dar nuestra mejor versión. Vivan las mujeres.

Conoce más sobre Génesis Yélamo y Mundo Gamy, en su web.

Publicado en: PROTESTANTE DIGITAL - Mundo Gamy - Súperpoderes