¡Cuestión de perspectiva! (II)

Mi mandato es: “¡Sé fuerte y valiente! No tengas miedo ni te desanimes, porque el Señor tu Dios está contigo dondequiera que vayas”». Josué 1:9 Es la misma Palabra de Dios para nosotros.

20 DE ENERO DE 2017 · 08:53

Ilustración: Génesis Yélamo,
Ilustración: Génesis Yélamo

La viñeta anterior fue sobre la perspectiva hacia el nuevo año 2017. Esta semana es la perspectiva ante los problemas.

Todo tenemos problemas, ¿no? Todos atravesamos momentos difíciles, malas noticias, decepciones, y todo nos enfrentamos ante dificultades. Pero como todo, depende de nuestra perspectiva.

Quiero diferencias los problemas entre los "probables" y los "reales". Hay personas que sufren de pensamientos derrotistas ante circunstancias que aún no han ocurrido y que tal vez nunca ocurran. Si es el caso, lo mejor es pedirle a Dios que renueve nuestra mente y desechar todo pensamiento sobre circunstancias que no están sucediendo y que probablemente no sucederán.

Pero luego están las circunstancias reales, es innegable lo que está ocurriendo... ¿Cómo lo enfrentamos? 

Podemos mirar los problemas gigantes que nos aplastarán... o como unas circunstancias en las que vamos a demostrar de qué estamos hechos. 

La Palabra nos habla de fe, valentía, confianza... no de temor, miedo, derrota. Muchas veces actuamos con pasivismo ante los problemas justicándonos con "la soberanía de Dios" pero la mayoría de las dificultades que vivimos son meras circunstancias del día al día, malas decisiones o oposición. Y perfectamente podríamos vivir toda una vida de derrota justificando nuestra pasividad con la voluntad de Dios. Desconociendo que Dios siempre nos invita a ser activos, a avanzar, a crecer, a desarrollarnos, a vencer gigantes... no a esperar morir. 

Mi mandato es: “¡Sé fuerte y valiente! No tengas miedo ni te desanimes, porque el Señor tu Dios está contigo dondequiera que vayas”». Josué 1:9 Es la misma Palabra de Dios para nosotros. 

¿Estás pasando por dificultades? ¡bienvenido al club! La vida está llena de desafíos y retos. Pero no seas pasivo, ni pases tu vida orando contándole a Dios lo grande que son tus problemas. Ora y toma las promesas de Dios, abraza la Palabra y sal fuera a vencer tus gigantes. 

Dile no a la pasividad, al conformismo, a la derrota y frustración... ¡Dios quiere que vivas una vida abundante y victoriosa! Dios te llama más que vencedor, habla de ti como su hijo/a amado/a, y te ha bendecido con toda bendición, sabiduría, percepción (véase efesios)... Dios te ha dotado de poder y capacidad para que triunfes. No para que escondas tu riqueza en Él bajo pretextos. 

Este 2017, cambiemos la perspectiva. Los problemas están por debajo del Nombre de Jesús, no hay nombre de enfermedad ni diagnóstico más poderoso que el Nombre de Jesús. No hay poder mas fuerte que el poder de Jesús. Si Él está contigo, ¿Quién o qué puede detenerte? (Romanos 8:31)

Dios piensa de ti como un campeón/a... ¿Y tú que piensas de ti mismo?

¡Toma tu lugar en Cristo, vive por encima de la dificultad! 

Conoce más sobre Génesis Yélamo y Mundo Gamy, en su web

Publicado en: PROTESTANTE DIGITAL - Mundo Gamy - ¡Cuestión de perspectiva! (II)