No tengo nada que celebrar en Halloween

En la Cultura de Jesús no hay espacio para las tinieblas, no hay parte para la oscuridad. Yo no celebro Halloween porque no tengo nada que celebrar allí.

21 DE OCTUBRE DE 2015 · 22:00

,Mundo Gamy, Génesis Yélamo

Hola! Soy Génesis Yélamo esta es mi viñeta para esta semana:

¡Yo celebro la vida! 

No discutamos si hay que celebrar o no el Halloween, me parece un debate irrelevante en realidad. Creo que las cosas son bastantes claras, quien opine que Halloween es una festividad "sana" sin ningun tipo de implicación espiritual no vive en la tierra.

Simplemente hay que ver la decoración, los motivos, y a quienes se dedica para saber que ahí no está Dios. Y las personas celebran Halloween inconscientes , disfrutan de un banquete oscuro, abriendo las puertas de sus corazones a todo un mundo espritual de esclavitud.

Dudo que Jesús participase de ese evento, Él mismo dijo: Yo soy la Luz del mundo. En la Cultura de Jesús no hay espacio para las tinieblas, no hay parte para la oscuridad. 

Yo no celebro Halloween porque no tengo nada que celebrar allí. 

Pero el 31  de Octubre también es el día de la ¡Reforma Protestante!. Ahí tengo que celebrar y mucho. Conmemoramos la valentía y determinación de Lutero para levantarse en medio de la oscuridad. Lutero vivía en una cultura oscura, que ocultaba la verdad, de engaño y mentira, algo así como el Halloween por ejemplo .  Y Lutero no veía a Dios en ninguna parte de la religión, no veía a Dios en las liturgias, en las lecturas ni en la vida de las autoridades. Se puso a un lado y se levantó para alzar la verdad, la luz. 

Hoy en día necesitamos una reforma, otra vez. Dejar a un lado tanta liviandad, ese evangelio "light", dejar a un lado la ignorancia biblíca y esas aplicaciones rebuscadas para justificar nuestros actos. Empezar a estudiar, a buscar, escudriñar la verdad y alzarla con orgullo. 

Yo quiero ser como Lutero y demandar justicia. No puedo hacer desparecer una celebración pagana-satánica a la verdad, Lutero no pudo hacer desaparecer todo un sistema. Simplemente, se salió de él, no fue partícipe nunca más y empezó a caminar en la senda de Luz. 

Este 31, ¡Celebremos! Que la misericordia de Dios sigue estando presente. Que la sangre de Cristo sigue siendo eficaz. Que Dios nos sacó de tinieblas a Luz. Y que un día, un hombre llamado Lutero comenzó una revolución, y esa revolución trajo la verdad de vuelta a la vida de todos.

Feliz 31 de Octubre, Día de la Reforma Protestante.
 

Publicado en: PROTESTANTE DIGITAL - Mundo Gamy - No tengo nada que celebrar en Halloween