PUBLICIDAD
 
miercoles, 14 de noviembre de 2018   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



     

    ¿Quién es el Dios verdadero?

    Más allá de todo sistema doctrinal religioso finito está el verdadero Dios infinito.

    IVÁN CAMPILLO MORATALLA ESPAÑA 12 DE SEPTIEMBRE DE 2018 17:34 h
    foto: Héctor J.R.

    A menudo surgen discusiones vanas en torno a esta pregunta. Muchos religiosos piensan que se trata de una pregunta obvia (su propia religión es la verdadera), lo cual denota falta de atención en la observación de los hechos, y de meditación pura en la lenta comprensión de lo real (que se esconde detrás de los fenómenos).



    Primero, que no es una pregunta obvia lo demuestra el hecho de que las distintas religiones están de acuerdo en una misma cosa: su propio Dios es el verdadero. Y como tal, no están de acuerdo en nada. Y, segundo, no sólo se trata de las distintas religiones, sino también de las distintas denominaciones dentro de una misma religión, que no han cesado de crecer. Crecen las denominaciones comunitarias, los creyentes exiliados y los herejes desterrados. Así no crece la comunidad (lo común y la unidad), sino que crecen las divisiones. En definitiva, crece el relativismo, relativismo tan atómico y refinado que en nuestros días roza el nihilismo.



    Algunos dicen que ninguna religión es verdadera y otros dicen que todas son verdaderas. Unos sólo creen en la ciencia y otros piensan que todo es interpretación. Todo esto sólo es ignorancia. El ignorante es el que toma lo que aparece como real, el que considera a una cuerda colgada de un árbol como si fuera una serpiente. Hay que acercarse para ver y comprender. Y para comprender hay que alejarse con valentía del propio sistema individual de creencias (cómodo y estrecho), adquirido por lo que otros han dicho, y construido con nuestras preferencias y desencantos vitales. Cuando comprendemos nos damos cuenta de que lo que parecía ser una serpiente sólo era una cuerda. Entonces se rompen las cadenas del corazón, se disipan todas las dudas (causa del temor) y nos deleitamos en la luz de nuestra contemplación. Somos liberados de nuestras limitaciones teóricas y de la finitud de nuestro conocimiento para fundirnos en lo indecible e informal; en lo que trasciende el pensamiento formal, las palabras y las acciones.



    ¿Quién podrá jactarse de encerrar al Absoluto en lo concreto de su mente? Cuando hablamos de Dios no expresamos al verdadero Dios, porque toda palabra es finita. Y sin embargo, se nos ha dicho que debemos hablar de Dios, predicar. Lo hacemos con temor y temblor, porque es fácil equivocarnos. Debemos hablar de Dios y al mismo tiempo reformular internamente la expresión socrática (por vía meditativa): sólo sé que no sé nada de Dios. Sólo entonces ocurre un milagro, una comprensión experimental y no teórica, una presencia que traspasa los huesos estructurales de la razón, que destruye la oscuridad con la luz e irradia nuestro rostro como el de Moisés. Somos acariciados sin saber “por qué”, y sin un porqué tampoco hay una razón. ¿Acaso no es esto la gracia?



    La Verdad es singular, no plural: sólo hay un Dios. Nosotros creemos que la Verdad es esto y esto, pero la Verdad es Aquello. Cuando reconocemos nuestra ignorancia, Dios está más acá; cuando creemos saber algo, Dios está más allá. Adoramos a Dios desde nuestras determinaciones y limitaciones (físicas e intelectuales), y ante la magnificencia de Dios tenemos que reconocer que seguimos adorando al Dios Desconocido, inaprensible desde dichas determinaciones y limitaciones. Cuando creemos conocer a Dios, nos engañamos a nosotros mismos para sentirnos más seguros, pero  sólo estamos adorando a un becerro de oro: el material del oro y la forma del becerro de nuestra escala personal de valores, finita e ilusoria.



    Algunos estudiosos de las religiones y prominentes místicos han reconocido verdades compartidas en todas las religiones, especialmente en las religiones que hoy continúan vivas. Pero aún es más, también han reconocido verdades escondidas en las “religiones muertas”. Más allá de todo sistema doctrinal religioso finito está el verdadero Dios infinito. Las religiones conocidas pueden tener su parte de verdad, pero el Dios Desconocido es el Absoluto en el que hay que adentrarse por vía experimental. Él es el Innombrable ante el cual toda rodilla debe doblarse y toda boca callar, como confesión silenciosa (de la boca del corazón) de que Él es Dios.



     



    Iván Campillo Moratalla – Estudiante de Filosofía – Valencia (España)


     

     


    0
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     



     
     
    ESTAS EN: - - - ¿Quién es el Dios verdadero?
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    Orando por los cristianos perseguidos Orando por los cristianos perseguidos

    “Oramos con ellos, los que están sufriendo la persecución, para que puedan tener la fortaleza para seguir adelante”, expresa Ted Blake.

     
    Caminando por Libertad 2018: la trata, esclavitud de nuestro Siglo Caminando por Libertad 2018: la trata, esclavitud de nuestro Siglo

    Caminando por Libertad es una marcha contra la trata de personas, la esclavitud del Siglo XXI. Loida Muñoz explica en qué consiste.

     
    La raíz de la corrupción en España es moral: C. Vidal La raíz de la corrupción en España es moral: C. Vidal

    Tras los escándalos de títulos universitarios dados a políticos, César Vidal analiza la raíz de este mal en España. El origen, dice, está en la moral de la cultura católica.

     
    Prostitución: abolicionismo Prostitución: abolicionismo

    Jorge Rodrigo, de la asociación Esclavitud XXI, explica en qué consiste el modelo abolicionista para luchar contra la trata y rescatar a víctimas de prostitución.

     
    Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño

    María Mercedes Páez relata su experiencia como madre de acogida y el programa de acogimiento familiar que desarrolla Aesvida.

     
    Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo

    Jaume Llenas expone el reto que desde el Movimiento de Lausana se ha planteado, de alcanzar a las personas que están alejadas de la fe, a pesar de considerarse a sí mismos como cristianos.

     
    FOTOS Fotos
     
    15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

    Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

     
    Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

    Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

     
    Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga

    El encuentro congregó unas 50 personas de 12 países.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Toda la Biblia: Juan Toda la Biblia: Juan

    Este evangelio señala con claridad a Jesús como Dios hecho hombre.

     
    Castillo Fuerte es nuestro Dios Castillo Fuerte es nuestro Dios

    El himno de batalla de una Reforma que continúa en miles de corazones que se encuentran con la gracia que transforma vidas.

     
    Pablo Martínez: la palabra con gracia, sazonada con sal Pablo Martínez: la palabra con gracia, sazonada con sal

    El comunicador cristiano tiene retos, pero también buenas herramientas, para llevar a cabo su labor con palabras que sanen y construyan.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.