PUBLICIDAD
 
martes, 18 de junio de 2019   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    1
     

    Confesión de un cristiano patidifuso

    Hay ciertas líneas rojas que nuestro compromiso cristiano, evangélico, no nos debería permitir cruzar.

    RUBÉN GÓMEZ ESPAÑA 19 DE MARZO DE 2018 17:55 h
    Photo by John Schnobrich on Unsplash

    Debo reconocer que no es habitual en mí, pero últimamente, y pese a mi empeño por dedicarle a las redes sociales el mínimo tiempo imprescindible, veo cosas que me dejan patidifuso. Sí, como lo oyen.



    La sensación no es nueva; me suele ocurrir con los medios de comunicación en general. Lo novedoso es que ahora me quedo ojiplático con cosas que dicen, escriben y hacen personas que se consideran cristianas. Para mayor escarnio, el objeto (o víctima, según se mire) de sus palabras, escritos y acciones son otras personas que, mira tú por dónde, también se autodenominan cristianas. Y todo ello, como guinda del pastel, en nombre de la fe cristiana. Se supone que de su particular versión de la misma, claro.



    Como diría el Predicador, “no hay nada nuevo bajo el sol” (Ecl 1:9). Además, si yo afirmara que cualquier tiempo pasado fue mejor, no sólo mentiría, sino que el autor de Eclesiastés me tildaría de necio (Ecl 7:10). Y con razón. No, no es eso. Lo que sucede es que ahora todo se magnifica con el uso de las diversas redes sociales. Por si teníamos poco con la lengua, de cuyo poder y peligro ya nos advierte Santiago (Sant 3:1-12), ahora tenemos infinidad de medios que amplifican hasta límites insospechados cualquier cosa que digamos, escribamos o hagamos. Con lo cual, si ya era necesario ser sabio y practicar el noble arte del dominio propio antes de la era digital, ahora lo es todavía más, si cabe.



    Soy el primero en reconocer que no todo vale, que hay ciertas líneas rojas que nuestro compromiso cristiano, evangélico, no nos debería permitir cruzar. Ahora bien, la verdad y el amor son dos caras de la misma moneda. Radicalidad no es lo mismo que fanatismo. Hablar no es insultar. Actuar no es boicotear. Exhortar no es anatemizar. Discrepar nunca puede ser una excusa para calumniar.



    Cuidado con invocar que descienda fuego del cielo sobre los demás (Lc 9:51-56), porque fácilmente se puede volver en nuestra contra. Cuidado con pretender tener la exclusiva de la verdad y la ortodoxia (Mc 9:38-41), porque el Señor tiene auténticos seguidores en los lugares que, a simple vista, nos pueden parecer más insospechados. Cuidado con el celo desencaminado y la ira supuestamente santa (Sant 1:20), porque podemos acabar seriamente heridos todos.



    Vivimos tiempos difíciles y complejos. La sociedad es más diversa, más relativista, más poscristiana, y también más intolerante. No sé si más que nunca o tanto como siempre, pero lo es. Los cristianos, por nuestra parte, no somos ajenos a todos estos cambios ni al clima de confrontación y crispación que nos rodea. Ahora bien, no estamos llamados a imitar a los demás, sino a ser distintos. El Señor no nos ha encargado que creemos bandos, sino que derribemos muros. El nuestro es un mensaje alternativo, una vida nueva y esencialmente diferente. Y eso hay que anunciarlo y vivirlo tanto dentro como fuera de las iglesias, tanto en la vida real como en Internet.



    Las reacciones viscerales e irreflexivas, cuando no directamente crueles y despiadadas, pueden resultar humanamente comprensibles, pero difíciles de justificar en un creyente que hable, escriba y actúe a través de las redes sociales, como es el caso de casi todos nosotros. El ciberespacio tiene memoria. Las “palabras” no se las lleva el viento. Las “batallas” no quedan recogidas en unos pocos libros al alcance de una minoría, sino que están a la vista de todo el mundo mundial. Aunque solamente fuera por eso, deberíamos preferir callar ciertas cosas antes que hacerlas públicas, emprender una retirada estratégica antes que llevar la razón a toda costa y “aniquilar” al contrario.



    Sé que no es fácil encontrar el punto de equilibrio. Doy fe de ello. Pero nadie dijo que fuera a serlo. En la actualidad y en el futuro que más o menos se vislumbra, son muchas las cuestiones doctrinales y morales que nos obligarán a tomar partido, a sopesar la postura que debemos adoptar frente a la sociedad en que vivimos y a nuestro propio círculo de correligionarios. Los desafíos actuales y futuros serán un auténtico campo de minas para todos aquellos que queremos tomar la decisión más correcta, la más justa, la que tomaría Jesús de Nazaret. Todos tenemos el mismo Libro, anhelamos ser guiados por el mismo Espíritu, pero no vemos las cosas de la misma manera. Esto es así. Siempre ha sido así y lo seguirá siendo hasta el fin de los tiempos.



    A la luz de noticias y debates recientes, recogidos en este y otros medios de comunicación y en multitud de aportaciones realizadas en redes sociales (con mayor o menor fortuna, todo hay que decirlo), es innegable que se avecinan momentos complicados. Es bien sabido que nosotros, los cristianos evangélicos, no tenemos un papa, que nadie puede imponer a las iglesias evangélicas un pensamiento único, ni siquiera sobre el papel, y que esa gran ventaja/inconveniente tiene sus servidumbres, nos guste o no. Y si a algo nos obliga nuestra propia idiosincrasia es a una unidad en la diversidad, a una pluralidad sana y respetuosa que no se convierta en caos



    Hace tiempo que vengo echando en falta que al frente de las iglesias, asociaciones, denominaciones y entidades evangélicas en general haya personas con vocación y don pastoral. Personas que se ganen la confianza del colectivo mediante el servicio y el ejemplo. Personas cuya autoridad no resida en el cargo, en el número de votos conseguidos, en la titulación, en la cantidad de amigos influyentes que puedan tener o en la habilidad para desenvolverse bien en determinados ambientes. Personas que, nada más y nada menos, puedan dar el golpe de timón necesario en cada momento, que persigan más el buen nombre del Dios de la obra que el de la obra en sí, que sepan corregir con amor los excesos y respetar otras opiniones en cuestiones no fundamentales. Que puedan arbitrar en situaciones de conflicto y aportar serenidad, templanza y una buena dosis de cordura.



    También anhelo con las mismas fuerzas que todos los creyentes en particular, empezando por mí, aprendamos a anteponer el bien común al propio, que seamos capaces de examinarnos a nosotros mismos y no de estar buscando obsesivamente la paja en el ojo ajeno, que asumamos que no tenemos una visión del todo, que podemos estar equivocados, que lo importante es que el mundo crea en el Señor Jesús, no que crea necesariamente a nuestra manera.



    Sí, algunas cosas me dejan patidifuso. No puedo evitarlo. Es más, me resisto a evitarlo. Llámenme ingenuo si quieren. En realidad, llámenme lo que quieran, siempre que eso sirva para que consideremos juntos la posibilidad de que nuestro testimonio pueda llegar a ser diferente, mejor, más cristiano, más evangélico. ¡Ah! Y por si alguien piensa que estoy siendo demasiado contemporizador con mis palabras, que no “defiendo la verdad” como se debe, que tendría que definirme en todo momento con absoluta claridad y fustigar a los discrepantes, les diré que el “Así dice el Señor” me lo reservo para el púlpito. Ahí procuro no dar opiniones personales. En Internet se opina, y ninguna opinión es infalible, por mucho que pueda ser superior, más exacta o justa que otras.



    Paz.



     



    Rubén Gómez - Pastor, autor y traductor – España


     

     


    1
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     

    Chitoe
    20/03/2018
    23:26 h
    1
     
    Mucho ruido y pocas nueces.
     



     
     
    ESTAS EN: - - - Confesión de un cristiano patidifuso
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    “Queremos unir a la iglesia evangélica para orar” “Queremos unir a la iglesia evangélica para orar”

    El próximo 8 de junio las iglesias evangélicas son invitadas a participar de España oramos por ti, un evento simultáneo en 52 puntos del país.

     
    Protestantes en España: creer a la contra Protestantes en España: creer a la contra

    Documentos RNE dedica un amplio reportaje sonoro a la historia del protestantismo en España. Participan Gabino Fernández, Doris Moreno y Ricardo García.

     
    “Con nuestro trabajo podemos ser agentes de restauración” “Con nuestro trabajo podemos ser agentes de restauración”

    Jaume Llenas comienza una nueva etapa como asesor de los Grupos Bíblicos Graduados. En esta entrevista comparte su visión sobre el trabajo, la vocación y la misión en el ámbito laboral.

     
    Cuidado pastoral y psicología Cuidado pastoral y psicología

    El teólogo Julio Díaz Piñeiro explica el desarrollo histórico del cuidado pastoral en Estados Unidos, con sus aciertos y errores a la hora de aplicarse a un contexto como el español.

     
    “Hay partidos que están creciendo en base a la crispación” “Hay partidos que están creciendo en base a la crispación”

    Xesús Manuel Suárez analiza la situación política previa a las elecciones en España y presenta el documento ‘Vota sabiamente’.

     
    FOTOS Fotos
     
    X Encuentro de Literatura Cristiana X Encuentro de Literatura Cristiana

    Algunas fotos de la entrega del Premio Jorge Borrow 2019 y de este encuentro de referencia, celebrado el sábado en la Facultad de Filología y en el Ayuntamiento de Salamanca. Fotos de MGala.

     
    Idea2019, en fotos Idea2019, en fotos

    Instantáneas del fin de semana de la Alianza Evangélica Española en Murcia, donde se desarrolló el programa con el lema ‘El poder transformador de lo pequeño’.

     
    15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

    Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

     
    Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

    Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

     
    ‘Los poetas y Dios’, 15ª edición ‘Los poetas y Dios’, 15ª edición

    Algunas fotos del encuentro de poesía espiritual celebrado los días 2 y 3 de noviembre en Toral (León). Fotos de Jacqueline Alencar.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Toda la Biblia: 2ª Pedro Toda la Biblia: 2ª Pedro

    Un Dios lleno de gracia prepara algo especial para nosotros en los cielos nuevos y la tierra nueva.

     
    El informativo #4: Evangélicos en la OEA, la ONU pide proteger a minorías religiosas El informativo #4: Evangélicos en la OEA, la ONU pide proteger a minorías religiosas

    El 22 de agosto es el día designado por la ONU para conmemorar a las víctimas de violencia por motivo de creencia o religión. Esta y otras noticias en nuestro resumen semanal.

     
    Las Tres Tabernas: Marcos Vidal Las Tres Tabernas: Marcos Vidal

    Alex Sampedro entrevista a Marcos Vidal en profundidad sobre iglesia, pastorado, arte, literatura o redes sociales.

     
    Yo soy la resurrección y la vida Yo soy la resurrección y la vida

    En Jesús encontramos a un Dios que no es indiferente, sino un Dios que llora con nosotros.

     
    Yo soy el pan de vida Yo soy el pan de vida

    Si ningún placer de la vida puede satisfacernos del todo, puede que estemos hechos para algo más.

     
    “Es urgente renovar la praxis del ministerio a la infancia” “Es urgente renovar la praxis del ministerio a la infancia”

    Conversamos con Javier Martín, coordinador de min19, sobre la necesidad de dar espacio e importancia a los niños, tal y como hizo Jesús.

     
    Loida Muñoz: La iglesia, agente transformador Loida Muñoz: La iglesia, agente transformador

    ¿De qué forma la iglesia puede transformar su entorno? Conversamos con la directora de A21 en España.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.