lunes, 9 de diciembre de 2019   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
México
1
 

Fe ilustrada, no apocada

Samuel Lagunas
SIN DEFINIR 16 DE ENERO DE 2014

La fe ilustrada y su latinismo correspondiente, fides quarens intellectum, ha sido la bandera y el clamor de innumerables teólogos desde los orígenes del pensamiento cristiano: una fe que busca entender, una fe que se codea con la flor y nata de los intelectuales: que los entiende a cabalidad y les responde con astucia, que aprende de ellos lo mismo que de la Escritura.

Harvie Conn, en un libro sobre teología contemporánea, explica que un abismo separa los dos polos de la reflexión teológica en el siglo XX, y ese abismo es la confiabilidad en la Biblia. Para él, toda la línea que va desde Karl Barth hasta Jürgen Moltmann está marcada por la no aceptación de la doctrina de la inerrancia de la Escritura.

El análisis de Conn se queda a finales de los años 60, pero bien podemos expandir este sendero hasta teólogos como Hans Küng y la polémica Marcella Althauss Reid. Curiosamente, son los libros de estos dos y de muchos otros los que engalanan la fe ilustrada, los que no tienen ningún problema ni ninguna limitante en discutir con Herbert Marcuse, Michel Foucault, Jacques Derridá, Judith Butler o Sigmund Freud. Los instrumentos de esta veta de teólogos, mal llamados “liberales” por sus opositores “neofundamentalistas” en su mayoría norteamericanos, van desde la utilización absoluta de la escuela crítica hasta la incorporación de nuevos métodos hermenéuticos.

Claro está que cuando alguno de ellos llega a poner en tela de juicio afirmaciones “básicas” de la doctrina cristiana, como la existencia del infierno, más de uno brincamos del asiento. Por eso, hombres como John MacArthur se retuercen, y condenan esta teología cismática y confundida apegándose de nuevo a la inerrancia de la Palabra, llegando al límite de mandar al patíbulo a todas las humanidades y ciencias sociales, mas no a las ciencias exactas.

Varios puntos medios han surgido entre estos dos polos. En Norteamérica también, pastores como John Piper en su libro Piensa convocan a una fe más reflexiva y crítica sin llegar a los extremos de sospecha que caracterizan gran parte de la teología europea. Otros puntos medios incluyen a aquellos apologetas creacionistas que hablan de una evolución progresiva o teísta, o a aquellos astrónomos que utilizan los hallazgos de su disciplina para justificar la existencia de Dios.

Pero, evitando temas tan polémicos como la existencia del infierno, quisiera centrarme en algo menos obtuso para ejemplificar los opuestos: la historia de Jonás. Abrego de Lacy, en Los libros proféticos, sumándose a la mayoría, señala que hoy ya nadie defiende la lectura literal del libro de Jonás; y otros autores se refieren a Jonás como una obra maestra de la literatura hagádica, donde uno aprende mucho más si interpreta los hechos simbólicamente. En la otra esquina están los que, utilizando hechos comprobables como el descubrimiento de neumáticos y demás objetos intactos en el estómago de las ballenas, admiten que es posible que Jonás haya sobrevivido la acidez de los jugos gástricos del animal. Y están los que prefieren una lectura tipológica y reconocen que Jonás murió, pero añaden que Dios lo resucitó al igual que resucitó al hijo de la viuda de Sarepta. Ambas posturas defienden un tipo de fe distinto, pero ninguna de ellas, me parece, responde a la fe que demanda Dios de nosotros; ambas carecen de humildad. La una porque cierra la puerta al milagro; la otra porque requiere de pruebas que embonen en su construcción epistemológica de la verdad.

¿Cuál es la fe que Dios nos pide, la que aparece en el texto bíblico? La de los niños.

Dos ejemplos. Un sobrino de seis años le preguntó a su tía abuela cuántos años tenía. “Cien”, respondió ella. No importa aquí si lo hizo a fin de evadir una respuesta verdadera o en tono de broma; lo que importa es que mi sobrino creyó que efectivamente mi tía tenía cien años. Y para creerlo no necesitó saber que ciertamente hay hombres y mujeres que llegan a los cien años, ni requirió encontrar correspondencias lógicas entre la apariencia física de mi tía y la edad que presumía tener. Solamente lo creyó. Segundo ejemplo: Santa Claus. A pesar de que hoy día estas ficciones infantiles gozan de cada vez menos aceptación, la mayoría de las niñas y los niños, durante sus primeros años, comparten la creencia en personajes como éste u otro semejante: el hada de los dientes, el ratón Miguel, los Reyes Magos. No necesitan reflexionar sobre la posibilidad real de que un hombre obeso entre por el quicio de la puerta o por una ventana en el décimo piso cargando un costal donde van los juguetes de todos los niños de todo el mundo; no necesitan pruebas como la existencia de una villa en el Polo Norte, la fotografía que obtuvo otro niño o argumentos como el hecho de que haya contorsionistas que realmente se deslicen por espacios pequeñísimos. Ellos creen, así, sin argumentos lógicos o coherentes; sin mayores cuestionamientos. Están abiertos a la imaginación y al asombro. El hecho los precede, no su concepción del mundo. Son humildes.

Admiro, en este sentido, el esfuerzo que teólogos como Reyes Archila y Harold Segura están haciendo en América Latina para generar una teología “infantil”, creo que es una veta prometedora para la reflexión que no debe abandonarse.

Vuelvo al principio. La fe ilustrada no salva, es una opción para que el cristiano pueda ser relevante en su contexto; pero hay también otras opciones como la participación política, la acción social, el deporte, las artes, etcétera. Sin embargo, si la fe ilustrada quiere seguir siendo bíblica debe conservarse humilde, no cerrarse al milagro ni a la intervención sobrenatural del Señor de la creación, no perder su capacidad de asombro. Y los apologetas no deben someterse a pruebas científicas, argumentos neoaristotélicos de la existencia de un primer motor, o a descalificaciones fútiles de sus oponentes; deben recuperar la fe práctica, desde la no-lógica que es la locura, desde la apertura de la imaginación.

Samuel Lagunas – Escritor, Comunidad Teológica – México
 

 


1
COMENTARIOS

    Si quieres comentar o

 

Alfredo Pérez Alencart
17/01/2014
12:45 h
1
 
En mi caso, siempre proclive al asombro, me asombra la madurez de este joven mexicano al que aprecio y de cuya poesía algo he escrito, destacando su calidad. Ahora, leyendo esta reflexión que acopia distintas exégesis interpretativas, constato que va camino hacia la humilde excelencia, tan necesaria en el pueblo evangélico.
 



 
 
ESTAS EN: - - - Fe ilustrada, no apocada
 
 
AUDIOS Audios
 
Intervalos: La lentitud de un suspiro Intervalos: La lentitud de un suspiro

En una iglesia de Alemania se está ejecutando, en estos momentos, la pieza musical más larga de la historia: 639 años es lo que dura "ORGAN2/ASLAP" de John Cage. Analizamos esta curiosa obra a partir del salmo 39:6: "un suspiro que se pierde entre las sombras".

 
Pablo Wickham: ‘Renovarse o morir’ Pablo Wickham: ‘Renovarse o morir’

Entrevistamos al autor de un libro que examina pasado, presente y futuro de las Asambleas de Hermanos en España.

 
Alfonso Guerra: el Tribunal Constitucional aprobó LVG por presiones Alfonso Guerra: el Tribunal Constitucional aprobó LVG por presiones

El socialista Alfonso Guerra, exvicepresidente del Gobierno con Felipe González, reconoce que la Ley de Violencia de Género era inconstitucional y que el TC la aprobó por presiones. Lo dijo el pasado 19 de noviembre en un encuentro en de la firma internacional de abogados Ashurst.

 
7 Dias 1x07: elecciones en Uruguay, libertades en Filipinas y pluralismo en España

Esta semana, en 7 Días, analizamos las elecciones en Uruguay, la decisión del gobierno filipino de incluir al Consejo Nacional de Iglesias en la lista de grupos terroristas y el debate sobre el acceso de las confesiones minoritarias en España a tener una casilla en la declaración de la renta.

 
FOTOS Fotos
 
Min19: Infancia, familia e iglesias Min19: Infancia, familia e iglesias

Algunas imágenes del primer congreso protestante sobre ministerios con la infancia y la familia, celebrado en Madrid.

 
X Encuentro de Literatura Cristiana X Encuentro de Literatura Cristiana

Algunas fotos de la entrega del Premio Jorge Borrow 2019 y de este encuentro de referencia, celebrado el sábado en la Facultad de Filología y en el Ayuntamiento de Salamanca. Fotos de MGala.

 
Idea2019, en fotos Idea2019, en fotos

Instantáneas del fin de semana de la Alianza Evangélica Española en Murcia, donde se desarrolló el programa con el lema ‘El poder transformador de lo pequeño’.

 
VÍDEOS Vídeos
 
Héroes: cargando una cruz Héroes: cargando una cruz

Simón de Cirene fue testigo de la muerte de Jesús en un encuentro que cambiaría su vida y a toda su familia.

 
El informativo #18: Los británicos ya no ven inmoral la pornografía ni las drogas El informativo #18: Los británicos ya no ven inmoral la pornografía ni las drogas

La pornografía y las drogas son cada vez más aceptadas por la población británica. Las relaciones homosexuales, la eutanasia y el aborto son otros aspectos cuya percepción moral también ha cambiado en el Reino Unido durante los últimos 30 años.

 
Primer Congreso sobre infancia y familia, primera ponencia Primer Congreso sobre infancia y familia, primera ponencia

Madrid acoge el min19, donde ministerios evangélicos de toda España conversan sobre los desafíos de la infancia en el mundo actual.

 
 
Síguenos en Ivoox
Síguenos en YouTube y en Vimeo
 
 
RECOMENDACIONES
 
PATROCINADORES
 

 
AEE
PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
 

Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.