PUBLICIDAD
 
miercoles, 20 de junio de 2018   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital
Flecha
 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

 

 
TOP 10 LOS +VISTOS

ENCUESTA
Ley antiinmigración en EE.UU.
¿Apoya la oposición de evangélicos en EE.UU. a la política de inmigración de Trump?




VER MÁS ENCUESTAS
 



#SelecciónVerano
2
 

Cómo aprendemos la violencia

Crecemos en una cultura en la que la violencia se justifica como medio para solucionar conflictos, lo que tiene consecuencias. Varios expertos opinan.

AUTOR Redacción P+D, Daniel Hofkamp PONTEVEDRA 06 DE AGOSTO DE 2015 12:00 h

A lo largo del año asistimos a episodios terribles que nos asoman a la oscuridad del ser humano. La muerte de cientos de pasajeros después de que el copiloto del avión de Germanwings lo estrellase, el ataque violento en el que un menor acabó con la vida de un profesor, o el reciente asesinato de dos niñas a manos de su padre, son sucesos que no han dejado indiferentes a la sociedad española.



Todo ello nos hace pensar en la violencia en nuestra sociedad. Muchos colectivos han expresado la preocupación por la violencia que desde diferentes ámbitos se ejerce y aún se promociona como forma de resolver problemas.



 



VIOLENCIA MEDIÁTICA



“La violencia siempre ha existido”, nos comenta Francisco Sánchez, profesor de secundaria, “pero la exposición cruel y diaria a la misma, a través de diversos medios es algo actual. Para colmo, también se comercia con ella a través de la industria del cine, la televisión y los videojuegos. Incluso en el ámbito deportivo se aprecia cada vez más”, expresa el docente.



Con esta reflexión concuerda la psicóloga Lidia Martín. “Todos, en general, estamos mucho más expuestos a la violencia” porque a pesar de movernos en entornos “aparentemente seguros”, la violencia es algo cotidiano y “el hecho de haber estado siendo tolerada durante un tiempo más que prudente, empieza a pasarnos factura sin contemplaciones”.



 



El libro y las películas de Cincuenta sombras de Grey son productos que triunfan en nuestra sociedad, a pesar de que están claramente basados en la violencia, nos dice Lidia Martín.



Esa exposición a la violencia, sobre todo a través de los medios de comunicación o en distintas formas de ocio tiene consecuencias en la formación y la imagen del mundo que reciben los niños. Para la psicóloga María Jesús Núñez “los niños víctimas de cualquier tipo de violencia (directa o indirectamente), serán los agresores del futuro” dado que “aprenden a hacer lo que han visto o han sufrido. Es una forma natural de aprendizaje, y la agresión y la violencia no son una excepción”.



 



¿UN HECHO AISLADO?



Aunque el ataque de un menor en Barcelona sea algo fuera de lo común, esto no significa que no haya que hacer una revisión en profundidad de los modelos de educación, sea esta familiar, docente o mediática. Para la criminóloga Priscila Romo, es un error buscar “una respuesta rápida”, como el hecho de apuntar a un “brote psicótico” de forma inmediata para dar explicación a lo sucedido.



“A veces” estos análisis en caliente “sólo intentan tapar la verdadera problemática: Falta de afecto, traumas infantiles, carencias, odio... Por supuesto, esto también puede hacer que una persona sea impulsada a hacer daño a otras personas. A veces, lo único que provocamos es apartarles de la sociedad, destacando que son enfermos mentales y entonces, nos lavamos las manos”, explica Priscila Romo. “Yo me centraría en conocer si existió alguna manera de impedir” el crimen o detectar un “comportamiento diferente” o “cuál es el trasfondo y/o verdadero motivo por el cual éste decidió cometer este hecho”. Y “más importante aún: qué podemos hacer como sociedad para evitar que un menor indeterminado lleve a cabo una acción criminal imprevisible”.



 



UNA CULTURA DE VIOLENCIA



Para María Jesús Núñez, muchos niños y adolescentes están creciendo en “una cultura de violencia”, donde se dan “el maltrato, la intolerancia, la falta de diálogo”. Son en este caso los adultos quienes “pareciera que sólo son capaces de gestionar sus problemas a través de la violencia, algo que en una "cultura de paz" se haría a través del diálogo”. Y este modelo se transmite.



“La gente está alterada en general, a la defensiva, casi paranoica en algunos asuntos”, advierte la psicóloga Lidia Martín. “No pensamos bien unos de otros, pensamos directamente lo peor, por si acaso... Hemos admitido la violencia como forma de gestión de problemas y de conflictos. Hemos asumido que "todo el mundo lo hace", como si eso fuera verdad. Nos creemos que "para que la gente te haga caso hay que ponerse firme", que no suele significar ser firme sino ser borde, desagradable, o incluso violento. Y seguimos promocionando este tipo de comportamiento como algo que es normal. Y así nos va”, lamenta Lidia Martín.



El profesor Francisco Sánchez apunta a la responsabilidad que todos tenemos en la transmisión de valores. “La violencia existe todos los días en el mundo. Cada persona, de manera individual, y la sociedad, en su conjunto, puede generar violencia o evitarla. En este sentido, nadie está al margen. Todos decidimos qué hacer a favor y en contra”, comenta Sánchez.



Para Priscila Romo, los actos de violencia como el de Barcelona son “la punta del iceberg” de un problema profundo, que en su análisis, responde a una falta de valores y la eliminación de la autoridad.



 



¿QUÉ VALORES TRANSMITIMOS?



Hace pocos días, Protestante Digital se hacía eco del aumento de denuncias de padres agredidos por hijos. También en el ámbito educativo han aumentado las agresiones hacia profesores, por parte de alumnos, y las coacciones por parte de padres o familiares.



“Debemos preguntarnos en qué hemos fallado”, dice la criminóloga. “Los episodios de violencia nos están advirtiendo algo: los jóvenes necesitan límites, consejos, disciplina, orden, creencias, obligaciones, porque si no es así, no podrán madurar nunca. Estamos creando una sociedad enferma y esta epidemia se extiende como la pólvora, quizás es ahora cuando estamos empezando a ver los frutos de ésta generación de la cultura del atajo, del todo vale, de una generación sin valores, sin “noes”…”.



 



La violencia se expresa en diversos ámbitos, también en el deportivo, dice el profesor Francisco Sánchez.



La experiencia de la psicóloga Lidia Martín, trabajando en prevención con menores a diferentes niveles, le confirma la necesidad de ser conscientes del problema. “Si hay alguna actividad que cuesta promocionar y atraer público es la que tiene que ver con dotar a los chicos y chicas, niños y niñas de estrategias de habilidad social, de inteligencia emocional, de autocontrol, de estrategias de toma de decisión y solución de problemas... Para muchos eso les suena a manido y creen que lo tenemos superado. Pero no lo tenemos superado ni los jóvenes ni los mayores. Sólo hay que ir a un partido de fútbol infantil para ver hasta que punto todos podemos ser absolutamente disfuncionales si el tema nos toca lo suficientemente de cerca”, explica Lidia Martín.



 



LA FAMILIA, ÁMBITO CLAVE



María Jesús Núñez advierte igualmente que “el estilo educativo que adoptan los padres y madres en el hogar tiene consecuencias muy importantes para el ajuste socio-emocional de sus hijos. Un estilo educativo demasiado permisivo o negligente, provoca en los niños baja autoestima, baja empatía, no acatan normas, no reconocen la autoridad... En el otro extremo se sitúa el estilo autoritario, que genera niños pasivos y sumisos, con tendencia a la depresión y escasas habilidades sociales. En el justo equilibrio se encuentra el estilo democrático, hacia el que están enfocadas todas las escuelas de padres y madres hoy, que consiste en padres afectuosos pero firmes en las normas y los límites” y que “educan en valores como la generosidad, la tolerancia, la solidaridad, y no descuidan el cuidado de la parte espiritual de sus hijos e hijas. Este estilo educativo es el que estimula en los niños la competencia social, la autoestima y el desarrollo moral, verdaderos antídotos contra la violencia”.



Para Francisco Sánchez no hay mejor lugar para aprender valores que en la familia. “Entiendo que los padres deben pasar más tiempo con sus hijos. El ritmo de trabajo actual (turnos partidos, rotativos, sueldos bajos que obligan al pluriempleo) perjudica seriamente “la salud” de la familia. El gobierno debería revisar su política familiar para hacer una valoración crítica sobre la situación real de las familias en España”, considera el docente.



 



EL DESAFÍO EDUCATIVO



Si bien el ejemplo y la educación que transmita la familia más cercana es fundamental, los expertos consultados advierten también la necesidad de revisar en profundidad el sistema educativo.



María Jesús Núñez opina que colegios e institutos necesitan “políticas educativas que incluyan los principios de la "cultura de paz" que antes mencionaba: el diálogo, la tolerancia, la igualdad, las técnicas de resolución de conflictos...”.



 



Pasar tiempo con la familia: un valor a proteger.



Los profesores tienen un gran reto, admite Francisco Sánchez. Para este docente el ejemplo del profesor puede ser clave en la educación en valores. “Los docentes que saludan cortésmente cada día, llaman a cada alumno por su nombre y escuchan las inquietudes que éstos tienen, empatizan más con el alumnado. Están en una posición de ventaja para cuando surja el conflicto”, explica.



“La capacidad continua de aprender a solucionar conflictos es algo que debemos fomentar constantemente”, dice Francisco Sánchez.



“Quizá no nos lo estamos tomando en serio”, concluye Priscila Romo, que aboga por un cambio en el que todos participemos “enseñando de nuevo a nuestros niños y jóvenes, que una vida sin valores, no tiene valor”.



Como un agente que debe actuar está también la iglesia, considera Francisco Sánchez. “creo que la lglesia debe dar ejemplo como lo dio la persona que más violencia ha sufrido en este mundo: Jesucristo. Sé que está pasado de moda e incluso se consideran tabú términos como “pecado”, “eternidad”, “cielo” e “infierno”; pero sin las estacas espirituales que supone la aceptación de la creación, la caída, la salvación y la transformación tendremos una mesa coja en alguna de sus patas porque el hombre no es bueno por naturaleza”.



En #SelecciónVerano reproducimos, durante el mes de agosto, artículos publicados en Protestante Digital durante el año 2015. La versión original del artículo se encuentra aquí.


 

 


2
COMENTARIOS

    Si quieres comentar o

 

Óscar Margenet Nadal
09/08/2015
10:18 h
2
 
Según la Biblia: 1. la violencia es parte de la naturaleza humana tras la irrupción del pecado y va con nosotros a todas partes. 2. Nuestra tendencia natural es a competir no a cooperar. 3. El 'engañador' y 'padre de la mentira' nos empuja a justificar nuestros actos. 4. El nuevo nacimiento por el Espíritu Santo no elimina la carne, nos guía para no dejarnos dominar por sus apetitos. 5. La peor violencia es verla solo en los otros. 6. El Señor nos legó 'su paz' para ser agentes de paz. Buen tema
 

juanjulioalfaya
07/08/2015
13:16 h
1
 
El mayor grado de violencia que yo conozco es el fuego eterno que aparece en la Biblia por primera vez en boca de Jesús. Sin embargo, este hecho terrible es aceptado con naturalidad por los creyentes, pues viene disfrazado de "justicia divina", como si Dios pudiese ser a la vez misericordioso y cruel y vengativo. En Dios no hay opuestos. Si es amor, no puede ser al mismo tiempo cruel y vengativo, aunque a esa venganza se la envuelva en papel de regalo como "justicia divina".
 



 
 
ESTAS EN: - - Cómo aprendemos la violencia
 
PUBLICIDAD
 
 
 
AUDIOS Audios
 
Galicia insumisa: Eva Sierra habla de su último libro con César Vidal Galicia insumisa: Eva Sierra habla de su último libro con César Vidal

La nueva identidad del gallego evangélico tras abrazar la nueva fe: abandonaron ancestrales y arraigadas creencias populares, fruto del sincretismo mágico-pagano y del catolicismo implantado desde el s. XVI.

 
“Llevamos un mensaje de redención y de convivencia” “Llevamos un mensaje de redención y de convivencia”

Aarón Lara, coordinador del Congreso Iberoamericano para la Vida y la Familia, analiza lo sucedido en la última Asamblea General de la OEA.

 
¿Qué pasa con los errores de la Biblia? ¿Qué pasa con los errores de la Biblia?

Para el cristiano la Biblia es la Palabra de Dios. Pero ¿coincide la Biblia de hoy con el texto original? ¿o está llena de errores? (Andy Wickham)

 
¿Es Dios un 3 en 1?

Muchos creen que tras morir Jesús sus seguidores le idealizaron hasta hacerle Dios con el Padre y el Espíritu Santo ¿Es posible un solo Dios con tres personas a la vez? Reflexión de Andy Wickham.

 
Cristianos PSOE, un puente entre política y fe cristiana (Juan Carlos González) Cristianos PSOE, un puente entre política y fe cristiana (Juan Carlos González)

Entrevista a Juan Carlos González, Coordinador Federal de Cristianos Socialistas, sobre su papel, visión del hecho religioso en la vida pública y puntos centrales de conflicto fe-política en España.

 
¿Qué hay después de la muerte?

Todo ser humano muere. La gran cuestión es: ¿Qué pasa luego, seguimos existiendo, hay otro tipo de vida, cómo sería? ¿Me pedirán cuentas por cómo he vivido? Reflexión de Andy Wickham.

 
Todas las religiones ¿llevan al mismo Dios?

Existe la idea de que toda religión en lo esencial es igual, con sólo diferencias secundarias. ¿Es así? ¿Son lo mismo o tienen todas parte de la verdad? Reflexión de Andy Wickham.

 
FOTOS Fotos
 
Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga

El encuentro congregó unas 50 personas de 12 países.

 
Idea2018, en fotos Idea2018, en fotos

El encuentro celebrado en Palma de Mallorca reunió a evangélicos de todo el país para conversar sobre convivencia, misión e interculturalidad.

 
Las 95 Tesis, clavadas en España Las 95 Tesis, clavadas en España

Evangélicos presentan 'Las 95 Tesis de la Reforma 500 años después' a gobiernos locales y regionales, por toda España.

 
VÍDEOS Vídeos
 
Toda la Biblia: Daniel Toda la Biblia: Daniel

Podemos atravesar por situaciones injustas por amar al Señor. Pero Dios controla la historia.

 
Me gustan los lunes Me gustan los lunes

Porque el lunes también puede ser un gran día.

 
‘El amor que viene’, Luis Avero y Sammy Planes ‘El amor que viene’, Luis Avero y Sammy Planes

Ritmos alegres para celebrar el mayor regalo: el amor de Dios.

 
 
Síguenos en Ivoox
Síguenos en YouTube y en Vimeo
 
 
RECOMENDACIONES
 
PATROCINADORES
 

 
AEE
PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
 

Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.