PUBLICIDAD
 
sábado, 7 de diciembre de 2019   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital
Flecha
 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

 

 
TOP 10 LOS +VISTOS

ENCUESTA
COP25 y cambio climático
¿Deberían las iglesias implicarse en la lucha contra el cambio climático?



VER MÁS ENCUESTAS
 



Pero somos lo que recordamos... y además la pregunta ética que surge es inquietante: ¿a disposición de quién estaría esta droga, y para qué?
 

La droga que borra los malos recuerdos, más cerca

En Estados Unidos, científicos de Brooklyn (Nueva York) afirman estar cerca de hallar una droga capaz de bloquear algunos recuerdos respetando otros. Se podría provocar, por ejemplo, que el paciente “olvide” que una vez fue fumador o adicto a la heroína. O el dolor asociado a la pérdida de un ser querido. ¿Amnesia a la carta? ¿Es posible? ¿Y qué consecuencias tiene?
NUEVA YORK 21 DE ABRIL DE 2009

El doctor Todd C. Sacktor, neurocientífico que lidera el equipo del SUNY Downstate Medical Center de Brooklyn, lleva tiempo investigando cómo inhibir la enzima PKMzeta, cuya acción hace tiempo que se vincula con las asociaciones neuronales que sostienen como un andamio la memoria a largo plazo.

La memoria no “está” sino que “es”, no ocupa un lugar concreto del cerebro sino que se produce cuando una serie de neuronas se agrupan o alían en la vertebración de un recuerdo. Cuando eso ocurre hay cambios físicos, algo así como un fortalecimiento y espesamiento de las células implicadas. La PKMzeta es esencial para garantizar el proceso. Si se inhibe, se pierden recuerdos.

CON RATONES, FUNCIONA
En Brooklyn lo han probado con ratones de laboratorio. Por ejemplo, enseñaban a un ratón que si pisaba determinada parte del suelo de su jaula recibiría una descarga eléctrica. A base de repetir la descarga muchas veces grababan a fuego esta advertencia en el cerebro del ratón, que ya nunca más volvía a pisar el área peligrosa, eludiéndola cuidadosamente. Hasta que le daban una inyección del inhibidor de la PKMzeta. Era recibir la droga y olvidar todo lo aprendido. El ratón volvía a caer víctima de las descargas, que le sorprendían como si fuese la primera vez.

El equipo de Brooklyn admite que esto aún no se ha probado con seres humanos. Pero en declaraciones al diario The New York Times, el doctor Sacktor expresa una fe casi ilimitada en este campo de investigación, que además le fue sugerido por su difunto padre. Él está convencido de que con esto se podría ayudar a la gente a “superar adicciones (que no dejan de ser comportamientos aprendidos), borrar traumas y, en última instancia, mejorar la memoria”.

Esto último lo dice al final y como de pasada, cuando en el contexto es bastante más importante de lo que parece. Para empezar, esta investigación no sería posible, y mucho menos en el SUNY Downstate Medical Center de Brooklyn –muy respetable, pero que lógicamente no tiene nada qué ver con instituciones como Columbia o Harvard– dado el creciente interés en la neurociencia, y más específicamente en las ciencias que lidian con la memoria. El alzheimer y otras demencias seniles afines son claramente el próximo gran reto sanitario y farmacéutico para las sociedades occidentales, cada vez más envejecidas. Por ello cada vez salen más fondos para investigar estos temas.

Pero que haya más fondos no significa que no haya que competir muy duramente para conseguirlos. Eso explica a veces cierta tendencia a exagerar en la presentación pública de resultados y de expectativas. Hay quien ha reaccionado al anuncio de Brooklyn acusándoles de “vender” algo que en realidad no se puede hacer. O aún falta mucho.

¿ES ÉTICO APLICARLO A PERSONAS?
El argumento es que una cosa es inhibir un reflejo condicionado en una rata, y otra muy distinta bloquear enteras extensiones de la memoria humana, mucho más sofisticada y asociada. Cualquiera sabe hoy que la memoria se forma como un jersey que se va tejiendo, y donde cada punto está vinculado con todos los demás. Destejer partes aisladas y encima a la carta sigue siendo para muchos una misión científica imposible.

Pero aunque se consiguiera, hay quien presenta graves objeciones éticas: si borramos el recuerdo de un trauma –por ejemplo, si logramos que alguien “olvide” que cometió un asesinato– destruimos también todo posible fundamento de la conciencia moral. ¿Volveríamos todos al estadio primerizo de la infancia, cuando todo lo malo parece que está bien?

Incluso los más nihilistas tienen reparos. Hay a quien le importa un poco convertirse en la práctica en un psicópata pero en cambio tiene mucho miedo de dejar de ser uno mismo si su memoria resulta alterada. No somos lo que comemos sino lo que recordamos. Como decía un expresivo comentario de un lector de la noticia en The New York Times, uno que aseguraba haber estado en la guerra como médico y padecer estrés postraumático severo: “¿Quiero borrar de mi mente esas memorias atroces del campo de batalla? Me gustaría dejar atrás mis pesadillas y terrores, pero quiero seguir recordando que la guerra es algo completamente equivocado. ¿Qué hago?”.

APLICACIÓN: DOS SENTIDOS OPUESTOS
Otros lectores bromeaban con que la “amnesia selectiva” ya está bastante extendida en el colectivo criminal o en el de los financieros de Wall Street, y abogaban por una droga contraria: una que refresque la memoria de la gente sobre sus propias vergüenzas. Lo cual también puede entrar dentro del campo de investigación emprendido en Brooklyn: trabajando sobre la PKMzeta se puede avanzar en una dirección o en la contraria, en el debilitamiento de la memoria o en su fortalecimiento.

Pero entonces la pregunta ética que surge es todavía más inquietante: ¿a disposición de quién estaría esta droga, y a disposición de quién no, y por qué y para qué?.
 

 


0
COMENTARIOS

    Si quieres comentar o

 



 
 
ESTAS EN: - - La droga que borra los malos recuerdos, más cerca
 
PUBLICIDAD
 
 
 
AUDIOS Audios
 
Intervalos: La lentitud de un suspiro Intervalos: La lentitud de un suspiro

En una iglesia de Alemania se está ejecutando, en estos momentos, la pieza musical más larga de la historia: 639 años es lo que dura "ORGAN2/ASLAP" de John Cage. Analizamos esta curiosa obra a partir del salmo 39:6: "un suspiro que se pierde entre las sombras".

 
Pablo Wickham: ‘Renovarse o morir’ Pablo Wickham: ‘Renovarse o morir’

Entrevistamos al autor de un libro que examina pasado, presente y futuro de las Asambleas de Hermanos en España.

 
Alfonso Guerra: el Tribunal Constitucional aprobó LVG por presiones Alfonso Guerra: el Tribunal Constitucional aprobó LVG por presiones

El socialista Alfonso Guerra, exvicepresidente del Gobierno con Felipe González, reconoce que la Ley de Violencia de Género era inconstitucional y que el TC la aprobó por presiones. Lo dijo el pasado 19 de noviembre en un encuentro en de la firma internacional de abogados Ashurst.

 
7 Dias 1x07: elecciones en Uruguay, libertades en Filipinas y pluralismo en España

Esta semana, en 7 Días, analizamos las elecciones en Uruguay, la decisión del gobierno filipino de incluir al Consejo Nacional de Iglesias en la lista de grupos terroristas y el debate sobre el acceso de las confesiones minoritarias en España a tener una casilla en la declaración de la renta.

 
FOTOS Fotos
 
Min19: Infancia, familia e iglesias Min19: Infancia, familia e iglesias

Algunas imágenes del primer congreso protestante sobre ministerios con la infancia y la familia, celebrado en Madrid.

 
X Encuentro de Literatura Cristiana X Encuentro de Literatura Cristiana

Algunas fotos de la entrega del Premio Jorge Borrow 2019 y de este encuentro de referencia, celebrado el sábado en la Facultad de Filología y en el Ayuntamiento de Salamanca. Fotos de MGala.

 
Idea2019, en fotos Idea2019, en fotos

Instantáneas del fin de semana de la Alianza Evangélica Española en Murcia, donde se desarrolló el programa con el lema ‘El poder transformador de lo pequeño’.

 
VÍDEOS Vídeos
 
Héroes: cargando una cruz Héroes: cargando una cruz

Simón de Cirene fue testigo de la muerte de Jesús en un encuentro que cambiaría su vida y a toda su familia.

 
El informativo #18: Los británicos ya no ven inmoral la pornografía ni las drogas El informativo #18: Los británicos ya no ven inmoral la pornografía ni las drogas

La pornografía y las drogas son cada vez más aceptadas por la población británica. Las relaciones homosexuales, la eutanasia y el aborto son otros aspectos cuya percepción moral también ha cambiado en el Reino Unido durante los últimos 30 años.

 
Primer Congreso sobre infancia y familia, primera ponencia Primer Congreso sobre infancia y familia, primera ponencia

Madrid acoge el min19, donde ministerios evangélicos de toda España conversan sobre los desafíos de la infancia en el mundo actual.

 
 
Síguenos en Ivoox
Síguenos en YouTube y en Vimeo
 
 
RECOMENDACIONES
 
PATROCINADORES
 

 
AEE
PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
 

Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.