PUBLICIDAD
 
lunes, 18 de junio de 2018   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital
Flecha
 
PUBLICIDAD
 

SÍGUENOS EN
Logo +qFamilia
  • Twitter
  • Facebook
 

 
TOP 10 LOS +VISTOS

ENCUESTA
Libertades en España
¿Amenazan las leyes actuales la libertad de expresión de los cristianos en España?



VER MÁS ENCUESTAS
 
Francisco Sánchez
 

Hijos con traje de monstruo

Las prioridades las marca lo que ahora llamamos “el ritmo de vida”. No sé exactamente qué significa esto pero lo oigo a menudo como justificación de todo lo que no puedo, no quiero o no llego a hacer.

AUTOR Francisco Sánchez 17 DE FEBRERO DE 2015 20:52 h
Donde viven los monstruos.

Maurice Sendak ilustró Donde viven los monstruos. Su obra fue llevada al cine por Spike Jonze. En ella, Max, un niño de unos 10 años, se ve sometido a situaciones desagradables que él mismo no termina de entender.



En la escuela, el profesor habla del fin del mundo; en casa, su adolescente hermana le ignora completamente para poder hablar por teléfono con sus amigos. Su madre, prisionera de las circunstancias -decisiones que un día tomó y de las que hoy recoge sus desagradables consecuencias- tampoco le dedica a Max la atención que necesita. El poco tiempo del que dispone en casa, apenas da para limpiar, solventar las últimas incidencias del trabajo e intentar buscar algo de apoyo emocional probando una nueva relación con otro hombre.



Max no es tonto. No sabe lo que quiere pero sí lo que no le gusta. A veces llora, también inventa historias para evadirse. Otras, las peores,  se calza su traje de monstruo para comportarse como tal: grita, patalea, muerde a su madre y hasta le grita “-te odio” -después de escaparse de casa.



¿Quién no sueña con eliminar aquello que no le gusta? Max no eligió ni venir al mundo ni que sus padres se divorciaran. Tampoco decidió sobre la hermana que le tocaría tener. ¿Está justificado su mal comportamiento? En medio de la adversidad, Max ha descubierto que quizá su traje de monstruo le sirva de coraza. Decide huir y huye. Max sufre y decide, pero no lo hace desde la madurez sino desde el dolor. Cruza la frontera de lo que se debe y no se debe. Se rebela y naufraga hasta llegar a una isla “donde viven los monstruos”.



Allí, para nuestra sorpresa, es erigido rey por los mismos. Al fin, un poco de reconocimiento. Max les miente una y otra vez sobre su pasado. Les engaña y les hace creer lo que no es. Max se convierte en el mayor monstruo de la isla. Pero no todo acaba ahí.



¿No es por nuestros hijos por quiénes luchamos tanto? Pertenezco a la “joven” generación del 76 y no he crecido con mis abuelos en casa. No sé lo que es llegar del colegio y saludar primero al abuelo porque, “ahora, el abuelo está mayor y le cuidamos nosotros”.



Max, el protagonista de Donde viven los monstruos tampoco tuvo abuelo en casa. El concepto de familia está cambiando mucho. Quién cuida de quién y en qué momento, también. Hemos convertido el turno de la fábrica y el contrato basura en principios que gobiernan nuestras familias.



Las prioridades las marca lo que ahora llamamos “el ritmo de vida”. No sé exactamente qué significa esto pero lo oigo a menudo como justificación de todo lo que no puedo, no quiero o no llego a hacer:



-si es que llevamos un ritmo de vida vertiginoso… -¿Cómo voy a dejar de trabajar para cuidar a mi padre? ¿Quién traerá el dinero a casa? ¿Cómo pago la hipoteca? ¿Cómo no me voy a ir de vacaciones después del añito que llevo?



Estoy pensando en aquellos individuos que, ya desde la infancia, están perdiendo sus referencias familiares básicas, una parte importante de su identidad. Lo tenemos y lo tienen difícil. ¿Podemos hacer algo? ¿Qué puede hacer un maestro, un profesor, un psicólogo, un policía, un asistente social, un juez, un teólogo? ¿Qué puedes hacer tú?



Max, el protagonista, finalmente vuelve a casa. Se da cuenta a tiempo de que él, en realidad, no es un monstruo. Ni siquiera haciendo el salvaje es feliz. Necesita los límites del hogar.



No puedo evitar pensar en los que no vuelven, en los que permanecen donde viven los monstruos todos los días de su vida hasta convertirse en jóvenes, adultos y ancianos arruinados, en definitiva, monstruos arrugados que no conocen un antes ni un después feliz.


 

 


0
COMENTARIOS

    Si quieres comentar o

 



 
 
ESTAS EN: - - Hijos con traje de monstruo
 
PUBLICIDAD
 
 
 
AUDIOS Audios
 
Galicia insumisa: Eva Sierra habla de su último libro con César Vidal Galicia insumisa: Eva Sierra habla de su último libro con César Vidal

La nueva identidad del gallego evangélico tras abrazar la nueva fe: abandonaron ancestrales y arraigadas creencias populares, fruto del sincretismo mágico-pagano y del catolicismo que quiso implantarse desde el s. XVI.

 
“Llevamos un mensaje de redención y de convivencia” “Llevamos un mensaje de redención y de convivencia”

Aarón Lara, coordinador del Congreso Iberoamericano para la Vida y la Familia, analiza lo sucedido en la última Asamblea General de la OEA.

 
¿Qué pasa con los errores de la Biblia? ¿Qué pasa con los errores de la Biblia?

Para el cristiano la Biblia es la Palabra de Dios. Pero ¿coincide la Biblia de hoy con el texto original? ¿o está llena de errores? (Andy Wickham)

 
¿Es Dios un 3 en 1?

Muchos creen que tras morir Jesús sus seguidores le idealizaron hasta hacerle Dios con el Padre y el Espíritu Santo ¿Es posible un solo Dios con tres personas a la vez? Reflexión de Andy Wickham.

 
Cristianos PSOE, un puente entre política y fe cristiana (Juan Carlos González) Cristianos PSOE, un puente entre política y fe cristiana (Juan Carlos González)

Entrevista a Juan Carlos González, Coordinador Federal de Cristianos Socialistas, sobre su papel, visión del hecho religioso en la vida pública y puntos centrales de conflicto fe-política en España.

 
¿Qué hay después de la muerte?

Todo ser humano muere. La gran cuestión es: ¿Qué pasa luego, seguimos existiendo, hay otro tipo de vida, cómo sería? ¿Me pedirán cuentas por cómo he vivido? Reflexión de Andy Wickham.

 
Todas las religiones ¿llevan al mismo Dios?

Existe la idea de que toda religión en lo esencial es igual, con sólo diferencias secundarias. ¿Es así? ¿Son lo mismo o tienen todas parte de la verdad? Reflexión de Andy Wickham.

 
FOTOS Fotos
 
Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga

El encuentro congregó unas 50 personas de 12 países.

 
Idea2018, en fotos Idea2018, en fotos

El encuentro celebrado en Palma de Mallorca reunió a evangélicos de todo el país para conversar sobre convivencia, misión e interculturalidad.

 
Las 95 Tesis, clavadas en España Las 95 Tesis, clavadas en España

Evangélicos presentan 'Las 95 Tesis de la Reforma 500 años después' a gobiernos locales y regionales, por toda España.

 
VÍDEOS Vídeos
 
Toda la Biblia: Ezequiel Toda la Biblia: Ezequiel

El profeta tenía que dar el mensaje, sin importar si la gente quería escucharlo o no.

 
Me gustan los lunes Me gustan los lunes

Porque el lunes también puede ser un gran día.

 
‘El amor que viene’, Luis Avero y Sammy Planes ‘El amor que viene’, Luis Avero y Sammy Planes

Ritmos alegres para celebrar el mayor regalo: el amor de Dios.

 
 
Síguenos en Ivoox
Síguenos en YouTube y en Vimeo
 
 
RECOMENDACIONES
 
PATROCINADORES
 

 
AEE
PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
 

Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.