PUBLICIDAD
 
domingo, 19 de noviembre de 2017   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital
 
Síguenos en Ivoox, en Youtube y en Vimeo
 
VIDEO Vídeo





 
+ VÍDEOS


23 DE NOVIEMBRE 2015 20:41 h

“Contextualicemos el evangelio”

Alex Sampedro propone renovar los métodos de alabanza y usar el humor en la predicación para llegar a la generación actual.

 
27
COMENTARIOS

    Si quieres comentar o

 

Andrés
29/11/2015
14:20 h
26
 
antes comenté acerca de la experiencia latinoamericana en este asunto. Hay tres palabras clave que usa Sampedro que son las mismas que se usaron desde los ochenta-noventa en América latina, y que dieron como resultado tres cosas, a saber: 1- contextualización = perdida de exégesis bíblica. 2- humor = perdida del concepto de adoración regulada 3- excelencia = lugar de reunión convertido en discoteca. El nuevo contexto al final siempre resulta ser neopentecostalismo y comercio con la fé.
 
Respondiendo a Andrés

jorgevaron
03/12/2015
22:13 h
27
 
Perfectamente de acuerdo. Técnicas de mercadeo, en lugar de verdad y Espíritu, para mantener la clientela satisfecha. Al final la "clientela" se aburre y se va porque eso no fué lo que vino a buscar, o porque descubre que el producto que se le vende es vacío y edulcorado. Cuando aquellos discipulos del Señor se fueron porque "..dura es esta palabra quien la podrá soportar.." sería porque a Cristo le faltó visión comercial ?
 

Antonio Viñoly
28/11/2015
21:01 h
24
 
Hace tiempo se perdió el norte. Perder el tiempo escuchando chistes de alguien, me parece ... La Palabra de Dios no cansa, no es un chiste, Dios no te da derecho a NADA, Dios no necesita comunicadores chistosos q entretengan a la grey. No es tu grey, no es tu pueblo, no es tu iglesia,... Dios te llama a "NO TENER IDEAS PROPIAS", sólo q SU mensaje sea fielmente expuesto. Ya sea en 15 min, 30 ó 2 horas. "Pablo dice a Timoteo: esto q has aprendido, ESTO enseña" no ideas, chistes, o IDEAS propias!
 

Ecen
28/11/2015
14:56 h
23
 
¿Alimentaremos a las ovejas o divertiremos a las cabras? (Charles Haddon Spurgeon)
 
Respondiendo a Ecen

DanielHofkamp
29/11/2015
10:23 h
25
 
Hola Ecen. Repase la trayectoria y sermones de Spurgeon y compruebe cómo utilizaba recurrentemente el humor. Saludos!
 

Teologo
27/11/2015
18:07 h
22
 
no veo a Pablo, Pedro, Juan haciendo chistes... no creo que en el discurso de Pedro en hechos Pedro usase sarcasmos, bromas, humor etc... no creo que cuando esteban hizo su defensa predicando el evangelio utilizase bromas... no creo que las predicaciones durasen 10 minutos... no creo que cuando pablo y silas cantaban en la cárcel cantasen el estilo musical que se llevaba en ese momento... NO CREO EN USTED
 

ilovexto
27/11/2015
10:42 h
21
 
ya han habido muchos que estos comentarios empezaros su viaje arrastrando a muchas congregaciones artistas como marcos witt o jesus adrian romero, etc empezaron con estas cosas y no veas como tienen ahora sus congregaciones, yo no estoy de acuerdo con las ideas del hermano, por mas buenas intenciones que tenga no son las buenas intenciones las que tienen que contar en ultima instancia hay que tener un respeto consideración mucha precaucion y cuidado para poder fomentar los consejos del hermano
 

Daniel Perera
26/11/2015
18:03 h
20
 
Creo que Alex Sampedro esta señalando importantísimos puntos a tener en cuenta para seguir con el trabajo que el Señor esta haciendo en España; canciones autoctonas, usar el sentido del humor como herramienta en la predicación, (ya que bien usado nos ayuda a ilustrar perfectamente lo que queremos transmitir), y ser fiel al evangelio cuando contextualizamos. Magnificas ideas!
 

DanielHofkamp
25/11/2015
19:25 h
15
 
Gracias por las ideas Alex, está visto que da para debatir. La mayoría de los comentarios van por la parte de la predicación pero me parece interesante lo que apuntas sobre la música autóctona o propia. Me llama la atención que tenemos muy buenos músicos en las iglesias pero nos cuesta a veces dar el paso de hacer canciones propias y entroncar con los estilos autóctonos. A veces dedicamos mucho tiempo a reproducir modelos que funcionan en otros lugares o que han funcionado en otra época.
 
Respondiendo a DanielHofkamp

Joel Forster
26/11/2015
13:46 h
19
 
Totalmente de acuerdo con el tema de la música autóctona. De hecho, heredamos de grandes productoras de algunas iglesias/denominaciones globales unos estilos repetidos de "worship music" con estructuras internas que se repiten (por ejemplo: estrofa 1, estrofa 2, coro, estrofa 3, puente, coro final cantado a estilo congregacional) que después vemos en todos lados.
 

Jmise
25/11/2015
14:11 h
14
 
Claro que hay que contextualizar!! No hablamos en griego, no vestimos, ni vivimos igual que en el siglo I como la Iglesia Primitiva! Cierto! -Pero mucho cuidado de pasarnos convirtiendo el mensaje en un monólogo cómico para entretener y ser atrayentes. Muchas veces he visto predicaciones donde las bromas hace perder la relevancia del mensaje.
 

no tengo
25/11/2015
14:02 h
13
 
La fe viene por el oír, y oír la Palabra de Dios Rm 10:17 Y expuesta fielmente, no cuestionar ni limitar el tiempo del mensaje es un Evangelio eterno. Quién quiera una predicación de 10 o 25 minutos... que se quede en casa... En fin, preocupa mas a los nuevos lideres, el continente que el contenido. Creo que deberían pensar mas en la preparación, oración, la piedad. Para así impactar a la con el verdadero evangelio de la Gracia a nuestra sociedad.
 
Respondiendo a no tengo

DanielHofkamp
25/11/2015
20:27 h
16
 
Creo que la Biblia nos da ejemplos muy variados. En Hechos encontramos predicaciones largas y cortas, a diferentes públicos (judíos, griegos...) en diferentes contextos (templo, casas, sinagoga, areópago, comercios, barcos, cárceles...). Me parece que "contextualizar" en este sentido no deforma en nada el llamado a la predicación.
 
Respondiendo a DanielHofkamp

Isra
25/11/2015
21:06 h
17
 
Pablo mandó a Timoteo predicar la Palabra, que instara a tiempo y fuera de tiempo... 2 Tim 4 No me suena a limitar el tiempo. El NT muestra que da igual el público, el contexto, etc... el mensaje era el mismo, "Cristo y Cristo resucitado". Por otro lado me da la sensación de que, ya sin entrar en el caramelo en sí, se está devaluando el papel que lo envuelve ¡En fin!. No más de 25 min, con humor, música amena... ¿Pq aguantamos horas de cine, deportes...y no más de 25 de la Palabra de Dios?
 
Respondiendo a Isra

DanielHofkamp
26/11/2015
09:14 h
18
 
Me parece que es mucho más sencillo. Habrá lugares y momentos para exponer más tiempo, y otras veces menos. A mí me parece que el NT muestra lo contrario que dices. No da igual el público. De hecho, el mismo Pablo sabe adaptarse al auditorio para compartir a Cristo. Si no habla igual ante un judío que ante un griego y en un areópago que en un juicio, ¿cómo va a dar igual el contexto o el público? Lo tiene en cuenta porque es importante para transmitir bien el mensaje.
 

Ecen
25/11/2015
13:23 h
12
 
Me sorprenden las palabras de Alex S. cuando las mayoría de las iglesias estan haciendo el esfuerzo de volver a los principios bíblicos reformando iglesias, que se han desviado del mensaje principal que la misma palabra de Dios nos enseña.Para que la gente se sienta identificada con el mensaje, no debemos de ser ni mas graciosos ni mas modernos,la palabra de Dios es viva y poderosa, y más cortante que cualquier espada de dos filos. Penetra hasta lo más profundo del alma y del espíritu..(He.4:12)
 

Ariel Esteban
24/11/2015
23:10 h
11
 
Totalmente de acuerdo. La gente fuera de la iglesia, y algunos dentro de ella, estamos cansados de escuchar sermones de 45 minutos donde no llegamos a ningún sitio, donde damos vueltas y más vueltas a un tema y lo llegamos a aborrecer. Los predicadores de nuestras iglesias deberían, a parte de aprender sobre teología, estudiar algo de comunicación, de mensajes no verbales. BASTA DE USAR EL PÚLPITO COMO PLATAFORMA DE LANZAMIENTO, sólo debería usarse como herramienta para aguantar la Biblia.
 

Pensante
24/11/2015
19:47 h
10
 
Si lo que se pretende es "entretener" esas propuestas van bien encaminadas. Pero no nos llamó el Señor a eso sino a hacer discípulos de Cristo. Que yo sepa no hay nada que apunte a entretenimiento y humor en la Palabra para llevar al pecador al arrepentimiento. Y si hay algo que entristece a un verdadero cristiano es ver como más y más se instalan en los púlpitos "payasos del humor" y cantantes al ritmo de salsa con letras que no dan gloria a Dios.
 

juliovnos
24/11/2015
19:09 h
9
 
Creo que en vez de contextualizar, hemos de volver a lo Biblico, a lo anterior, sigamos el ejemplo de la iglesia primitiva.
 

Theodora
24/11/2015
18:26 h
8
 
Alex: gracias por tu preocupación de querer hacer llegar el mensaje del Evangelio a nuestros días. El evangelio no ha pasado de moda. Tu dices 30 minutos predicando, es mucho! Una homilía no debe de ser mas de 10 minutos. Lo demas, seria para un estudio bíblico. El Evangelio no lo podemos anunciar sin conocer su contexto, porque lo volveríamos pretexto. Hay que ser hombres y mujeres con el corazón y mente abiertos, para escuchar el mensaje.
 

Protestantólogo
24/11/2015
13:13 h
4
 
Entiendo a Alex, sólo un punteo conceptual: El evangelio no es “contextualizable”, es eterno. La contextualización del tal no es obra del hombre ni de instituciones SINO de la iluminación uno a uno DEL ESPÍRITU SANTO DE DIOS. Lo demás son metodologías, estrategias colectivas que podrán o no ser inspiradas por el Señor. Lo estrictamente relevante es el plano interior, el testimonio del Espíritu de que somos hijos de un padre, lo que nos hace miembros de un cuerpo místico, que sólo Él conoce.
 

Lealtad
24/11/2015
11:33 h
3
 
Algo asi como "Salvame"o la "noseque de la comedia", estamos perdiendo el oremus. Ya no nos toman en serio y no me extraña.
 

Andrés
24/11/2015
02:42 h
2
 
estamos en 2015, casi 2016. A finales de 1980 y principios de 1990 se decía EXACTAMENTE lo mismo en latinoamérica. Palabra x palabra. Ahí está Witt, Gebel y tantos otros como ejemplo de esto de ¨contextualizar¨, ¨humor¨ y ¨excelencia¨. La experiencia latinoamericana es un espejo para uds, casi como una especie de recuerdo del futuro. Realmente estoy impresionado con este video, es como un deja vú.
 
Respondiendo a Andrés

Andrés
24/11/2015
15:23 h
7
 
me corrijo: a finales de la decada de 1980 y principios de la década de 1990
 
Respondiendo a Andrés

Protestantólogo
24/11/2015
13:26 h
5
 
Tienes razón. Los creyentes españoles deberían observar la realidad latinoamericana, para resolver varios de sus desafíos. “Aunque Ud no lo crea” lo que sucede en la península ya pasó cual ciclón al otro lado del charco. Pienso en la “década perdida”-años 80- en Latinoamérica, que es EXACTAMENTE lo que pasó aquí en el amanecer del s. XXI. También lo del ecumenismo, la “teología” de la Prosperidad, la “contextualización”, la música profana, New Age, “al servicio” de la causa del evangelio, etc.
 

Isra
24/11/2015
00:56 h
1
 
Preguntas constructivas y para pensar: ¿Por qué el énfasis en el tipo de música? ¿no sería mejor poner el énfasis en la letra de las canciones? ¿Somos consciente de lo que cantamos? Segunda idea, ¿Dónde somos llamados a predicar un evangelio contextualizado? ¿Estamos predicando el verdadero evangelio? Todo aquello que nos interese (deporte, cine, música...) ¿Solo lo aguantamos 30 min? ¿Qué es lo que hace atractivo un sermón? ¿Dónde está el énfasis para una predicación bíblica? Preparación!
 
Respondiendo a Isra

Maria
24/11/2015
13:42 h
6
 
Y además de lo dicho, si no encarnamos lo que predicamos, no será efectivo aunque lo acompañemos de bombones.
 


 
ESTAS EN: - - “Contextualicemos el evangelio”
 
PUBLICIDAD
 
 
RECOMENDACIONES
 
PATROCINADORES
 


Protestante Digital
 
AEE
PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
 

Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.