PUBLICIDAD
 
jueves, 18 de abril de 2019   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    8
     

    ¿Es la fe nicena la base del ecumenismo?

    No es posible retrasar el reloj como si no hubieran pasado 1.700 años de historia. Es simplista, así como antihistórico, pensar que la profesión común de Nicea puede ser extraída de las importantes adiciones, que se han convertido en las claves interpretativas católico romanas del cristianismo de credo.

    DESDE ROMA AUTOR Leonardo De Chirico TRADUCTOR Rosa Gubianas 14 DE ABRIL DE 2019 13:00 h
    Un fresco sobre el Concilio de Nicea en la Capilla Sixtina. / Wikimedia Commons

    Este artículo es una adaptación de La fede nicena è la base teológica dell’ ecumenismo? [¿Es la fe nicena la teología básica del ecumenismo?] "Studi di teologia" [Estudios de teología] 61 (2019) pp. 65-69.



     



    El Concilio de Nicea (325 d.C.) es estudiado a menudo por historiadores eclesiásticos interesados en aceptar la afirmación de la cristología ortodoxa fundada en la consubstancialidad entre el Padre y el Hijo (es decir, el Hijo que tiene la misma naturaleza divina que el Padre). Nicea no es sólo un acontecimiento histórico, también  evoca un símbolo doctrinal, basado en la fe trinitaria en Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo. Su marco explícitamente trinitario se ha convertido en el punto de referencia normativo del cristianismo ortodoxo.



     



    El Cristianismo Niceno



    Los términos “fe nicena” o “cristianismo niceno” se consideran sinónimos de cristianismo. Están suficientemente definidos en lo esencial, pero todavía libres de las posteriores incrustaciones confesionales que “dividieron” el cristianismo entre las Iglesias de Oriente y Occidente en el siglo XI y las Iglesias Católico Romanas y Protestantes en el siglo XVI.



    Queriendo elogiar la plausibilidad de la fe cristiana, en 1952 el intelectual británico C.S. Lewis acuñó la expresión “mero cristianismo”. Lo hizo precisamente para indicar los contornos esenciales de la fe cristiana que se enuclean en el credo niceno, que todos los cristianos, cualquiera que sea la tradición a la que pertenezcan (católico romana, protestante, ortodoxa, etc.), hacen suyos. En la teología ecuménica contemporánea, la “fe nicena”, a la que a menudo se hace referencia como la “Gran Tradición”, se considera la plataforma teológica sobre la que todas las familias cristianas tradicionales deben reconocerse unas a otras, ya que todas ellas proceden del árbol histórico del cristianismo niceno. En esta perspectiva, Nicea es un símbolo del pasado indiviso que se convierte en la esperanza de una unidad que hay que redescubrir.



     



    La llamada al cristianismo niceno en el evangelismo



    La fuerte llamada a la “fe nicena” va más allá de los círculos ecuménicos. Con el deseo de superar la tendencia fundamentalista que ha minimizado la herencia histórica de la fe, importantes sectores del mundo evangélico han hecho un fuerte llamamiento al evangelismo para que "recupere" el testimonio apostólico que encuentra su símbolo dogmático por excelencia en la fe nicena. Esta invitación apremiante ha puesto en marcha un cierto dinamismo en el estudio de los Padres de la Iglesia en las últimas décadas, incluso entre los eruditos evangélicos. La idea que ha ganado popularidad entre ellos es que la fe nicena (centrada en la profesión de la Trinidad y en una Cristología ortodoxa) es la base común entre los evangélicos y los católico romanos, mientras que las diferencias radicarían en doctrinas como la soteriología, la eclesiología, la mariología, etc. La fe nicena aparentemente compartida por todos es la base común que reflejaría “un acuerdo más profundo” entre todas las expresiones del cristianismo, “a pesar de los profundos desacuerdos” entre ellas que se han producido posteriormente. En palabras de Craig Carter, “la Gran tradición de la ortodoxia cristiana comienza con el Antiguo y el Nuevo Testamento, se cristaliza en los debates trinitarios del siglo IV, y luego continúa a través de Agustín, Tomás de Aquino, los principales reformadores protestantes, el escolasticismo post-reformista y la teología confesional conservadora católica romana, la ortodoxa oriental y la protestante contemporánea”. He aquí el ecumenismo “Niceno” de la gran tradición: un frente transversal que abarca a los conservadores de todas las familias de la cristiandad y que incorpora a todos aquellos que se refieren a Nicea como su plataforma teológica.



    La pregunta que hay que hacerse es si la fe nicena puede desempeñar el papel que se le ha asignado. Hay que verificar la verosimilitud de la idea de que el ecumenismo contemporáneo puede encontrar en Nicea un punto de encuentro que precede históricamente a las controversias confesionales, que acoge teológicamente todas las confesiones desarrolladas después de Nicea y que proporciona una base común ecuménica para reconstruir la unidad perdida.



    Entonces, ¿es la fe nicena (o puede serlo) la base teológica del ecumenismo contemporáneo? La respuesta es negativa por al menos tres razones. Veámoslas en orden.



     



    Tres objeciones al uso ecuménico de la fe nicena



    En primer lugar, el vocabulario de Nicea al que se refieren todas las confesiones es el mismo: Dios Padre, Jesucristo, la salvación, el Espíritu Santo, la virgen María, la iglesia, una santa iglesia apostólica católica, el bautismo y la remisión de los pecados. Pero mientras que los significantes son iguales, en la medida en que los mismos sonidos se combinan para formar las mismas palabras unidas en el mismo orden, no puede decirse lo mismo del significado teológico de las palabras utilizadas. Cuando un católico romano se refiere a la “virgen María”, a la “salvación”, a la “iglesia”, etc., ¿quiere decir lo mismo que un evangélico, un ortodoxo o un protestante liberal cuando usa las mismas palabras? Por supuesto que no. Pensemos en la palabra “salvación”: un católico romano la entendería como un viaje sacramental bajo la autoridad de la iglesia y con la ayuda de las intercesiones de María y de los santos; un evangélico entiende que la salvación se basa únicamente en Jesucristo y es recibida sólo por la fe; un liberal tendería a entenderla como el intento de ser una persona mejor que vive en una sociedad mejor. La palabra es la misma, pero el significado es sustancialmente diferente. ¿Cómo puede la referencia a Nicea salvar la brecha? Pensemos en la palabra “iglesia”: el católico romano tiene una visión de la iglesia como una sociedad jerárquica cuyo líder absoluto es el Papa, a quien se le da el título de vicario de Cristo; los evangélicos entienden la iglesia en gran medida como una comunidad de creyentes que dan testimonio del evangelio pero que no prolongan la encarnación de Jesucristo y por lo tanto no reclaman sus prerrogativas. La “Gran Tradición” habla de la “iglesia”, pero ¿creemos en la misma “iglesia”? Los ejemplos podrían multiplicarse fácilmente.



    Hay un área de superposición y un área de diferenciación que hace que el uso de los mismos términos sea equívoco. De hecho, las palabras del credo niceno están marcadas por interpretaciones teológicamente diferentes. En la recitación común, la impresión es que todos dicen lo mismo; esto es cierto a nivel fonético, pero no semántico. Denominar a la fe de Nicea la base común puede ser una llamada emocional, pero no es una acción responsable porque, mientras se da la impresión de que decimos las mismas cosas, la realidad es que estamos diciendo cosas diferentes.  



    En segundo lugar, Nicea no es un punto de llegada, sino un paso en la historia de la iglesia. Por ejemplo, Nicea fue seguida por Éfeso (431 d.C.), que dogmatizó el título mariano de “madre de Dios”; el Concilio de Trento (1545-1563) que definió la justificación como un proceso sinérgico dentro de un sistema sacramental; los dogmas marianos de la inmaculada concepción (1854) y de la asunción corporal (1950); el Concilio Vaticano I (1870) con el dogma de la infalibilidad papal; y el Vaticano II (1962-1965) con su catolicidad inclusiva. La teología de las diversas tradiciones se caracteriza hoy por una estratificación doctrinal y espiritual que es irreversible y ya no es la de Nicea. Por ejemplo, el catolicismo romano ha dado un estatus dogmático a su mariología y al papado. Estos dogmas marianos y papales inciden en la cristología, la doctrina del Espíritu, la eclesiología y la salvación. Cuando Nicea se refiere a Jesucristo, el Espíritu y la iglesia, el catolicismo romano actual también lee a María en el fondo. Cuando Nicea se refiere a la salvación y el perdón de los pecados, el catolicismo romano después de Trento lee los sacramentos y las indulgencias. No es posible retrasar el reloj como si no hubieran pasado 1.700 años de historia. Es simplista, así como antihistórico, pensar que la profesión común de Nicea puede ser extraída de las importantes adiciones, que se han convertido en las claves interpretativas católico  romanas del cristianismo de credo. Nicea no puede unir a la gente porque los evangélicos y los católicos han desarrollado diferentes dogmas y prácticas en sus historias en todas las áreas clave de la fe cristiana. 



    En tercer y último lugar, la fe nicena no puede ser la base del ecumenismo contemporáneo debido al papel diferente que las diversas tradiciones cristianas atribuyen a la profesión de un credo. ¿Qué significa “profesar” un credo como el de Nicea? ¿Aprenderlo de memoria y recitarlo? ¿Creer en las afirmaciones que contiene? ¿Identificarse en la cosmovisión a la que da voz? ¿Realizar un acto convencional vinculado a una práctica religiosa tradicional? ¿Repetir mecánicamente un “tintineo” que evoca nuestra infancia? La gama de posibilidades para la apropiación de Nicea es amplia. Por ejemplo, ¿cuántos cristianos liberales (que no tendrían problema en decir que Nicea es importante) creen que Dios es verdaderamente el Creador de los cielos y de la tierra? ¿Cuán convencidos están de que Jesús nació realmente de la virgen María, o de que resucitó corporalmente de entre los muertos? Si tenemos siquiera un poco de conocimiento de la teología contemporánea, nos daremos cuenta de cuántas interpretaciones hay de estas y otras piedras angulares de la fe cristiana. Entonces, ¿qué significa profesar la fe unida de manera unida si, a pesar de recitar las mismas palabras, creemos doctrinas sustancialmente diferentes? Además, ¿para cuántos cristianos nominales la recitación del credo hace una diferencia en sus vidas? ¿Qué significa decir “Yo creo...” para muchas personas que, a pesar de haber sido bautizadas y de haber asistido ocasionalmente a los servicios religiosos, no son regeneradas y, por lo tanto, no son creyentes? Por supuesto que pueden recitar el credo niceno, pero esta profesión es muy a menudo un ejercicio retórico sin casi ningún valor espiritual. Recitarla juntos no es en sí mismo una forma de unidad.



    Referirse a Nicea como la base común del ecumenismo es más un deseo que una esperanza teológicamente responsable. A la luz de estas tres razones, entre las confesiones y tradiciones cristianas hay un desacuerdo más profundo, a pesar de algunas áreas de acuerdo aparente y formal. El camino de la unidad pasa siempre por la verdad bíblica que el Concilio de Nicea trató de honrar, incluso en las complejidades de la historia. En sí misma, Nicea es necesaria. Pero no es suficiente expresar la unidad bíblica por la cual el Señor Jesús oró y dio su vida para alcanzarla.


     

     


    8
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     

    LOGOS
    17/04/2019
    18:12 h
    5
     
    El verdadero ecumenismo se basa, solo, en la palabra de Dios y en la comunión en el Espíritu Santo. En la medida en que Nicea se ajustó a los principios bíblicos, es la base del auténtico ecumenismo. Por tanto, la auténtica verdad no depende de tal o cual catecismo y en la medida en que los catecismos se acercan a las fuentes, es que nos sirven como base ecuménica.
     

    Manolo
    17/04/2019
    13:30 h
    4
     
    C.3.Hace semanas Bergoglio destacaba en un programa de TV que el "centro del evangelio" es el pobre, después de igualarse al Espíritu Santo al decir que "le cedía el volante cuando iba a dormir la siesta";evidentemente esto procede del espíritu del Anticristo pues el Centro del Evangelio solo es la Persona de Dios que dice;"YO SOY el Camino la Verdad y la Vida nadie viene al Padre si no es por Mi"(JUAN 14/6); en ninguna de las familias evangélicas ortodoxas oirá esta Blasfemia;Bendiciones, mora.
     

    Andrés
    16/04/2019
    21:13 h
    2
     
    Por supuesto que es la base del ecumenismo. Por eso los protestantes se separaron de la Iglesia y los evangélicos se separaron de los protestantes y luego otros evangélicos se separan de otros evangélicos a partir de un entendimiento nuevo y distinto de la doctrina. O sea, cuando un Católico dice X se sabe a que se refiere al remitirse al Catecismo. Pero cuando un evang. o protestante dice X la verdad es que no se sabe a que se refiere.
     
    Respondiendo a Andrés

    EZEQUIEL JOB
    17/04/2019
    23:20 h
    7
     
    Andrés, todo verdadero cristiano sabe a que se refiere cuando dice "la Verdad", se refiere al Señor Jesucristo, "Jua 14:6 Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.", el problema es que en este tiempo de apostasía, habrán muchos "Cristos" (Mat24:24) y falsos maestros, hay cristos para todos los gustos y colores, hay hasta cristos gays, pero el verdadero es solo UNO, el SEÑOR JESUCRISTO, y solo estamos en el VERDADERO si somos OBEDIENTES AL EVANG
     
    Respondiendo a EZEQUIEL JOB

    Andrés
    18/04/2019
    16:10 h
    8
     
    Ezequiel mensaje 7: Asi es, esa es la Fé de la Iglesia.
     
    Respondiendo a Andrés

    Manolo
    17/04/2019
    13:22 h
    3
     
    Dentro de lo que pudiéramos llamar "evangelismo/ protestantismo universal" hay "convergencias doctrinales" que vienen dadas por las diferentes herramientas docentes y afectan la composición de las distintas familias eclesiales pero el Principio y Final es único pues está concertado por la Persona de Jesucristo;las familias utilizan gafas, lupas y microscopios juntos o indistintamente para suscribir la Escritura que posibilita aspectos convergentes en el único Camino; Soli Deo Gloria, mora.
     
    Respondiendo a Manolo

    Andrés
    17/04/2019
    22:35 h
    6
     
    y esas ¨convergencias doctrinales¨ serían...? Descartamos, obviamente, los sacramentos, el concepto de iglesia, el alcance de la salvación (calv-arminianismo etc), los dones espirituales, por que obviamente NO son convergencias evangélicas-protestantes. Descartamos también la Santísima Trinidad porque en tal caso esa es la Doctrina que mantienen luego de su separación de la Iglesia. Entonces, cuales ser´rian esas ¨convergencias doctrinales¨?
     

    jorgevaron
    16/04/2019
    19:42 h
    1
     
    Excelente y esclarecedor artículo. La posición frente al ecumenismo es clara: al catolicismo romano no le importa que se incorpore a su colectivo el grupo que sea, pues ya lo ha hecho con todo género de supersticiones en su camino histórico. El cristianismo evangélico no ve las cosas de ese modo. Si somos cristianos evangélicos es porque nosotros o nuestros padres decidieron buscar la pureza del mensaje de Cristo, esto nos obliga a "usar la lupa" y ser muy críticos bíblicamente,
     



     
     
    ESTAS EN: - - - ¿Es la fe nicena la base del ecumenismo?
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    La semana que cambió el mundo La semana que cambió el mundo

    Junto al teólogo José Hutter repasamos la semana de la crucifixión de Jesús, atendiendo a la historia, al contexto de la religión judía, las profecías, los fenómenos astronómicos que se registraron y el alcance universal de lo sucedido en Jerusalén hace casi 2.000 años.

     
    Ternura, la revolución pendiente Ternura, la revolución pendiente

    Harold Segura reflexiona sobre cómo las iglesias deben aplicar la centralidad de la infancia que enseñó Jesús.

     
    “La complejidad del ADN es reflejo de una mente inteligente” “La complejidad del ADN es reflejo de una mente inteligente”

    Antonio Cruz explica de qué forma los últimos avances en la investigación científica apuntan a la figura de un creador, presentando su libro ‘A Dios por el ADN’ en el programa ‘La noche en vela’ de RNE.

     
    “Casiodoro es uno de los grandes reformadores” “Casiodoro es uno de los grandes reformadores”

    Andrés Messmer explica la importancia de la Confesión de Fe escrita por Reina, quien también tradujo la Biblia al castellano en el siglo XVI.

     
    La situación de los evangélicos en Murcia La situación de los evangélicos en Murcia

    Una conversación con Ángel Zapata y Jonatán Espinosa sobre el papel de las iglesias evangélicas en la Región de Murcia, durante el encuentro Idea 2019 celebrado allí.

     
    Tiberíades, nueva red de poetas y críticos literarios cristianos Tiberíades, nueva red de poetas y críticos literarios cristianos

    Conversamos con Alfredo Pérez Alencart sobre este nuevo proyecto, que aglutina a poetas y críticos literarios de ambas orillas del Atlántico.

     
    “Que Venezuela vuelva a ser el país próspero que siempre fue” “Que Venezuela vuelva a ser el país próspero que siempre fue”

    Luis Troconis y Mena Giuliano nos cuentan su historia: por qué salieron de Venezuela, cómo viven la situación crítica que atraviesa el país en la distancia, y cómo ha sido su acogida en España.

     
    “No estamos en contra de ningún grupo, sino contra la imposición” “No estamos en contra de ningún grupo, sino contra la imposición”

    Julio Pérez entrevista a Christian Rosas y Samuel Justo, de la plataforma ConMisHijosNoTeMetas que comienza su andadura en España.

     
    Periodismo evangélico en una Europa poscristiana Periodismo evangélico en una Europa poscristiana

    Joel Forster repasa los retos para los cristianos en el continente europeo y la labor que realiza desde hace cuatro años Evangelical Focus para conectar evangelio y sociedad.

     
    Un sello que hace historia Un sello que hace historia

    José Luis Fernández Carnicero explica las actividades programadas este mes de enero en Ourense para celebrar la emisión del sello de la Biblia del Oso y la Reforma Protestante.

     
    FOTOS Fotos
     
    X Encuentro de Literatura Cristiana X Encuentro de Literatura Cristiana

    Algunas fotos de la entrega del Premio Jorge Borrow 2019 y de este encuentro de referencia, celebrado el sábado en la Facultad de Filología y en el Ayuntamiento de Salamanca. Fotos de MGala.

     
    Idea2019, en fotos Idea2019, en fotos

    Instantáneas del fin de semana de la Alianza Evangélica Española en Murcia, donde se desarrolló el programa con el lema ‘El poder transformador de lo pequeño’.

     
    15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

    Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

     
    Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

    Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

     
    ‘Los poetas y Dios’, 15ª edición ‘Los poetas y Dios’, 15ª edición

    Algunas fotos del encuentro de poesía espiritual celebrado los días 2 y 3 de noviembre en Toral (León). Fotos de Jacqueline Alencar.

     
    Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga

    El encuentro congregó unas 50 personas de 12 países.

     
    Las diversas capacidades de Mefi-Boset Las diversas capacidades de Mefi-Boset

    El ministerio Mefi-Boset lleva 20 años trabajando el tiempo de ocio y apoyo a las familias de personas con discapacidad intelectual en Terrassa y Barcelona. Algunas imágenes de este curso que acaba.

     
    La Biblia a través de la historia La Biblia a través de la historia

    Una exposición recorrerá Galicia este año 2017 mostrando la historia de la Biblia y su importancia para la Reforma Protestante.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Yo soy el pan de vida Yo soy el pan de vida

    Si ningún placer de la vida puede satisfacernos del todo, puede que estemos hechos para algo más.

     
    Toda la Biblia: Tito Toda la Biblia: Tito

    El mensaje de la carta es que aunque desistamos de nosotros mismos, Dios sigue trabajando para restaurarnos.

     
    Yo soy la puerta Yo soy la puerta

    Incluso las cosmovisiones no religiosas plantean puertas en las que la llave es el esfuerzo. Pero en el caso de Jesús, él es quien nos abre la puerta a la salvación.

     
    ¿Tiene sentido creer en Dios en el Siglo XXI?

    Rocío Vidal y Gerson Mercadal confrontan la postura atea y cristiana en un debate organizado en la Universidad de Ciudad Real.

     
    Algo huele mal Algo huele mal

    Una historia de malos olores de la que extraemos una importante lección.

     
    “El reto es mantener nuestra identidad, con valentía y convicción” “El reto es mantener nuestra identidad, con valentía y convicción”

    Ante el clima de confrontación y “la laminación de los valores cristianos”, la Alianza Evangélica debe ser capaz de reflexionar y actuar, expresa Xesús Manuel Suárez, nuevo secretario general de la entidad.

     
    Andrés Reid: la predicación bíblica Andrés Reid: la predicación bíblica

    ¿De qué forma pueden las iglesias compartir un mensaje escrito hace 2000 años a la nueva generación? Hablamos con uno de los impulsores de Taller de Predicación en España.

     
    “La iglesia tiene que enfocarse en la misión de Dios” “La iglesia tiene que enfocarse en la misión de Dios”

    Al cerrar su etapa como secretario general de la Alianza Evangélica Española, Jaume Llenas comparte algunas reflexiones sobre el presente y futuro de los evangélicos en España.

     
    “Es urgente renovar la praxis del ministerio a la infancia” “Es urgente renovar la praxis del ministerio a la infancia”

    Conversamos con Javier Martín, coordinador de min19, sobre la necesidad de dar espacio e importancia a los niños, tal y como hizo Jesús.

     
    Loida Muñoz: La iglesia, agente transformador Loida Muñoz: La iglesia, agente transformador

    ¿De qué forma la iglesia puede transformar su entorno? Conversamos con la directora de A21 en España.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.