PUBLICIDAD
 
sábado, 20 de octubre de 2018   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
 

Dios escribe recto con renglones torcidos… y con humor

(Reflexiones autobiográficas) “La experiencia me pareció chistosa: un misionero “gringo-tico” escribe un libro en castellano, lo traducen al portugués y del portugués al inglés”

BENE STUDERE AUTOR Juan Stam 23 DE SEPTIEMBRE DE 2018 14:00 h

A nuestro Dios le gusta sorprendernos y hacernos reír. Lo dijo Sara cuando llamó “Risa” (Isaac) a su hijo y declaró jubilosa “Dios me ha hecho reír”. Cuando reflexiono sobre las últimas décadas de nuestra vida, me encuentro con el sentido de humor de Dios.



A veces me evoca una sonrisa contenta, otras veces carcajadas de sorpresa cómica.



 



A) La década de los 1980s, tanto en EE.UU como en América Latina, fue de mucha lucha ideológica y anti-comunismo. En Costa Rica fue también de fuertes luchas de liderazgo. En eso, algunos misioneros nos acusaron de comunistas, y llevaron sus acusaciones a las tres iglesias que desde 1954 habían apoyado nuestro ministerio: una que yo había pastoreado 1950-52, otra era la Iglesia de Doris y su familia y, por último, un campamento cristiano que apoya a misioneros alrededor del mundo.



La respuesta no tardó en llegar. La primera nos desafilió de efectivo inmediatamente.  La segunda también nos despidió, con seis meses de sueldo para la transición. El campamento nos avisó que pensaban secundar cualquier decisión que tomara la iglesia de Doris. 



¡Quedamos huérfanos! Sabíamos que esto bien podría significar el fin de nuestro ministerio en América Latina. No teníamos ahorros y era casi imposible que nuevas iglesias aceptaran financiar a estos “comunistas’’.



Oramos mucho y redactábamos cada correo con sumo cuidado. La iglesia de Doris nos pidió prometer “no meternos en política” y otras demandas inaceptables para nosotros. Colegas de Costa Rica escribieron apoyándonos y un miembro de la Junta de la Misión Latinoamericana viajó hasta la iglesia para defendernos.



Con el tiempo la iglesia abandonó sus demandas y votaron por aceptarnos como misioneros nuevos. Pudimos defender la integridad de nuestras convicciones y nuestra conducta, sin perder ni un mes de salario, gracias a Dios.



¡Gracias a esa iglesia por su objetividad, sabiduría y amor! ¡Qué Dios les bendiga!



Durante este proceso muchas personas se solidarizaron con nosotros y algunos comenzaron a contribuir muy generosamente para nuestro salario. Han seguido hasta la actualidad, y otros se han unido. Nos hallábamos ante la bancarrota, y Dios usó una grave crisis ministerial para estabilizar nuestras finanzas hasta el día de hoy.



¡Qué simpático!  ¡Gracias, buen Dios!



 



B) Yo no quería ser escritor. “Yo nací para hablar”, decía, “no para escribir”. Citaba una base filosófica y una base cristológica: Sócrates y Jesús no fueron escritores pero afectaron profundamente la vida humana. Ya existían muchos autores; no hacía falta yo.



Símbolo de toda esa antipatía era mi máquina de escribir. Peleaba conmigo y no quería dejarme redactar. Y lo peor, nunca me perdonaba mis errores. ¡Un solo dedazo, y a volver a copiar toda la página! ¡Más razón para no escribir!



Pero en eso intervino Dios y me envió una nueva amiga, ¡mi computadora (c.c. procesador)! Esta amiga conversaba conmigo, corregía mis errores amablemente, y me ayudó a escribir, alegremente, muchísimos artículos y unos cuantos libros. ¿Quién lo hubiera esperado?



Gracias, Señor, y gracias a los que me animaron (Alec Clifford, Horacio Fenton y especialmente René Padilla).



 



C) Comenzar un sitio-web nunca fue idea mía tampoco. En diciembre de 2006 Ricky, nuestro hijo menor que es técnico en computación, me dijo “Papi, te estoy preparando una sorpresa para esta Navidad”.



El regalo se llama, hasta hoy, “juanstam.com”. Al principio no me llamó mucho la atención ni tuve muchas expectativas, pero pegué unos artículos, más para no quedar de malagradecido con mi hijo que por esperar mucha respuesta.



Pero la gente respondía cada vez más y me animaba semana a semana a poner mi pensamiento y mi vida misma por escrito, con gran alegría y entusiasmo.



Me han nacido artículos de exégesis, de teología y de historia; de denuncia a diestra y siniestra, de humor e interés humano. Todos están en juanstam.com esperando al lector/a.



¡Gracias, buen Dios; gracias querido Ricky!



 



D) Me considero gringo-tico. Una experiencia reciente me inspiró toda esta serie de reflexiones eucarísticas. Hace unos años mi libro Las buenas nuevas de la creación fue traducido al portugués.



Ahora unos hermanos brasileiros, que quieren compartir la teología nuestra con los hermanos del norte, ¡me han solicitado autorización para traducir dicho libro del portugués al inglés!



La experiencia me pareció chistosa: un misionero “gringo-tico” escribe un libro en castellano, lo traducen al portugués y del portugués al inglés, casi ¡como volver a su origen!  Chistoso no para carcajadas, pero eso sí ¡para una buena risa!



¡Gracias, Padre, por tu sentido de humor en nuestras vidas!


 

 


0
COMENTARIOS

    Si quieres comentar o

 



 
 
ESTAS EN: - - - Dios escribe recto con renglones torcidos… y con humor
 
PUBLICIDAD
 
 
 
AUDIOS Audios
 
Caminando por Libertad 2018: la trata, esclavitud de nuestro Siglo Caminando por Libertad 2018: la trata, esclavitud de nuestro Siglo

Caminando por Libertad es una marcha contra la trata de personas, la esclavitud del Siglo XXI. Loida Muñoz explica en qué consiste.

 
La raíz de la corrupción en España es moral: C. Vidal La raíz de la corrupción en España es moral: C. Vidal

Tras los escándalos de títulos universitarios dados a políticos, César Vidal analiza la raíz de este mal en España. El origen, dice, está en la moral de la cultura católica.

 
Prostitución: abolicionismo Prostitución: abolicionismo

Jorge Rodrigo, de la asociación Esclavitud XXI, explica en qué consiste el modelo abolicionista para luchar contra la trata y rescatar a víctimas de prostitución.

 
Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño

María Mercedes Páez relata su experiencia como madre de acogida y el programa de acogimiento familiar que desarrolla Aesvida.

 
Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo

Jaume Llenas expone el reto que desde el Movimiento de Lausana se ha planteado, de alcanzar a las personas que están alejadas de la fe, a pesar de considerarse a sí mismos como cristianos.

 
¿Qué pasa con los errores de la Biblia? ¿Qué pasa con los errores de la Biblia?

Para el cristiano la Biblia es la Palabra de Dios. Pero ¿coincide la Biblia de hoy con el texto original? ¿o está llena de errores? (Andy Wickham)

 
FOTOS Fotos
 
15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

 
Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

 
Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga

El encuentro congregó unas 50 personas de 12 países.

 
VÍDEOS Vídeos
 
Toda la Biblia: Lucas Toda la Biblia: Lucas

Este evangelio nos muestra a Jesús con detalle, descrito por un investigador preciso.

 
¿Es la Biblia fiable? ¿Es la Biblia fiable?

Algunos cuestionan la Biblia porque piensan que su antigüedad le quita veracidad. ¿Es así?

 
Pablo Martínez: la palabra con gracia, sazonada con sal Pablo Martínez: la palabra con gracia, sazonada con sal

El comunicador cristiano tiene retos, pero también buenas herramientas, para llevar a cabo su labor con palabras que sanen y construyan.

 
 
Síguenos en Ivoox
Síguenos en YouTube y en Vimeo
 
 
RECOMENDACIONES
 
PATROCINADORES
 

 
AEE
PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
 

Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.