PUBLICIDAD
 
viernes, 21 de septiembre de 2018   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    L. De Chirico
    9
     

    La nueva fascinación evangélica con el tapiz sacramental

    En esta tendencia hay resbalones peligrosos que reflejan una ingenuidad teológica cuando se trata de comprender la realidad del catolicismo romano como un todo.

    DESDE ROMA AUTOR Leonardo De Chirico 15 DE SEPTIEMBRE DE 2018 23:00 h

    En algunos círculos evangélicos, la “teología sacramental” atrae una atención cada vez mayor y, en algunos casos, hace conversos al catolicismo romano. Para muchos de aquellos que salen de una mentalidad neo-fundamentalista, centrada en las luchas por la verdad objetiva y la certeza de la creencia, y a menudo luchando en batallas secundarias, cierta teología evangélica encuentra en el actual discurso católico sobre el “misterio” una atracción matizada e intrigante.



    Dos libros de Hans Boersma, Nouvelle Théologie and Sacramental Ontology: A Return to Mystery [Nueva teología y ontología sacramental: Retorno al misterio] (Oxford University Press, 2009) y Heavenly Participation: The Weaving of the Sacramental Tapestry [Participación celestial: el tejido de un Tapiz Sacramental] (Grand Rapids: Eerdmans, 2011), dan testimonio de la fascinación que algunos teólogos protestantes contemporáneos sienten por las categorías de “sacramento” y “misterio”. Estos conjuntos fueron relanzadas por la nouvelle théologie (nueva teología), una corriente de pensamiento católico (principalmente francés) que se desarrolló en la primera mitad del siglo XX. Esta distorsión de la teología fue muy influyente durante el Concilio Vaticano Segundo y después del mismo.



    Estos dos volúmenes, el trabajo de un profesor del Regent College en Vancuver, Canadá, forman básicamente la misma obra: el primero es la editio maior (versión ampliada) y el segundo es la editio minor (versión condensada).



    En el primer volumen, Boersma nuestra como, al final del siglo XIX, bajo la influencia de la Ilustración que había roto la relación entre la fe y la vida, la teología católica construyó un sistema teológico-filosófico que, para luchar contra la Ilustración, terminó asimilando sus estructuras de plausibilidad. El Neotomismo que fue tallado en la encíclica Aeterni Patris (Padre Eterno) era un ingenio racional, sofisticado e intelectualista que perdió de vista el “misterio” de la fe expresado en la liturgia y los sacramentos.



    La nouvelle théologie es una reacción a este agotamiento de la fe a través del redescubrimiento de una ontología sacramental que “abre” los ojos de la fe al mundo (M. Blondel, J. Maréchal, P. Rousselot), hace fluida la distinción entre lo natural y lo sobrenatural (H. De Lubac y H. Bouillard), insiste en la categoría de la encarnación y la “participación” humana en la encarnación (H.U. von Balthasar y M.D. Chenu), redescubre la interpretación “espiritual” de la Escritura y la tradición (J. Daniélou y H. De Lubac), e invierte mucho en eclesiología en términos sacramentales (H. De Lubac y Y. Congar). En resumen, propone una reapropiación del patrimonio premoderno de la fe cristiana como forma de apreciar de nuevo su catolicidad  romana. Todo gira alrededor de la categoría del ressourcement: retorno, reapropiación, reasimilación de la tradición y, por extensión, del “misterio”.



    Boersma sostiene que la Reforma Protestante también ha sido un movimiento de ressourcement, sobre todo de la Palabra de Dios. No obstante, a causa de su sacramentología no resuelta y su dependencia del nominalismo, la Reforma ha perdido de vista la ontología del sacramento y en su lugar ha sido absorbida por otros asuntos de la realidad (la razón, el sentimiento, la “pertinencia”). Su intento, entonces, es construir un puente entre los redescubrimientos  hechos por la “nueva teología” y la teología evangélica a fin de que la ontología sacramental llegue a ser una parte esencial de esta última.



    Por ontología sacramental, Boersma quiere decir “la convicción de que las realidades históricas del orden creado sirvieron como  medios divinamente ordenados que conducen a los eternos misterios divinos”. Para lograr este objetivo, sugiere un abrazo de la categoría del “misterio”,  para descubrir la unidad dinámica entre la Escritura y la tradición, valorar la Eucaristía como un signo de comunión y la cima de la vida eclesial, y volver a pensar la distinción entre lo que es natural y lo que es sobrenatural para apreciar su continuidad sustancial.



    Si el enfoque del primer volumen es histórico, en el segundo el autor despliega las implicaciones de esta inmersión para la teología evangélica. Para él, es una cuestión de redescubrir el “tapiz sacramental” de la realidad creada y redimida. Toda la insistencia evangélica en la verdad “proposicional” debe ser atemperada por la apreciación de una teología que es narrada, imaginada y simbolizada en busca de unos niveles espirituales más profundos de significado que vayan más allá del sentido histórico y literal y que están encarnados en los sacramentos. Toda la insistencia evangélica en el significado “forense” de la justificación debe ser reemplazada por la experiencia de la salvación como “participación” en las realidades divinas. La mentalidad sacramental está imbuida de la “participación” real. De ahí el título que indica en la “participación celestial” el horizonte de la fe cristiana.



    Boersma usa con frecuencia la referencia a “la participación” sin mostrar el conocimiento suficiente de las implicaciones de tal utilización por la teología católico romana. En la misma, la participación se usa para diluir la comprensión de la encarnación de Cristo a través de su prolongación en la iglesia, ampliando el momento de la revelación de Cristo al de la tradición eclesial que lo complementa, extendiendo la presencia de Cristo en la Cena del Señor a la “presencia real” de la Eucaristía, ampliando la obra de la salvación con el fin de incluir la contribución humana a la misma, expandiendo la Cristología para hacer espacio para  las reclamaciones de la mariología, etc. La “participación” si no está bíblicamente definida y teológicamente entendida, es el instrumento a través del cual la teología se convierte en teología católico romana.



    Después de todo, para Boersma lo que está en juego es reconstruir la síntesis entre el platonismo y el cristianismo que, mucho antes de la Reforma Protestante, fue destrozada y reemplazada por la síntesis nominalista entre el aristotelianismo y el cristianismo. Según este punto de vista, la síntesis entre Platón y el Evangelio es el eje más alto del pensamiento humano. ¿Es así realmente?



    En este punto, el autor considera que la Reforma es un “desgarro” de la Iglesia. No obstante, ¿estuvo la iglesia verdaderamente unida antes de Lutero? Los reformadores no se separaron de la iglesia sino que dieron a la iglesia una oportunidad de redescubrir el Evangelio bíblico. La visión de Boersma de que la Reforma es el “desgarro” de la Iglesia es históricamente simplista y teológicamente reduccionista.



    De su diálogo con Carl Raschke (The Next Reformation) [La Próxima Reforma], Boersma espera una futura Reforma que está “en preparación” la cual, lejos de la lógica de la Sola Escritura, la Sola Fe y Sólo Cristo, abrazará la “gran tradición” que une a todos los cristianos y que está centrada en el énfasis “católico” de la Eucaristía, la tradición y los sacramentos.



    Según Boersma, la nouvelle théologie es la medicina que puede curar la división entre los católicos y los evangélicos (190) haciendo a los católicos más evangélicos y a los evangélicos más católico romanos. Parece tener una opinión muy idealizada de lo que significan la Tradición y las tradiciones para el catolicismo romano. ¿Ha visitado alguna vez un santuario católico o una capilla mariana o ha asistido a algún festival religioso?



    ¿No estará basada su lectura del catolicismo romano en el conocimiento de algún teólogo ilustrado, más que en la vida católica real?



    De hecho, la “nueva teología” que Boersma quiere injertar en la teología evangélica no desafió los dogmas católicos basados en la tradición antes que en la Escritura, no cambió las prácticas tradicionales establecidas más sobre la piedad popular que en la Escritura y no modificó la estructura imperial de la Iglesia fundamentada en la tradición en lugar de  la Escritura. ¿Cómo se puede ser tan optimista sobre lo que puede hacer la “nueva teología” si la misma ha reforzado el sistema católico más que desafiarlo? Es evidente que el autor ha sentido su mensaje encantador y su atracción hasta el punto de que su lectura crítica y su análisis general han perdido su columna evangélica. Una vez que la suprema autoridad de la Escritura se ha distorsionado y la justificación por la sola fe se ha empañado, ¿esta teología es todavía evangélica?



    Estos libros son un testimonio de como la teología puede alcanzar elevados niveles de erudición y sofisticación sin desarrollar un conocimiento adecuado de los temas debatidos. Junto con observaciones inteligentes y oportunas, hay resbalones peligrosos que reflejan una ingenuidad teológica cuando se trata de comprender la realidad del catolicismo romano como un todo.



    El riesgo está en que estos relatos sacramentales de teología alimentan puntos de vista ecuménicos superficiales sin entender lo que está en juego. La teología sacramental del catolicismo romano de hoy en día es el “corazón” del catolicismo mismo. Se puede comprender como puede atraer a algunos círculos evangélicos que no han desarrollado una imaginación teológica bíblicamente rica e históricamente consciente. En lugar de  reapropiarse de la “gran tradición” de la fe cristiana clásica (bíblica, patrística, protestante, despierta, evangélica), están fascinados con la versión que es el núcleo de la síntesis católico romana. ¿Es ésta la “próxima Reforma” que tanto anhelan?


     

     


    9
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     

    Alfonso Chíncaro (Perú)
    18/09/2018
    21:14 h
    7
     
    Los sacramentos, esos actos que otorgan peso e importancia a una función inexistente en el nuevo testamento, es uno más de esos mecanismos que facilitan el mal accionar que hoy ha debilitado tanto a la ICAR.
     
    Respondiendo a Alfonso Chíncaro (Perú)

    flash
    19/09/2018
    05:15 h
    8
     
    Desde la óptica no católica, evidentemente no solamente los sacramentos están "debilitados", sino, toda la doctrina de la Iglesia Católica. No olvidemos que la madre de todos los enemigos de la Iglesia, son amigos entre sí cuyo padre es el doctor Martín Lutero. Saludos
     
    Respondiendo a flash

    Alfonso Chíncaro (Perú)
    20/09/2018
    14:54 h
    9
     
    Saludos Flash (8). Quizá redacté mal, pero es claro que no quise decir que los sacramentos estén débiles, sino que afirman la verticalidad que ha facilitado la acción criminal de los pedófilos. Tampoco digo que en otras religiones no exista el mismo problema, pero en la ICAR ha llegado a un extremo espantoso. Y la denuncia no viene de alguien que tenga celo por limpiar la ICAR de ese flagelo, sino de un sector que no gusta de las decisiones del papa. Si el papa fuera conservador ¿denunciarían?
     

    Dave Fer
    17/09/2018
    18:57 h
    6
     
    El problema que se encuentra la mayoría de teólogos protestantes es al momento de querer comprobar una idea o debatirla históricamente es que les es imposible debatirla a la luz de los escritos de los primeros cristianos, por lo que tienen dos opciones o ignorar los primeros escritos y enfocarse solamente a la reforma y a la interpretación propia biblica o la segunda opción y la mas difícil aceptar que los primeros cristianos tenían ideas católicas
     

    flash
    17/09/2018
    03:49 h
    4
     
    A partir de Lutero y de todos los reformadores, incluido el señor Leonardo, sostienen: "El Evangelio predicado por la Iglesia romana no es el verdadero. Solamente donde se predica el "puro" evangelio, es decir, el del señor Leonardo, allí está la Iglesia verdadera de Jesucristo". La iglesia de Lutero, ¿se funda en la Revelación o es una creación humana? Saludos
     

    flash
    17/09/2018
    02:25 h
    3
     
    Se podría decir que estos teólogos de tendencias protestantes, tienen teología catolizantes. El mismo Newman, siendo anglicano sufrió desengaño cuando conoció a los santos católicos y estudió a los Padres de la Iglesia. Me parece que existe la tendencia de regresar a CASA. Sabemos que la Iglesia es como una madre que acoge a aquellos que han salido de ella. Saludos
     
    Respondiendo a flash

    Ana
    17/09/2018
    12:50 h
    5
     
    Totalmente de acuerdo cuando una persona con sinceridad busca la verdad y escudriña le pasa lo que le ocurrió a Newman. Lo bueno de todo esto es que la Iglesia Católica sigue el ejemplo del Padre Pródigo, acoje a sus hijos alejados y celebra su regreso a casa.
     

    Kevork
    17/09/2018
    01:47 h
    2
     
    Alguien debe despertar al Sr Boersma de su colorido y dorado sueno que le hace creer que este es "el remedio que puede curar la division entre catolicos y protestantes". Alguien debe decirle que se despoje de su ingenuidad y se de cuenta de una vez por todas que solo una cosa puede traer unidad, a saber, que renunciemos a nuestras doctrinas, creencias y teologia y nos dobleguemos ante la santa madre iglesia prometiendole renunciar a nuestro intelecto y ofrecerle total lealtad.
     

    Andrés
    16/09/2018
    00:31 h
    1
     
    bueno, la teología sacramental es propia del protestantismo histórico. Si como evangélico revaloras la reforma protestante -en cualquiera de sus variantes- forzosamente por mínima honestidad tendrás que volcarte a esa teología. De allí a volver a la Iglesia hay un paso, difícil, pero solo un paso. Es que la revalorización de la reforma por parte de los evang no fué por la reforma misma, fué una reacción contra el neopentecostalismo. Es decir, un circulo de indefinición doctrinal.
     



     
     
    ESTAS EN: - - - La nueva fascinación evangélica con el tapiz sacramental
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño Vástagos de amor: cambiando la vida de un niño

    María Mercedes Páez relata su experiencia como madre de acogida y el programa de acogimiento familiar que desarrolla Aesvida.

     
    Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo Cristianos solo de nombre: enfrentando el nominalismo

    Jaume Llenas expone el reto que desde el Movimiento de Lausana se ha planteado, de alcanzar a las personas que están alejadas de la fe, a pesar de considerarse a sí mismos como cristianos.

     
    Galicia insumisa: Eva Sierra habla de su último libro con César Vidal Galicia insumisa: Eva Sierra habla de su último libro con César Vidal

    La nueva identidad del gallego evangélico tras abrazar la nueva fe: abandonaron ancestrales y arraigadas creencias populares, fruto del sincretismo mágico-pagano y del catolicismo implantado desde el s. XVI.

     
    “Llevamos un mensaje de redención y de convivencia” “Llevamos un mensaje de redención y de convivencia”

    Aarón Lara, coordinador del Congreso Iberoamericano para la Vida y la Familia, analiza lo sucedido en la última Asamblea General de la OEA.

     
    ¿Qué pasa con los errores de la Biblia? ¿Qué pasa con los errores de la Biblia?

    Para el cristiano la Biblia es la Palabra de Dios. Pero ¿coincide la Biblia de hoy con el texto original? ¿o está llena de errores? (Andy Wickham)

     
    FOTOS Fotos
     
    Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga

    El encuentro congregó unas 50 personas de 12 países.

     
    Idea2018, en fotos Idea2018, en fotos

    El encuentro celebrado en Palma de Mallorca reunió a evangélicos de todo el país para conversar sobre convivencia, misión e interculturalidad.

     
    Las 95 Tesis, clavadas en España Las 95 Tesis, clavadas en España

    Evangélicos presentan 'Las 95 Tesis de la Reforma 500 años después' a gobiernos locales y regionales, por toda España.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Toda la Biblia: Zacarías Toda la Biblia: Zacarías

    Lo más importante en la vida no son los logros que podamos conseguir, sino que sepamos disfrutar del camino.

     
    Mediterráneo Mediterráneo

    “Algo cambiará si tienes hambre y sed de justicia”, canta la artista valenciana Eva Betoret.

     
    ‘Mentiras’, Sal150 ‘Mentiras’, Sal150

    Primer adelanto de ‘Vale la pena vivir’, con el sonido inconfundible del grupo.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.