PUBLICIDAD
 
jueves, 21 de febrero de 2019   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    3
     

    Yo soy una buena persona

    Yo, yo, yo...

    BRISA FRESCA AUTOR Will Graham 05 DE AGOSTO DE 2018 08:10 h
    Foto: Pixabay.

    Yo soy una buena persona es la mentira más peligrosa jamás propagada por Satanás.



    ¿Cuántas veces has estado hablado con algún incrédulo llamándole a abrazar a Cristo por la fe cuando de repente te dice, “Pero yo soy una buena persona” o “Nunca he matado a nadie”?



    Yo soy una buena persona es el evangelio del yo, del ego, de la auto-justicia porque está basado en la supuesta bondad del no creyente.



    Este falso evangelio, sin embargo, no tiene nada de nuevo. Pablo ya explicó en Romanos 10:3 que esta misma filosofía condenó a los judíos, “Porque ignorando la justicia de Dios y procurando establecer la suya propia, no se han sujetado a la justicia de Dios”.



    En este versículo hay dos tipos de justicia mencionados, a saber, “la justicia de Dios” y “la suya propia”.



    Primero, “la justicia de Dios” según la epístola a los romanos tiene un nombre concreto. Se llama Jesucristo.



    Por medio de su obediencia activa a la ley de Dios, Cristo es el único justo que hay. Y su perfecta justicia es imputada, esto es, transferida, a la cuenta de todos aquéllos que creen en Él. Por esta razón, los que tienen fe en Cristo son justificados ante Dios.



    Segundo, “la suya propia” se refiere al evangelio de la auto-justicia. Los judíos se jactaban de guardar la ley, no dándose cuenta de que por las obras de la ley nadie puede ser justificado ya que todos han pecado. Cualquiera que guardare toda la ley pero ofendiere en un solo punto, “se hace culpable de todos” (Santiago 2:10).



    Y Pablo nos demuestra rotundamente en la carta a los romanos que, fuera de Jesucristo, no hay quien haya guardado la ley.



    Donde los judíos de antaño respondían al mensaje de Cristo crucificado diciendo, “Pero yo he guardado la ley”, los gentiles de hoy dicen exactamente lo mismo pero con otras palabras, a saber, “Yo soy una buena persona”.



    Irónicamente, nuestros amigos y vecinos no regenerados utilizan este falso argumento para consolar sus corazones cuando oyen el evangelio predicado y el juicio final anunciado, sin ser capaces de reconocer que es precisamente esta maldita noticia de auto-justicia la que les condena al infierno.



    En una conversión con un cristiano, la lógica del incrédulo funciona de la siguiente manera:



    “Vale, este cristiano me ha dicho que tengo que abrazar a su Salvador Jesucristo para ser rescatado de la ira de Dios. Pero, ¿cómo va a estar Dios enfadado conmigo? ¿No ha visto todas las cosas tan buenas que yo he hecho?



    Él sabe que muy en el fondo, soy buena gente. No hace falta hacer más caso a este pesado cristiano. Yo soy una buena persona. Nunca he matado a nadie. Si hay algo después de esta vida, seguro que iré al cielo”.



    Así se engaña el incrédulo a sí mismo, tomando refugio en un evangelio que él mismo ha inventado en su depravado corazón. Es por creerse bueno y merecedor de la vida eterna que perecerá eternamente. En vez de someterse a la perfecta justicia de Dios, el impío se deshace de Jesucristo, estableciendo su propia justicia.



    El evangelio de auto-justicia, en vez de justificar al ser humano ante Dios, hace justamente lo contrario. Solamente sirve para condenarlo y endurecer su corazón contra el evangelio de Cristo.



    ¡Qué astuto y sutil es Satanás! ¡Tiene a sus seguidores cegados por completo! Como un médico corrupto, administra medicina nociva y mortal a sus pacientes bajo una falsa promesa de bienestar y salud.



    No hay ningún incrédulo en este mundo que se crea mala persona. Pregúntale a cualquiera por la calle, “¿Eres una mala persona” y ya verás cómo te contestan. Todos se creen buenos en el fondo.



    Y según el Señor Jesús, es imposible que los que se creen buenos sean salvados. Como bien dijo en Mateo 9:12, “Los sanos no tienen necesidad de médico, sino los enfermos”.



    Las únicas personas que se creen malas son los regenerados, los salvados, los miembros de la familia de la fe, los que han visto su deplorable estado ante la luz de Dios y han clamado a Dios por el perdón de los pecados en el nombre de Jesucristo.



    Los herederos del cielo saben que no buenas personas mientras que los incrédulos están complemente convencidos de su propia bondad.



    Así que hoy, para acabar, querido lector, te lanzo una pregunto:



    ¿Eres una buena persona?


     

     


    3
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     

    Norberto Amoroso
    12/08/2018
    05:50 h
    3
     
    Nadie es buena persona ante los ojos de Dios, pues Él es Santo Santo Santo, absoluta perfección. Chuy Olivares, en su predicación acerca del evangelio verdadero, argumentó que nadie se puede acercar a Jesucristo con obras, por esta razón el joven rico no fue justificado delante del salvador, sino que al contrario, Jesús le pidió dar su riqueza a los pobres y así hacerse de tesoro en el cielo. Entiendo que lo de buena persona se relaciona con la ética, y sobre eso creo que es importante dialogar
     

    jorgevaron
    05/08/2018
    23:56 h
    2
     
    La teología del "bonachismo" que según el papa Francisco es suficiente para llevar al cielo a cualquier ateo. Las puertas de ingreso al marianismo (ICAR) son cada vez mas amplias y cómodas. Aún así me quedo con la puerta estrecha, donde tengo que pasar de lado, desnudo y sin equipaje de ningún género dejando por basura y estorbo mis propios méritos en caso de que existieran, para ganar a Cristo, el nuevo hombre, mi Vida y mi salvación. Amen.
     

    Andrés
    05/08/2018
    03:57 h
    1
     
    Pero que confusión más grande. El ´deplorable estado ante Dios¨ no tiene nada que ver ni con la bondad ni con la maldad de los actos de uno. Ni la incredulidad tiene que ver con el convencimiento de la propia bondad. Del art. se concluye q el salvo o no salvo lo es según la pregunta final, lo cual es un absurdo teológico. Además de que el desarrollo de la nota vacía totalmente de cont enido el ser ¨buena persona¨. Q es ser eso? La pregunta clave es: si no adhiero a tu teología... soy salvo?.
     



     
     
    ESTAS EN: - - - Yo soy una buena persona
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    “Que Venezuela vuelva a ser el país próspero que siempre fue” “Que Venezuela vuelva a ser el país próspero que siempre fue”

    Luis Troconis y Mena Giuliano nos cuentan su historia: por qué salieron de Venezuela, cómo viven la situación crítica que atraviesa el país en la distancia, y cómo ha sido su acogida en España.

     
    “No estamos en contra de ningún grupo, sino contra la imposición” “No estamos en contra de ningún grupo, sino contra la imposición”

    Julio Pérez entrevista a Christian Rosas y Samuel Justo, de la plataforma ConMisHijosNoTeMetas que comienza su andadura en España.

     
    Periodismo evangélico en una Europa poscristiana Periodismo evangélico en una Europa poscristiana

    Joel Forster repasa los retos para los cristianos en el continente europeo y la labor que realiza desde hace cuatro años Evangelical Focus para conectar evangelio y sociedad.

     
    Un sello que hace historia Un sello que hace historia

    José Luis Fernández Carnicero explica las actividades programadas este mes de enero en Ourense para celebrar la emisión del sello de la Biblia del Oso y la Reforma Protestante.

     
    La Inquisición española, ¿leyenda negra? La Inquisición española, ¿leyenda negra?

    Ante una nueva edición del libro “Artes de la Santa inquisición Española”, Emilio Monjo nos explica su importancia, la relación con Casiodoro de Reina, y confronta los desvaríos históricos que se han realizado en los últimos meses en torno a la historia de la España del XVI.

     
    Jaume Llenas: fin de etapa en la AEE Jaume Llenas: fin de etapa en la AEE

    Conversamos con Jaume Llenas sobre la Alianza Evangélica Española, su presente y futuro, tras 17 años en la secretaría general.

     
    FOTOS Fotos
     
    Idea2019, en fotos Idea2019, en fotos

    Instantáneas del fin de semana de la Alianza Evangélica Española en Murcia, donde se desarrolló el programa con el lema ‘El poder transformador de lo pequeño’.

     
    15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

    Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

     
    Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

    Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Toda la Biblia: Colosenses Toda la Biblia: Colosenses

    No podemos llamarnos cristianos si Jesús no ocupa el centro de nuestra vida.

     
    Desánimo Desánimo

    En los momentos más difíciles, las preguntas nos pueden asaltar.

     
    Tips para leer más Tips para leer más

    Algunos consejos para que la lectura forme parte del día a día.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.