PUBLICIDAD
 
sábado, 19 de enero de 2019   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
6
 

Estructura y composición de la Nueva Inquisición Española

En el XVI se impedía obtener cualquier grado académico a todo hijo o nieto de condenado por la Inquisición.

ESPAñA PROTESTANTE AUTOR Juan Ramon Méndez Martos 28 DE JULIO DE 2018 23:00 h

En el anterior artículo pudimos conocer la mutación sufrida por la Inquisición Española a manos de los Reyes Católicos. Hoy podremos conocer algo más acerca de su estructura y funcionamiento.



 



Consejo General de la Inquisición



A diferencia de los tribunales itinerantes dominicos de la Antigua Inquisición, la nueva estructura dada al Santo Oficio se conformaba por un Consejo General y multitud de Tribunales territoriales.



 



El Consejo General de la Inquisición estaba al cargo del Inquisidor General. Éste era nombrado por el Rey y confirmado por el Papa. Observe el lector el poder regio en este asunto.



El Consejo era competente para dictar las normas -disposiciones- que regulaban el funcionamiento de la Institución. Además, tenía encomendado la vigilancia y el buen hacer de los tribunales territoriales. De ello daría cuenta en informes con periodicidad anual. Entre los tribunales provinciales y el Consejo hubo una rica y abundante correspondencia que nos ha servido para conocer los entresijos inquisitoriales. 



Era competente para el ofrecimiento de recompensas, para casos urgentes y también para procesos dudosos. La correspondencia inter-tribunales también debía pasar por el Consejo, lo cual nos da una idea de su importancia en la maquinaria inquisitorial. Nada se le escapaba.



Como tribunal de apelación, examinaba las causas mayores seguidas por los tribunales, en especial las que llevaban aparejada la pena de muerte, que en ocasiones mutaban por condena a galeras perpetuas. También era competente para juzgar los delitos cometidos por miembros de otros tribunales, así como de los homicidios cometidos por los familiares.



No se puede decir que la actividad del Consejo fuera testimonial, sino que más bien podríamos tacharla de frenética. Se reunían lunes, miércoles y viernes por la mañana, martes, jueves y sábados por la tarde. A estas sesiones de tarde acudirían también miembros del gobierno, a través de dos miembros del Consejo de Castilla, apoyados por prelados y/o letrados.



 



Tribunales Provinciales



La distribución territorial de estos tribunales era muy amplia, cubriendo la práctica totalidad del reino, incluidos los terrenos de ultramar:




  • Valencia

  • Zaragoza

  • Logroño

  • Barcelona

  • Córdoba

  • Cuenca

  • Granada

  • Murcia

  • Llerena

  • Santiago

  • Sevilla

  • Toledo

  • Valladolid



Su composición eran 2-3 inquisidores; 1-2 fiscales; varios secretarios-notariosalguacil; médico; carcelero y numerosos familiares.



Los tribunales provinciales no solo eran competentes en materia de Herejía y Apostasía, lo eran también en materias tan dispares como:




  • Fornicación antinatural (Aragón)

  • Comercio Clandestino (monedas, caballos, armas)

  • Matrimonios de frailes

  • Agravio a funcionarios

  • Delitos de la Corte, funcionarios o familiares



Curiosa es la figura del “familiar”. Familiares no quiere decir que fueran familia carnal o política, ni siquiera de miembros del Santo Oficio ni de los procesados. Eran personas no pertenecientes a la iglesia que de forma voluntaria prestaban servicio a ésta, auxiliando a los tribunales. Harán funciones de policía inquisitorial y estarán en momentos tan críticos acompañando a los procesados como en su traslado a los autos de Fe o durante sus apresamientos.



Henry Kamen definiría a un familiar como “Un servidor laico del Santo Oficio, listo en todo momento a cumplir con sus deberes al servicio del tribunal”. Claro está, a cambio de una serie de privilegios, según Bartolomé Benassar: “están exentos de huéspedes, del alojamiento de gentes de guerra, de la participación en los alardes, de la contribución financiera para la limpieza de las calles (Sevilla), de la contribución al aprovisionamiento de la Armada Invencible, etc”. Además, estaban absolutamente exentos de la justicia ordinaria, y se les autorizaba a llevar armas tanto defensivas como ofensivas.



En sus orígenes, se reclutó la práctica totalidad de los familiares entre las clases más bajas de la sociedad, llegando a crecer su número en gran manera hasta que los propios tribunales tuvieron que acordar su limitación. Lo que no paró de crecer fueron sus privilegios y fama, que hizo que progresivamente fuera mutando el grupo social del que se nutrían, para desplazarse hacia las clases mas pudientes de la sociedad, que lo veían ya como un signo de distinción, pureza y linaje. 



Sin embargo, no formarían parte del tribunal los calificadores o teólogos, que son aquellos que dirimirán si la acusación efectivamente es por hechos contrarios a la santa iglesia o no.



No es habitual en los libros de historia tratar acerca del inquisidor de a pie. Es fácil encontrar información acerca de los grandes Inquisidores con mayúsculas, de sus nefastas hazañas y gestas, pero frecuentemente se pasa por alto la figura de ese inquisidor con minúsculas. A priori, podría venirnos a la mente la imagen de un clérigo fanático de ojos ensangrentados buscando herejías tras los arbustos, pero los documentos nos pintan otro cuadro bien distinto. Parece asemejarse más la figura del inquisidor con la del funcionario. Citando de nuevo a B. Benassar “Se conoce, por ejemplo, que por regla general y en la mayor parte de los tribunales, los inquisidores supenden sus audiencias a la hora justa, incluso en lo más duro de sus interrogatorios (…) He aquí unos funcionarios conscientes de sus derechos: ¡es la hora de comer!”. 



De buenas familias y elegidos entre clérigos seculares, habiéndose encomendado su educación a la alta Iglesia, parece seguirse un patrón común a todos ellos. Comenzaría con buenos estudios juristas en leyes y cánones, paso por un colegio mayor universitario, vicariado de una Diócesis, comienzo en el tribunal del Santo Oficio como fiscal, y seguidamente ejercicio como inquisidor. A partir de aquí la lucha de poder habitual entre hombres para alcanzar mayores puestos que le acercaran al gobierno civil o eclesiástico (Consejo de la Inquisición, Episcopado, presidente de una Audiencia, y como último paso, presidente de alguno de los grandes Consejos como el de Castilla, de Indias, de Estado, etc). En el estudio de la vida privada de muchos de ellos, encontramos patrones de comportamiento nada modélicos para el puesto que desempeñaban. Corruptelas, sobornos, líos de faldas, e incluso de alguno como Ramón José de Arce, llegado a Inquisidor General entre 1797 y 1808 del que se dice que pudo ser ¡masón! además de amante de la marquesa de Mejorada y títere del político Godoy.



La circunstancia que sí sería exigible a todo miembro de los tribunales inquisitoriales, era el mantenimiento de una pura y demostrable limpieza de sangre. La exhaustiva distinción entre cristianos viejos y cristianos nuevos parecía ya ser de dominio público, y no en pocos procesos inquisitoriales se puede observar la especial diligencia con la que se llevaban a cabo estas investigaciones de pureza de sangre. Posiblemente como resultado, el propio tribunal contaría con una genealogía completa de muchos de los vecinos. En el XVI, por decreto de 1522 se impedía obtener cualquier grado académico a todo hijo o nieto de condenado por la Inquisición, mucho más para descendientes de conversos judíos, cerrándoles el paso a toda profesión liberal, a los empleos públicos y a la jerarquía eclesiástica.


 

 


6
COMENTARIOS

    Si quieres comentar o

 

Manuel5
01/08/2018
17:00 h
4
 
No hay que ir tan lejos : En la España de los 1960 no se podía estudiar Magisterio ( no se podía ser maestro) si no se presentaba un certificado de buena conducta del cura párroco de donde uno viviera.. No hace tanto tiempo, ¿verdad?
 
Respondiendo a Manuel5

Blanco
04/08/2018
23:19 h
5
 
Triste y lamentablemente, el prejuicio religioso ha existido, y aún existe, en todo lugar. Intentar dar a entender que este existió solo en los países de mayoría católica es querer enseñar una mentira. La persecución religiosa también ha existido, y existe, en naciones con mayoría protestante o con gobiernos que controlan a las denominaciones protestantes o evangélicas nacionales. Por ejemplo, hasta 1976 en la nacional-luterana Suecia los católicos, por ley, no podían ser funcionarios públicos.
 

Andrés
29/07/2018
15:48 h
1
 
Le pregunto, habrá una serie sobre la Inquisición protestante o solo se limitará a la inquisición Española? Digo, pues se trata de ¨control social¨ a fin de cuentas. Hubo un autor, que no ud., que escribió en este medio al ¨hablar¨ (porque no responde) sobre este tema que ¨no le importaba lo que ocurríó en el resto de Europa¨ -en el contexto de un constante ad-hominem a la autora a la cual PD tuvo tan en cuenta estos días-. Por eso mi inquietud.
 
Respondiendo a Andrés

JRMM
31/07/2018
17:03 h
2
 
Le emplazo a la lectura del artículo “que brujas” de este mismo magazine. Lamento recordarle que este magazín se llama ESPAÑA protestante y ya el colmo de los colmos sería intentar no siquiera argumentar que en España hubo tal cosa parecida a una inquisición protestante lo que de por sí , ya es un imposible. Un abrazo y gracias por leer.
 
Respondiendo a JRMM

Blanco
04/08/2018
23:38 h
6
 
Estimado JRMM usted, como historiador, seguro que estará de acuerdo en que se podría comprender mejor la Inquisición Española analizándola en su contexto histórico. Sería de enorme valor, por tanto, que nos explicara con la misma minuciosidad cómo trataban a los disidentes religiosos en la Ginebra de Calvino, para que podamos comparar unos métodos con otros. Todo sea por el conocimiento de la historia de la cristiandad, que algunos autores protestantes reconocen que es escaso en muchas iglesias.
 
Respondiendo a Blanco

Andrés
31/07/2018
19:25 h
3
 
le comprendo. ud no relaciona al protestantismo en sus variantes con el control social. Caso de distinta vara. Una pena. Saludos.
 



 
 
ESTAS EN: - - - Estructura y composición de la Nueva Inquisición Española
 
PUBLICIDAD
 
 
 
AUDIOS Audios
 
Periodismo evangélico en una Europa poscristiana Periodismo evangélico en una Europa poscristiana

Joel Forster repasa los retos para los cristianos en el continente europeo y la labor que realiza desde hace cuatro años Evangelical Focus para conectar evangelio y sociedad.

 
Un sello que hace historia Un sello que hace historia

José Luis Fernández Carnicero explica las actividades programadas este mes de enero en Ourense para celebrar la emisión del sello de la Biblia del Oso y la Reforma Protestante.

 
La Inquisición española, ¿leyenda negra? La Inquisición española, ¿leyenda negra?

Ante una nueva edición del libro “Artes de la Santa inquisición Española”, Emilio Monjo nos explica su importancia, la relación con Casiodoro de Reina, y confronta los desvaríos históricos que se han realizado en los últimos meses en torno a la historia de la España del XVI.

 
#Forum18: ¿Cómo vas a brillar? #Forum18: ¿Cómo vas a brillar?

Samuel Escobar, Israel Montes, Ester Caballero y otros nos dan su valoración y qué se llevan para aplicar tras asistir a un evento cuyo lema fue ‘Brillando como estrellas’.

 
Jaume Llenas: fin de etapa en la AEE Jaume Llenas: fin de etapa en la AEE

Conversamos con Jaume Llenas sobre la Alianza Evangélica Española, su presente y futuro, tras 17 años en la secretaría general.

 
Alianza Solidaria: Ayuda a Venezuela Alianza Solidaria: Ayuda a Venezuela

Conocemos más de cerca el proyecto de alimentación a la infancia que lleva adelante esta entidad evangélica en Venezuela.

 
FOTOS Fotos
 
15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

 
Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

 
Idea2018, en fotos Idea2018, en fotos

El encuentro celebrado en Palma de Mallorca reunió a evangélicos de todo el país para conversar sobre convivencia, misión e interculturalidad.

 
VÍDEOS Vídeos
 
Toda la Biblia: Gálatas Toda la Biblia: Gálatas

Nuestra vida no depende de nuestras tradiciones o costumbres, sino de la dependencia de Dios.

 
Mi testimonio Mi testimonio

¿He conocido de verdad a Jesús? ¿Cómo saber si soy salvo? Sofía Oliver nos cuenta su historia.

 
Mi último día Mi último día

Un corto de animación que recrea la perspectiva de uno de los ladrones crucificados junto a Jesús.

 
 
Síguenos en Ivoox
Síguenos en YouTube y en Vimeo
 
 
RECOMENDACIONES
 
PATROCINADORES
 

 
AEE
PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
 

Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.