PUBLICIDAD
 
lunes, 21 de enero de 2019   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
1
 

A sufrir… gozosamente

El dolor se convertirá en gozo.

BRISA FRESCA AUTOR Will Graham 26 DE MAYO DE 2018 23:40 h

Sino gozaos por cuanto sois participantes de los padecimientos de Cristo…” (1 Pedro 4:13).



He dado muchas vueltas a este versículo en las últimas semanas y estoy convencido de que, en términos humanos, se trata de uno de los mandamientos más difíciles en toda la Biblia junto con el mandato de Mateo 5:44, “Amad a vuestros enemigos”.



Sin la llenura del Espíritu Santo, este versículo nos está pidiendo que hagamos lo imposible.



¿Quién ha oído hablar de alguien que se goza en el sufrimiento? Parece un concepto totalmente absurdo. ¿Estaba Pedro bien de la cabeza cuando redactó esta sección de la epístola? ¿Había tomado demasiado sol? ¿Cómo vamos a gozarnos en las aflicciones?



Pues, en el 1 Pedro 4:13, el apóstol nos está repitiendo lo que el Señor Jesucristo había enseñando más de treinta años antes.



Mateo 5:11-12 pone, “Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan y digan toda clase de mal contra vosotros mintiendo. Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos; porque así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros”.



En otras palabras, Jesús enseñó lo que Pedro nos está diciendo aquí. Y como en el caso de Pedro, Cristo explica la razón por la que podemos gozarnos en medio de las aflicciones por su causa, por su nombre, a saber, “porque vuestro galardón es grande en los cielos”.



En la segunda clausula de 1 Pedro 4:13, el pescador también alude a la venida del Señor como la causa de gozo en la tribulación.



No nos alegramos por el sufrimiento en sí; sino más bien por la promesa de la recompensa venidera. Nos gozamos, por lo tanto, en el fin, no en el medio; en el destino, no en el camino.



Hebreos 12:2 recalca algo parecido, a saber, que el mismo Jesús, “por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz”.



Hay una distinción entre el sufrimiento de la cruz y el gozo de volver a estar con su Padre y de redimir a todo su rebaño mediante su muerte en el Calvario. Cristo fue a la cruz con gozo en el alma; pero no hay ningún versículo que nos diga que Jesús se deleitaba en el sufrimiento.



Nuestro gozo, entonces, no está colocado en el sufrimiento; sino en la promesa de una gran recompensa.



Al sufrir por el evangelio, por causa del Señor, por causa de su Palabra, en realidad, es el honor más alto que este mundo malvado nos puede conceder. Si sufres por la causa de Cristo en esta vida, es la señal indubitable de que perteneces al Señor.



Los falsos creyentes se marchan de la iglesia cuando empiezan a sufrir menosprecio por identificarse con el pueblo de Dios. Son la semilla que fue sembrada en pedregales, “éste es el que oye la palabra y al momento la recibe con gozo; pero no tiene raíz en sí, sino que es de corta duración, pues al venir la aflicción o la persecución por causa de la palabra, luego tropieza” (Mateo 13:20-21).



Los falsos hermanos no sufren por causa de la Palabra del Señor; pero el verdadero creyente abraza al Señor en medio de las aflicciones.



Aquí tenéis algunas líneas autobiográficas de Pablo, “A fin de conocerle y el poder de su resurrección y la participación de sus padecimientos, llegando a ser semejante a él en su muerte, si en alguna manera llegase a la resurrección de entre los muertos” (Filipenses 3:10-11).



Cuando amas a alguien, estás dispuesto a sufrir por él. Y no te cuesta padecer por esa persona amada por la sencilla razón de que la amas. En la vida cristiana, el que de verdad ama a Cristo, está preparado para sufrir por su causa. Razona consigo mismo diciendo, “¿Cómo no voy a sufrir por aquel que se entregó a sí mismo por mí?”



Tanto Pablo como Pedro tenían la misma mentalidad. Se gloriaban en ser amenazados e insultados por pertenecer a Cristo.



Dieron una paliza tremenda a Pedro y a Juan en el concilio judío y dice Hechos 5:41, “Y ellos salieron de la presencia del concilio, gozosos de haber sido tenidos dignos de padecer afrenta por causa del nombre”.



Pablo se jactaba de traer en su cuerpo las marcas del Señor Jesús (Gálatas 6:17).



A mí, como predicador de la Palabra, me da mucha vergüenza no tener las marcas del Señor en mi cuerpo.



Como mucho, me han insultado por las redes o a veces en persona y otros me han amenazado con dispararme o con denunciarme; pero espero un día poder tener por lo menos algunas marcas para que mi Señor vea lo mucho que le amo.



No quiero morir después de haber vivido una vida cristiana cómoda y tranquila. Quiero ser el hombre más odiado en el infierno. No quiero caer bien a los hijos del diablo.



Me encantaría poder repetir de todo corazón lo dicho por Pablo, “A fin de conocerle… y la participación de sus padecimientos” (Filipenses 3:10).



Dios recompensará nuestro sufrimiento por Él de forma gloriosa.



Así que hoy, os animo a todos a sufrir.



¡Y a sufrir gozosamente!


 

 


1
COMENTARIOS

    Si quieres comentar o

 

JavierJP
29/05/2018
11:53 h
1
 
Filipenses 1:29 "Porque a vosotros se os ha concedido por amor de Cristo, no sólo creer en El, sino también sufrir por El". Recordar este versículo siempre es de consuelo, recordar que el sufrimiento cuando viene por causa del amor a Cristo y su Palabra, es un regalo extendido por Dios, que nos ha regalado no sólo creer en El sino sufrir por El para perfeccionarnos a la imagen de su Hijo y guardarnos una más grande recompensa. SDG. Un fuerte abrazo Will
 



 
 
ESTAS EN: - - - A sufrir… gozosamente
 
PUBLICIDAD
 
 
 
AUDIOS Audios
 
Periodismo evangélico en una Europa poscristiana Periodismo evangélico en una Europa poscristiana

Joel Forster repasa los retos para los cristianos en el continente europeo y la labor que realiza desde hace cuatro años Evangelical Focus para conectar evangelio y sociedad.

 
Un sello que hace historia Un sello que hace historia

José Luis Fernández Carnicero explica las actividades programadas este mes de enero en Ourense para celebrar la emisión del sello de la Biblia del Oso y la Reforma Protestante.

 
La Inquisición española, ¿leyenda negra? La Inquisición española, ¿leyenda negra?

Ante una nueva edición del libro “Artes de la Santa inquisición Española”, Emilio Monjo nos explica su importancia, la relación con Casiodoro de Reina, y confronta los desvaríos históricos que se han realizado en los últimos meses en torno a la historia de la España del XVI.

 
#Forum18: ¿Cómo vas a brillar? #Forum18: ¿Cómo vas a brillar?

Samuel Escobar, Israel Montes, Ester Caballero y otros nos dan su valoración y qué se llevan para aplicar tras asistir a un evento cuyo lema fue ‘Brillando como estrellas’.

 
Jaume Llenas: fin de etapa en la AEE Jaume Llenas: fin de etapa en la AEE

Conversamos con Jaume Llenas sobre la Alianza Evangélica Española, su presente y futuro, tras 17 años en la secretaría general.

 
Alianza Solidaria: Ayuda a Venezuela Alianza Solidaria: Ayuda a Venezuela

Conocemos más de cerca el proyecto de alimentación a la infancia que lleva adelante esta entidad evangélica en Venezuela.

 
FOTOS Fotos
 
15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

 
Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

 
Idea2018, en fotos Idea2018, en fotos

El encuentro celebrado en Palma de Mallorca reunió a evangélicos de todo el país para conversar sobre convivencia, misión e interculturalidad.

 
VÍDEOS Vídeos
 
Toda la Biblia: Gálatas Toda la Biblia: Gálatas

Nuestra vida no depende de nuestras tradiciones o costumbres, sino de la dependencia de Dios.

 
Mi testimonio Mi testimonio

¿He conocido de verdad a Jesús? ¿Cómo saber si soy salvo? Sofía Oliver nos cuenta su historia.

 
Mi último día Mi último día

Un corto de animación que recrea la perspectiva de uno de los ladrones crucificados junto a Jesús.

 
 
Síguenos en Ivoox
Síguenos en YouTube y en Vimeo
 
 
RECOMENDACIONES
 
PATROCINADORES
 

 
AEE
PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
 

Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.