PUBLICIDAD
 
martes, 19 de junio de 2018   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    Maná para el peregrino X
    1
     

    Luces y sombras en la tarea de la solidaridad

    Pido, por favor, que no se generalice y se empiece a denigrar a todo lo que sea trabajar en favor de los más necesitados.

    MUY PERSONAL AUTOR Jacqueline Alencar 10 DE MARZO DE 2018 22:00 h
    Chicos trabajadores de la calle en Quito-Ecuador./ Jacqueline Alencar

    Este dos de marzo de 2018, mientras camino debajo del sol, llegan a mis oídos voces vivas que reclaman sobre la actuación de algunas ONGs. Y les doy la razón cuando indago y encuentro faltas cometidas por algunas; realmente es deplorable y que se deben tomar medidas. 



    No obstante, y no es que lo tome todo a la ligera, pido, por favor, que no se generalice y se empiece a denigrar a todo lo que sea trabajar en favor de los más necesitados, pues en su gran mayoría estas organizaciones hacen bien, o medianamente bien, su trabajo. Son honestas.



    Pediría, por favor, que cuando algo no nos guste, lo informemos directamente a los responsables de estas organizaciones, expresemos nuestros desacuerdos. Preguntemos antes de dejar de colaborar. Nuevamente pido que no generalicemos.



    Anoche escuché a un periodista, que visitaba un campamento de refugiados, que decía que no sabía cuál sería la situación de éstos si no estuvieran las ONGs. Con sus luces y sus sombras, ya lo sé.



    He visitado proyectos que trabajan con niños en Perú y en Colombia y he visto la labor que se hace. Y he escuchado de otros muchos que son desarrollados en África, Asia… Y aquí mismo, en nuestro país. Y no hablo de grandes infraestructuras y personal altamente cualificado, ni de multitudes, hablo de niños que, por lo menos, van a la escuela, ya no trabajan, o pueden ver otros valores que no tienen en casa. Pueden sentir el amor de Dios entre las personas que los cuidan, o enseñan. A veces en recintos destartalados o que les falta una mano de pintura, pues los donativos no pueden dar más de si. Pero siguen ahí.



    No escribo hoy en nombre de alguna organización, sino como una persona que se ha sentido conmovida por la situación de tantas personas que no son tan privilegiadas como nosotros, que claman en nuestros oídos. Que ha sido despertada por los recordatorios que Dios nos hace a través de su Palabra. Y que también se ha sentido impactada por lo que hacen personas que dejan su comodidad para ayudar en esta tarea de andar por calles y ciudades, barrios, casas… para curar, dar de comer, enseñar, escuchar, abrazar a otros, continuando con la Misión que empezó Jesús. En algunos países son amenazados, o tienen que recorrer caminos inhóspitos. O dejar a sus propias familias. A cambio de exiguos salarios, y aun así rechazan ofertas mejores. 



    Recordar todas estas historias me ha llevado a teclear esta petición justo cuando podría estar tranquila y sin preocupaciones, pues cada uno tiene lo suyo. Y lo peor es que ni siquiera me lo han pedido. No he seguido el consejo de quienes me dicen que no debo ser tan impulsiva y que hay que tener ideas, pero que no apabullen.



    El domingo pasado, en este Blog mencioné a un muchacho con el que nos habíamos encontrado Alfredo y yo en León-Nicaragua, el cual había sido ayudado por una de esas tantas ONGs que trabajan en países en desarrollo. Su vida había sido cambiada. Y conozco otro caso más cercano todavía que lleva el nombre de Rosita, una chica hermosa que hoy es un ejemplo para mí de que vale la pena seguir ayudando en esta tarea.  Recuerdo también la historia de Alcides Epinayú, de Colombia. A la lista añadiría muchos nombres más, entre ellos el de Angelín, Rosa María, Jean-Carlo, Luz Clarita, Carmen, Franklin, Isaac, Jorgito, Nicol, etc., etc., etc. Repito: si algo no nos gusta, reclamemos. Pero no los abandonemos a ellos, que al final son la causa que nos mueve. Ejemplo nos dejó el Maestro: “… De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos más pequeños, a mí lo hicisteis” (Mateo 25.40).



    Por favor, si sabemos que la Palabra dice que ya no hay griego ni judío, ni esclavo ni libre… no digamos “a este sí porque es de aquí”, y “a este no porque no lo conozco”. Dios lo trastoca todo y de repente nos pone delante aquello que no es lo normal para nosotros los humanos. No os preocupéis, a todos nos pasa alguna vez, pero antes o después rectificamos.



    Escucho por ahí que dicen que algunas ONGs se quedan con parte de los recursos y los destinan a sufragar gastos administrativos. Seguro. Pero aun con el mínimo de experiencia en estas cosas, como es mi caso, podemos afirmar que hay personas que colaboran en las ONGs de forma altruista, sin embargo, también hay que decir que se necesita a gente preparada en la formulación y puesta en marcha de los proyectos. Y más aún, otras para captar recursos a fondo perdido, lo cual es ‘tela marinera’. Arañar es muy duro. Además, para que haya transparencia también se necesitan algunos conocimientos en diversas áreas y no todas las personas que ayudan tienen unas rentas propias que les permitan ayudar sin recibir nada a cambio. Nosotros queremos que esto funcione bien, por lo tanto, estemos alerta, pero no nos olvidemos de ese contingente de refugiados, niños trabajadores de la calle, niños-soldado, de las esclavas sexuales, de los perseguidos, de los inmigrantes, de los que padecen violencia, etc.



    Si es posible, visitad los países donde trabajan estas organizaciones, podréis vigilar y también ver su labor con otros ojos.



    ¿Qué sería de todos ellos si esta gente no se dedicara, a veces de forma imperfecta, a atenderlos? De sobra sabemos que en muchos países del Tercer Mundo el Estado se desentiende de la situación de los marginados y menesterosos de su tierra. ¡Y en el Primer Mundo también! No hay hospitales, ni escuelas, ni orfanatos, ni ‘bancos de alimentos’, ni siquiera una cajita de regalo... Pero ahí están las ONGs para traerles un poquito de luz.



    ONGs del mundo, por favor, hacedlo bien, dentro de vuestras circunstancias, pues de verdad sabemos que vuestra tarea no es fácil. Pero intentad hacerlo lo mejor por aquellos que lo han perdido todo.



    Yo solo le pido a Dios que lo guíe todo; es el único que sabe y conoce lo que se cuece en la tierra, pues se dio un buen paseo de tres años por sus recovecos: vio, se comprometió y actuó, con toda la seriedad que ello exigía. Por eso siempre nos recuerda:



     “El ayuno que yo escogí,



    ¿no es más bien… soltar las cargas de opresión,



    dejar ir libres a los quebrantados y romper todo yugo?



    ¿No es que compartas tu pan con el hambriento,



    que a los pobres errantes albergues en casa…?” Isaías (58:6-7).


     

     


    1
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     

    Evangelio
    11/03/2018
    01:23 h
    1
     
    Me pregunto: ¿no conocemos misiones cristianas a las que ayudar?, ¿no existen o no queremos darles relevancia pública? ¿Por qué debemos ser alentados a ayudar a mega-organizaciones que pueden dar pan (o migajas de lo que reciben) pero que descuidan o incluso desvían de los caminos de Cristo a aquellos que ayudan? ¿No hay inmenso trabajo por hacer para llevar la palabra de Dios a los perdidos junto al pan? ¿No debemos fomentar las misiones y ayudar a las que ya existen?
     



     
     
    ESTAS EN: - - - Luces y sombras en la tarea de la solidaridad
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    Galicia insumisa: Eva Sierra habla de su último libro con César Vidal Galicia insumisa: Eva Sierra habla de su último libro con César Vidal

    La nueva identidad del gallego evangélico tras abrazar la nueva fe: abandonaron ancestrales y arraigadas creencias populares, fruto del sincretismo mágico-pagano y del catolicismo implantado desde el s. XVI.

     
    “Llevamos un mensaje de redención y de convivencia” “Llevamos un mensaje de redención y de convivencia”

    Aarón Lara, coordinador del Congreso Iberoamericano para la Vida y la Familia, analiza lo sucedido en la última Asamblea General de la OEA.

     
    ¿Qué pasa con los errores de la Biblia? ¿Qué pasa con los errores de la Biblia?

    Para el cristiano la Biblia es la Palabra de Dios. Pero ¿coincide la Biblia de hoy con el texto original? ¿o está llena de errores? (Andy Wickham)

     
    ¿Es Dios un 3 en 1?

    Muchos creen que tras morir Jesús sus seguidores le idealizaron hasta hacerle Dios con el Padre y el Espíritu Santo ¿Es posible un solo Dios con tres personas a la vez? Reflexión de Andy Wickham.

     
    Cristianos PSOE, un puente entre política y fe cristiana (Juan Carlos González) Cristianos PSOE, un puente entre política y fe cristiana (Juan Carlos González)

    Entrevista a Juan Carlos González, Coordinador Federal de Cristianos Socialistas, sobre su papel, visión del hecho religioso en la vida pública y puntos centrales de conflicto fe-política en España.

     
    ¿Qué hay después de la muerte?

    Todo ser humano muere. La gran cuestión es: ¿Qué pasa luego, seguimos existiendo, hay otro tipo de vida, cómo sería? ¿Me pedirán cuentas por cómo he vivido? Reflexión de Andy Wickham.

     
    Todas las religiones ¿llevan al mismo Dios?

    Existe la idea de que toda religión en lo esencial es igual, con sólo diferencias secundarias. ¿Es así? ¿Son lo mismo o tienen todas parte de la verdad? Reflexión de Andy Wickham.

     
    FOTOS Fotos
     
    Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga

    El encuentro congregó unas 50 personas de 12 países.

     
    Idea2018, en fotos Idea2018, en fotos

    El encuentro celebrado en Palma de Mallorca reunió a evangélicos de todo el país para conversar sobre convivencia, misión e interculturalidad.

     
    Las 95 Tesis, clavadas en España Las 95 Tesis, clavadas en España

    Evangélicos presentan 'Las 95 Tesis de la Reforma 500 años después' a gobiernos locales y regionales, por toda España.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Toda la Biblia: Ezequiel Toda la Biblia: Ezequiel

    El profeta tenía que dar el mensaje, sin importar si la gente quería escucharlo o no.

     
    Me gustan los lunes Me gustan los lunes

    Porque el lunes también puede ser un gran día.

     
    ‘El amor que viene’, Luis Avero y Sammy Planes ‘El amor que viene’, Luis Avero y Sammy Planes

    Ritmos alegres para celebrar el mayor regalo: el amor de Dios.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.