PUBLICIDAD
 
domingo, 20 de enero de 2019   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
Roberto Velert
10
 

Cosas que no comprendo

Yo quiero a España, particularmente porque es una Tierra que necesita el Evangelio de Jesucristo.

DESDE EL CORAZóN AUTOR Roberto Velert 04 DE MARZO DE 2018 14:00 h

Hace años, tuve el privilegio de invitar a mi Iglesia de aquellos tiempos en Barcelona, la estimada “Bona Nova”, a la cantante Donna Hightower (fallecida en Austin en 2013 a la edad de 86 años) que compartió su testimonio cristiano que a todos edificó y cantó bellos espirituales que también a todos inspiró y emocionó. Entre ellos, entonó uno en particular, que seguimos escuchando en la Radio, y cantando en algunas Iglesias, cuya resumida letra dice así: hay cosas que yo no comprendo/lugares hay donde no iré/pero esto sé y es verdad/que mi Dios es real porque lo siento en mí. Letra, que dejando claro, asumo totalmente en la expresión “mi Dios es real” me servirá como pretexto, para decir que en este mundo, hay muchas cosas que no comprendo. Desde las más tontas, como que una ‘cupera’ se afinque en Suiza, fórmula familiar y cariñosa de llamar a la Confederación Helvética, tierra limpia, discreta, neutral, libre de guerras, de grandes recursos, no en vano guarda los dineros de tantísimos ricos; y que pese a sus más de 500 años de democracia, lo único que ha inventado “el reloj de cuco” y sin plantar un solo árbol de cacao, tener el mejor chocolate, dicen, del mundo. A Suiza, además de algo de turismo, se va sobre todo a contar y guardar dinero, y no comprendo qué hace una anticapitalista en territorio tan monetario, ¿contarlo o guardarlo?



“Desde el Corazón” tampoco comprendo, que por causa del “procés” en Catalunya se diga que crece el españolismo y a los que nos arriesgamos a hablar de España, se nos tilde de “bichos raros”, como si esta Tierra fuera invento del franquismo, de los Aznar, Rajoy y pléyade de sospechosos políticos. ¿Es que no se conoce la Hispania con la que los romanos designaban la Península Ibérica? concepto el de Hispania que al no ser latino se le atribuye proviniendo del fenicio i-spn-ya documentado desde el segundo milenio antes de Cristo en inscripciones ugaríticas. No estaría mal, que se enseñara mejor en las Escuelas, que en la Biblia se menciona España (Tarsis) por curiosísimas razones: los caballos que compraba aquí Salomón, al lugar al que quería huir (¿vacaciones?) el profeta Jonás y a la Tierra que Pablo deseaba visitar (Tarraco) en su amor misionero. No comprendo la indiferencia, cuando no menosprecio, hacia esta Tierra que nos es del ayer.



Puedo pensar, y pienso “Desde el Corazón” que no ha sido por menosprecio, que en los modernos himnarios, se han excluido himnos Protestantes, que tenían España en su corazón: “hijos de los españoles que murieron por la fe/arda en vuestros corazones un amor intenso y fiel/ y el estribillo entusiasta cantaba: “Predicad el Evangelio/de la sangre de Jesús/y dejando las tinieblas marche España hacia la luz...” y tras repetir tres veces con rítmico énfasis la misma frase, se culmina la estrofa con: “y dejando las tinieblas marche España hacia la Luz” y me quedan varios en el tintero: “Fe de los fieles españoles…”; “España para Cristo muy pronto quedará/Dios con abundancia la bendecirá”. Himnos que por otra parte, hoy son casi desconocidos por las Iglesias Evangélicas, así como acomplejadas en cantarlos.



Y a mí, “Desde el Corazón” no me da rubor alguno amar España, como puedo amar Valencia, Barcelona, pero sobre todo y ante todo, el Reino de Dios. España una historia sin par, un idioma que más de 470 millones lo tienen como lengua materna y en el mundo lo hablan el 8% de los habitantes del planeta, que si nos parece poco, podemos decir que más de 570 millones de personas, sólo por detrás del Chino Mandarín. Una cultura impresionante, una potencia sanitaria, por muchos defectos que tenga nuestra Seguridad Social si se contrasta incluso por naciones más ricas. Un País, que el admirable alumno de Ortega y Gasset (que tuve como tutor en la UNED, Julián Marías definía como: el país más inteligible de Europa, añadiendo que “lo que pasa es que la gente se empeña en no entenderlo” y a muchos les pasa como a Abraham, que no se dio cuenta de lo hermosa que era su mujer Sara, hasta que cruzó la frontera de Egipto, y así, los aldeanos de estas tierras bendecidas, cuando salen fuera descubren que Deloitte, la firma de auditoria más importante del mundo, y Social Progress Imperative (SPI), designaron a España como “el mejor país del mundo para nacer”; un país patrimonio de la Humanidad con más de 45 joyas que la Unesco reconoce, desde las Cuevas de Altamira, hasta la Alhambra de Granada por mencionar sólo dos. Una Potencia Turística avalada por más de 75 millones de visitantes en el 2016 que gastaron 70.000 millones de Euros. Una Nación de las más seguras del mundo, exactamente ocupando el sexto puesto con 300 homicidios al año, mientras EEUU registra 9.000 y Venezuela 30.000: y una tasa de criminalidad 17 puntos por debajo de la media Europea, y muchos de estos gracias a unas fuerzas de seguridad nacionales y autonómicas, denostadas muchas veces en casa, pero reconocidas entre las mejores del mundo y con gran experiencia en la lucha contra el terrorismo. Y el espacio me falta para recordar nuestra inabarcable cultura española. Una historia única, con su incomparable Siglo de Oro. Un mundo deportivo de admirables campeones que representan un ejemplo de genialidad y esfuerzo. El tercer país más saludable del mundo con una esperanza de vida al nacer sólo superada por Hong Kong y Japón. Y el tiempo nos falta para resaltar descubrimientos y expediciones sin par, ingenierías de prestigio en obras en el mundo, la admiración de nuestros centros de investigación pese a los recortes, y múltiples cualidades más que hacen que debamos amar mejor la Tierra en donde hemos nacido. Y yo la quiero, particularmente porque es una Tierra que necesita el Evangelio de Jesucristo, y allá dentro del corazón, que Jesús sigue diciéndome: “Roberto… me amas… pues apacienta mis ovejas…” y a mí, me tocan las de esta Tierra y las que por aquí pasan.


 

 


10
COMENTARIOS

    Si quieres comentar o

 

lugonso
12/03/2018
15:42 h
10
 
Ègara 6. No escuecen las verdades sino las mentiras. España es universalmente reconocido como un país democrático. ¿Que hay problemas? ¡Claro! Y en Alemania, UK, Noruega... Sólo le pido que sea justo. Pero el tema del autor es que España es la tierra que nos toca EVANGELIZAR.¿Algo que objetar? Incluso un país como el que describe merece ser evangelizado. Quizás más. En este contexto no se entiende su texto.Usted puede evangelizar Camboya si lo desea pero los que vivimos aquí... ¡Es lo que hay!
 

J.J.Menezo
11/03/2018
11:11 h
9
 
Aclaro que: Allende nuestros mares, no forma parte de Miré los muros de la patria mía. Popular en tiempo de Quevedo. Lo aprendí como previo a su poema.Vería muy positivo exponer en este medio, ahora que nos acercamos a la Pascua, los poemas que evidencian conocimiento bíblico en nuestros poetas, tanto en España como en los virreinatos, allende estos mares. incluso en quechua y nahuatl.
 

J.J.Menezo
09/03/2018
17:13 h
8
 
Dos estrofas del Soneto de Quevedo, sobre Cristo y Adán: Adán en Paraíso, Vos en huerto; él puesto en honra, Vos en agonía; él duerme, y vela mal su compañía; la vuestra duerme, Vos oráis despierto. Él cometió el primero desconcierto, Vos concertastes nuestro primer día; cáliz bebéis, que vuestro Padre envía; él come inobediencia, y vive muerto.
 

J.J.Menezo
09/03/2018
16:56 h
7
 
JRRiudoms, Gaudí y Gimbernat que corretearon ese lugar tarraconense sabían que Roma rebautizó a Judea con ese nombre, el de los enemigos de los judíos. Ègara se ve que no acepta las tablas estadísticas de Actualitix, Doloitte y SPI. Quevedo decía: Allende nuestros mares, / allende nuestras olas: / ¡El mundo fue una selva /de lanzas españolas!... Y el soneto sobre Cristo y Adán
 

JRRiudoms
09/03/2018
12:52 h
5
 
No nos tome por tontos, sr. Velert. Por aquel entonces, no existía nada que tuviera identidad "nacional" (o estatal) que se llamara "España". Como tampoco no existía algo que se llamara Palestina que tenga que ver con lo que algunos quieren hacer en tierras del Próximo Oriente. Sobre las "bondades" del Estado español, habría mucho que hablar, contar y cantar. No me negara que históricamente ha sido un antro donde los que han ejercido poder han machacado la libertad de los súbditos. Atentamente
 

J.J.Menezo
09/03/2018
10:57 h
4
 
A Ègara. Continúo: aunque nuestra economía esté por debajo de los países citados. La pobreza energética depende, en buena parte, de la voluntad popular: la moratoria nuclear. Que algo tiene que ver con la democracia. Naturalmente, la Tarsis de Jonás y la España de Pablo es un país inteligible; como expone J. Marías.
 

J.J.Menezo
08/03/2018
23:58 h
3
 
Señor Velert, celebro que haya sido su tutor don Julián Marías Aguilera. Comparto todo lo que expone. Lo considero un viento fresco, en un entorno donde España tiene, por la influencia de la Leyenda Negra, mala prensa. Ègara (¿huevo?): Pues según Actualitix, en su índice sobre los países democráticos, tenemos una nota similar a UK y estamos por delante de Italia, Bélgica y Francia. https://es.actualitix.com/pais/wld/indice-democratico.php#tabla-de-datos Aunque nuestra economía esté por debajo de
 

Ègara
06/03/2018
17:12 h
1
 
España es en realidad la tierra prometida.Sin desigualdad social creciente,sin13millones de pobres,sin pobreza energética,sin desahucios cada 15 minutos,sin corrupción generalizada,sin paro ni precariedad laboral,sin fuga de cerebros,sin fracaso escolar,sin mayor número de fosas comunes después de Camboya,sin vulneración de la separación de poderes,sin falta de libertad de expresión ni cárcel para tirititeros,raperos,twiteros y maleantes independentistas,etc.Cierto hay cosas que yo no comprendo.
 
Respondiendo a Ègara

lugonso
08/03/2018
14:37 h
2
 
Pues ya está usted tardando en marcharse de un lugar tan infecto... No sé como puede aguantarlo...
 
Respondiendo a lugonso

Ègara
09/03/2018
14:15 h
6
 
"Pues amarga la verdad,quiero echarla de la boca y si al alma su hiel toca, esconderla es necedad" Francisco de Quevedo.¿Escuecen las verdades?¿Todo es justificable enarbolando una bandera, una patria y hasta una Biblia?
 



 
 
ESTAS EN: - - - Cosas que no comprendo
 
PUBLICIDAD
 
 
 
AUDIOS Audios
 
Periodismo evangélico en una Europa poscristiana Periodismo evangélico en una Europa poscristiana

Joel Forster repasa los retos para los cristianos en el continente europeo y la labor que realiza desde hace cuatro años Evangelical Focus para conectar evangelio y sociedad.

 
Un sello que hace historia Un sello que hace historia

José Luis Fernández Carnicero explica las actividades programadas este mes de enero en Ourense para celebrar la emisión del sello de la Biblia del Oso y la Reforma Protestante.

 
La Inquisición española, ¿leyenda negra? La Inquisición española, ¿leyenda negra?

Ante una nueva edición del libro “Artes de la Santa inquisición Española”, Emilio Monjo nos explica su importancia, la relación con Casiodoro de Reina, y confronta los desvaríos históricos que se han realizado en los últimos meses en torno a la historia de la España del XVI.

 
#Forum18: ¿Cómo vas a brillar? #Forum18: ¿Cómo vas a brillar?

Samuel Escobar, Israel Montes, Ester Caballero y otros nos dan su valoración y qué se llevan para aplicar tras asistir a un evento cuyo lema fue ‘Brillando como estrellas’.

 
Jaume Llenas: fin de etapa en la AEE Jaume Llenas: fin de etapa en la AEE

Conversamos con Jaume Llenas sobre la Alianza Evangélica Española, su presente y futuro, tras 17 años en la secretaría general.

 
Alianza Solidaria: Ayuda a Venezuela Alianza Solidaria: Ayuda a Venezuela

Conocemos más de cerca el proyecto de alimentación a la infancia que lleva adelante esta entidad evangélica en Venezuela.

 
FOTOS Fotos
 
15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

 
Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

 
Idea2018, en fotos Idea2018, en fotos

El encuentro celebrado en Palma de Mallorca reunió a evangélicos de todo el país para conversar sobre convivencia, misión e interculturalidad.

 
VÍDEOS Vídeos
 
Toda la Biblia: Gálatas Toda la Biblia: Gálatas

Nuestra vida no depende de nuestras tradiciones o costumbres, sino de la dependencia de Dios.

 
Mi testimonio Mi testimonio

¿He conocido de verdad a Jesús? ¿Cómo saber si soy salvo? Sofía Oliver nos cuenta su historia.

 
Mi último día Mi último día

Un corto de animación que recrea la perspectiva de uno de los ladrones crucificados junto a Jesús.

 
 
Síguenos en Ivoox
Síguenos en YouTube y en Vimeo
 
 
RECOMENDACIONES
 
PATROCINADORES
 

 
AEE
PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
 

Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.