PUBLICIDAD
 
lunes, 22 de enero de 2018   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



     

    El Dios-hombre

    La idea de la encarnación de Jesús sigue siendo algo tan extraordinario que ha marcado no sólo la historia de Occidente, sino la de toda la humanidad.

    CONCIENCIA AUTOR Antonio Cruz 24 DE DICIEMBRE DE 2017 09:20 h
    Foto: Gareth Harper. Unsplash.

    La idea cristiana de que Dios se hizo hombre en Jesús de Nazaret es la principal piedra de tropiezo para los incrédulos de todos los tiempos.



    Como dijera el matemático francés, Blaise Pascal, hace casi cuatro siglos, es “algo insoportable para la razón”. Y hoy, en esta época fascinada por la racionalidad y la ciencia, mucho más que nunca.



    La doctrina de la encarnación -incluso por encima del misterio de la trinidad o la propia creación del mundo- nunca tuvo una fácil acogida, como demuestra el hecho de la proliferación de herejías al respecto a lo largo de la historia.



    El origen divino del Maestro muy pronto dio pie a una gran calumnia gestada por alguno de sus enemigos religiosos. Los cristianos primitivos tuvieron que seguir haciendo frente a la difamación que aseguraba que Jesús había nacido de fornicación.



    Muy probablemente los judíos se referían a esto al decir: “nosotros no somos hijos de fornicación” (Jn. 8:41), echándole así en cara su supuesto origen ilegítimo.



    Años después, semejante mentira fue utilizada también por el filósofo griego, Celso, en el siglo II, para atacar a los cristianos.



    En su conocida obra: Discurso verdadero contra los cristianos, Celso escribió que María fue condenada por adulterio ya que habría tenido un hijo, Jesús, de un soldado romano llamado Pantera. El Talmud de Jerusalén y otros escritos judíos de la Edad Media contribuyeron a reforzar tal idea, con la intención de desacreditar la fe cristiana y decir que Jesús no pudo ser el Mesías.



    Toda esta patraña judía fue creciendo hasta que, en el año 1859, se encontró en Alemania una tumba de la época romana con una estela funeraria en la que aparecía el nombre de un soldado: Tiberio Julio Abdes Pantera.



    Este hallazgo fue suficiente para que los escépticos completaran el montaje de la leyenda y siguieran divulgándola hasta el día de hoy. Incluso en la película satírica La vida de Brian, cuyo guionista era judío, se muestra a la madre de Jesús compartiendo techo con un soldado romano de dudosa reputación. ¿Qué hay de cierto en todo esto?



    Ya en el siglo II d. C., en la misma época de Celso, el exégeta cristiano Orígenes calificó de puro invento las ocurrencias de este escritor pagano. Desde el punto de vista histórico, no se sabe absolutamente nada del supuesto soldado Pantera, por lo que se concluyó que se trataba de un nombre inventado o imaginario.



    Como los cristianos afirmaban que había nacido de una madre virgen (parthenos, en griego) algunos creen que Ben Pantera (hijo de Pantera) no es más que un juego de palabras elaborado por los judíos con la intención de burlarse del nacimiento virginal de Jesús. Así, el Maestro no sería hijo de una parthenos (virgen) sino de un Pantera (el ficticio legionario romano).



    Sea como fuere, la posibilidad de que una muchacha piadosa como María, procedente de una familia tradicional hebrea controlada escrupulosamente por los religiosos, se hubiera juntado a escondidas con un soldado romano pagano, resulta tan increíble que pronto se entendió como una difamación absurda e interesada.



    Celso tomó esta leyenda de los judíos fanáticos con la intención de frenar el imparable avance del cristianismo, ya que lo que él deseaba en el fondo era restaurar la antigua religión pagana de los dioses del Olimpo. De manera que esta leyenda fue desestimada, no sólo por su carácter anticristiano, sino sobre todo por la ausencia de pruebas sólidas que la respaldaran.



    A pesar de todo, la idea de la encarnación de Jesús sigue siendo algo tan extraordinario que ha marcado no sólo la historia de Occidente sino la de toda la humanidad.



    Mediante ella, el cristianismo ha logrado unir algo que siempre había estado separado. Se ha conjugado lo físico con lo metafísico, la materia con el espíritu, lo inmanente con lo trascendente y lo humano con lo divino en la persona de Cristo.



    Es una reconciliación entre aquello que tantos pensadores y místicos (como Platón, los gnósticos, Teresa de Jesús, Juan de la Cruz, etc.) creyeron irreconciliable. La carne deja de ser la cárcel del alma para convertirse en parte esencial de la resurrección y lo material se fusionará así con lo espiritual desde el mismísimo instante en que Dios se encarna en Jesucristo.



    La historia cultural de la humanidad abre sus puertas de par en par a la idea de la encarnación del único Dios-hombre. La creencia en el Dios que se humaniza cambiará para siempre las ideas del ser humano acerca de la divinidad.



    El hombre deja de ser esclavo de los dioses y ya no tiene que vivir constantemente aterrado, realizando conjuros mágicos o prácticas esotéricas.

    Dios no es un extraño enfadado y celoso, como el de Prometeo (el mítico titán griego que robara el fuego de los dioses para ofrecérselo a los mortales), sino que se ha acercado por amor a los hombres, interesándose y haciéndose uno con ellos.



    Ahora ya resulta posible reconocer al creador en el rostro de cada persona. La encarnación significa que Dios y el hombre son ya el uno para el otro. Cada criatura humana es imagen de la divinidad en la tierra. Occidente quedará marcado para siempre, se quiera o no reconocer hoy, con el dogma de la encarnación de Cristo.



    Esto es precisamente lo que llegó a admitir el gran filósofo alemán del siglo XVII, Hegel, al decir que la historia parece girar en torno al quicio de la aparición de Cristo porque, a partir de su humanización, el hombre ya no tiene que dirigirse a los dioses caprichosos como en Delfos (donde los griegos consultaban los oráculos antes de tomar decisiones importantes), ni ante uno mismo (como enseñaba Sócrates), ni ante los demás (como decía Aristóteles), ni siquiera ante el Jehovah del Sinaí (como siguen haciendo los judíos), sólo había que acudir a Jesucristo, Dios y hombre verdadero. Lo que Cristo ha traído a la humanidad es la imagen de un Dios que abandona su rostro de poder y se hace cercano al hombre.



    ¿Hubiera podido Jesús de Nazaret marcar de esta manera tan profunda la conciencia de los hombres, durante miles de años a lo largo de la Historia, si sólo hubiera sido un hombre, por muy extraordinario que fuera? Esta es la cuestión que cada año nos sigue planteando la Navidad.


     

     


    0
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     



     
     
    ESTAS EN: - - - El Dios-hombre
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    “La cristianofobia es una realidad en Europa” “La cristianofobia es una realidad en Europa”

    Ted Blake, director de Puertas Abiertas en España, analiza en profundidad la Lista Mundial de Persecución 2018.

     
    Profecías cumplidas en Jesús (César Vidal) Profecías cumplidas en Jesús (César Vidal)

    Análisis de las principales profecías cumplidas en la persona de Jesús, especialmente en su nacimiento. Entrevista a César Vidal 

     
    El cristiano y la ideología de género: Juan Varela El cristiano y la ideología de género: Juan Varela

    “No podemos ser pasivos y sí huir del liberalismo y del fariseísmo", dice Juan Varela, autor de la "Guía sobre ideología de género, familia y matrimonio" de la Alianza Evangélica Española.

     
    “Enzinas es un ejemplo de compromiso, rebeldía y pasión” “Enzinas es un ejemplo de compromiso, rebeldía y pasión”

    Alejandro Britos y Bambalúa Teatro recrean en una obra teatral la vida de Francisco de Enzinas, el burgalés que hace cinco siglos vivió por una pasión: acercar la Palabra a todos.

     
    Francisco de Enzinas, pasión por la Palabra

    Miguel Ángel Vieira presenta a la figura del burgalés, el primero en traducir la Biblia al castellano en el siglo XVI, que está siendo homenajeado este año en Burgos.

     
    95 Tesis para la España de hoy 95 Tesis para la España de hoy

    Xesús Manuel Suárez presenta el documento en el que han colaborado más de 90 evangélicos de España de distintas áreas para aportar a la sociedad desde la cosmovisión protestante.

     
    FOTOS Fotos
     
    Las 95 Tesis, clavadas en España Las 95 Tesis, clavadas en España

    Evangélicos presentan 'Las 95 Tesis de la Reforma 500 años después' a gobiernos locales y regionales, por toda España.

     
    La Biblia a través de la historia La Biblia a través de la historia

    Una exposición recorrerá Galicia este año 2017 mostrando la historia de la Biblia y su importancia para la Reforma Protestante.

     
    Las diversas capacidades de Mefi-Boset Las diversas capacidades de Mefi-Boset

    El ministerio Mefi-Boset lleva 20 años trabajando el tiempo de ocio y apoyo a las familias de personas con discapacidad intelectual en Terrassa y Barcelona. Algunas imágenes de este curso que acaba.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Toda la Biblia: 2º Samuel Toda la Biblia: 2º Samuel

    La historia de David nos recuerda la importancia de vivir en la presencia del Señor y compartir esa vivencia con los que nos rodean.

     
    SUO 2018: “Peregrinos y Extranjeros” SUO 2018: “Peregrinos y Extranjeros”

    La Alianza Evangélica Española anima a orar juntos en la próxima Semana Unida de Oración, del 14 al 21 enero.

     
    Cómo lidiar con el fracaso Cómo lidiar con el fracaso

    ¿Qué sucede cuando somos incapaces de cumplir aquello que nos proponemos?

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.