PUBLICIDAD
 
lunes, 18 de diciembre de 2017   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    El Pensamiento Cristiano XXV
    27
     

    ¿Aprueba Dios abolir la pena de muerte?

    El aumento de casos de violación seguida de muerte multiplica los pedidos de ejecución del homicida. Frente a opiniones divididas, John MacArthur comenta lo que afirman las Escrituras.

    AGENTES DE CAMBIO AUTOR Óscar Margenet 03 DE DICIEMBRE DE 2017 12:00 h

    En una época de enormes problemas sociales, políticos e institucionales que aquejan al mundo entero - en España también se sufren y han recrudecido en la última década-  la sociedad civil confía poco y nada en sus representantes políticos; aún menos si estos, una vez instalados en el poder, se ocupan de intereses personales y de permanecer en el gobierno el mayor tiempo posible. Por esa causa, faltando poco para el denominado 21-D (01) más de uno ironiza sobre las razones que tuvo el gobierno central para obligar a millones de ciudadanos suspender las típicas celebraciones de fin de año para ir a votar 72 horas antes de la Nochebuena. 



    Con esta introducción al último artículo sobre el deber del cristiano de prestar obediencia al gobierno civil, concluimos la miniserie (02) que resume las prédicas de John MacArthur a la iglesia Grace Community en California. Aquí, los dos últimos de sus siete ‘principios’ (03). 



    Principio 6. Dios ordena que el gobernante aplique el castigo más severo: la muerte. 



    “El apóstol Pablo advierte respecto de la autoridad civil ‘pero si haces lo malo, teme.’ ¿Por qué? ‘…porque no en vano lleva la espada, pues es servidor de Dios, vengador para castigar al que hace lo malo’” (04) - recuerda el predicador.



    Hemos escuchado sermones que asocian este versículo solo al contexto histórico; diciendo que allí Pablo alude a las disciplinadas legiones que llevaban la espada en nombre del César. Sin embargo, MacArthur va mucho más allá en su interpretación, y nos dice: “Es un versículo muy fuerte. Dios le ha dado al gobierno el derecho de llevar la espada; y no la lleva en vano”, según explica; sino para infundir temor, no el de ser multados o aún castigados, sino de que aplique sobre nosotros “el derecho dado por Dios de implementar ese castigo final, irremediable, irreversible: el castigo de la muerte.” Pues “el gobierno civil no es sólo un símbolo de poder (o) una débil amenaza. Dios ha ordenado que el gobierno civil lleve la espada. Y la espada significa ni más ni menos que la muerte (…) es siempre símbolo de la muerte.” Para él este texto no deja dudas de la enseñanza de las Escrituras sobre la pena de muerte. 



    Cita la institución de este principio ya en el primer libro de la Biblia. “El que derramare sangre de hombre,  por el hombre su sangre será derramada; porque a imagen de Dios es hecho el hombre.” (05)  “Por estar hecho a imagen de Dios el hombre es tan sagrado, que quitarle la vida sin compasión, sin parcialidad, de manera pronta, es tarea únicamente del gobierno.”



    En Getsemaní Pedro sacó una espada e hirió al primero que tenía enfrente. Y Jesús le dijo: “Vuelve tu espada a su lugar; porque todos los que tomen espada, a espada perecerán.” (06) MacArthur hace esta paráfrasis: “si quitas una vida Pedro, morirás. Porque esa es la ley. Entonces, si tratas de pelear (…) si tomas una espada, vas a morir por la espada. Esa es una institución divina (…) vas a morir. Y de manera justificada.” Aquí ve el predicador la aplicación de la pena capital como un hecho que responde a una orden dada por Dios.



    Apelando a César el mismo Pablo afirma el derecho del gobierno de quitarle su propia vida, si él hubiese violado la ley: “Porque si algún agravio, o cosa alguna digna de muerte he hecho, no rehúso morir.” (07) Nos pregunta MacArthur: “¿Por qué dice eso? Porque él sabe que ése es el estándar de Dios. Ése es un principio ordenado por Dios. El Antiguo Testamento prescribe la pena de muerte por: homicidio, pegarle a tu padre, blasfemia, brujería, ocultismo, falsa profecía, violación, homosexualismo, secuestro, inmoralidad, idolatría y una violación blasfema de la santidad del día de reposo. Dios ha ordenado que el gobierno tenga el derecho de quitar la vida: ‘es servidor de Dios, vengador para castigar al que hace lo malo.’ (08)



    El razonamiento precedente es que los malhechores teman la espada, porque quien la lleva es un ministro de la venganza divina. La pena capital sobre un criminal está ordenada por Dios para que su venganza se cumpla. Nadie que violase la Ley debiera quedar impune - reitera - “Dios ha ordenado que el gobierno lleve la espada. Y la venganza le pertenece a Dios; y con frecuencia viene a través del gobierno”.



     ‘No os venguéis vosotros mismos, amados míos, sino dejad lugar a la ira de Dios; porque escrito está: Mía es la venganza, yo pagaré, dice el Señor.’ (09) MacArthur comenta este texto advirtiendo que “nosotros, como cristianos, debemos agradecerle a Dios por el gobierno; que sea él solo quien tenga el derecho de usar la espada (...); y que aquél que quite una vida pierda de inmediato la suya. Eso protege la santidad de la vida.



    Caín mató a Abel. Este es el primer homicidio. Y el texto dice: ‘…Y Jehová dijo a Caín: ‘¿Dónde está Abel tu hermano?’ (10) Caín no sólo era un asesino - por cierto - sino que también era un mentiroso. Caín estaba reflejando al que sin duda lo había inspirado a hacer eso, a Satanás, que es el padre de mentiras y asesino desde el principio. 



    ‘Y él respondió: No sé. ¿Soy yo acaso guarda de mi hermano?  Y Él le dijo: ‘¿Qué has hecho? La voz de la sangre de tu hermano clama a Mí desde la tierra. Ahora, pues, maldito seas tú de la tierra, que abrió su boca para recibir de tu mano la sangre de tu hermano.’ (11)  Cuando Caín mató a Abel, la sangre de Abel clamó a Dios. Era una sangre que no estaba satisfecha. Era una vida quitada sin una vida dada. No había retribución. Y la sangre clamaba a Dios.”



    Este principio es destacado por el autor en otros pasajes del AT: “El que derramare sangre de hombre,  por el hombre su sangre será derramada.” (12)  Y aclara: “Que un homicida deba perder su vida: eso y sólo eso satisfará a Dios.”



    Cita el caso de los hermanos que vendieron a José: “Entonces Rubén les respondió, diciendo: ‘¿No os hablé yo y dije: No pequéis contra el joven,  y no escuchasteis? He aquí también se nos demanda su sangre.’” (13) Ahora ellos están más que preocupados pues se sienten culpables.



    Cita también: “Todo hombre que maldijere a su padre o a su madre, de cierto morirá;  a su padre o a su madre maldijo; su sangre será sobre él.” (14) El que ha maldecido a su padre o madre: “su sangre será sobre él”. Nuevamente, la sangre abona la idea de culpabilidad. 



    Luego recuerda al espía Josué explicando a Rahab lo que ocurriría si alguien matase a otro en su casa de Jericó: “Cualquiera que saliere fuera de las puertas de tu casa, su sangre será sobre su cabeza, y nosotros sin culpa. Mas cualquiera que se estuviere en casa contigo, su sangre será sobre nuestra cabeza, si mano le tocare.” (15)



    Refiere el homicidio de Is-boset, hijo de Saúl, que confirma otra vez este principio: “¿Cuánto más a los malos hombres que mataron a un hombre justo en su casa, y sobre su cama? Ahora, pues, ¿no he de demandar yo su sangre de vuestras manos, y quitaros de la tierra?” (16) 



    La primera parte del AT incluye la orden del rey Salomón para que Joab sea ejecutado por haber derramado sangre inocente: “Y el rey le dijo: ‘Haz como él ha dicho; mátale y entiérrale, y quita de mí y de la casa de mi padre la sangre que Joab ha derramado injustamente.’ (17)



    La segunda parte del AT muestra al profeta Ezequiel transmitiendo el mensaje de Dios a Israel: “Por cuanto convirtieron la gloria de su ornamento en soberbia, e hicieron de ello las imágenes de sus abominables ídolos, por eso se lo convertí en cosa repugnante.” (18) 



    Dice el autor: “Está hablando del templo, el cual ellos han profanado. Cuando los babilónicos  fueron y tomaron Jerusalén, profanaron el templo de manera terrible. “En mano de extraños la entregué para ser saqueada, y será presa de los impíos de la tierra, y la profanarán.  Y apartaré de ellos mi rostro, y será violado mi lugar secreto; pues entrarán en él invasores y lo profanarán. Haz una cadena, porque la tierra está llena de delitos de sangre, y la ciudad está llena de violencia.” (19) Una de las razones por la que Dios trajo el juicio sobre la nación de Israel y la cautividad babilónica fue debido a que la nación estaba llena de crímenes sangrientos. En otras palabras, asesinatos por los cuales no hubo retribución. Y la sangre estaba clamando a Dios. La ciudad estaba llena de violencia. Muéstrenme un lugar donde los asesinos no sea condenados y ejecutados por sus crímenes mortales y les mostraré un lugar plagado de violencia.



    Y eso es exactamente lo que vio Ezequiel: “Traeré, por tanto, los más perversos de las naciones, los cuales poseerán las casas de ellos; y haré cesar la soberbia de los poderosos, y sus santuarios serán profanados.  Destrucción viene; y buscarán la paz, y no la habrá.   Quebrantamiento vendrá sobre quebrantamiento, y habrá rumor sobre rumor; y buscarán respuesta del profeta, mas la ley se alejará del sacerdote, y de los ancianos el consejo. El rey se enlutará, y el príncipe se vestirá de tristeza, y las manos del pueblo de la tierra temblarán; según su camino haré con ellos, y con los juicios de ellos los juzgaré; y sabrán que yo soy Jehová.” (20) En otras palabras dice: “Voy a venir a traer un juicio terrible porque la tierra está llena de violencia y crímenes sangrientos, y el juicio no fue ejecutado contra los malhechores.



    Seguimos con Ezequiel: “Mas si engendrare hijo ladrón, derramador de sangre, o que haga alguna cosa de estas,  y que no haga las otras, sino que comiere sobre los montes, o violare la mujer de su prójimo,  al pobre y menesteroso oprimiere, cometiere robos, no devolviere la prenda, o alzare sus ojos a los ídolos e hiciere abominación,  prestare a interés y tomare usura; ¿vivirá éste? No vivirá. Todas estas abominaciones hizo; de cierto morirá, su sangre será sobre él.” (21) Ahí está la idea del ser culpable por la sangre derramada. Se demanda que ese tipo de crímenes sea pagado con sangre.



    ¿Por qué hace Dios esto? ¿Tanto odia Dios a la gente? No. Sabe Dios que cuando eso se hace apropiadamente se convierte en un terror para los malhechores; los refrena de cometer maldad. Los hombres necesitan frenos porque son básicamente viles e impíos.



    Hasta aquí, Dios demanda la pena de muerte. Alguno preguntará: “¿Es para que Dios pueda matar a la gente?” No. Es para que la gente no tenga que morir. Esto es para que no haya víctimas y que no haya criminales. Si la ley de la Tierra se hiciese de acuerdo con la ley de Dios, refrenaría al criminal. Y por lo tanto, no habría víctimas ni victimarios. Ése es el punto. Pero cuando hay derramamiento de sangre y cuando esa sangre no es pagada, la nación se vuelve culpable; entonces Dios entra a juzgar.



    Hay más: “Y no contaminaréis la tierra donde estuviereis; porque esta sangre amancillará la tierra, y la tierra no será expiada de la sangre que fue derramada en ella, sino por la sangre del que la derramó.” (22) El hecho es que la tierra nunca será limpiada de la sangre que es derramada sobre ella hasta que la sangre del que la derramó sea derramada.”



    Aplicando la Biblia John MacArthur hace una severa autocrítica en nombre de los EE.UU. “Esta nación está bajo el juicio de Dios por no limpiar la sangre que ha sido derramada. El suelo de los Estados Unidos de Norteamérica clama a Dios por retribución en contra de los asesinos, ladrones, aquellos que son dignos de muerte. Nuestra tierra es culpable de la sangre. El aborto es asesinato, es homicidio. Somos culpables a un punto absolutamente inconcebible en el tema de masacrar a niños que no han nacido.”



    No omite una crítica a los movimientos de voluntaristas seculares: “El Nuevo Testamento no promueve el pacifismo. Al gobierno se le ha dado el derecho de usar una espada. Es verdad que cuando las rameras se convertían, Jesús dijo ‘id y no pequéis más’ (23). Pero cuando los soldados se convirtieron Él no dijo ‘vete y ya no seas soldado’. El gobierno tiene el derecho de llevar la espada. Y si no la usa, la tierra clama por la sangre que ha sido derramada. Nos hemos vuelto una tierra llena de crímenes sangrientos, una tierra llena de violencia.”



    Principio 7. Debemos someternos al gobierno por causa de la conciencia. “Por lo cual es necesario estarle sujetos, no solamente por razón del castigo, sino también por causa de la conciencia.” (24) Para MacArthur esta debiera ser la motivación más elevada.



    Hay un factor de temor, otro de juicio, otro de venganza; hay un castigo que no contenga compasión, sea imparcial, y sin retraso. Debemos obedecer por temor. Pero, por otro lado, nos sometemos no sólo por causa de la ira divina, sino por causa de la conciencia.” 



    Para el autor este es el motivo “más puro”. Dice: “sabemos que está bien porque tenemos una consideración consciente por amor de la ley; un compromiso consciente de obedecer a Dios.” 



    Es lo que enseña el apóstol Pedro: “Por causa del Señor someteos a toda institución humana, ya sea al rey, como a superior.” (25) El predicador profundiza aún más: “No es sólo para evitar las consecuencias, sino por causa del Señor.” Y nos hace reflexionar si no obedecemos la ley solo porque tememos lo que pueda sucedernos si no obedecemos. Afirma que no solo debemos pensar en no quebrantar la ley por sus consecuencias, sino por “causa de honrar al Señor. Ése es el motivo más elevado. Necesitamos a ambos, pero es de esperar que lleguemos a comprometernos con el más elevado.”



    Concluye recordándonos: “La conciencia es esa voz interior (…) ese pequeño lugar dentro de nosotros donde Dios nos habla de lo que está bien y lo que está mal. Es el sentido consciente de lo que honra a Dios, el que nos lleva a encontrar nuestra motivación más fuerte. No hay lugar para la rebelión por parte del cristiano, no hay lugar para quebrantar la ley, no hay lugar para resistirnos, para rebelarnos. Debemos hacer lo que está bien; someternos.” Oremos junto con John MacArthur:



    “Oh Padre, oramos porque la iglesia sea tu iglesia, una nación de sacerdotes, no de políticos; de ciudadanos celestiales, pero al mismo tiempo modelos terrenales de ciudadanía. Que vivamos de tal manera en paz y quietud, en integridad; buscando hacer la paz, practicando el amor y la gracia de Cristo; aceptando lo que traigas a nuestras vidas, sometiéndonos con disposición y gozo; y considerando el sufrir por Cristo una experiencia digna y bendita. Que al hacer esto acallemos a los críticos y atraigamos a los hombres al único que puede dar una paz así. Y al hacerlo, cambiar a nuestra sociedad. Que estemos comprometidos con amar, vivir y predicar el Evangelio salvador. Que todos seamos lo que debemos ser, como Tus hijos, por causa de Cristo. Amén.”



    En los próximos artículos analizaremos los símbolos paganos introducidos por el consumismo materialista en la celebración de la Navidad y Reyes. Entre tanto, quiera el Señor enseñarnos a celebrar a Cristo Jesús cada día de nuestra vida que Él nos regala en esta tierra.



     



    -------ooooooo0ooooooo-------



    Notas



    Ilustración: https://www.es.amnesty.org/en-que-estamos/temas/pena-de-muerte/



    01.   En el Reino de España, la Ley Orgánica 5/1985, de 19 de junio régimen electoral general (LOREG) establece que las elecciones deberán celebrarse "el día quincuagésimo cuarto posterior a la convocatoria", es decir, 54 días naturales después de que la convocatoria de comicios anticipados se publique en el Boletín Oficial de Cataluña. El sábado 28 de octubre fue publicada; los 54 días naturales posteriores determinan que el 21 de diciembre de 2017 serán las elecciones. Según el BOE, la campaña electoral comenzará a las cero horas del día 5 de diciembre y acabará a las veinticuatro horas del día 19 de diciembre. El boletín recuerda además que las circunscripciones electorales de Barcelona, Girona, Lleida y Tarragona elegirán, respectivamente, a 85, 17, 15 y 18 Diputados.



    02.   Primero de 3 artículos (19/11/2017): http://protestantedigital.com/magacin/43441/Gobernar_es_servir



    03.   Puede leerse la prédica completa en: http://www.gracia.org/Productos.aspx?product=45-100



    04.   Romanos 13:4.



    05.    Génesis 9:6.



    06.    Mateo 26:52.



    07.    Hechos 25:11.



    08.    Ibíd. 04.



    09.    Romanos 12:19 es una cita de Deuteronomio 32:35; también ver Hebreos 10:30.



    10.    Génesis 4:9.



    11.    Ibíd 4: 10,11. 



    12.    Ibíd. 9:6.



    13.    Ibíd. 42:22.



    14.    Levítico 20:9,13,17.



    15.    Josué 2:19.



    16.    2ª Samuel 4:11.



    17.    1ª Reyes 2:31 - 33.



    18.    Ezequiel 7:20.



    19.    Ibíd. 7:21 - 23.



    20.    Ibíd. 7: 24 - 27.



    21.    Ibíd 18:10.



    22.    Números 35:33



    23.    Juan 8:11.



    24.    Romanos 13:5.



    25.    1ª Pedro 2:13.



    Importante: la adaptación del original, las notas y énfasis son exclusiva responsabilidad del autor de este artículo.


     

     


    27
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     

    Solo cristiano
    09/12/2017
    15:54 h
    24
     
    Los que estais a favor de matar al homicida, lanzad vosotros las primeras piedras....
     
    Respondiendo a Solo cristiano

    Erik Ramos
    10/12/2017
    20:35 h
    25
     
    Según Dt. 17:7 quienes deben lanzar primero las piedras son los testigos y luego el pueblo...
     

    Solo cristiano
    09/12/2017
    15:54 h
    23
     
    Todo mentira. En EE.UU. donde hay pena de muerte, 33.000 personas mueren cada año por armas de fuego. Y es curioso que estos "pastores" que aman la pena de muerte también amen el "derecho" a poseer armas de fuego. Y miente también cuando dice que la pena de muerte desincentiva el asesinato. Donde hay más asesinatos hay es donde pena de muerte, ya que ambos fenómenos se dan en las sociedades más salvajes y antidemocráticas del mundo. Allí donde el Estado mata, lo hace más sus habitantes...
     
    Respondiendo a Solo cristiano

    Erik Ramos
    10/12/2017
    20:56 h
    27
     
    El problema en Estados Unidos no es la pena de muerte sino el permiso de portar armas... La otra cuestión de que si el estado no está para infundir temor entonces Pablo se equivocó en Ro. 13:3,4... Por otro lado tu ultima frase "donde el estado mata, lo hacen más sus habitantes" habría que probarlo con cifras... acá en México y otros países que no tenemos pena de muerte y hay una enorme violencia y la pena de muerte se ha propuesto (sin aprobación) para contrarrestar el secuestro y asesinato
     

    Angel
    08/12/2017
    19:19 h
    21
     
    Y no solo lo dicho antes, cuántas torturas antes de ir al cadalso, cuántas manos cortadas, por robar; ¡cuántos errores cometidos con ajusticiados a muerte! ¿Quién paga eso?. Incluso en la "maravillosa" y "democrática" América. A lo mejor la solución no estaría tanto en la pena de muerte como en otras alternativas; tanto en relación con leyes más justas como bien firmes. Aunque no tengo grandes esperanzas. Espero que ningún presidente de los EEUU tenga "consejeros" del tipo de este predicador.
     

    Angel
    08/12/2017
    19:12 h
    20
     
    A mí me da un poco de "tembleque" oír al predicador mencionado. Sobre todo por la frialdad con la cual trata un tema tan delicado (como en otros temas). Me ha traído a la mente la película de los miserables (y tantas otras cosas) ¡14 años de trabajos forzados por roban un pan. Así no más sin hacer un ejercicio hermenéutico que, dentro de la unidad de la Biblia, permita sacar mejores conclusiones.
     

    Manuel5
    08/12/2017
    11:27 h
    19
     
    Hay un ESCRITO ESTÁ en Génesis 9:6
     

    Samuel Lagunas
    07/12/2017
    18:00 h
    17
     
    Parece que McArthur descansa en el hecho de que el Estado lleva la espada (hay un error cuando se dice que la espada es siempre símbolo de muerte, ignora todos los esfuerzos hermenéuticos que se han hecho en épocas dictatoriales especialmente en Centroamérica cuando se llega a estos pasajes en contextos de estados totalitarios y tiranos, p. e.: las comunidades de base que registró Ernesto Cardenal en Nicaragua). No sé si McArthur hubiera opinado lo mismo en tiempos por ejemplo de Reagan.
     

    unapastoraateaseatrincheraensuiglesia
    06/12/2017
    16:41 h
    16
     
    Creo y soy de la misma opinipn que Jhon Mac actur porque la PALABRA DE DIOS asi lo establece no en uno sino en varios pasajes biblicos.Tambien en los paises que ejecutan a los asesinos disminuye la violencia.Alli donde no se ejecuta este principio de DIOS vemos los resultados los asesinos campean a sus anchas.Francisco gomez
     
    Respondiendo a unapastoraateaseatrincheraensuiglesia

    TeoGraduado
    09/12/2017
    09:47 h
    22
     
    La revelación es progresiva en las Escrituras como sabe todo el mundo, Cristo es el culmen de esa revelación y en Él no encontramos consejo ni orden de eliminar por pena de muerte a ningún criminal, todo lo contrario, en el episodio de la mujer adúltera que debía morir según la Ley, Jesús puso punto y final a la pena capital. Al menos sus seguidores tenemos ejemplo en él para confiar y promover las segundas, terceras y cuartas oportunidades. Hasta 70 veces 7.
     

    Earendil
    05/12/2017
    23:22 h
    14
     
    La paga del pecado es la muerte. Mientras haya pecado en el mundo, evidentemente, y muy a pesar de pacifistas y buenistas (y buenos cristianos ), pena de muerte habrá mientras haya pecado en el mundo, hasta que lleguen cielos nuevos y tierra nueva. También habrá esclavitud. Da igual en que forma muten los males, porque persistirán. Nuestros afanes sólo deben estar en obedecer en Amor a Cristo, no en salvar el mundo a nuestra manera. Saludos
     

    Víctor Hernandez
    05/12/2017
    09:08 h
    12
     
    El tema de la pena de muerte por parte del Estado es importante. Pero hay dos problemas graves: ¿deben aplicarse principios religiosos a toda la sociedad en una democracia? Y, el problema aún mas grave: los argumentos de Oscar Margenet (que vienen del predicador McArthur) expresan una hermenéutica bíblica errónea (su interpretacion de Rm 13 es penosa). Son pensamientos muy peligrosos: ¿pena de muerte a quien ha robado o a quien ha tenido un aborto? No está lejos del extremismo fanático.
     
    Respondiendo a Víctor Hernandez

    Óscar Margenet Nadal
    05/12/2017
    16:19 h
    13
     
    A post #12: no te equivoques Víctor, la nota expone lo que MacArthur argumenta con la Biblia sobre Dios, el Estado y la pena de muerte. Tú dices que en la serie se mezclan religión y política; te opones a la crítica que MacArthur le hace a su propio país sobre el robo y el aborto. Ahora bien, si la pena de muerte te importa, te animo a usar el derecho a escribir sobre ella y demostrar con toda la Biblia los errores hermenéuticos y el extremismo fanático que ves en MacArthur. DTB hermano.
     

    Óscar Margenet Nadal
    05/12/2017
    08:16 h
    10
     
    Dice la Palabra: "Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron...Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda." Apocalipsis 21:4,8. Desde el Génesis al Apocalipsis Dios enseña sobre la muerte lo que nadie podrá desmentir o cambiar.
     

    Marc
    05/12/2017
    01:51 h
    9
     
    Qué bárbaro, excelente articulo, una bendición. Me ha ayudado mucho a entender. Muchas gracias.
     

    EZEQUIEL JOB
    04/12/2017
    21:53 h
    8
     
    Gracias Hno. Oscar. En el AT Dios crea ciudades(precursoras de las cárceles) para los homicidas que lo hayan hecho sin intención(Deut19:1-13),. Se recalca el vers(6b)"no debiendo ser condenado a muerte por cuanto no tenía enemistad con su prójimo anteriormente". Dios no busca la muerte del impío, sino que se arrepienta(Ez18:23;33:11)(Sal7:11-12). Previo arrepentimiento se debe aplicar los años de cárcel de acuerdo a la intencionalidad del homicida, caso contrario pena máxima o pena de muerte.
     
    Respondiendo a EZEQUIEL JOB

    Óscar Margenet Nadal
    05/12/2017
    08:40 h
    11
     
    A post #8: debemos decir que las cárceles actuales no tienen nada en común con esas 'ciudades de refugio' para los autores involuntarios de muerte, como el texto aclara. Lo cierto es que -involuntaria o voluntariamente- unos mezclan o confunden la autoridad delegada por Dios en los gobernantes con el sexto mandamiento (que nos incluye como individuos), y otros aún con "el acta de los decretos que había contra nosotros" (Colosenses 2:14). En Dios y Su Palabra no hay contradicción alguna. DTB.
     
    Respondiendo a Óscar Margenet Nadal

    EZEQUIEL JOB
    08/12/2017
    03:53 h
    18
     
    Estimado Hno. Oscar, tiene Ud. toda la razón cuando me dice que "las cárceles actuales no tienen nada en común con esas 'ciudades de refugio'". Me dejé llevar por comentarios evangélicos, sin comprobar en La Biblia, las cárceles aparecen en La Biblia desde José en Egipto(Gen39:20), mucho antes que Dios le diese la ley a Moisés. No me gusta basarme en otros libros, escritos o autores aparte de La Biblia, esas son las consecuencias, que uno se equivoca. Le agradezco por la aclaración.DTB mucho más
     

    Melenas1414
    04/12/2017
    11:53 h
    7
     
    Si que decimos que Dios no tuvo nada que ver, saben una cosa? En la biblia también se permite la esclavitud, pero creo que nadie ahora está de acuerdo con la esclavitud, es más Dios uso a un hermano para que se dejase de esclavizar... En vez de tomar la oportunidad y predicar, y darles la oportunidad de arrepentimiento les estamos dejando sin ninguna oportunidad y condenando a muerte, eso sí que es ser un buen cristiano.... Me da vergüenza este artículo y me parece que debería ser eliminado.
     
    Respondiendo a Melenas1414

    EZEQUIEL JOB
    06/12/2017
    03:21 h
    15
     
    A Post(7), En La Biblia permite La Esclavitud, pero solo a los DESOBEDIENTES a su Palabra. Dios libra de la esclavitud si obedecemos su evangelio(Sal37:39-40)(Ec2:26):(Neh 9:28 Pero una vez que tenían paz, volvían a hacer lo malo delante de ti, por lo cual los abandonaste en mano de sus enemigos que los dominaron; pero volvían y clamaban otra vez a ti, y tú desde los cielos los oías y según tus misericordias muchas veces los libraste.)
     

    Melenas1414
    04/12/2017
    11:48 h
    6
     
    Eso muy bien, así se dice, vamos a matar a todos los asesinos... Y como nos saltamos a nuestro hermano, llamado por la prensa "asesino de la catana", lo matamos ahora aunque haya sido perdonado por sus pecados... Es alucinante como alguien que cree en Dios, que cree que Jesús pagó por nuestros pecados afirme que debemos optar por la pena de muerte... Es alucinante como nos olvidamos que quien puso a los gobernantes que abolieron la pena de muerte fue Dios, pero claro aquí decimos que Dios....
     

    Calvo
    04/12/2017
    08:39 h
    4
     
    El artículo está muy bien razonado, pero no podemos olvidar que Dios es un Dios de amor y misericordia, y siempre da una oportunidad para el pecador arrepentido.
     
    Respondiendo a Calvo

    Óscar Margenet Nadal
    04/12/2017
    11:13 h
    5
     
    A post #4, efectivamente, MacArthur señala la santidad y justicia de un Dios que "está airado contra el impío todos los días" Salmos 7:11; que es el Único que "puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno" Mateo 10:28 por los medios que Él solo elige en su soberanía absoluta (los gobiernos incluidos); y que, en su misericordia infinita, llama al arrepentimiento a los pecadores para concederles la vida eterna pues indivisiblemente TAMBIÉN "es amor", 1ª Juan 4:8. Bendiciones hermano.
     

    felipe de jesus
    04/12/2017
    05:42 h
    3
     
    Podemos ni revelarlo, obedeciendo al Señor por su causa,pero podemos también actuar cambiando a las autoridades corruptas emineficaces con las herramientas que nos da la Constitución de nuestro país. La sangre derramada por los U.S.A. en muchísimas naciones demanda justicia ,y la intromisión no tiene para cuando detenerse.Se vale?
     

    TeoGraduado
    03/12/2017
    22:18 h
    2
     
    Él unico con pleno derecho a aplicar la pena de muerte (al estar libre de pecado) la abolió, y el testimonio de aquella mujer que debía morir según la Ley quedó recogido en las Escrituras para ejemplo de nosotros.
     
    Respondiendo a TeoGraduado

    Erik Ramos
    10/12/2017
    20:48 h
    26
     
    según el artículo McArthur interpreta Juan 8 como una prostituta arrepentida y no una adúltera (por eso no estaba su esposo siendo juzgado). El punto es que a los soldados arrepentidos no se les dijo que dejaran la espada. La ley civil judía ya tenía prohibida aplicar penas capitales por los romanos, pero estos últimos lo seguían aplicando. Los romanos según sé, no mataban adúlteras pero sí otros delitos graves. Si Israel perdió el derecho, pregunta ¿lo tienen las naciones gentiles? Ver Ro. 13
     

    Ricardo de Uruguay
    03/12/2017
    20:55 h
    1
     
    Los cristianos no podemos evitar que los gobiernos del mundo impongan la pena de muerte si así lo deciden. De lo que sí podemos testificar es que desde los tiempos apostólicos y de los primeros mártires, siempre repugnó a los cristianos la pena de muerte. Padecerla ellos, era inevitable. Pero ellos pudieron evitar ejecutarla. Ahora es igual: no podemos jamás aprobar la pena capital.
     



     
     
    ESTAS EN: - - - ¿Aprueba Dios abolir la pena de muerte?
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    “Enzinas es un ejemplo de compromiso, rebeldía y pasión” “Enzinas es un ejemplo de compromiso, rebeldía y pasión”

    Alejandro Britos y Bambalúa Teatro recrean en una obra teatral la vida de Francisco de Enzinas, el burgalés que hace cinco siglos vivió por una pasión: acercar la Palabra a todos.

     
    Un año de Trump visto por César Vidal Un año de Trump visto por César Vidal

    Análisis del primer año del mandato de Donald Trump. Luces y sombras en su política nacional e internacional, con los temas que tocan de cerca la iglesia evangélica.

     
    Francisco de Enzinas, pasión por la Palabra Francisco de Enzinas, pasión por la Palabra

    Miguel Ángel Vieira presenta a la figura del burgalés, el primero en traducir la Biblia al castellano en el siglo XVI, que está siendo homenajeado este año en Burgos.

     
    Evangelio y Reforma impactan Latinoamérica con César Vidal

    Viaje de César Vidal a México, Argentina, R. Dominicana y Perú: encuentros, conferencias y presencia en medios evangélicos y "seculares" logra impacto relevante en la sociedad.

     
    95 Tesis para la España de hoy 95 Tesis para la España de hoy

    Xesús Manuel Suárez presenta el documento en el que han colaborado más de 90 evangélicos de España de distintas áreas para aportar a la sociedad desde la cosmovisión protestante.

     
    El camino de la Reforma protestante: César Vidal

    Análisis del inicio histórico de la Reforma protestante y su significado, ante los 500 años de aquel 31 de octubre en que Lutero clavó sus 95 tesis. 

     
    FOTOS Fotos
     
    Las 95 Tesis, clavadas en España Las 95 Tesis, clavadas en España

    Evangélicos presentan 'Las 95 Tesis de la Reforma 500 años después' a gobiernos locales y regionales, por toda España.

     
    La Biblia a través de la historia La Biblia a través de la historia

    Una exposición recorrerá Galicia este año 2017 mostrando la historia de la Biblia y su importancia para la Reforma Protestante.

     
    Las diversas capacidades de Mefi-Boset Las diversas capacidades de Mefi-Boset

    El ministerio Mefi-Boset lleva 20 años trabajando el tiempo de ocio y apoyo a las familias de personas con discapacidad intelectual en Terrassa y Barcelona. Algunas imágenes de este curso que acaba.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Toda la Biblia: Deuteronomio Toda la Biblia: Deuteronomio

    A veces creemos que conocer lo que Dios dice es suficiente, pero lo trascendental es aplicarlo.

     
    La Liga de la Justicia La Liga de la Justicia

    Así como los superhéroes se unen para salvar el planeta, los cristianos también tenemos una misión en la que unirnos.

     
    La Reforma en Argentina (documental) La Reforma en Argentina (documental)

    La TV pública emitió un documental con motivo del 500 Aniversario de la Reforma Protestante repasando su doctrina, historia y vivencia de los evangélicos en la actualidad.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.