PUBLICIDAD
 
viernes, 17 de noviembre de 2017   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    El Pensamiento Cristiano XXIII
    22
     

    Lutero: ¿Padre de la ‘iglesia evangélica’?

    Los que afirman que lo es no debieran olvidar que 16 siglos antes de ‘la Reforma’ Jesucristo ya edificaba ‘su iglesia’; y que hubo muchos reformados y reformadores ‘evangélicos’ antes de Lutero.

    AGENTES DE CAMBIO AUTOR Óscar Margenet 10 DE SEPTIEMBRE DE 2017 13:00 h

    El propósito de esta serie comenzada el primero de octubre de 2016 es adherir a la conmemoración de los 500 años de la Reforma, el 31 de octubre próximo. En el artículo titulado ‘Jesucristo el primer reformador’ decíamos: “Mucho antes del célebre Martin Lutero otros valientes elegidos por el Señor dieron la vida por el Evangelio, la perfecta obra reformadora iniciada por Jesucristo con la edificación de Su iglesia.” (01) 



     



    Desde la creación de la Iglesia imperial hubo movimientos de cristianos que resistían sus desviaciones doctrinales; lo hacían desde dentro y fuera de la poderosa organización territorial con sede en Roma.



    Toca hoy comentar sobre grupos de cristianos reformadores conocidos como ‘valdenses’ y ‘albigenses’ (02) que se aferraban a las doctrinas evangélicas. Mucho se ha escrito sobre ellos a favor y en contra. Nosotros hemos de resumir aquí las características de una comunidad y de dos predicadores que en pleno Oscurantismo valientemente predicaban el Evangelio de Jesucristo enfrentando al papado romano y su pretensión de representar a Dios en la Tierra.



     



    Los cristianos Valdenses 



    Durante los siglos XII y XIII de la Edad Media surgieron simultáneamente grupos de creyentes que se reunían para compartir el Evangelio de Jesucristo. Estos cristianos se extendieron desde Francia, Italia y España a otros países europeos predicando ese Evangelio. Luchaban heroicamente por la fe que fue dada una vez a los santos (03). Dejando de lado a los historiadores que los presentan como maniqueos (04) o predicando herejías, tomamos en cuenta a quienes los pintan representando el retorno al simple y primitivo cristianismo. Se oponen a esta interpretación los que los consideran sectarios y les endilgan creencias que nunca profesaron. En el otro extremo están los que asocian a los valdenses con los primeros seguidores de los apóstoles de Cristo, aunque de esto no haya constancia alguna. 



    Frente a la duda histórica, lo más apropiado es aceptar que estos movimientos no se originaron en un solo país, por la obra de un solo hombre, ni de hombres que fueran perfectos. 



    Podemos afirmar que lo mismo ocurrió con la Reforma del siglo XVI. Cristianos como Pedro Valdo, John Wycliff, Jan Hus, Guillaume Farel surgieron simultáneamente en Francia, Inglaterra, Bohemia (Checoslovaquia), antes que Martin Lutero, Zuinglio y Calvino. Sin conocerse, aquellos estaban imbuidos del mismo deseo que terminó por impulsar la Reforma.



    Entre los valdenses resaltan Pedro de Bruys, nacido en Bruis, Francia en el siglo XI; Enrique de Cluny, nacido en Le Mans, en el año 1116; Amoldo de Brescia, en Italia, en el año 1135; y Pedro Valdo, en Lyón, en el año 1173. Conozcamos qué características evangélicas tenían los dos primeros mencionados. 



     



    Pedro De Bruys



    Este joven cristiano, movido por un espíritu misionero era cura de una pequeña parroquia de los Alpes entre fines del siglo XI y comienzos del XII. Su prédica despertaba asombro donde fuese. Rechazaba toda tradición humana contraria a la enseñanza del consejo de Dios en las Escrituras:



    1.  Jesucristo es el salvador, no la Iglesia o sus obispos.



    2.  En el Evangelio el bautismo sigue a la declaración de fe en Jesucristo; los párvulos no pueden confesar. Por esta razón bíblica él bautizaba a los católicos romanos después que confesaban su fe en Jesucristo.



    3.  Las únicas doctrinas y costumbres a seguirse son aquellas que tienen fundamentos bíblicos. 



    4.  La eucaristía es una recordación del sacrificio de Cristo hecho una vez y para siempre. La misa es un ritual en el que se lo sacrifica en vano pues Él ya murió, resucitó y está sentado a la diestra del Padre. 



    5.  La transustanciación es otra doctrina introducida caprichosamente por el clero. Ningún hombre puede transformar la hostia en carne de Cristo. El pan y el vino son símbolos del cuerpo y la sangre de Cristo.



    6.  La cruz, por ser un símbolo de la tortura y muerte del Hijo de Dios no debía usarse. Para evitar que se convirtiese en amuleto u objeto de idolatría ordenó quemar todas las cruces de madera.



    7.  No se debían construir edificios para destinarlos al culto; pues se los convertía en ‘santuarios’ y ‘casas de Dios’ dedicadas a los santos.  Debían derribarse los ya existentes para que la gente no fuese a ellos en busca de milagros. 



    8.  Las bendiciones divinas pueden recibirse en cualquier sitio y momento; la oración hecha con fe sincera es tan eficaz en un taller, un mercado, una plaza como en un lugar de culto; y agrada a Dios al subir del templo que es cada creyente.



    8.  La pompa en las ceremonias, el canto en idiomas desconocidos y la música teatral no tenían parte en la genuina adoración a Dios.



    9.  El culto a los muertos: orar, levantar ofrendas y ayunar por ellos, es una herejía espiritualista. A él se atribuye la frase: "Todo depende de la conducta del hombre durante su vida; esto es lo que decide sobre su destino futuro. Nada que se haga por él después de su muerte puede serle de beneficio."



    10. La iglesia está compuesta de personas regeneradas que viven de acuerdo con la confesión de fe en el Señor Jesucristo. No es iglesia cualquier agrupación de personas que usan el nombre de Cristo pero que no llevan una vida pura y santa. Nadie debe pretender ser miembro de una iglesia si no es un verdadero creyente: vive piadosamente y testifica con su conducta en favor del poder regenerador del evangelio.



    “Durante veinte años, este infatigable soldado de la verdad, no cesó de predicar viajando por todas partes de la Francia Meridional. Un día llegó a San Giles, cerca de Nimes, asiento de un rico convento de frailes. Sin temor a las consecuencias se puso a reunir cruces y con ellas levantó una hoguera. La multitud enfurecida se apoderó de él y lo hizo morir, siendo quemado vivo, probablemente en el año 1124. Así terminó gloriosamente su carrera terrenal, este hombre que no supo lo que era temor, y quien en días de espantosas tinieblas y tempestades mantuvo encendido el faro del evangelio para conducir las almas al puerto de segura salvación”, concluye Varetto. Para mayor información sobre este predicador se sugiere leer la síntesis que de él ha escrito la Iglesia Evangélica Pueblo Nuevo en su bien informado blog (05).  



     



    Enrique De Cluny



    Contemporáneo de Pedro de Bruys, también conocido como Enrique de Lausana, no se conoce de él más que por lo que aportan sus opositores doctrinales. Entre estos, lo que Pedro de Cluny relata en su obra ‘Tractatus Contra Petrobrussianos’ (06). Datos sobre su vida se conocen solamente en documentos de la Iglesia católica (07)



    Por su parte, el prolífico escritor e historiador de religiones comparadas, el español Luis Ernesto Romera, se ocupa de él en su Blog ‘El Trigo Ahogado’ en el que construye lo que denomina ‘proceso y  evolución del cristianismo e historia de los movimientos cristianos alternativos’ (08).



    En síntesis, Enrique se presentó en la ciudad de Le Mans, probablemente procedente de Lausana, como un predicador ermitaño y asceta; con la apariencia de un nuevo Juan Bautista, en total ruptura con el mundo, con largos cabellos y barba, descalzo, vistiendo y comiendo de limosna, con una simplicidad radical. Se hacía preceder por un hombre que portaba un gran báculo rematado por una cruz de hierro. 



    A diferencia de otros predicadores no buscaba seducir a las multitudes; pero tenía una gran eficacia oratoria, una voz sonora y unos ojos fulgurantes. Su carisma le hizo enormemente popular, y adquirió un gran ascendiente sobre el pueblo, que comenzó a rechazar a las autoridades eclesiásticas. Algunas damas, inflamadas por sus palabras, se desprendían de sus joyas y lujos, algunos jóvenes se casaban con las prostitutas con quienes habían tenido contacto. 



    Sus oponentes insistieron en señalar la inconveniencia de sus predicaciones sobre moral sexual y castidad, incompatibles con la doctrina marital católica impuesta en la reforma gregoriana (en concreto con el celibato eclesiástico) y con instituciones sociales como los matrimonios concertados y el pago de la dote. De vuelta en su diócesis (1103 ó 1116) el obispo Hildeberto mantuvo un debate público con él, y decidió no condenarle a muerte como se había solicitado por los acusadores, sino expulsarle de la ciudad, al considerarle más culpable de ignorancia que de herejía. 



    En 1134, por orden del arzobispo de Arles, Bernard Garín, fue arrestado y conducido al sínodo de Pisa,  donde fue obligado a renegar de sus doctrinas y aceptó recluirse en el monasterio de Citeaux, donde probablemente esperaba ser acogido por Bernardo de Claraval. En vez de ello, de vuelta en Francia volvió a predicar en la zona de Toulouse, con apoyo de Ildefonso, conde de Saint-Gilles



    En el concilio de Letrán II (1139) volvieron a ser consideradas sus doctrinas, y volvieron a ser condenadas. En 1145, las autoridades religiosas locales del mediodía francés, preocupadas por la difusión que alcanzaban sus predicaciones, solicitaron la intervención de Bernardo de Claraval, que persuadió al conde de Sant-Gilles (09) para que le retirara su apoyo con lo que Enrique fue finalmente capturado y condenado a prisión por el resto de sus días, en 1148, en el concilio de Reims, por el papa Eugenio III.  Murió al año siguiente. (10)



    Este artículo solo intenta demostrar que en las sórdidas tinieblas que cubrían la Europa medieval hubo destellos de luces que pugnaban por iluminar a los perdidos. Que esas eran manifestaciones reales de la verdad afirmada por el Señor Jesucristo en su ministerio terrenal (11); y que fueron resistidas por los que ostentaban el poder terrenal y religioso en nombre del cristianismo.



    Creer que esas luces provenían de hombres y mujeres que eran perfectos sería un error.  Pero, denunciar solo sus errores - como hizo la corrupta Iglesia dominante - es tan deplorable como rechazar la necesaria autocrítica. El cristianismo de esa época estaba infestado por las prácticas inhumanas de una religión que portaba el nombre de Dios y lo imponía con la espada, la prisión, la tortura y la muerte. 



    Rodeados como estamos hoy por quienes atacan desde todos lados nuestra fe en Jesucristo ¿estamos actuando con el valor y coraje de aquellos que se animaron a denunciar la corrupción? ¿Nos respetan personas cercanas que ven en nosotros coherencia entre lo que decimos creer y practicamos? 



    Entre quienes critican a los cristianos evangélicos de excederse en mencionar a la Reforma del siglo XVI, no faltan los que apuntan que 500 años desde Lutero son muchos menos que los 1600 años de vida de la Iglesia fundada durante el Imperio Romano en el siglo IV. Dicen que la Tradición de esta Iglesia es tan grande que desautoriza a la pobrísima tradición de la iglesia evangélica ‘fundada por Martín Lutero’. Con estas disquisiciones se opaca al Evangelio de Jesucristo que “es poder de Dios para salvación de todo aquel que cree” (11).



    -------ooooooo0ooooooo-------



    Notas



    Ilustración:  https://sobrehistoria.com/la-iglesia-en-la-edad-media/organizacion-de-la-iglesia-durante-la-edad-media/



    01.   Leer más: http://protestantedigital.com/magacin/40402/Jesucristo_el_primer_reformador



    02.   El espíritu del movimiento valdense era el mismo en todas partes;  cuando huyendo de la persecución sus adherentes llegaban a otro país “encontraban hermanos que los recibían con los brazos abiertos” apunta Varetto. La coincidencia del autor de ´La Marcha del Cristianismo’ (páginas 252 a 258) con algunos historiadores católicos resulta muy interesante. Para verificarla, se recomienda leer en el sitio católico romano: http://www.mercaba.org/K/medieval/historia%20de%20los%20valdenses%20comba.htm y comparar lo que aquí se escribe con lo que escribe Varetto. Para información sobre los albigenses (o cátaros) se recomienda leer al historiador español Mario Escobar Golderos en:  http://protestantedigital.com/magacin/10084/Los_cataros_o_albigenses



    03.  Judas 1:3.



    04.  Herejía que prosperó a partir del siglo III; sostiene que los hombres estamos sometidos a dos reinos: el del bien y el del mal.



    05.  http://www.iglesiapueblonuevo.es/index.php?codigo=bio_pedrobr



    06.  Jacques Paul Migne, Patrologia Latina, vol. 189, pp. 720-850 en ‘Peter of Cluny’. 



    07.  Uno de ellos es el del influyente doctor de la Iglesia católica, Bernardo de Claraval (Ep. 241).



    08.  Este blog es un encomiable intento de armonizar las vertientes históricas y sus interpretaciones para una mejor comprensión de los temas que apasionan al creyente sincero que busca conocer los diferentes tañidos de campana, a diferencia del  fanático; http://www.eltrigoahogado.com/search/label/083%20Maestros%20y%20monjes%20Incomprendidos%20del%20siglo%20XII%20%3A%20Enrique%20de%20Lausana



    09.  Ejerciendo la autoridad eclesiástica obligó al príncipe a dejar de apoyar al predicador con esta frase en latín: ‘versatur in terra vestra sub vestimentis ovium lupus rapax ‘ que en buen castellano se traduce: ‘se halla en vuestra tierra bajo vestimentas de oveja [siendo] un lobo rapaz’.



    10.  William E. Addis, A Catholic Dictionary, Aeterna Press, pg. 1349.



    11.  Mateo 5:14; comparar con Marcos 4:21,22; Lucas 11:33,34; Juan 8:12 y 9:5.



    12.  Romanos 1:16.


     

     


    22
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     

    Óscar Margenet Nadal
    17/09/2017
    14:49 h
    22
     
    A post #21. Somos lo que hablamos, por sí o por no. Rompes con tu decisión y participas.Tienes todo tu derecho de estar en contra de lo general y a favor de lo particular; o viceversa. Pones entre signos de pregunta tus propias afirmaciones. Si tras medio centenar de artículos sobre reformadores, reformados y reforma todavía te preguntas ¿y la verdad? el Evangelio te responde "Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre si no por mí. Juan 14:6. DTB.
     

    domingo
    15/09/2017
    20:58 h
    21
     
    Alguna vez dije que ya no participaría ... pero a lo general se opone lo particular. Mucho se habla de reformadores, pero ¿reformando que? Se habla de reformadores ¿pero sostenían las mismas doctrinas?, se alaban a los reformadores ¿que opinaban el uno del otro y de sus "reformas". Hablar de reformadores sin confrontar entre si sus doctrinas "reformadas" es querer ocultar que evidentemente no hablaban de lo mismo. Mucho se habla de "reformadores" con fines propagandisticos ¿y la verdad?
     

    Óscar Margenet Nadal
    15/09/2017
    20:07 h
    20
     
    Estimados Andrés y Luis Alberto (flash), vuestras posiciones me han confirmado lo acertado del enfoque de esta serie. Result extraño que el papa Francisco I haya pedido perdón a los valdenses en junio de 2015 por los crímenes de sus predecesores y vosotros no os hagais cargo de absolutamente nada. ¿Así respetáis a los que garantizan vuestra fe? Porque somos los que hablamos yo me concentraré en lo que escribo. Esa será la única parte de mi diálogo con vosotros, de aquí en más. Dios os bendiga.
     

    flash
    14/09/2017
    13:33 h
    16
     
    En los comentarios y cruzando nuestros comentarios, creo que hay que tener presente la carta de San Pedro que dice: " Siempre dispuestos a dar respuesta a todo el que os pida razón de vuestra esperanza. Pero hacedlo con dulzura y respeto." ( 1 Pedro 3, 10. Versión Biblia de Jerusalén). Saludos a todos los comentaristas.
     

    Andrés
    13/09/2017
    20:46 h
    11
     
    A post 9: es absurdo buscarle la vuelta a mi comentario por el solo hecho de que no te gustan o no cuadran con tu forma de ver las cosas. Hablaste de Lutero y de otros valientes ¨mucho antes¨ que el. Entonces Lutero el reformador, los valientes los pre-reformador. Son los que citas en tu mismo escrito. Simplificando: esos ¨valientes¨ previos a Lutero no reunen las marcas de la verdadera iglesia tanto para lutero como para Calvino. Nada más que eso es lo que digo. Lo lamento mucho pero es así.
     
    Respondiendo a Andrés

    Óscar Margenet Nadal
    14/09/2017
    08:22 h
    15
     
    A post #11, estimado Andrés, tienes todo el derecho de ponerle nombre a lo que desees. Lo único que no puedes hacer es decir que soy yo quien se los pone y, muy suelto de cuerpo, decir que soy prejuicioso porque no me gusten tus comentarios. Al contrario, lo que comentas y la manera en que insistes en hacerlo me demuestra cuánto debo perfeccionarme para que llegue bien lo que deseo compartir. Te animo a que estudies acompañado, en especial la Biblia. El Señor te haga sabio. DTB.
     
    Respondiendo a Óscar Margenet Nadal

    Andrés
    14/09/2017
    14:44 h
    18
     
    a post 15: hay que hacerse cargo de lo que se escribe y no endosarle a los demás las propias carencias, decepciones etc. Saludos.
     

    Óscar Margenet Nadal
    13/09/2017
    12:35 h
    9
     
    A pot #8, estimado Andrés: otra vez citas cortada una de mis frases. Si leyeses el primer artículo de esta serie (enlace de la nota 01) verás que cito al Dr. Pablo Martínez Vila cuando advierte sobre el mal uso que hacemos de las palabras y de la escritura. Mi enfoque no contempla a 'pre-reformadores' (tu término) sino 'reformados' y 'reformadores'. Afirmo que ellos marcan -hasta el día de hoy- la continuidad histórica de la iglesia que edifica Jesucristo. Comenta sobre el tema central. DTB.
     

    Andrés
    11/09/2017
    19:41 h
    5
     
    Lutero anatematiza a todo aquel que rechaza el bautismo del niño. Lo mismo Calvino. Y siendo el bautismo señal y marca de la verdadera iglesia por lo tanto no hay continuidad sino ruptura en esa supuesta linea propuesta (Jesus-prereformadores-reformadores).
     
    Respondiendo a Andrés

    Óscar Margenet Nadal
    12/09/2017
    18:55 h
    7
     
    A post #5: estimado Andrés, si leyeses con atención la serie que comencé hace un año verás que con la Biblia en mano sostengo que la obra reformadora no comienza con Lutero, sino con Jesucristo, al inaugurar con Su iglesia una línea histórica contínua que no se cortará mientras dure 'el tiempo de reformar las cosas' (Hebreos 9:10). La línea que construyes ni es bíblica ni mía. Respeto tu libertad de dialogar y disentir conmigo, siempre y cuando no me endilgues cosas que no escribo. DTB.
     
    Respondiendo a Óscar Margenet Nadal

    Andrés
    12/09/2017
    22:45 h
    8
     
    el primer parrafo de este texto muestra esa linea: ¨Lutero, otros valientes anteriores a él y Jesús¨. Ya explique que esa continuidad no es tal simplemente por los anatemas que los reformadores expresaron respecto de las prácticas de los llamados pre-reformadores.
     

    jorgevaron
    11/09/2017
    15:29 h
    4
     
    La llamada "iglesia evangélica" fué fundada por Cristo Jesús Señor nuestro: si no es así, entonces no nos sirve. Gracias a Dios porque cada vez que nos sumergimos en la escritura, nos convencemos mas y mas de que efectivamente el Señor Jesús fué su fundador.
     
    Respondiendo a jorgevaron

    flash
    14/09/2017
    03:54 h
    14
     
    Jorgevaron, pero ¿en qué año fue fundada por Jesucristo? Y el Credo Apostólico no dice: "y en la iglesia evangélica", dice claramente: "y en la Iglesia Católica". No olvidemos que en aquellos tiempos,sólo existe una SOLA IGLESIA. Saludos y a leer mejor la Historia de la Iglesia Católica.
     
    Respondiendo a flash

    jorgevaron
    14/09/2017
    14:27 h
    17
     
    flash# Año o mes día y hora, no se los puedo dar y creo que ni los apóstoles podrían responder esa pregunta. Pero fué creada en el momento en que el señor declaró que existía, su novia, su esposa, su "ayuda idónea", entiendo que usted depende de un montón de escritos extrabíblicos para entender y aceptar estas cosas, pero hasta allá no puedo colaborarle. Saludos.
     

    flash
    10/09/2017
    18:14 h
    1
     
    Hola Oscar, esta frase que escribes: “enfrentando al papado romano y su pretensión de representar a Dios en la tierra.” En primer lugar, la Iglesia no dice que el Papa representa a “Dios”, dice que el Papa es el SUCESOR DE PEDRO. (Mt. 16 y Juan 21). Y no es una “pretensión”, es la GARANTIA de la unidad de la fe. Saludos
     
    Respondiendo a flash

    Óscar Margenet Nadal
    11/09/2017
    12:59 h
    3
     
    A post #1, estimado Luis Alberto (flash): llevo un año con esta serie sobre los reformados por Jesucristo, su fidelidad al Evangelio y su oposición a la corrupción de 16 siglos hasta Lutero. ¿Cuándo será la primera vez que no escapes por la tangente citando solo una línea de todo el artículo? Por favor explícanos, Evangelio en mano, qué entiendes por 'unidad de la fe'; qué piensas sobre la inmoralidad y desviaciones doctrinales de los 'sucesores de Pedro' que son tu GARANTÍA? Dios te bendiga.
     
    Respondiendo a Óscar Margenet Nadal

    flash
    14/09/2017
    03:37 h
    13
     
    Me pregunta Oscar qué entiendo por “unidad en la fe”. Históricamente es una lástima que luteranos, calvinistas, Zuinglianaos, no mantengan la unidad en la fe. Cada una de estas comunidades, tienen su propia fe. Discrepan entre ellas mismas usando la misma Escritura. El Papa tiene la función de mantener en la COMUNIÓN DE FE al conjunto de las comunidades nacidas de la acogida y aceptación de la predicación apostólica.
     
    Respondiendo a flash

    flash
    14/09/2017
    02:38 h
    12
     
    Oscar, estos "reformados por Jesucristo" que escribes son palabras tuyas, mas no son bíblicas. Disculpa que me salga del tema, pero el primer "reformado" Martín Lutero, negaba la inspiración de la carta de Santiago. Yo creo amigo que no todo lo que brilla es oro. Quiere que te explique bíblicamente sobre la "unidad de la fe", es como pedirte, donde aparece la palabra "Trinidad" en todo el Nuevo Testamento. Saludos
     
    Respondiendo a flash

    AndresDuncan
    11/09/2017
    11:14 h
    2
     
    El problema de la "garantía de la unidad de la fe" es ¿cual fe?. No la fe bíblica como puede ser demostrado claramente en la historia (las cruzadas, la adoración de la criatura etc. se ha llevado a cabo con aprobación Papal. Como decía C.S. Lewis: "aceptar su Iglesia no significa aceptar un cierto cuerpo de doctrina, sino aceptar de antemano cualquier doctrina que su Iglesia produzca en el futuro. Es como... aceptar de antemano todo lo que hombre diga en el futuro"
     
    Respondiendo a AndresDuncan

    jorgevaron
    15/09/2017
    14:47 h
    19
     
    AndresDuncan#2, buena cita de Lewis y excelente advertencia.
     
    Respondiendo a jorgevaron

    flash
    13/09/2017
    13:42 h
    10
     
    A Andrés. 2.- El gran R. Bultmann, ha afirmado CLARAMENTE que en el texto de San Juan 21 a Pedro “se le confía la guía suprema de la Iglesia”. (El evangelio de San Juan página 552). Nadie piensa que Jesús sólo entregara esta misión de pastor a Pedro, solo por poco tiempo. Necesariamente tendríamos que recurrir a loa Tradición. Saludos
     
    Respondiendo a flash

    Óscar Margenet Nadal
    12/09/2017
    09:11 h
    6
     
    A post # 2: el servidor consignó tu respuesta a flash primero y por error a mí, después. Gracias por tu aporte Andrés Duncan. El papado romano llama 'fe' a sus leyes humanas. Haciendo suyas las prerrogativas de Jesucristo la institución suplanta a la cabeza, y su Tradición al Evangelio; sustituye doctrinas bíblicas con decretos religiosos y deviene en conciencia de sus miembros. Solo Jesucristo mantiene la continuidad histórica de la fe dada a los santos. Judas 1:3; Hebreos 12:2. Bendiciones.
     



     
     
    ESTAS EN: - - - Lutero: ¿Padre de la ‘iglesia evangélica’?
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    Evangelio y Reforma impactan Latinoamérica con César Vidal Evangelio y Reforma impactan Latinoamérica con César Vidal

    Viaje de César Vidal a México, Argentina, R. Dominicana y Perú: encuentros, conferencias y presencia en medios evangélicos y "seculares" logra impacto relevante en la sociedad.

     
    Francisco de Enzinas, pasión por la Palabra Francisco de Enzinas, pasión por la Palabra

    Miguel Ángel Vieira presenta a la figura del burgalés, el primero en traducir la Biblia al castellano en el siglo XVI, que está siendo homenajeado este año en Burgos.

     
    El camino de la Reforma protestante: César Vidal

    Análisis del inicio histórico de la Reforma protestante y su significado, ante los 500 años de aquel 31 de octubre en que Lutero clavó sus 95 tesis. 

     
    95 Tesis para la España de hoy 95 Tesis para la España de hoy

    Xesús Manuel Suárez presenta el documento en el que han colaborado más de 90 evangélicos de España de distintas áreas para aportar a la sociedad desde la cosmovisión protestante.

     
    José Luis Andavert, 32 años sirviendo en Sociedad Bíblica

    El que ha sido director de la entidad durante 32 años nos habla de su experiencia y las expectativas de futuro en la Sociedad Bíblica de España.

     
    “La ley LGTBI genera más problemas que los que soluciona”

    Rubén Navarro, de ADF International, considera que la ley que se debate este martes en el Congreso supone una pérdida de derechos para el conjunto de los ciudadanos y un peligro para los que disientan de las opiniones protegidas por la norma.

     
    “El crecimiento evangélico en España no es solo numérico”

    Máximo Álvarez presenta el nuevo mapa misionológico de España, donde todavía hay 526 ciudades de más de 5.000 habitantes sin presencia evangélica.

     
    Ley proLGTBI impide la diversidad: Jaume Llenas

    "El Estado lo que debe es no perjudicar la diversidad. No sólo en sexualidad, sino en política, religión. Pero este proyecto de Ley sólo permite un tipo de ideología sexual, estableciendo una sociedad uniformizada". Entrevista a Jaume Llenas, abogado y secretario general de la Alianza Evangélica Española,

     
    FOTOS Fotos
     
    Las 95 Tesis, clavadas en España Las 95 Tesis, clavadas en España

    Evangélicos presentan 'Las 95 Tesis de la Reforma 500 años después' a gobiernos locales y regionales, por toda España.

     
    La Biblia a través de la historia La Biblia a través de la historia

    Una exposición recorrerá Galicia este año 2017 mostrando la historia de la Biblia y su importancia para la Reforma Protestante.

     
    Las diversas capacidades de Mefi-Boset Las diversas capacidades de Mefi-Boset

    El ministerio Mefi-Boset lleva 20 años trabajando el tiempo de ocio y apoyo a las familias de personas con discapacidad intelectual en Terrassa y Barcelona. Algunas imágenes de este curso que acaba.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Historia de tres reyes Historia de tres reyes

    El egoísmo nos hace creer que es mejor y más fácil hacer todo solos.

     
    Toda la Biblia: Génesis Toda la Biblia: Génesis

    En el primer libro de la Biblia encontramos a un Dios que, desde el principio, está buscando  restablecer la relación rota con las personas.

     
    Lutero en España: la reforma invisible (documental) Lutero en España: la reforma invisible (documental)

    El documental emitido en TVE realiza un recorrido histórico desde el S. XVI hasta llegar a la actualidad para mostrar la realidad del protestantismo en España.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.