PUBLICIDAD
 
jueves, 21 de septiembre de 2017   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    5
     

    Ester, una mujer nacida para un tiempo crítico

    Un estudio novelado de los capítulos 2 al 5 de Ester.

    AHONDAR Y DISCERNIR AUTOR Roberto Estévez 27 DE AGOSTO DE 2017 09:20 h
    ¿Qué tienes, reina Ester? ¿Cuál es tu petición? ¡Hasta la mitad del reino te será dada!

    Una sonrisa siniestra se dibuja en el rostro de Amán. Entra en su palacio y se dirige a las habitaciones de su esposa:



    - Querida -le dice todo entusiasmado- ¡Lo he logrado! ¡Tenemos que festejarlo!



    - ¿Qué has obtenido? -le pregunta su consorte.



    - El rey ha aprobado la ley de la eliminación total de los hebreos. Lo he convencido que con esta gente no es posible convivir. Se aferran a su propia ley y dicen que solamente el Dios de ellos es el verdadero.



    En otro lado de la ciudad, el judío Mardoqueo envía un mensaje a su hija adoptiva, la reina Ester.



    La comunicación se hace a través de los eunucos que llevan y traen los correos:



    “Amada hija, como tú sabes, estamos en una situación crítica. La ley de la exterminación de nuestra gente ya ha sido firmada por el rey. Te pido que vayas al monarca a suplicarle y a interceder delante de él por tu pueblo”.



    Ester empalidece. Un escalofrío corre por su cuerpo. Sabe que lo que se le está pidiendo puede significar su muerte. Por ley, si alguien entra a la presencia del rey sin ser convocado puede ser ejecutado.



    El emperador y la mayoría de las autoridades ignoran que la reina es judía. ¿Cómo reaccionaría su esposo si supiera la verdad en cuanto a su raza?



    Al leer el mensaje le parece escuchar la voz autoritaria con que su “padre” la corregía cuando era una niña pequeña:



    “No te hagas la ilusión de que porque estás en la casa del rey, serás la única de todos los judíos que ha de escapar”.



    Siente un nuevo estremecimiento mientras que su rostro se descolora. El resto de la carta lo lee una y otra vez como queriendo estar segura que entiende bien cada palabra:



    “Si te quedas callada en este tiempo, el alivio y la liberación de los judíos surgirá de otro lugar; pero tú y la casa de tu padre pereceréis”.



    Lágrimas comienzan a correr por los bellos ojos de la reina. Piensa en sus hermanos, primos y tíos que van a ser muertos. Por fin se restablece y puede leer la última frase que nunca jamás se borrará de su memoria y que ha quedado reverberando a través de los siglos:



    “¡Quién sabe si para un tiempo como éste has llegado al reino!”. Ester menea su cabeza como despertándose de un sueño. Se acaba de dar cuenta que posee la respuesta a esas interrogantes que ha tenido.



    ¿Por qué me arrebataron de la casa de mi familia cuando yo prefería ese amor hogareño al palacio real? ¿Por qué me eligieron a mí para estar en el palacio? ¿Por qué soy la reina? La soberana vuelve a sus habitaciones y hace lo que siempre ha hecho cuando una crisis o dificultad se le ha presentado delante de ella.



    Cierra las puertas de la habitación y se arrodilla y ora al Dios de Israel. Su rostro preocupado y humedecido por las lágrimas es la expresión de un corazón desesperado que se derrama delante del Todopoderoso implorando dirección, sabiduría y fortaleza.



    Cuando se levanta de la oración su semblante ha cambiado. Tiene una tranquilidad que es la paz que solamente el Eterno puede otorgar. Le responde a su padre adoptivo con otro correo:



    “Ve, reúne a todos los judíos que se hallan en Susa, y ayunad por mi. No comáis ni bebáis en tres días, ni de noche ni de día. Yo también ayunaré con mis damas e iré así al rey, aunque no sea conforme a la ley; y si perezco, que perezca” (v.16).



    Mardoqueo se comunica con los otros líderes de los judíos. Entre ellos se ha formado una red de conexiones por las cuales se notifican rápidamente todos los sucesos. Las cientos de puestos de ventas de alimentos que los hebreos tienen no se abren a la mañana siguiente.



    Las tiendas de los bazares quedan cerradas. La noticia de exterminio que había sido conocida hace unos pocos días, ahora es seguida por una de esperanza.



    La reina Ester va a interceder con el rey a favor de los hijos de Israel. Hay oración en las casas.



    Las mujeres y los hombres se reúnen en pequeños grupos para suplicarle a Dios. Los niños preguntan a sus padres por qué se está orando tanto. Y la respuesta es:“Estamos clamando al Omnipotente”.



    Está por terminar el tercer día de oración y ayuno. El sol se está ocultando luego de un día hermoso donde los pájaros siguen cantando sus himnos de alabanza al Creador.



    El emperador está preocupado por distintos problemas en el reino. A pesar de su guardia personal, tiene temor. No ignora que hay muchos enemigos enmascarados que lo quisieran matar.



    Se siente aislado. Tiene bailarinas exóticas que pueden excitar sus sentidos; tiene músicos que lo pueden deleitar; tiene un harén con las doncellas más hermosas del imperio. Sin embargo se siente muy sólo.



    Se da cuenta que muchos lo halagan pero que por dentro lo odian y lo querrían ver muerto. Ester se viste con sus ropas más hermosas. La rodea un grupo de sus damas de compañía que también han ayunado y orado con ella.



    El emperador está sentado en su sitial magnífico de oro y marfil. Su atavío de telas orientales es lujoso y llamativo. Doce soldados altos, musculosos y con rostros fieros están rodeando el trono.



    En sus manos tienen enormes hachas afiladas que resplandecen. Ellos están habituados a realizar un “trabajo” sangriento y brutal sin sentir nada.



    Las puertas de la sala real se abren y entra un heraldo:



    - Majestad, la reina Ester está aquí y quiere verlo. El rey por un momento se sobresalta. Nunca ninguna de las reinas o las doncellas se ha atrevido a entrar en su presencia sin ser pedida en forma específica.



    El monarca da una señal de asentimiento. Su frente está arrugada. Ester, al ver el aspecto sanguinario y bestial de todos estos guerreros,vacila. Siente que su corazón palpita y un sudor frío le cubre nuevamente.



    Por un momento cree que se va a desvanecer. Viene a su mente las palabras de David: “Veía yo al Señor siempre delante de mí, porque está a mi diestra no seré conmovido”. (Sal.16:8)



    La reina se adelanta con su séquito de doncellas. Ninguna Miss Universo en la historia de la televisión la podría igualar ni de cerca. Su belleza y gracia sobresale.



    Sobre su cabeza está la corona con piedras preciosas que su esposo le regaló para las bodas. Sus largos rizos negros caen ondulantes sobre sus hombros perfectos que se adivinan debajo de los tules.



    Su atavío de seda con cintas de oro y plata resaltan su excepcional hermosura. Camina con la dignidad y elegancia no de una reina sino de emperatriz.



    Sus ojos son penetrantes, inquisidores y risueños. Sus labios son rojos y delicados y esbozan una inocente sonrisa. Su rostro tiene una exquisitez maravillosa; es la combinación perfecta de beldad, pureza, candidez y a la vez profundidad.



    Por unos segundos interminables el rey parece que titubea. Los crueles guerreros están prontos a ejecutar sin piedad a la mujer más hermosa de la nación. Ester nuevamente siente que se va a desplomar.



    Sin embargo se recompone y dirige su rostro al rey con una sonrisa fascinante. El emperador responde con otra y extiende el cetro que rápidamente la reina toca con firmeza.



    -¿Qué tienes, reina Ester? ¿Cuál es tu petición? ¡Hasta la mitad del reino te será dada!



    La reina da gracias a Dios en su corazón.



    - Si a su majestad le parece bien, venga hoy el rey con Amán al banquete que le he preparado.



    El rey y Amán concurren al agasajo. Ester ha cambiado su atuendo. Sus vestidos exhalan el perfume de foráneos bálsamos arábicos.



    Durante la fiesta el rey disfruta de la presencia y conversación de su esposa. El primer ministro gasta unas bromas insípidas. Ester habla con seguridad y conocimiento de causa. Su léxico revela la profundidad de su educación. Los mejores vinos del imperio vienen y van, y lentamente van ejerciendo su efecto.



    El rey, que es un cincuentón normalmente taciturno y de pocas palabras, ahora, bajo el efecto de varias libaciones, está muy conversador y jovial.



    - ¿Cuál es tu petición? Te será dada. Ester solicita nuevamente que el rey y Amán concurran al día siguiente a otro festín y le promete que durante el mismo le presentará su requerimiento.



    Al abandonar la morada real para retornar a su palacio, Amán mira como siempre con desprecio a Mardoqueo.



    Este, como de costumbre, le devuelve la mirada con cierto aire de ingenuidad, pero no se arrodilla. Amán muerde sus labios y dice para sí mismo: “¡Este sí que me las va a pagar, le voy a hacer besar el polvo…!.



    Llega a su casa, reúne a sus amigos y les relata el gran privilegio que se le ha conferido. De entre todos los ministros y militares de rango sólo él ha sido invitado para estar en el banquete de la reina.



    Les cuenta que la única espina en su vida es ese judío Mardoqueo que no se humilla y no le hace reverencia.



    Su esposa y sus amigos le dan la solución:



    - Construye una horca de 50 codos de altura y cuelga a Mardoqueo para que sea un castigo ejemplar para los que desprecian tu autoridad. La primera cosa que Amán hará en la mañana siguiente es solicitar autorización al rey para ejecutar a Mardoqueo y “muerto el perro se acabó la rabia”.



    El macabro instrumento se construye de inmediato.



    COMENTARIO



    Ester se ha transformado en esta historia, de alguien que al principio obedece y sigue sugerencias y consejos, a alguien que hace decisiones importantísimas.



    Actúa en una situación extremadamente difícil, con cautela, serenidad y sabiduría. Muchos hubieran creído que era imposible que esa “dulce doncella” actuara con tal magistral pericia.



    La reina no se quedó en oraciones emocionales y superficiales, sino que a la intercesión profunda y del espíritu, accionó decididamente. Ester no es una improvisadora. No es alguien que “se las arregla a último momento” para que todo salga bien.



    Antes de ir a ver al rey, concibe un plan que va a seguir en todos sus detalles. Mardoqueo confía absolutamente en la fidelidad de Dios y no tiene dudas que el pueblo hebreo va a ser librado de este inicuo complot.



    El tema de la soberanía de Dios se ve en cada frase del relato. La lucha entre las fuerzas del mal y el bien se siente de una manera muy clara.



    Pero cuando parece que el mal va a tener el triunfo de una manera increíble, las cosas cambian para el bien del pueblo de Israel. Mardoqueo no le solicita a Ester que haga la intercesión porque ella es la “ultima carta” a jugar, sino porque cree que esta es la gran oportunidad que Dios le ha dado para servirle.



    ¡Cuántas bendiciones hemos perdido por no aprovechar la coyuntura que el Eterno nos ha dado!



    De una manera muy especial se observa la soberanía y el plan divino, y a la vez, la responsabilidad de cada individuo en su accionar.



    El padre adoptivo conoce a su hija muy bien y le dice claramente que no se engañe a sí misma pensando que si guarda silencio se va a salvar. Esta frase definitivamente posee un tono de amenaza.



    Mardoqueo, que es un hombre temeroso de Dios, íntegro y sincero, no le da lugar a dudas a su sobrina: las circunstancias son críticas. Él sabe que tratar de mitigar falsamente una situación realmente grave es tan peligroso como deshonesto.



    En la próxima frase este concepto es elaborado. Nuestra heroína se da cuenta que ese penoso proceso -tan inexplicable que comienza con su desarraigo familiar para estar en el palacio y lograr ser reina-, no es algo fortuito o del azar.



    Dios lo ha planeado todo para que en el momento oportuno, nada menos que la esposa del monarca pueda interceder por el pueblo judío. Ester ha preparado un agasajo para el rey, asumiendo que el soberano la perdonaría por su transgresión a la ley al presentársele sin ser llamada.



    Cada detalle del texto es extraordinario. La historia fluye y cada toque del escritor sagrado nos da un detalle imprescindible.



    Mardoqueo no es insolente ni despreciativo. El está convencido que solamente debe de doblar sus rodillas delante de Dios y no ante un hombre.



    Su convicción pone en peligro su vida y no le preocupa que arriesgue sus “relaciones públicas”. Al final del relato veremos que Dios honra a los que le honran (I Sam. 2:30). Previamente a nuestra historia, las Escrituras nos indican que Mardoqueo le salvó la vida al rey al alertar a tiempo la intriga para asesinar al monarca. Mardoqueo actúa al denunciar el complot no con un sentido de obtener ganancia sino por responsabilidad ciudadana.



     



    TEMAS A DESARROLLAR EN ESTUDIO BÍBLICO



    - Humildad de Ester aceptanado las sugerencias del encargado del harén.



    - Su aprendizaje bajo la tutela del padre adoptivo. “Instruye al niño en su camino y aún cuando sea viejo, no se apartara de él” Prov.22:6.



    - Recompensa después de las pruebas. “Riquezas, y honra y vida, son la remuneración de la humildad y el temor del SEÑOR” Prov. 22:4.



    -Una mujer que a pesar de ser la reina cree en la oración intercesora.



    Su valentía al ir a suplicar al rey por el pueblo hebreo. Su estado anímico –plena convicción de su causa-, se expresa en la frase: “y si perezco que perezca” (4:16)



    PREGUNTAS PARA ESTUDIO BIBLICO



    1 - ¿Qué ejemplo se puede ver en la vida de Ester antes de ser reina que demuestra su humildad y sabiduría? (2:15; 2:20).



    2 - ¿Qué pide Ester que se haga antes que ella vaya a interceder delante del emperador? (4:16).



    3 - ¿Qué clase de persona es Mardoqueo de acuerdo al relato?



    4 - ¿Qué frase dicha por Mardoqueoha "pasado la historia" y se ha repetido miles de veces? (4:14). 5 ¿Qué elementos se ven en esta historia que muestran la Providencia de Dios?



    BIBLIOGRAFÍA



    - Josefo dice que la reina se desmaya y que el rey corre en su ayuda. Cita



    - The works of Josephus. Antiguedades de los Judios libro 11 capítulo 6



    - Hendrickson Publicadores. 1987 pag.301



    Extracto del libro “Cuatro mujeres y siete hombres de fe” de Editorial Mundo Hispano.


     

     


    5
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     

    flash
    27/08/2017
    20:05 h
    5
     
    Para poner un ejemplo, en una oración litúrgica se leía: “que los enemigos de tu santa Iglesia sean aplastados por el poder de tu diestra.” Otro ejemplo podría ser el de la esclavitud de otros tiempos, tolerada en ambientes cristianos de mentalidad muy diversa de la actual.
     

    flash
    27/08/2017
    20:02 h
    4
     
    Hay que enjuiciar el aspecto moral, no desde el ámbito de la moral evangélica, sino desde el ámbito moral todavía retardado de aquella época. Es decir, se trata de una solución de moralidad subjetiva, que es aplicable incluso dentro de la Historia de la Iglesia, donde no se puede juzgar costumbres de una época desde la distinta mentalidad de otra.
     

    flash
    27/08/2017
    19:58 h
    3
     
    La aptitud de Mardoqueo de no postrase ni doblar sus rodillas ante Amán (Ester 3,1), no era de tipo religioso, sino de PROTOCOLO. La misma Ester se prosterna a los pies del rey ASUERO. (8,3). Ester no se contenta con un día de matanza, reclama otro día más (9,13). Y no se trata de una aptitud defensiva (8,11), sino de un ataque positivo, sin que los gentiles hayan puesto ningún un acto provocador. Creo que lo más rescatable de todo este relato es la bellísima oración de Mardoqueo. saludos
     

    flash
    27/08/2017
    19:32 h
    2
     
    Lo que no hizo Asmán con los judíos, éstos aplicaron la ley del talión a sus enemigos: “Los judíos pasaron a filo de espada a TODOS sus enemigos (niños, niñas, familias enteras)”. (Ester 9,5). No contento con esto, el rey pregunta a Ester ¿qué deseas pedir? Ester responde: “Que sean ahorcados los diez hijos de Amán” (9,13). Y fueron ahorcados, ¿qué culpa tenían los hijos de los errores del padre?
     

    flash
    27/08/2017
    19:14 h
    1
     
    El libro de Ester ha llamado la atención por la ausencia del espíritu religioso, y por el espíritu de VENGANZA de parte de Ester. Dice el texto hebreo: “Amán se quedó, junto a la reina Ester, para suplicarle por su vida”. (7,7). Y como todos sabemos, Ester no le perdonó y ahorcaron al pobre Amán. Que lejos estaba Ester de las palabras del Salvador del mundo: “Amad a vuestros enemigos, haced el bien a los que os persigan.” Saludos
     



     
     
    ESTAS EN: - - - Ester, una mujer nacida para un tiempo crítico
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    “La ley LGTBI genera más problemas que los que soluciona” “La ley LGTBI genera más problemas que los que soluciona”

    Rubén Navarro, de ADF International, considera que la ley que se debate este martes en el Congreso supone una pérdida de derechos para el conjunto de los ciudadanos y un peligro para los que disientan de las opiniones protegidas por la norma.

     
    “El crecimiento evangélico en España no es solo numérico” “El crecimiento evangélico en España no es solo numérico”

    Máximo Álvarez presenta el nuevo mapa misionológico de España, donde todavía hay 526 ciudades de más de 5.000 habitantes sin presencia evangélica.

     
    “Tenemos una sociedad catalana cohesionada, que saldrá adelante” “Tenemos una sociedad catalana cohesionada, que saldrá adelante”

    Enric Vendrell explica la labor de la Generalitat con las confesiones religiosas en Cataluña y los desafíos que se plantean tras los atentados.

     
    El reo: Bonhoeffer contra Hitler El reo: Bonhoeffer contra Hitler

    Daniel Jándula nos presenta la tercera edición de la novela El reo, una ficción basada en la experiencia de Dietrich Bonhoeffer, el pastor protestante alemán que se opuso al nazismo.

     
    Ley proLGTBI impide la diversidad: Jaume Llenas Ley proLGTBI impide la diversidad: Jaume Llenas

    "El Estado lo que debe es no perjudicar la diversidad. No sólo en sexualidad, sino en política, religión. Pero este proyecto de Ley sólo permite un tipo de ideología sexual, estableciendo una sociedad uniformizada". Entrevista a Jaume Llenas, abogado y secretario general de la Alianza Evangélica Española,

     
    FOTOS Fotos
     
    La Biblia a través de la historia La Biblia a través de la historia

    Una exposición recorrerá Galicia este año 2017 mostrando la historia de la Biblia y su importancia para la Reforma Protestante.

     
    Yo no estoy en venta! Yo no estoy en venta!

    "Los llamados afuera" (15J). Jóvenes cristianos reunidos en la Puerta del Sol de Madrid denuncian la trata de personas como una forma moderna de esclavitud y tráfico humano. Un flashmob realizado por tres ONGs que ayudan a mujeres que huyen de la esclavitud sexual en España.

     
    Las diversas capacidades de Mefi-Boset Las diversas capacidades de Mefi-Boset

    El ministerio Mefi-Boset lleva 20 años trabajando el tiempo de ocio y apoyo a las familias de personas con discapacidad intelectual en Terrassa y Barcelona. Algunas imágenes de este curso que acaba.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    15j, los llamados afuera: jóvenes apasionados por Jesús 15j, los llamados afuera: jóvenes apasionados por Jesús

    Buenas Noticias TV resume el campamento urbano celebrado en Madrid en julio, que reunió a más de mil jóvenes para compartir sobre Jesús.

     
    La Reforma en España y en las Islas Baleares (documental) La Reforma en España y en las Islas Baleares (documental)

    Un documental que explica el origen de la Reforma Protestante, la figura de Lutero, la represión en España el presente de los evangélicos en las Islas Baleares.

     
    3 cosas que aprendí sobre el sexo después de casarme 3 cosas que aprendí sobre el sexo después de casarme

    Frikrist nos habla sobre relaciones y por qué es importante seguir el plan de Dios.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.