PUBLICIDAD
 
jueves, 18 de enero de 2018   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
 

El alto precio de vivir barato

Hemos perdido nuestro entendimiento básico sobre lo que está bien y lo que está mal.

DESDE EL CORAZóN AUTOR Roberto Velert 17 DE JUNIO DE 2017 20:00 h

Desde mi punto de vista “Desde el Corazón”, nuestro mundo moderno parece el más amplio y abundante de los mundos. Los viajes en trenes de “Alta Velocidad” y los aviones, han eliminado prácticamente las distancias. La Radio y la Televisión han ampliado nuestros ojos y oídos. Las redes sociales con su impresionante tecnología, nos permiten ver y oír cosas que ocurren al otro lado del mundo en cuestión de segundos. 



Los periódicos, revistas, libros repletos de información, saturan todas las librerías tanto de las ciudades como de los centros comerciales de Aeropuertos o Estaciones. Cursos rápidos de educación científica se dan en todos los Colegios, Institutos y la amplia proliferación de Universidades Internacionales. Conferenciantes, predicadores, charlatanes y visionarios, los vemos a centenas. Los lugares de diversión forman legión “porque tú te lo mereces”. Lugares donde gastar dinero y pasar una rato de ocio y alegre, superabundan.



La vida del hombre común parece hoy la más rica, la más próspera, la más dichosa que haya conocido la Humanidad. Sin embargo, es posible ver tintes sombríos en éste, al parecer, luminoso cuadro.



“Desde el Corazón” veo que hay muchos profetas de lo sombrío, y yo sería uno de ellos si no creyera prácticamente en Dios. Hace más de 50 años, casi todo el mundo tenía en los labios la palabra “progreso”. Ahora, casi todos hablan de “corrupción” de “bombas” de guerras próximas o lejanas, de terrorismo. Anualmente, cerca de 800.000 personas se quitan la vida y muchas más intentan hacerlo. Siendo en 2015, la segunda causa principal de defunción en el grupo etario de 15 a 29 años en todo el mundo, y paradójicamente en los Países más adelantados y ricos. Personas con perturbaciones mentales, necesitadas de tratamiento psiquiátrico, se encuentran en la proporción de tres de cada cinco. Divorcios, abandonos, adulterios e infidelidades, destruyen dos de cada tres matrimonios.



Y hay una impresionante cacofonía a la violencia, al terrorismo, a las amenazas de guerras tecnológicas: jackers, espionaje, filtraciones de secretos, de colapso económico, de hambre mundial, de virus incontrolables malos para la salud humana y malos para los cuerpos informáticos. Rodeado de innumerables actividades sociales y políticas, el hombre moderno occidental, especialmente el habitante de las grandes ciudades, ve secarse su alma y empobrecerse su corazón. Se siente penetrado por una especie de petrificación. 



Dependiendo de la edad de los lectores de este “aprendiz de escribidor” tal vez algunos puedan recordar la época en que se podía comprender claramente la diferencia entre lo bueno y lo malo. Incluso quienes cometían actos criminales lo hacían a pesar de saber que estaba mal. Hasta mediados del siglo pasado, la historia humana se había caracterizado –mal siempre ha habido y tristemente seguirá habiéndolo por un entendimiento claro de los absolutos morales. Desde el código de Hammurabi hasta la ética judeocristiana, cada cultura identificaba ciertos comportamientos como erróneos y malos.



En nuestro contexto occidental los estándares de ética y conducta tenían su fuente primordial en los “Diez Mandamientos”, las enseñanzas de Cristo y los escritos de los Evangelios. Independientemente de las pretensiones políticas, de las razas o del estatus socioeconómico, la sociedad aún mantenía un consenso sobre valores centrales y absolutos: el valor de la vida humana, la lealtad, el respeto, la fidelidad, el compromiso con la familia y el matrimonio, la responsabilidad, la amabilidad, la generosidad, el perdón y el amor.



Pero las cosas han cambiado. Como la proliferación de los “Bazares de todo a cien”.



Está de moda el “vivir barato”; “la vida no vale nada”, se jactaba uno de los seis de una pandilla de violadores (de entre 14 y 18 años) tras haber violado todo el grupo a dos jovencitas y asesinado, y ante las cámaras de televisión divertirse contando tan macabro relato. Los telediarios están llenos de historias terribles cada día sobre políticos prominentes, atletas profesionales, ídolos de juventud, líderes empresariales que arruinan populares Bancos y se indemnizan con decenas de millones, mientras dejan a sus empleados sin empleo y con acciones que pensaron eran futuro, y se quedan sin valor alguno e incluso religiosos, todos involucrados en trampas, engaños, corrupciones, sexo ilícito, violencia doméstica. ¿Qué ha pasado?; que hemos perdido nuestro entendimiento básico sobre lo que está bien y lo que está mal.



Hoy tenemos abundante comida, hay abundante bebida, hay abundancia de dinero, de productos de la tecnología, de viajes, de fiestas, de negocios. Lo que nos falta es abundante vida espiritual interior. Vida que sepa distinguir el alto precio que se paga por vivir barato.


 

 


0
COMENTARIOS

    Si quieres comentar o

 



 
 
ESTAS EN: - - - El alto precio de vivir barato
 
PUBLICIDAD
 
 
 
AUDIOS Audios
 
“La cristianofobia es una realidad en Europa” “La cristianofobia es una realidad en Europa”

Ted Blake, director de Puertas Abiertas en España, analiza en profundidad la Lista Mundial de Persecución 2018.

 
Profecías cumplidas en Jesús (César Vidal) Profecías cumplidas en Jesús (César Vidal)

Análisis de las principales profecías cumplidas en la persona de Jesús, especialmente en su nacimiento. Entrevista a César Vidal 

 
El cristiano y la ideología de género: Juan Varela El cristiano y la ideología de género: Juan Varela

“No podemos ser pasivos y sí huir del liberalismo y del fariseísmo", dice Juan Varela, autor de la "Guía sobre ideología de género, familia y matrimonio" de la Alianza Evangélica Española.

 
“Enzinas es un ejemplo de compromiso, rebeldía y pasión” “Enzinas es un ejemplo de compromiso, rebeldía y pasión”

Alejandro Britos y Bambalúa Teatro recrean en una obra teatral la vida de Francisco de Enzinas, el burgalés que hace cinco siglos vivió por una pasión: acercar la Palabra a todos.

 
Francisco de Enzinas, pasión por la Palabra

Miguel Ángel Vieira presenta a la figura del burgalés, el primero en traducir la Biblia al castellano en el siglo XVI, que está siendo homenajeado este año en Burgos.

 
95 Tesis para la España de hoy 95 Tesis para la España de hoy

Xesús Manuel Suárez presenta el documento en el que han colaborado más de 90 evangélicos de España de distintas áreas para aportar a la sociedad desde la cosmovisión protestante.

 
FOTOS Fotos
 
Las 95 Tesis, clavadas en España Las 95 Tesis, clavadas en España

Evangélicos presentan 'Las 95 Tesis de la Reforma 500 años después' a gobiernos locales y regionales, por toda España.

 
La Biblia a través de la historia La Biblia a través de la historia

Una exposición recorrerá Galicia este año 2017 mostrando la historia de la Biblia y su importancia para la Reforma Protestante.

 
Las diversas capacidades de Mefi-Boset Las diversas capacidades de Mefi-Boset

El ministerio Mefi-Boset lleva 20 años trabajando el tiempo de ocio y apoyo a las familias de personas con discapacidad intelectual en Terrassa y Barcelona. Algunas imágenes de este curso que acaba.

 
VÍDEOS Vídeos
 
Toda la Biblia: 1º Samuel Toda la Biblia: 1º Samuel

Este libro nos enseña a pensar más en los demás y no tanto en nuestro provecho personal.

 
SUO 2018: “Peregrinos y Extranjeros” SUO 2018: “Peregrinos y Extranjeros”

La Alianza Evangélica Española anima a orar juntos en la próxima Semana Unida de Oración, del 14 al 21 enero.

 
Cómo lidiar con el fracaso Cómo lidiar con el fracaso

¿Qué sucede cuando somos incapaces de cumplir aquello que nos proponemos?

 
 
Síguenos en Ivoox
Síguenos en YouTube y en Vimeo
 
 
RECOMENDACIONES
 
 

 
AEE
PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
 

Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.