PUBLICIDAD
 
lunes, 18 de junio de 2018   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



     

    Reproche de lo pretencioso

    Si no hay ninguna vida interna de piedad, y ningún fruto de justicia, se sostendrán por un tiempo y luego se secarán.

    DESDE EL CORAZóN AUTOR Roberto Velert 06 DE MAYO DE 2017 23:25 h
    Foto: Andrew Ridley (Unsplash).

    Sé muy bien que nada se parece tanto a la ingenuidad como el atrevimiento, y atrevido voy a ser en este “Desde el Corazón”, por tanto, bastante ingenuo si me decido a escribir este artículo, comentando acerca de un libro de ensayo, del que no he leído más que ciertas sinopsis, y que pese a estar escribiendo un poco antes del “Día del libro”, y de un texto que aún es de próxima publicación, voy con mi audacia.



    Un ensayo corto y claro de un crítico de arte Dan FOX y que lo titula como: “Pretenciosidad. Por qué es importante”.



    Generalmente el adjetivo “pretencioso” suele ser una forma de descalificación, y nada más lejos de este “aprendiz de escribidor” que elogiar la pretenciosidad, considerando que en algunas circunstancias, y alertando contra su abuso, puede tener significados de afirmación de la creatividad.



    Concepto con el que algunos abusan para calificar aquello que no se comprende del todo o que se teme.



    Cuando alguno dice de un libro o de una película que es pretencioso lo está acusando de fracasar de una manera muy particular. Por falta de habilidad, por quererse mover del sitio en que se le tiene encasillado y, por último, por no conectar con la media del gusto popular.



    El cantante BOWIE se autoconcedía el título de mayor pretencioso del pop: “salí adelante a base de pura pretensión” y no digamos nada, del cambio locuaz de Salvador Dalí, entre cuando conversaba normal, a cuando estaba delante de una cámara o micrófono, manifestando en estos casos el lenguaje más pretencioso inimaginable.



    Hay en la vida de Jesús, un hecho ocurrido en los días finales de su ministerio público, que narra uno de sus biógrafos, testigo del hecho, del que nunca se predica, que ninguna cofradía religiosa ha montado como un “paso” aleccionador, y que sin embargo entraña lecciones tan válidas para avergonzar a la ciudad Santa de Jerusalén de aquellos tiempos, como a los de ahora, y a cientos de Naciones de hoy en día y millones de personas por “pretenciosidad”; el relato del hecho sucedió así: “por la mañana, volviendo a la ciudad de Betania a Jerusalén, (Jesús) tuvo hambre.



    Y viendo una higuera cerca del camino, vino a ella, y no halló nada en ella, sino hojas solamente; y le dijo: nunca jamás nazca de ti fruto. Y luego se secó la higuera”. Este milagro del Maestro fue una lección objetiva.



    No provocó ningún dolor, ni hubo disgusto para nadie, simplemente le dijo al infructuoso árbol: “nunca jamás nazca de ti fruto”, quédate como estás; un rotundo reproche –más que reproche a la pretenciosidad.



    La higuera seca era un símil singularmente apropiado del estado judío. Nación que prometía grandes cosas para Dios; de constantes clamores religiosos: “Templo de Jehová es este… a Abraham tenemos por padre; frase de uso cotidiano…” eran como una higuera pretenciosa, cubierta de hojas, pero no había fruto en ellos, pues el pueblo no era ni santo, ni justo, ni veraz, ni fiel para con Dios, ni amoroso para sus vecinos.



    La iglesia judía era un cúmulo de profesiones deslumbrantes sin el soporte de una vida espiritual. El Mesías había mirado en el interior del templo y había encontrado que la casa de oración era una cueva de ladrones, así que lo dejó como estaba: seco.



    ¡Qué gran lección es esta para las naciones! para las religiones, para millones de individuos. Las naciones podrían hacer cientos de profesiones y procesiones, unas sonoras sinfonías de religión, millones de envíos de whatsApp de tintes místicos y espirituosos y, sin embargo, fallar en mostrar esa justicia, ese compromiso con la virtud y la piedad, que exalta a una nación.



    Las naciones pueden estar adornadas con el follaje de la civilización, del arte, del progreso y de la religión, pero si no hay ninguna vida interna de piedad, y ningún fruto de justicia, se sostendrán por un tiempo y luego se secarán.



    Y qué lección para las Iglesias. Las hay con números prominentes e imágenes hermosísimas, pero no mantienen la fe, el amor y la santidad, y el Espíritu Santo ya las ha dejado para que sean el vano espectáculo de una profesión estéril, que pretenciosamente se vislumbran en el cielo como una mentira descarada, como una burla y un engaño.



    Pero “Desde el Corazón”, no deseo que esta lección se quede en la generalidad de naciones o iglesias, sino que nos haga reflexionar a cada uno de nosotros, pues una sonora y atrevida declaración de cristianismo sin una vida cristiana que la respalde, es una pretensión, una ofensa a la verdad, una mentira aborrecible a Dios y al hombre, una deshonra para la religión, y es precursora de una maldición marchitante.



    Son múltiples los casos en el mundo, de profesiones pretenciosas pero infructíferas. Podríamos empezar por los políticos, sin necesidad de ponerlos en un TRAMABUS. Se presentan como árboles fructíferos de esperanza: subyugan sus promesas, sus mítines, pero la mayoría son nada, sus vidas niegan lo que sus labios profesan.



    Atraen la atención por su aparatosidad de presencia, pero cuando se les busca fruto, no llevan sino pretensión y lo más dramático: falsedad y engaño. Pero la historia no termina con un simple reproche a la pretenciosidad sino con una sentencia: “que se queden como son, estériles”, secos hasta las mismas raíces, siendo un terrible ejemplo de lo que el Creador hace con los que no dan fruto para nadie.


     

     


    0
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     



     
     
    ESTAS EN: - - - Reproche de lo pretencioso
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    Galicia insumisa: Eva Sierra habla de su último libro con César Vidal Galicia insumisa: Eva Sierra habla de su último libro con César Vidal

    La nueva identidad del gallego evangélico tras abrazar la nueva fe: abandonaron ancestrales y arraigadas creencias populares, fruto del sincretismo mágico-pagano y del catolicismo implantado desde el s. XVI.

     
    “Llevamos un mensaje de redención y de convivencia” “Llevamos un mensaje de redención y de convivencia”

    Aarón Lara, coordinador del Congreso Iberoamericano para la Vida y la Familia, analiza lo sucedido en la última Asamblea General de la OEA.

     
    ¿Qué pasa con los errores de la Biblia? ¿Qué pasa con los errores de la Biblia?

    Para el cristiano la Biblia es la Palabra de Dios. Pero ¿coincide la Biblia de hoy con el texto original? ¿o está llena de errores? (Andy Wickham)

     
    ¿Es Dios un 3 en 1?

    Muchos creen que tras morir Jesús sus seguidores le idealizaron hasta hacerle Dios con el Padre y el Espíritu Santo ¿Es posible un solo Dios con tres personas a la vez? Reflexión de Andy Wickham.

     
    Cristianos PSOE, un puente entre política y fe cristiana (Juan Carlos González) Cristianos PSOE, un puente entre política y fe cristiana (Juan Carlos González)

    Entrevista a Juan Carlos González, Coordinador Federal de Cristianos Socialistas, sobre su papel, visión del hecho religioso en la vida pública y puntos centrales de conflicto fe-política en España.

     
    ¿Qué hay después de la muerte?

    Todo ser humano muere. La gran cuestión es: ¿Qué pasa luego, seguimos existiendo, hay otro tipo de vida, cómo sería? ¿Me pedirán cuentas por cómo he vivido? Reflexión de Andy Wickham.

     
    Todas las religiones ¿llevan al mismo Dios?

    Existe la idea de que toda religión en lo esencial es igual, con sólo diferencias secundarias. ¿Es así? ¿Son lo mismo o tienen todas parte de la verdad? Reflexión de Andy Wickham.

     
    FOTOS Fotos
     
    Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga Levantando “puentes para la inclusión” desde Riga

    El encuentro congregó unas 50 personas de 12 países.

     
    Idea2018, en fotos Idea2018, en fotos

    El encuentro celebrado en Palma de Mallorca reunió a evangélicos de todo el país para conversar sobre convivencia, misión e interculturalidad.

     
    Las 95 Tesis, clavadas en España Las 95 Tesis, clavadas en España

    Evangélicos presentan 'Las 95 Tesis de la Reforma 500 años después' a gobiernos locales y regionales, por toda España.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Toda la Biblia: Ezequiel Toda la Biblia: Ezequiel

    El profeta tenía que dar el mensaje, sin importar si la gente quería escucharlo o no.

     
    Me gustan los lunes Me gustan los lunes

    Porque el lunes también puede ser un gran día.

     
    ‘El amor que viene’, Luis Avero y Sammy Planes ‘El amor que viene’, Luis Avero y Sammy Planes

    Ritmos alegres para celebrar el mayor regalo: el amor de Dios.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.