PUBLICIDAD
 
miercoles, 29 de marzo de 2017   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



     

    Culto, compromiso y comunidad

    Si solo celebramos una salvación personalista, individualizada y excluyente, esto se notará en nuestros servicios de adoración.

    PARA VIVIR LA FE AUTOR Tomás Gómez Bueno 19 DE FEBRERO DE 2017 08:45 h

    El culto es el punto de comunión más íntimo entre Dios y los seres humanos que han decidido reconocerle como lo que es.



    El culto es la manifestación pública y palmaria en la expresamos con el mayor despliegue el compromiso que asumimos de ser testigos del Señor en su santidad y grandeza, para cumplir en total y gozosa obediencia su propósito y voluntad en el mundo.



    Cuando celebramos el culto estamos más allá de las sensaciones que se puedan producir en nosotros, estamos en un momento de especial trascendencia que es más que nuestro entretenimiento y disfrute. Más allá de ser un escape, un masaje terapéutico, el culto constituye una reafirmación de compromisos, de promesas, de esperanzas con base en las Escrituras.



    Constituye una preocupación latente la frecuencia con que el culto cristiano tiende a transformarse en espectáculo centralizado en la persona humana, para exhibir belleza musical o talento retorico, con el objetivo principal de crear placer y diversión, pasando de la ética a la estética y sustituyendo el llamamiento a la santidad por una oferta de felicidad, bienestar y realización individual.



    El culto no debe ser un masaje escapista, un subterfugio para evadir la realidad, debe de ser encuentro con Dios, una aproximación a su carácter y a su justicia, para nosotros decirles que admiramos su grandeza, que celebramos su gloria y que deseamos ser como Él.



    Somos frente al Señor como el hijo que se siente deslumbrado por todo lo que puede hacer su padre. En este sentido, como hijos de Dios, celebramos su grandeza y sus virtudes en adoración y nos inclinamos ante su presencia con devoto anhelo de reflejar en nosotros su santidad y su amor.



    El Señor ha prometido estar en medio de aquellos que se reúnen en su nombre para adorarlo. La experiencia cristiana dice que la presencia de Dios se siente en las actividades donde se le invoca. De ahí la enorme importancia que tiene el culto como expresión de la fe, como medio de exteriorizar e interiorizar la realidad de lo que uno cree.



    El culto exhibe y pone de manifiesto nuestra teología, nuestra forma de practicar la fe. Si somos exclusivistas, si solo celebramos una salvación personalista, individualizada y excluyente, esto se notará en nuestros servicios de adoración.



    Nuestras oraciones, cánticos y exclamaciones, en su mayoría, estarán en primera persona. En nuestras oraciones solo reclamaremos bendiciones para nosotros y nuestro círculo. De esta forma reflejaremos y daremos a entender que el compromiso del Señor es solo con lo que hacen vida religiosa. Los demás no cuentan.



    El culto pone manifiesto nuestra teología y nuestra praxis. Los niveles de compromiso con la comunidad, el sentir de la iglesia hacia su entorno quedará revelado en el culto. Cuando nuestra orientación teológica es bien llevada, el culto se dimensiona y expresa la responsabilidad auténtica de la misión de la iglesia, así podemos celebrar nuestra fe junto a logros comunitarios en lo que hemos intervenido con nuestra iniciativa solidaria.



    De esa forma, nos comprometemos en oración y acción con los asuntos de la comunidad y nos gozamos y damos gloria a Dios por los resultados.



    La congregación se informa de lo que Dios ha hecho en la vida de la comunidad y celebra con júbilo y gratitud logros que se han traducido en bienestar y mejoría de todos.



    La adoración a Dios siempre estará dirigida a celebrar su grandeza, pero sin olvidar que su grandeza incluye su amor y compromiso con el ser humano, compromiso que toma su mayor sentido cuando es encarnado por la iglesia, por la comunidad de fe que dice conocerle.



    Debemos enterar a las personas no creyentes que Dios está interesado en ellas. Nuestros coros y nuestras oraciones deben reflejar un determinado nivel de compromiso con la comunidad, con la vida, con su cotidianidad. Es importante saber que Dios no obra solamente en lo que nosotros entendemos como el plano de lo religioso. Este plano ha sido creado por nosotros como una forma de particularizar a Dios, de parcelarlo y de darle carácter de exclusividad como si fuera un objeto nuestro.



    Si nuestros cultos estuvieran más cerca quienes nos rodean, influyéramos sobre más sobre la vida de la comunidad y sobre su cultura.



    Si nuestro arte y liturgia tuviera mas comunión con el ser humano de carne y hueso, con el hombre y la mujer de la calle, nuestras iglesias tuvieran fiestas o cultos mas significativos e interesantes y estableciéramos a través de nuestros encuentros el verdadero nivel de relevancia que tiene la misión.



    El culto es la celebración de Dios, de su grandeza, de su intervención en la historia, de su salvación. Nosotros, que tenemos el privilegio de celebrar esos misterios tan grandes, somos los llamados a manifestar que Dios está interesado en la totalidad del hombre.



    Nuestras oraciones, nuestra música y exclamaciones no deben estar solamente dirigidas a “gozarnos”, el Señor tiene un interés más amplio y su iglesia tiene que reflejarlo en todas sus acciones.


     

     


    0
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     



     
     
    ESTAS EN: - - - Culto, compromiso y comunidad
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    ¿Quién pastorea al pastor? ¿Quién pastorea al pastor?

    José Hutter, presidente del grupo de teología de la Alianza Evangélica Española, introduce el tema general del próximo seminario de Teología y Psicología Pastoral (8-11 mayo, Tarragona).

     
    Ley Mordaza para evangélicos españoles Ley Mordaza para evangélicos españoles

    Un análisis de la actualidad social y política de César Vidal. Podemos y su postura ante las misas, los ataques a HazteOir, la libertad de expresión, la Iglesia confesante.

     
    La sexualidad que Dios diseñó: Pau Mnez. Vila La sexualidad que Dios diseñó: Pau Mnez. Vila Cosmovisión bíblica y ética sexual. Conferencia en la Església Evangèlica Poblenou (Barcelona) del psiquiatra Pablo Martínez Vila.
     
    Ideología de género, la familia y los cristianos

    Análisis de la campaña del bus de HazteOir contra la ideología de género y de esta corriente de pensamiento en España y a nivel internacional. Entrevista a César Vidal.

     
    ¿Libertad de expresión o delito de odio?

    La tendencia en España es la de que las mayorías ideológicas aplasten a aquellos que piensen distinto. Jaume Llenas analiza el caso del autobús de HazteOir.

     
    La Biblia del Oso ya tiene su tesis

    Constantino Bada explica su tesis sobre la Biblia del Oso y su autor, Casiodoro de Reina, cuya vida y obra es digna de ser recordada.

     
    Idea 2017: Reconciliar en la sociedad

    “Estamos convencidos de que los principios bíblicos son útiles para la sociedad vasca en su conjunto”, afirma Xesús Manuel Suárez, de la Alianza Evangélica Española.

     
    FOTOS Fotos
     
    La Biblia a través de la historia La Biblia a través de la historia

    Una exposición recorrerá Galicia este año 2017 mostrando la historia de la Biblia y su importancia para la Reforma Protestante.

     
    Idea 2017 en Bilbao Idea 2017 en Bilbao

    El encuentro anual de la Alianza Evangélica Española, del 17 al 19 de febrero, trató el tema general ‘Reconciliación’.

     
    Conferencia Aglow 2017 Conferencia Aglow 2017

    Fotos del encuentro celebrado del 10 al 12 de febrero en Madrid.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    3MJ #53: el equipo de Jesús 3MJ #53: el equipo de Jesús

    ¿Habrías escogido a los discípulos como lo hizo Jesús? Fueron personas comunes, pero cuando fueron llenas del Espíritu, cambiaron el mundo.

     
    8 causas: razas y culturas 8 causas: razas y culturas

    A veces pensamos que todos deben ser como nosotros y rechazamos a quienes no lo son. Sin embargo, Dios valora a cada persona sin importar su procedencia.

     
    Ser iglesia en una Europa cambiante Ser iglesia en una Europa cambiante

    Una entrevista con Jaume Llenas sobre cómo ser iglesia en la Europa del siglo XXI: misión en un entorno de creciente secularismo, populismo y posverdad. / Cámara y edición: J. P. Serrano.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.