PUBLICIDAD
 
miercoles, 29 de marzo de 2017   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



     

    El Cordero es digno de ser adorado

    Ahí está el tema del Apocalipsis: Jesucristo es el Señor. Jesucristo es Dios, digno de adoración al igual que el Padre.

    BENE STUDERE AUTOR Juan Stam 18 DE FEBRERO DE 2017 23:55 h
    sol, nubes

    Los capítulos cuatro y cinco del Apocalipsis nos dan la descripción de un majestuoso culto en el cielo.  Era "día del Señor" y el pobre Juan estaba preso en la isla penal de Patmos.  Su corazón de pastor anhelaba estar con la comunidad para adorar al Señor, pero por supuesto, no había manera.  Sin embargo, Dios mismo lo buscó a él en su exilio.  Le dio primeramente un glorioso encuentro con Cristo (Apoc 1:9-20) y después, todo un culto, aún más glorioso, en los mismos cielos (Apoc 4-5).  Dios lo lleva en espíritu a las puertas del cielo, y desde ahí Juan contempla la adoración celestial.



    Juan primero describe el escenario y los personajes que son el trasfondo del culto (4:1-8a), y entonces los cuatro "vivientes" (aspecto de león, buey, humano y águila respectivamente) inician la adoración con un solemne "Sanctus" (4:8b).  "Santo, santo, santo" es una cita de Isaías 6:3, y "el que era, el que es, y el que ha de venir" es una traducción ampliada del "Yo soy" a quien vio Moisés en la zarza que ardía (Ex 3:2,14).  Es posible también que la segunda frase, "el Señor Dios Todopoderoso" sea una alusión indirecta al "El Shaddai" con que Dios se reveló a Abraham (Gén 17:1).  Desde un principio, notamos el contenido bíblico y teológico que debe estar presente en el culto.



    En el capítulo cuatro la adoración va exclusivamente a Dios Padre, en cuanto Creador y Soberano del universo (4:3, cf. Gén 9:13-16; 4:6-8 la vida; 4:11 la creación). Dios se llama, con soberanía absoluta, "el que está sentado en el trono" (cf. Isa 6:1).  En este capítulo, no aparece ni Jesucristo ni la salvación.  Por eso lloró Juan cuando nadie respondió para abrir los sellos (5:2-4). El culto, que comenzó con sólo cuatro, crece a 24 voces (los presbíteros), que se arrodillan y adoran a Dios como Creador (4:11). Con este paso, comienza un proceso de "crescendo" que seguirá hasta el final del culto, con propósitos bien claros y con una "direccionalidad" bien definida.  ¡Este culto va bien dirigido hacia una meta específica, sin desviarse con zigzagueos!



    Aparece en la mano derecha de Dios un libro con siete sellos, que puede entenderse como el libro de los sucesos históricos venideros (p.ej. 6:1-8).  Nadie tiene autoridad para abrir sus sellos, por lo que Juan llora desconsoladamente, pero uno de los ancianos le dice, "no llores, el León de Judá (Gén 49:9-10), el Renuevo de David (Isa 11:1), ha vencido y es digno de tomar en sus manos el señorío del futuro y de la historia". En eso Juan mira hacia el trono, en el centro del escenario, y lo que ve no es un león sino un Cordero, con las cicatrices de su sacrificio, pero vivo y parado sobre sus dos pies.



    Ahora, con la presencia del Cordero, ocurre un salto cualitativo en la adoración.  Se juntan los cuatro vivientes y los 24 ancianos en una especie de "coro unido" de 28 voces, y ahora no sólo "dicen" como antes (4:8,10) sino "cantan un nuevo cántico" (4:9), y eso con acompañamiento de una "orquesta" de 28 arpas, junto con ricos perfumes (4:8).  Antes, cuando adoraban a Dios Padre como Creador, la adoración no alcanzaba este nivel litúrgico y doxológico, como ahora, adorando al Cordero.



    Enseguida el culto da un nuevo paso hacia adelante: aparecen millones de millones de ángeles que adoran al Cordero con el mismo ritual séptuple de cuando ellos adoran a Dios Padre en el cielo (5:12; cf. 7:12; según los rollos del Mar Muerto, la consigna para los ángeles cuando adoran a Dios era, "glorificad a Dios con siete palabras magníficas").  Aquí todos los ángeles adoran al Cordero con la misma adoración que rinden a Dios Padre, y lo hacen en la misma presencia del Padre, a quien antes venían adorando.



    Esto es especialmente sorprendente e impresionante, porque el mismo libro de Apocalipsis prohíbe tajantemente toda adoración de cualquiera que no sea Dios mismo (19:10; 22:9).  La polémica contra toda idolatría es un tema central de este libro.  Sin embargo, esta adoración al Cordero por el coro unido de 28 voces y por la inmensa muchedumbre angelical, es el clímax de este culto.  ¿Por qué?  ¡Porque ese Cordero es Dios!  Por eso el Padre no se ofende cuando adoramos a su Hijo, ni es blasfemia ni sacrilegio adorar al Cordero, aun en la misma presencia del Padre.



    El culto culmina con la adoración de todo lo creado (¡nada menos!) "al que está sentado en el trono [capítulo cuatro] y al Cordero [capítulo cinco]" (5:13). En esa forma, Juan logra una hermosa simetría para todo el bloque textual; primero presenta la adoración al Padre, después la adoración al Cordero, y termina con la adoración al Padre y al Hijo por toda la creación (tema del capítulo 4).  De ahí en adelante, el gran trono se llamará "el trono de Dios y del Cordero", así equiparados en gloria, soberanía y adoración.



    Ahí está el tema del Apocalipsis: Jesucristo es el Señor.  Jesucristo es Dios, digno de adoración al igual que el Padre.


     

     


    0
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     



     
     
    ESTAS EN: - - - El Cordero es digno de ser adorado
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    ¿Quién pastorea al pastor? ¿Quién pastorea al pastor?

    José Hutter, presidente del grupo de teología de la Alianza Evangélica Española, introduce el tema general del próximo seminario de Teología y Psicología Pastoral (8-11 mayo, Tarragona).

     
    Ley Mordaza para evangélicos españoles Ley Mordaza para evangélicos españoles

    Un análisis de la actualidad social y política de César Vidal. Podemos y su postura ante las misas, los ataques a HazteOir, la libertad de expresión, la Iglesia confesante.

     
    La sexualidad que Dios diseñó: Pau Mnez. Vila La sexualidad que Dios diseñó: Pau Mnez. Vila Cosmovisión bíblica y ética sexual. Conferencia en la Església Evangèlica Poblenou (Barcelona) del psiquiatra Pablo Martínez Vila.
     
    Ideología de género, la familia y los cristianos

    Análisis de la campaña del bus de HazteOir contra la ideología de género y de esta corriente de pensamiento en España y a nivel internacional. Entrevista a César Vidal.

     
    ¿Libertad de expresión o delito de odio?

    La tendencia en España es la de que las mayorías ideológicas aplasten a aquellos que piensen distinto. Jaume Llenas analiza el caso del autobús de HazteOir.

     
    La Biblia del Oso ya tiene su tesis

    Constantino Bada explica su tesis sobre la Biblia del Oso y su autor, Casiodoro de Reina, cuya vida y obra es digna de ser recordada.

     
    Idea 2017: Reconciliar en la sociedad

    “Estamos convencidos de que los principios bíblicos son útiles para la sociedad vasca en su conjunto”, afirma Xesús Manuel Suárez, de la Alianza Evangélica Española.

     
    FOTOS Fotos
     
    La Biblia a través de la historia La Biblia a través de la historia

    Una exposición recorrerá Galicia este año 2017 mostrando la historia de la Biblia y su importancia para la Reforma Protestante.

     
    Idea 2017 en Bilbao Idea 2017 en Bilbao

    El encuentro anual de la Alianza Evangélica Española, del 17 al 19 de febrero, trató el tema general ‘Reconciliación’.

     
    Conferencia Aglow 2017 Conferencia Aglow 2017

    Fotos del encuentro celebrado del 10 al 12 de febrero en Madrid.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    3MJ #53: el equipo de Jesús 3MJ #53: el equipo de Jesús

    ¿Habrías escogido a los discípulos como lo hizo Jesús? Fueron personas comunes, pero cuando fueron llenas del Espíritu, cambiaron el mundo.

     
    8 causas: razas y culturas 8 causas: razas y culturas

    A veces pensamos que todos deben ser como nosotros y rechazamos a quienes no lo son. Sin embargo, Dios valora a cada persona sin importar su procedencia.

     
    Ser iglesia en una Europa cambiante Ser iglesia en una Europa cambiante

    Una entrevista con Jaume Llenas sobre cómo ser iglesia en la Europa del siglo XXI: misión en un entorno de creciente secularismo, populismo y posverdad. / Cámara y edición: J. P. Serrano.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.