PUBLICIDAD
 
domingo, 30 de abril de 2017   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



     

    Algunas lecturas sobre la Reforma Protestante (VI)

    Lutero inició su confrontación con la Iglesia católica romana cuando tuvo un nuevo entendimiento de las enseñanzas bíblicas.

    KAIRóS Y CRONOS AUTOR Carlos Martínez García 12 DE FEBRERO DE 2017 16:40 h

    Lutero fue un personaje multifacético. Debido a esto libros como el que inicié su reseña la semana pasada son de gran utilidad para quien desee comprender las distintas facetas del teólogo alemán.



    La obra coordinada por Donald K. Mckim, The Cambridge Companion to Martin Luther, Cambridge University Press, Cambridge, U. K., 2003, de la que anteriormente glosamos los primeros cinco capítulos, contiene dos apartados (el sexto y séptimo) que se abocan a estudiar “La teología de Lutero” y “La teología moral de Lutero”, respectivamente. En el primer caso, quien desarrolla el tema es Markus Wriedt, investigador y docente en la Universidad de Mainz y profesor visitante en la Universidad Marquette, Milwaukee, Wisconsin. El tópico de la teología moral del reformador lo analiza Bernd Wannenwetsch, cuyo centro académico es el Harris Manchester College, de la Universidad de Oxford.



    Wriedt y Wannenwetsch sintetizan temáticas muy amplias y que tienen distintos ángulos. Lutero inició su confrontación con la Iglesia católica romana cuando tuvo un nuevo entendimiento de las enseñanzas bíblicas, las que contrastó con el cuerpo doctrinal de la institución eclesiástica en la que fue ordenado como sacerdote. Desde entonces el monje agustino se empeñó en normar con la Biblia los principios que enarboló y defendió frente a otros puntos de vista y prácticas. De su descubrimiento de la salvación por gracia en Cristo, Martín Lutero debió ir elaborando respuestas puntuales a cuestiones como la libertad de conciencia, el papel de las autoridades políticas en asuntos de fe, celibato y matrimonio, el significado de la Santa Cena, claves hermenéuticas para estudiar la Palabra, el lugar de las buenas obras, propuesta de organización social y política, nueva organización eclesiástica y litúrgica, niñez y educación, entre muchos otros temas.



    En el capítulo 8, Fred W. Meuser (presidente emérito del Trinity Lutheran Seminary, en Columbus, Ohio) resalta que Lutero se consideró más un predicador de las enseñanzas bíblicas que teólogo, profesor, traductor, escritor, autor de himnos y músico o pastor. En todo momento, sobre todo cuando atravesaba por momentos adversos, Martín Lutero estimaba un deber ineludible exponer las Escrituras. Para él cada “cada sermón era un campo de batalla por las almas de las personas, un evento apocalíptico que contraponía las puertas del cielo con las del infierno, escenario del continuo conflicto entre el Señor y Satanás”.



    Jane E. Strohl, profesora de Historia y Teología de la Reforma en el Seminario Teológico Luterano del Pacífico, Berkeley, California, en el capítulo 9, traza el “Itinerario espiritual de Lutero”. En su peregrinaje cognitivo y espiritual el profesor de teología en la Universidad de Wittenberg llegó a un punto de quiebre cuando entendió de una forma liberadora la justificación del pecador por la gracia de Dios en Jesucristo. Strohl subraya que “la idea del creyente como santo (justificado) y pecador es la mayor polaridad distintiva de la espiritualidad de Lutero”. Dicha polaridad se sintetiza en una expresión: “Simul iustus et peccator”, justo y pecador al mismo tiempo.



    Los capítulos 10 (“La lucha de Lutero con temas éticos y sociales”), 11 (“Los encuentros políticos de Lutero”), y 12 (“Las polémicas y controversias de Lutero”) presentan al personaje como alguien que tuvo momentos sinuosos y hasta contradictorios. Los tópicos son abordados por Carter Lindberg, David M. Whitford y Mark U. Edwards, respectivamente. Cada uno de ellos tiene extensa trayectoria en estudiar a Lutero y/o la Reforma protestante. 



    Lindberg previene del error de percibir a Lutero como politólogo y/o analista de cuestiones sociales. Más bien es necesario comprender las posiciones éticas de Lutero como preocupaciones teológicas y pastorales, ya que su “batalla con temas de ética social procedían de su percibida vocación para proclamar la promesa y juicio de Dios”. Por su parte Whitford clarifica que la teología política de Lutero debe ser entendida “con el trasfondo de sus compromisos teológicos” basados en la Biblia. A partir de este fundamento, Martín Lutero elaboró la llamada doctrina de los dos reinos y la diferenciación entre esferas de autoridad terrenal y espiritual. En cuanto a Edwards, él hace un recorrido por las polémicas de Lutero, las cuales inicialmente estuvieron enfocadas en debatir, de viva voz o mediante escritos, con teólogos católico romanos. No mucho después el reformador debió confrontarse con otros que compartían sus críticas al sistema teológico/eclesial católico, pero tenían distintas propuestas de cómo enfrentarlo y llevar al cabo la renovación de la comunidad cristiana. Lutero polemizó y/o enseñó contra Karlstadt, colega en la Universidad de Wittenberg, Zwinglio, reformador de Zúrich, Tomás Müntzer y la insurrección de los campesinos, los anabautistas.



    La sección titulada “Después de Lutero” la conforman tres capítulos, del 13 al 15. Robert Kolb explora “La función de Lutero en una era de confesionalización”, donde muestra el imaginario construido sobre el teólogo germano en distintos bandos: por un lado sus adversarios pertenecientes a distintos grupos, y por el otro los discípulos que prosiguieron la tarea reformadora. Lutero consolidó una confesión distinta en tiempos durante los cuales el monopolio de los bienes simbólicos de salvación los tenía la Iglesia católica romana. Hans J. Hillerbrand, especialista en la Reforma y prolífico autor acerca de la misma, ofrece en “El legado de Lutero” los aportes del ex monje agustino. Lutero dijo de sí mismo que no era sino “una maloliente bolsa de gusanos” y que esperaba a su muerte fuesen quemados todos sus libros y escritos, también manifestó que “los hijos de Dios no deberían ser llamados por mi nombre”, es decir luteranos. Como sea, la herencia de Lutero tiene alcances históricos, geográficos y culturales y las repercusiones en estos campos fueron evidentes mientras él vivía. James A. Nestingen hace un ensayo interpretativo en el capítulo “Acercamiento a Lutero”, en el cual lo disecciona como personaje y como símbolo. Lutero-símbolo representa algo más grande que su persona, y ha trascendido hasta marcar con su lid la construcción de Occidente, incluso en uno de sus extremos exóticos, como es América Latina.



    La obra concluye con la sección cuarta, “Lutero hoy”. James A. Kittelson, en el capítulo “Lutero y la historia moderna de la Iglesia” hace un repaso a las distintas lecturas históricas sobre la gesta del personaje y sus resultados. Aboga por un acercamiento amplio y comprensivo del reformador para liberarlo de las mitologizaciones que han elaborado tanto sus oponentes acérrimos como sus partidarios más entusiastas. En “El significado teológico contemporáneo de Lutero”, Robert W. Jenson encuentra que las propuestas de Lutero son dinámicas, o sea tienen vigencia pero con la condición de no trasladarlas mecánicamente a nuestra propio ejercicio bíblico/teológico. Finalmente, Günther Gassman cierra el libro con el capítulo “Lutero en la Iglesia mundial hoy”. No lo dice así, pero en el análisis del autor está la propuesta para que los herederos de Lutero hagan el esfuerzo de ser selectivos en cuanto a qué preservar y qué desechar de la herencia transmitida. Me parece una buena línea para tener en cuenta a la luz del quinto centenario del inicio de la Reforma protestante. De hacerse el ejercicio habrá mucho que reivindicar en el movimiento desencadenado por Martín Lutero y, también, rémoras a ser identificadas para deshacerse críticamente de ellas.


     

     


    0
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     



     
     
    ESTAS EN: - - - Algunas lecturas sobre la Reforma Protestante (VI)
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    Restaurar al pastor Restaurar al pastor

    Marcos Zapata será uno de los ponentes del próximo Seminario de Teología y Psicología Pastoral que abordará el tema general “¿Quién pastorea al pastor?”.

     
    Erdogán y Turquía según C. Vidal Erdogán y Turquía según C. Vidal

    Entrevista a César Vidal de las razones que han llevado al escenario político actual en Turquía, cómo afecta a Rusia, UE, EEUU, ISIS, Siria, Irán e Israel; y el posible escenario al que conduce.

     
    Trump y Al Asad ¿qué pasa en Siria? C. Vidal Trump y Al Asad ¿qué pasa en Siria? C. Vidal

    Trump ordenó bombardear Siria tras un ataque con armas químicas que se interpretó causado por Al Asad ¿Es esto cierto? ¿Qué hay detrás de esta actuación? ¿Qué pasará con EEUU, Siria, Rusia, Irán e Israel? Entrevista a César Vidal.

     
    “Nos jugamos que podamos expresarnos todos los españoles con libertad” “Nos jugamos que podamos expresarnos todos los españoles con libertad”

    El presidente de Hazteoir hace balance de la campaña del autubús y expresa su preocupación por las leyes aprobadas que en su opinión intentan adoctrinar en la ideología de género.

     
    Venezuela tras el ‘autogolpe’ de Estado

    La crisis actual en Venezuela: un amplio análisis de las causas, situación social y política, y el posible futuro. Entrevista a César Vidal.

     
    ¿Quién pastorea al pastor?

    José Hutter, presidente del grupo de teología de la Alianza Evangélica Española, introduce el tema general del próximo seminario de Teología y Psicología Pastoral (8-11 mayo, Tarragona).

     
    La sexualidad que Dios diseñó: Pau Mnez. Vila Cosmovisión bíblica y ética sexual. Conferencia en la Església Evangèlica Poblenou (Barcelona) del psiquiatra Pablo Martínez Vila.
     
    FOTOS Fotos
     
    Sellos para conmemorar la Reforma Sellos para conmemorar la Reforma

    Lituania, Namibia, Brasil, Benín e incluso Polonia, entre otros, han lanzado sellos conmemorativos del 500º Aniversario de la Reforma. España, no.

     
    La Biblia a través de la historia La Biblia a través de la historia

    Una exposición recorrerá Galicia este año 2017 mostrando la historia de la Biblia y su importancia para la Reforma Protestante.

     
    Idea 2017 en Bilbao Idea 2017 en Bilbao

    El encuentro anual de la Alianza Evangélica Española, del 17 al 19 de febrero, trató el tema general ‘Reconciliación’.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Bullying: puedes ser parte de la solución Bullying: puedes ser parte de la solución

    ¿Lo sufres? ¿Lo has visto en tu entorno? ¿O lo consientes con tu silencio? Los chicos de BetterTogether nos animan a aplicar la regla de oro en este nuevo vídeo de Mosaico.

     

     
    8 causas: justicia social 8 causas: justicia social

    Los valores de la Reforma protestante impregnaron sociedades. Impulsaron e impulsan personas para luchar por la justicia social como compromiso ineludible y consecuente de su fe en Jesús.

     
    La Reforma protestante sigue viva hoy La Reforma protestante sigue viva hoy

    Hacedores de Historia, con la ayuda de varios jóvenes profesionales (dos artistas, dos abogados -uno político) analiza la vigencia de la Reforma en la sociedad y personas de nuestro tiempo.

     
    Cristianismo para no cristianos: C. Vidal Cristianismo para no cristianos: C. Vidal

    Conferencia impartida por César Vidal dentro de un ciclo del Centro Cultural Argentino de Miami este pasado 10 de abril de 2017.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.