PUBLICIDAD
 
martes, 27 de junio de 2017   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    14
     

    ¡Apostasía fuera, fuera, fuera…!

    El puritano John Owen nos enseña acerca del peligro de la apostasía espiritual.

    BRISA FRESCA AUTOR Will Graham 04 DE FEBRERO DE 2017 22:20 h

    John Owen nació hace cuatrocientos años. Además de ser el príncipe de la teología puritana, Owen es –según la perspectiva de Roger Nicole- el teólogo de habla inglesa más destacado de toda la historia.



    Ha ejercido una influencia enorme sobre las vidas de muchos evangélicos contemporáneos tales como Sinclair Ferguson, J.I. Packer, John Piper, Carl Trueman y el recién difunto Jerry Bridges.



    Hoy queremos avivar el nombre de Owen por dos razones. Primero, para honrar el legado de aquel varón de Dios cuyo nombre sigue siendo bastante desconocido en el mundo hispano. Segundo, por amor a la Iglesia del Señor Jesucristo en su lucha actual contra la apostasía del Evangelio.



    En su extensa exposición de Hebreos 6:4-6 –‘La naturaleza y las causas de la apostasía del Evangelio’ (1676)- Owen concluye el libro nombrando siete maneras de defenderse contra el peligro de la apostasía del Evangelio. Estas defensas son tan relevantes como lo eran hace 340 años.



    ¿Cómo defendernos contra la tentación de apostatar de la doctrina, los mandamientos y la adoración del Evangelio? Aquí están las respuestas del hermano Owen.



    1.- Debemos preocuparnos en primer lugar por la gloria de Dios.



    Como en el caso de Moisés (Números 14:11-19) y Josué (Josué 7:8-9), el creyente debe preocuparse en primer lugar por la gloria de Dios para defenderse contra la apostasía. Sin un celo puro por el nombre del Señor de los ejércitos o un deleite constante en las doctrinas del Evangelio, el cristiano sentirá la tentación de regresar a las supersticiones de la Iglesia Católica Romana o a convertirse a alguna otra religión. “¿Cuántas naciones que una vez fueron receptores del Evangelio ahora están infestadas y dominadas por el Islam, el paganismo y el ateísmo?”



    La indiferencia espiritual siempre producirá malos frutos. Así que los creyentes deberían gemir y clamar a Dios por causa de todas las abominaciones que ven en su generación (Ezequiel 9:4). Tienen que levantarse contra la apostasía y pedirle al Señor que haga algo al respecto.



    “Si nosotros estamos preocupados por la gloria del nombre de Dios y gemimos en secreto a causa de la abominación de la apostasía, entonces, disfrutaremos también de Su cuidado especial y protección. Él nos guardará cuando la apostasía nos tiente a abandonar el Evangelio”.



    2.- Debemos orar continuamente, reclamando las promesas de avivamiento.



    Basándonos en las promesas de la Palabra de Dios, es necesario que nos aferremos celosamente a las promesas de las Escrituras en nuestro tiempo de oración. ¿Acaso no ha prometido el Altísimo que el Evangelio será una alabanza en toda la tierra (Isaías 62:6-7)? ¿No puede el Todopoderoso derramar tal bendición sobre las naciones que haya salvación? (Isaías 45:8). ¿Habrá algo demasiado difícil para Dios? ¿No podría avivarnos gloriosamente por medio de Su gracia soberana y eficaz?



    En medio de una generación apostata, los discípulos nos tenemos que animar con la promesa de que Dios puede avivar Su preciosa obra. “Debemos estar como los guardias sobre los muros de Jerusalén que no callaban de día ni de noche”. ¡A clamar! ¡A orar! ¡A interceder en base a las promesas divinas!



    3.- Debemos contender ardientemente por la fe una vez dada a los santos.



    Aunque muchos se burlan del Evangelio, somos llamados a defender la buena Palabra de Dios y a gozarnos en aquello que el mundo menosprecia y ridiculiza. Es cierto que hay que defender la Escritura mediante nuestras palabras, sin embargo, el Señor quiere que nuestras vidas sean santas, justas y fructíferas también (1 Pedro 3:16). “Debemos dar un testimonio fiel al Evangelio, no sólo por nuestras palabras, sino también por nuestras vidas”. Esta doble defensa nos arraigará cada vez más en las benditas verdades del Evangelio de Cristo.



     



    John Owen, el teólogo puritano por excelencia (1616-83)



     



    4.- Debemos vigilar cuidadosamente nuestros corazones.



    El apostata sigue los dictados de su propio corazón sin cuestionar nada. No obstante, el creyente verdadero se ve obligado a guardar su corazón ya que de él mana la vida (Proverbios 4:23). Sabe que su corazón, igual que aquél de Pedro, es engañoso y perverso por lo tanto lo vigila constantemente a la luz de las Escrituras probando sus intenciones (Hebreos 4:12-13).



    Consiguientemente no se le ocurriría depender de sí mismo para mantenerse en la fe sino únicamente de Cristo para su ayuda y fortaleza espiritual (Apocalipsis 3:10). “Debemos vigilar constantemente nuestros corazones respecto a su progreso espiritual en santidad o su retroceso en ella. Aquel que no vigila su propio corazón, se expone a sí mismo al peligro de la apostasía”.



    5.- Debemos tener cuidado de no confiar en los privilegios externos de la Iglesia.



    En vez de confiar en cosas externas, los seguidores de Cristo nos gloriamos en la belleza espiritual del Nuevo Pacto (2 Corintios 3:10). Ahora bien, creemos en las ordenanzas (el bautismo y la Santa Cena) e incluso las celebramos con gratitud en el corazón, pero no fundamentamos nuestra salvación eterna sobre estos privilegios externos. Las ordenanzas son simplemente señales visibles de realidades invisibles, a saber, la regeneración del creyente en el caso del bautismo y la muerte de Cristo en cuanto a la Cena del Señor.



    Las ordenanzas no nos salvarán de la apostasía ni tampoco nuestra asistencia a la Iglesia ni nuestros dones espirituales ni nuestro conocimiento. Lo que hay que hacer es ver si hay fruto espiritual en nuestras vidas. ¿Estamos siendo santificados, hechos semejantes al bendito Hijo de Dios? Esta obra interna del Espíritu del Señor es la prueba de que el Evangelio está realmente transformando nuestro corazón. En vez de fijarnos en lo externo, hay que mirar adentro.



    6.- Debemos tener cuidado de los pecados nacionales.



    “¡Pero todos lo hacen!” es una frase que los hipócritas religiosos suelen emplear para justificar su pecado. Sin embargo, la Biblia habla bien claramente al respecto sobre la necesidad de apartarse de la mundanalidad (2 Corintios 6:17). “Debemos estar entre ellos pero no ser de ellos, y ciertamente no ser corrompidos por ellos y por los pecados nacionales”.



    La voluntad de Dios para Sus siervos es su santificación, por lo tanto, tienen que renunciar el placer y la vanagloria mundana para ser auténticos discípulos (1 Juan 2:15-17; Santiago 1:27; 4:4).



    Cuando el pueblo de Dios empezó a coquetear con las naciones paganas en el Antiguo Testamento, fue la causa de su ruina. Y ahora, en el Nuevo Pacto, “la Iglesia verdadera de Dios debería ser guardada pura y santa por la morada del Espíritu Santo en ellos y entre ellos”.



    7.- Debemos evitar aquellos pecados –cometidos por los que profesan ser creyentes- los cuales vuelven la mente de los hombres en contra del Evangelio.



    Hay muchos pecados que pueden dar un mal testimonio a nuestros vecinos no cristianos: la falta de amor, la falta de actos de bondad hacia otros, el orgullo espiritual, un espíritu crítico y de censura, etc. El plan de Dios es que silenciemos a los incrédulos a través de nuestra forma de vivir (1 Pedro 2:15; 3:16).



    “Si todos los creyentes fueran mansos, quietos, apacibles, sobrios, templados, humildes, útiles, bondadosos, tiernos, dispuestos a escuchar a otros, gozosos en sus pruebas y problemas, siempre regocijándose en el Señor, entonces el mundo no se ofendería ante ellos, sino que más bien se maravillaría de cómo podría vivir sin ellos; y así, sería ganado por ellos y haría todo esfuerzo para ser semejante a ellos. Si la honestidad, la sinceridad y la justicia fuesen vistas entre los creyentes en todo tiempo, ¡cuán grandemente sería glorificado Cristo!”



    Conclusión



    A la luz de todo lo que nos ha dicho enseñado nuestro amado teólogo John Owen, mantengámonos centrados en la gloria de Dios por encima de todo. Debemos orar por avivamiento, contender por la fe, vigilar nuestros corazones, no confiar en las cosas externas, tener cuidado con los pecados favoritos de nuestra nación y evitar los pecados que caracterizan a aquéllos que profesan ser creyentes. Así nos mantendremos bien alejadas del peligro de la apostasía del Evangelio.


     

     


    14
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     

    Óscar Margenet Nadal
    06/02/2017
    12:17 h
    6
     
    Gracias Will. Owen no solo fue líder de la iglesia ‘No conformista’ sino activísimo político. Fue: administrador en la Universidad de Oxford representándola en el Parlamento; invitado a presidir la de Harvard; vicecanciller (sofocó un levantamiento Realista); partidario de la República en lugar del Protectorado; consultado por Cromwell por la relación estado-iglesia; colaborador de los independistas de la Iglesia Anglicana y defensor de la libertad de John Bunyan. ¡Un completo hombre de Dios!
     
    Respondiendo a Óscar Margenet Nadal

    Will Graham
    06/02/2017
    21:33 h
    7
     
    Gracias por los datos, amado hermano. Desconocía lo de Harvard. Siempre es un gusto leer tus comentarios. En Cristo, WG.
     
    Respondiendo a Will Graham

    Óscar Margenet Nadal
    08/02/2017
    13:05 h
    14
     
    A post #7, en efecto, algunos historiadores citan que Owen fue invitado en 1670 o 1671 a ser presidente del Harvard College. Antes había sido invitado por iglesias congregacionalistas de Boston. Quizás exista una estrecha relación entre ambas invitaciones por obvias razones geográficas. Esto ocurría más de cien años antes de la independencia de EE.UU. También tuvo entonces otras invitaciones académicas desde Holanda. ¡Cuántas oportunidades le dio el Señor de servirle! Un fraternal abrazo Will.
     

    EZEQUIEL JOB
    06/02/2017
    05:12 h
    5
     
    No creo en los "avivamientos", sino que la palabra de Dios es mas que suficiente para cambiar el mundo (2Tim3:16-17), tenemos las armas en nuestras manos y son espirituales (2Cor10:4), lo unico que nos falta es mas obediencia a la palabra escrita (La Biblia), para así AGRADAR a DIOS con nuestras vidas (1Ts4:1), lo demás viene por si de Dios. Si vivimos como manda el Señor Jesús, tendremos sana sabiduría (Prov2:7), los pecadores se convertirán (Sal51:10-13), no tendremos apostasía (Rom 1:28-32).
     
    Respondiendo a EZEQUIEL JOB

    Norberto Amoroso Jacquet
    07/02/2017
    03:11 h
    11
     
    Hermano, te recomiendo el libro: ¿por qué no viene el avivamiento? De Leonard Ravenhill.
     
    Respondiendo a Norberto Amoroso Jacquet

    EZEQUIEL JOB
    08/02/2017
    04:16 h
    13
     
    Gracias, hermano, acabo de leerlo. En mi Iglesia hemos orado y ayunado bastante por todo, un hermano oró y ayunó mas de 40 días, hicimos de la oración un "dios". Finalmente comprendimos que antes de la oración esta la ....OBEDIENCIA A SU PALABRA (LA BIBLIA), porque las oraciones pueden tener estorbos (1Ped3:7)(Pr28:9)(Is1:15). La oración es poderosa solo cuando viene de una persona honesta (santa), pura y limpia de conciencia. Los fariseos oraban y ayunaban (Mat23:14)(Lc18:10-12), y no cambiaron
     

    Andrés
    05/02/2017
    18:54 h
    4
     
    ya por ejemplo decir ¨principe...¨ de los predicadores, de tal teología, y similares es una más que clara demostración de apostasía. Apostatar es simplemente abandonar la fé. Y se puede abandonar la fé aun diciendo tenerla y llenandose la boca con ¨la gloria de Dios¨. Es decir, cuando la teología se convierte en una bandera en si misma, cuando se tiene un ¨predicador favorito¨ etc es que ya apostataste , y eso es lo que le pasa al neocalvinismo. Lo siento muchisimo, pero esto es evidente.
     
    Respondiendo a Andrés

    Norberto Amoroso Jacquet
    07/02/2017
    03:17 h
    12
     
    Bueno, Charles Spurgeon fue el príncipe de los predicadores, hermano Andres. Fue un siervo muy sufrido y humilde, yo desearía parecerme a él. No creo que un Pastor de sana doctrina genere ese efecto en sus seguidores. Con relación al neocalvinismo, no podemos llamar apóstatas. Son hermanos en la fe, y cada cual o tal cumple su propósito en la iglesia donde sirve. La apostasía es renegar de la fe en Cristo y Su Palabra. Y de estos hay bautistas y pentecostales que incurren en este pecado serio.
     

    Protestantólogo
    05/02/2017
    16:48 h
    3
     
    La fe es un potente lente que Dios presta al creyente a fin de que vea, perciba su presencia (Heb. 11:1),actuando en su favor,en el de sus hermanos y en el del mundo (gracia común).La medida de fe es la mayor o menor graduación del lente.Un apóstata tiene el marco,pero no el cristal, o sólo la estructura del tal pero con nula o mínima efectividad.En cuanto responsable de la verdad incurre en blasfemia contra el Espíritu Santo.No recoge, desparrama. La terquedad del “mundo” es inexcusable.
     

    Noemí
    05/02/2017
    12:54 h
    2
     
    Qué bueno el puritano John Owen. Sólo he leído un libro sobre él que recomiendo a todos: "Sobre la tentación". Muy buenas las recomendaciones que da para no caer en la apostasía y que recoge el hermano Will en su artículo. Tengámoslas muy en cuenta en nuestras vidas en estos tiempos tan difíciles. Bendiciones a tod@s! Feliz semana Will!
     
    Respondiendo a Noemí

    Will Graham
    06/02/2017
    21:35 h
    8
     
    Amén, hermana Noemí. Me alegro mucho de que el hermano Owen te haya bendecido. ¡¡Bendecida semana para ti también!! WG
     

    Norbert1985
    05/02/2017
    05:36 h
    1
     
    Lei parte de su libro "La tentación". Creo que es importantisimo enseñar específicamente a las iglesias sobre pureza sexual, inclusive dentro de la iglesia. Las iglesias grandes muchas veces, para retener miembros evitan ser "muy exagerados" con sus mensajes, y en medio de tanto entretenimiento y show ya no se enseña sobre la mortificación de la carne por miedo a perder feligreses. Pero es un tema para advertir y exhortar. Es por esto que amo las iglesias locales y honro a pastores honestos.
     
    Respondiendo a Norbert1985

    Will Graham
    06/02/2017
    21:37 h
    9
     
    Sí, Owen creía que la santificación es un proceso lento y progresivo que dura toda la vida de un creyente. Hoy día, tendemos a pensar que Dios solamente actúa en nuestras vidas cuando estamos en cultos cargados de emocionalismo y sensacionalismo. Desconocemos en gran parte la verdadera obra del bendito Espíritu de Dios. Gracias por tu aportación, hermano. Un abrazo, WG
     
    Respondiendo a Will Graham

    Norbert1985
    07/02/2017
    03:04 h
    10
     
    Gracias a usted por contestar pastor, un abrazo!
     



     
     
    ESTAS EN: - - - ¡Apostasía fuera, fuera, fuera…!
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    España, 40 años de democracia: luces y sombras (C. Vidal) España, 40 años de democracia: luces y sombras (C. Vidal)

    Logros de la democracia española teñidos de corrupción, clientelismo político y de Iglesia-Estado, junto a economía que grava las clases medias y un Congreso en crisis ¿Qué pueden hacer los cristianos? Análisis de César Vidal.

     
    Franco Mazzocca: prótesis que cambian vidas Franco Mazzocca: prótesis que cambian vidas

    El joven estudiante de ingeniería usa sus recursos y talento para ayudar a niños que necesitan prótesis de mano, algo inalcanzable por otros medios.

     
    J.C. Escobar: Reforma y Pentecostés inseparable J.C. Escobar: Reforma y Pentecostés inseparable

    Evangélicos españoles celebran #500Reforma en 2017, cinco siglos después de la Reforma protestante. El coordinador Juan Carlos Escobar habla de su experiencia, visión y obstáculos para esta conmemoración. 

     
    Jaque a Qatar en el tablero global (C. Vidal) Jaque a Qatar en el tablero global (C. Vidal)

    ¿Por qué tras el viaje de Trump a Arabia Saudí los aliados de EEUU bloquean a Qatar? ¿Es cierto que es por su apoyo al terrorismo? ¿Qué significa esta jugada en la política mundial? Entrevista al historiador y analista político César Vidal.

     
    G. Amarilla: la política como lugar de misión G. Amarilla: la política como lugar de misión

    Entrevista al diputado uruguayo de fe evangélica Gerardo Amarilla, ex Presidente de la Cámara de Representantes, sobre su visión y experiencia en la vida pública.

     
    Gary Wilkerson, ponente del 8º Congreso Evangélico

    El hijo de David Wilkerson preside un ministerio mundial de evangelismo y ayuda al necesitado, World Challenge. Wilkerson habla de la Reforma, el movimiento pentecostal y los desafíos que la iglesia enfrenta en el mundo actual.

     
    FOTOS Fotos
     
    Las diversas capacidades de Mefi-Boset Las diversas capacidades de Mefi-Boset

    El ministerio Mefi-Boset lleva 20 años trabajando el tiempo de ocio y apoyo a las familias de personas con discapacidad intelectual en Terrassa y Barcelona. Algunas imágenes de este curso que acaba.

     
    Sellos para conmemorar la Reforma Sellos para conmemorar la Reforma

    Lituania, Namibia, Brasil, Benín e incluso Polonia, entre otros, han lanzado sellos conmemorativos del 500º Aniversario de la Reforma. España, no.

     
    La Biblia a través de la historia La Biblia a través de la historia

    Una exposición recorrerá Galicia este año 2017 mostrando la historia de la Biblia y su importancia para la Reforma Protestante.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    3MJ #63: fariseos modernos 3MJ #63: fariseos modernos

    El fariseo se cree mejor que los demás, al no comprender el verdadero significado de la gracia de Dios.

     
    Repair Café en Toledo Repair Café en Toledo

    Esta es una cafetería distinta, donde se ayuda y enseña a reparar objetos rotos. 

     
    Aarón Lara (ONG evangélica Concertación) habla de familia y DD.HH. en la OEA Aarón Lara (ONG evangélica Concertación) habla de familia y DD.HH. en la OEA

    Video de la participación de Aarón Lara en el encuentro de la OEA en Cancún (junio de 2017), representando a Concertación, ONG evangélica que ha promovido el movimiento del Congreso Iberoamericano por la Vida y la Familia.

     
    No me avergüenzo No me avergüenzo

    Soy cristiano, alguien que quiere parecerse cada día más a Jesús.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.