PUBLICIDAD
 
jueves, 20 de junio de 2019   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    2
     

    Si Dios no se equivocara...

    Quizá hemos de dejar de dar coces contra nuestros aguijones personales y empezar a confiar en que Dios nos ama.

    EL ESPEJO AUTOR Lidia Martín 05 DE NOVIEMBRE DE 2016 23:50 h
    Foto: Unsplash

    Desde luego, las cosas desde este lado del cielo no se ven como se verán desde el otro. Aquí se nos ha dado una perspectiva limitada de las cosas y nosotros, desde nuestra mente también finita, vamos haciendo lo que podemos, pero en muchas ocasiones, bastante menos de lo que nos convendría teniendo en cuenta lo poco que sabemos.



    De este lado del cielo se nos llama a tener fe en aquello que no vemos y que, sin embargo, aunque de forma limitada se nos ha revelado, y con ello se nos invita a creer en verdades que, de momento, no podemos constatar, pero que no por eso son menos verdades.



    Trayendo el tema de hoy a un plano mucho más práctico y concreto, una de esas verdades que se nos ha permitido conocer y que nos resistimos a creer es que la voluntad de Dios es buena, agradable y perfecta. Es decir, que Dios no solo no se equivoca, sino que Su voluntad para con nosotros está teñida de todas esas connotaciones prácticas.



    La forma en la que se materializa a menudo no nos gusta, porque a simple vista no nos parece para nada que sea buena, agradable y perfecta. Pero eso es solo lo que vemos a este lado del cielo. Lo que es verdad es algo bien diferente y mientras estamos aquí no estamos tan llamados a comprenderlo como a creerlo sin reservas.



    Cuando digo “sin reservas” no me refiero a sin dificultad, sin ayuda, sin asombro y otros tantos elementos que nos acompañan en ese ejercicio difícil que es la fe y que no sostenemos nosotros mismos, sino el propio Espíritu que la fortalece. La pedimos a Dios, se la rogamos en una medida mayor y Él nos la da, pero hemos de querer tenerla.



    Y en toda esa amalgama tan difícil para nosotros de entender que tiene que ver con distinguir con la parte que hace Dios y la que hacemos o ponemos nosotros, se nos pide que creamos. ¡Claro que hay una parte que nosotros ponemos, y es probablemente la que más cuesta: aceptar que Dios no se equivoca y que nuestra confianza ha de estar depositada en que lo que Él hace, lo hace por algo!



    Nuestra fe viene acompañada de debilidad e imperfecciones, pero Dios demanda de nosotros ese paso por el que Él pueda, sin forzarnos, mostrarnos aquello que puede y quiere trabajar en nosotros.



    El gran problema está, tal y como yo lo veo, por supuesto de forma discutible, en que realmente no creemos que Dios no se equivoque. Tampoco creemos que detrás de cada cosa que permita en nuestra vida haya un gesto de misericordia hacia nosotros.



    De hecho, cuestionamos a Dios y Sus intenciones constantemente. Porque en el fondo y no tan en el fondo, creemos en un Dios al que podamos manejar a conveniencia, queremos un Dios que podamos entender y con el que podamos argumentar de tú a tú, de igual a igual. Tener un Dios que todo lo sabe, mientras nosotros nos mantenemos en la ignorancia, no nos gusta en absoluto. Nos hace sentirnos e insignificantes.



    Y cuando vienen los reveses de la vida y enfrentamos situaciones que no nos gustan y que consideramos que Dios no debería haber permitido, esto nos cuesta la fe. Así, literalmente. La poca que teníamos quizá, o simplemente pone de manifiesto que nuestra teología del dolor no era tan solvente como pensábamos: creíamos que Dios no se equivocaba mientras nos parecía que nos favorecía. Pero ese es un evangelio parcial y más que interesado.



    Quizás ahí descubrimos que no era tan cierto que rogábamos pidiendo verdaderamente que la voluntad de Dios se cumpliera, dando por hecho que era perfecta. Quizá lo habíamos asimilado como una de tantas frases o terminología que nos encantan a este lado del cielo, pero que solo en la vida venidera llegaremos a comprender en toda su dimensión. Le decimos “Haz tu voluntad, pero esta en concreto, no”, lo cual es, en sí mismo, una gran estupidez.



    A lo mejor todo esto se resolvería para nuestro bien partiendo de una base inamovible, de una premisa incuestionable: que Dios no se equivoca. Todo lo demás sería cuestionable, todo el resto de elementos podrían fallar o explicarse de otra manera, y si así lo asumiéramos no andaríamos como locos en contenciosos con Dios, sino procurando por todos los medios acercarnos a Él para que nos iluminara en semejante momento para nosotros, con nuestra incapacidad terrible de comprender.



    Si nos acostumbráramos a partir de esta premisa como el punto de partida y llegada para nosotros mientras estemos aquí, estoy convencida de que veríamos las cosas de otra forma bien diferente, aunque no sin dolor, claro, porque nunca se nos prometió que de eso fuéramos a ser librados aquí.



    Si Dios no se equivoca…




    • Quizá podamos descubrir que cuando Dios permite que algo desparezca de nuestras vidas, Él puede estar sacando o recolocando ídolos de nuestra vida, elementos que no ocupan su verdadero lugar sino Su lugar central en nuestra vida, que Él no comparte con nadie..

    • A lo mejor podríamos dejar espacio para ver que Él nos libra de personas que son lastres para nuestro crecimiento y para nuestro avance en Su reino y no nos aferraríamos a ellas y a lo que nos dan como si fueran ellas y no Dios la fuente de nuestro bien.

    • Puede que, tal vez, cuando nos permite continuar en situaciones que no entendemos, Él esté trabajando en nosotros de una forma que, en el futuro, nos será imprescindible tener como herramienta, porque vamos desarrollándonos mucho más allá de esa salvación inicial de la que a veces no terminamos de despegar.

    • Podremos vislumbrar, aunque sea tenuemente, que cuanto más desvalidos estamos nosotros humanamente, más se fortalece Él en nosotros, en nuestra debilidad, lo cual nos permite ver Su obra en primera línea, si no en primera persona y, además, atribuirle toda la gloria, que es Suya.

    • Pudiera ser que a través de nuestra circunstancia personal Él esté haciendo milagros en las vidas de otras personas, aquellos que nos observan en silencio y que sacan conclusiones del tipo de Dios que tenemos dependiendo del tipo de embajador que nosotros seamos.



    Quizá hemos de dejar de dar coces contra nuestros aguijones personales y empezar a confiar en que Dios nos ama, nos ama siempre con una voluntad buena, agradable y perfecta, aunque aún incomprensible para nosotros y que ese amor es incluso, mucho más profundo que el que nos tenemos a nosotros mismos, que ya es mucho.


     

     


    2
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     

    EZEQUIEL JOB
    07/11/2016
    21:20 h
    2
     
    Gracias, Hermana. Percibo en su artículo que FE es sinónimo de CREER, eso no es así, pues en ese caso los demonios tendrían FE porque CREEN (Stg2:19), esto no puede ser, ¿verdad?. En el Hebreo FE significa OBEDIENCIA A LA ESCRITURA, por eso Santiago a la FE exige OBRAS(OBEDIENCIA)(Stg2:17). Y la escritura MANDA que demos gracias a Dios en todo y por todo, porque todo nos ayuda a bien (enfermedad, hermanos, economía, trabajo, familia, ministerio,etc.)(1Ts5:18)(Ef5:20)(Rom8:28).Perdón si equivoqué
     

    Óscar Margenet Nadal
    07/11/2016
    14:01 h
    1
     
    Estimada Lidia, me trajiste a memoria la vía matemática 'reductio ad absurdum', que dice: 'una proposición se demuestra que es verdadera probando que si no lo fuera conduciría a una contradicción'. Partir de 'Si Dios no se equivocara...' pone difícil demostrar que 'Dios no se equivoca nunca' pues el yoísmo humano es idolatría ante Dios. Pero, YO SOY lo pone fácil (199 veces en el AT y Números 23:19) pues se humanizó en Jesucristo (presentado como 'yo soy' 74 veces en el NT). Bendiciones hermana.
     



     
     
    ESTAS EN: - - - Si Dios no se equivocara...
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    “Por mucho amor que reciba un niño en una institución, no es el medio ideal para desarrollarse” “Por mucho amor que reciba un niño en una institución, no es el medio ideal para desarrollarse”

    Francisca Capa explica el trabajo de REPINNAV (Red de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes en Vulnerabilidad) en Huaraz (Perú).

     
    “Queremos unir a la iglesia evangélica para orar” “Queremos unir a la iglesia evangélica para orar”

    El próximo 8 de junio las iglesias evangélicas son invitadas a participar de España oramos por ti, un evento simultáneo en 52 puntos del país.

     
    Protestantes en España: creer a la contra Protestantes en España: creer a la contra

    Documentos RNE dedica un amplio reportaje sonoro a la historia del protestantismo en España. Participan Gabino Fernández, Doris Moreno y Ricardo García.

     
    “Con nuestro trabajo podemos ser agentes de restauración” “Con nuestro trabajo podemos ser agentes de restauración”

    Jaume Llenas comienza una nueva etapa como asesor de los Grupos Bíblicos Graduados. En esta entrevista comparte su visión sobre el trabajo, la vocación y la misión en el ámbito laboral.

     
    Cuidado pastoral y psicología Cuidado pastoral y psicología

    El teólogo Julio Díaz Piñeiro explica el desarrollo histórico del cuidado pastoral en Estados Unidos, con sus aciertos y errores a la hora de aplicarse a un contexto como el español.

     
    FOTOS Fotos
     
    X Encuentro de Literatura Cristiana X Encuentro de Literatura Cristiana

    Algunas fotos de la entrega del Premio Jorge Borrow 2019 y de este encuentro de referencia, celebrado el sábado en la Facultad de Filología y en el Ayuntamiento de Salamanca. Fotos de MGala.

     
    Idea2019, en fotos Idea2019, en fotos

    Instantáneas del fin de semana de la Alianza Evangélica Española en Murcia, donde se desarrolló el programa con el lema ‘El poder transformador de lo pequeño’.

     
    15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

    Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

     
    Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

    Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

     
    ‘Los poetas y Dios’, 15ª edición ‘Los poetas y Dios’, 15ª edición

    Algunas fotos del encuentro de poesía espiritual celebrado los días 2 y 3 de noviembre en Toral (León). Fotos de Jacqueline Alencar.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Toda la Biblia: 2ª Pedro Toda la Biblia: 2ª Pedro

    Un Dios lleno de gracia prepara algo especial para nosotros en los cielos nuevos y la tierra nueva.

     
    El informativo #4: Evangélicos en la OEA, la ONU pide proteger a minorías religiosas El informativo #4: Evangélicos en la OEA, la ONU pide proteger a minorías religiosas

    El 22 de agosto es el día designado por la ONU para conmemorar a las víctimas de violencia por motivo de creencia o religión. Esta y otras noticias en nuestro resumen semanal.

     
    Las Tres Tabernas: Marcos Vidal Las Tres Tabernas: Marcos Vidal

    Alex Sampedro entrevista a Marcos Vidal en profundidad sobre iglesia, pastorado, arte, literatura o redes sociales.

     
    Yo soy la resurrección y la vida Yo soy la resurrección y la vida

    En Jesús encontramos a un Dios que no es indiferente, sino un Dios que llora con nosotros.

     
    Yo soy el pan de vida Yo soy el pan de vida

    Si ningún placer de la vida puede satisfacernos del todo, puede que estemos hechos para algo más.

     
    “Es urgente renovar la praxis del ministerio a la infancia” “Es urgente renovar la praxis del ministerio a la infancia”

    Conversamos con Javier Martín, coordinador de min19, sobre la necesidad de dar espacio e importancia a los niños, tal y como hizo Jesús.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.