PUBLICIDAD
 
lunes, 21 de octubre de 2019   inicia sesión o regístrate
 
Protestante Digital

 
PUBLICIDAD
 
SÍGUENOS EN
  • Twitter
  • Facebook
  • Google +
  • Instagram
  • YouTube
  • Rss
 

  • Donar a Protestante Digital
  •  
    PUBLICIDAD
     
     



    15
     

    La Biblia y el Capitalismo

    El Antiguo Testamento tiene mucha legislación social y económica, casi todo en defensa de los pobres.
    BENE STUDERE AUTOR Juan Stam 06 DE ABRIL DE 2014

    En el Colegio donde estudié, en Paterson, Nueva Jersey, nos tocó un profesor que ninguno de nosotros podrá olvidar jamás. Lucía el pintoresco apellido de "Bontekoe" ("vaca abigarrada", en holandés) y era una mezcla de Don Quixote y Sören Kierkegaard con una fuerte dosis de Sócrates. "Bonty" fue el profesor que nos hizo pensar, y pensar críticamente. Un día nos asignó la desafiante tarea de buscar las bases bíblicas del capitalismo. Esa pesquisa provocativa creó tempestades dentro de mi cerebro que me siguen inquietando hasta el día de hoy.

    ¡Qué tarea más difícil! Como buenos cristianos y cristianas (y calvinistas, por feria), sabíamos que nuestra fe tenía que ser integral y que nuestra ética tenía que estar fundada en las sagradas escrituras. Pero nuestra búsqueda no fue nada fácil, y sabíamos que tendríamos que defender nuestras propuestas ante el riguroso escrutinio del maestro.

    Algunos apelamos al octavo mandamiento, pero él nos preguntó si no robaban los capitalistas (hoy día, ¡quién lo puede dudar!). Otros apelaron a algunas parábolas de Jesús, pero el profesor cuestionó nuestra interpretación de esas parábolas y señaló que era precario sacar doctrinas de las parábolas, que tenían otro propósito.

    Tampoco es que la Biblia no hablara de la ética política o que no tuviera mucho que decirnos sobre la vida económica. Tiene mucho que decir, aunque por supuesto sus enseñanzas tienen que entenderse en su contexto antiguo y no deben tratarse como modelos a copiar mecánicamente hoy. Nuestra moderna economía de mercado internacional es muy distinta a la economía agraria de ellos. Pero creo que podemos encontrar en la Biblia unos principios fundamentales para nuestra orientación hacia temas económicos, y lejos de ser pro-capitalistas, me parece que favorecen de una u otra manera al socialismo. A ver...

    El primer político de la Biblia, en el sentido de ocupar un puesto en el gobierno de un país, fue José, quien fue también el primer "carismático" (Gén 41:38). Después de interpretar, con sus dones espirituales, los sueños del Faraón y el futuro de la economía egipcia, José entró en el gobierno de Egipto al más alto nivel: Primer Ministro, Ministro de Agricultura y Economía, y Ministro de Planificación.

    Y según el relato de Génesis 47, José reestructuró drásticamente todo el sistema económico de Egipto. Nacionalizó toda la agricultura y hasta la tierra en una economía centralizada y planificada, para salvar muchas vidas (Gén 50:20). Implantó una economía para la vida y no para la ganancia de algunos y la miseria de otros.

    No pretendo ahora afirmar una interpretación literal de este relato, pero de alguna forma debemos verlo como un mensaje sobre la ética teológica de la economía. Tampoco pienso que la gestión de José fuera una solución económica para los problemas de hoy. Pero me parece claro que el relato tiene un significado anti-capitalista. No me explico cómo nuestros políticos han logrado demonizar la nacionalización, como si estuviera opuesta a la fe y la Biblia, y santificar la "libre" competencia como el único modelo legítimo para la vida económica. ¡Qué ironía hoy, que mientras algunos países latinoamericanos acaban de casarse con la privatización y los tratados de "libre" comercio, en los mismos Estados Unidos se comienza a hablar de nacionalizar la banca (por lo menos, en parte) y otros sectores de la economía estadounidense.

    ¿Qué tipo de economía habría promovido José si hubiera sido un neo-liberal (pido disculpas por el anacronismo)? Durante los siete años de las vacas gordas, se hubiera vivido una borrachera de consumismo, como ha pasado al mundo capitalista en las últimas décadas. No se hubiera planificado la economía para posibles tiempos de escasez; más bien, se hubiera desregularizado. Pero al llegar los años de las vacas flacas, con exceso de demanda y falta de oferta, los precios hubieran disparado hacia el cielo y una plaga de hambre y muerte hubiera cubierto toda la tierra. ¿Podría eso ser la voluntad de Dios?

    Durante largos años he seguido buscando una respuesta a la pregunta de nuestro profesor, y creo haber encontrado el principio medular de un sistema económico conforme a la voluntad de Dios. Creo que ese principio es la igualdad. En todo momento, la perspectiva económica de la Biblia (y de la iglesia primitiva) se orientaba hacia la mayor igualdad humanamente posible. Al contrario, un sistema económico que favorece a los ya ricos, aún cuando no excluya del todo a los pobres, es anti-bíblico.

    Creo que por eso la Biblia, y la iglesia durante siglos, prohibían la práctica de la usura. En el fondo, ¿es justo que los que ya tienen y les sobra saquen ganancias a expensas de los que no tienen? ¿Es justo que los que son dueños de varias casas se enriquezcan más cobrando altos alquileres a los que no han logrado ser dueños de una sola vivienda? ¿No debemos reconocer una injusticia fundamental en un sistema basado en el principio básico de la desigualdad? Nuestro actual sistema produce una desigualdad creciente, y peor en América Latina que es el continente más desigual, de mayor brecha entre ricos y pobres, de todo el planeta.

    No estoy proponiendo que se cierren todos los bancos ni que dejen de cobrar intereses. Pero creo que, como cristianos, no debemos dar esas cuestionables ventajas por sentadas. Quizá pueden verse como un mal necesario o el mal menor. Pero si ese sistema, con sus injusticias, nos está favoreciendo, debemos reconocer que esas riquezas son en el fondo mal habidas ("riquezas injustas", Lc 16:11) y debemos intentar volver esa injusticia en justicia por hacer de nuestra vida entera un proyecto a favor de los que no han podido beneficiarse del mismo sistema y una constante lucha por cambiar el sistema.

    El Antiguo Testamento tiene mucha legislación social y económica, casi todo en defensa de los pobres. Era prohibido cosechar las esquinas de la finca, o recoger espigas que caían de la carreta, porque esos eran para los pobres. El deuteronomista estipula que cada séptimo año debía ser un "Año de remisión" o "Año sabático" (Deut 15:1-18) en el que debían cancelar toda deuda (y eso, que los préstamos eran sin intereses) y levantar toda servidumbre, porque "entre ustedes no deberá haber pobres" (15:4 NVI). ¿Qué pasaría con nuestro sistema bancario, y con "la deuda eterna" de los países del tercer mundo, si intentáramos seguir estos principios? Después, según Lev 25, cada año cincuenta, después de un ciclo de siete años sabáticos, ha de declararse "año de la libertad" o "Ano de Jubileo". Lo esencial de este año, encima de las estipulaciones anteriores, consistía en una total reforma agraria, para que cada tribu y cada familia quedaran con iguales recursos productivos. (Para más detalles, pueden consultar en este mismo sitio web los artículos #30 con fecha 12.18.07 y #39 y 40 fechados 4.8.08).

    Algunos afirman, equivocadamente, que esta legislación nunca se cumplió en Israel, por lo que no tiene vigencia como paradigma hoy. Hay evidencias bíblicas que sí se practicaban estas leyes igualitarias, por ejemplo cuando Israel tomó posesión de Canaán y cuando regresaron del exilio. Pero además, Jeremías 34 muestra que cuando los israelitas no cumplían el Jubileo, sabían que estaban desobedeciendo a Dios e incumpliendo las condiciones del pacto.

    Hay una frase en Lev 25 que es especialmente importante: "La tierra no se venderá a perpetuidad, porque la tierra es mía y ustedes no son más que forasteros y huéspedes" (Lv 25:23 NVI). El pensamiento hebreo tomaba con total seriedad el hecho de que todo sin excepción pertenece a Dios. "De Yahvé es la tierra y todo cuanto hay en ella" (Sal 24:1), y nosotros no somos dueños sino mayordomos del Dueño que nos permite ser huéspedes en su casa. Este concepto, profundamente bíblico y muy radical, no deja lugar por la primacía del concepto de propiedad privada que domina en el capitalismo. El derecho a la propiedad no es absoluto; más bien, bíblicamente, no existe. La posesión no es derecho sino gracia.

    El Pentecostés, fiel a esta tradición, fue un nuevo Jubileo ahora en el Espíritu de Yahvé (cf. Isa 61:1-3; Lc 4:18-19). El proyecto socio-económico del final de Hechos 2 no fue accidental ni un mero apéndice al relato del derramamiento del Espíritu. Una señal del don pentecostal tuvo que ser "buenas nuevas para los pobres, liberación a los cautivos" (Isa 61:1-2), y lo cumplió la nueva comunidad (Hech 2:42-47). La pentecostalidad hoy nos exige también esta práctica de justicia (no es mera filantropía, sino justicia), porque sin Jubileo no hay Pentecostés. ¡El Pentecostés es también un proyecto de igualdad económica!

    Las descripciones de esta comunidad cristiana original están repletas de conceptos de tipo socialista, difícilmente compatibles con el capitalismo: los fieles "tenían todo en común (¡comun-ismo!); vendían sus propiedades y posesiones, y compartían sus bienes entre sí según la necesidad de cada uno" (Hech 2:44-45). Más adelante nos informa que "nadie consideraba suya ninguna de sus posesiones, sino que las compartían" de modo que "no había ningún necesitado entre ellos" (Hech 4:32,34), porque los ricos hasta vendían sus posesiones "para que se distribuyera a cada uno según su necesidad" (4:35). Así debe ser también hoy, conforme a nuestro contexto, la práctica pentecostal entre nosotros.

    Este proyecto no fue pasajero; los creyentes siguieron compartiendo con los pobres (Gál 2:10). Lo más impresionante es que Pablo dedicó el clímax de su ministerio a un proyecto de ayuda económica para los y las pobres de Jerusalén, llevando consigo los creyentes "primogénitos" y las monedas de las provincias evangelizadas por él (Rom 15:25-31; 1 Cor 16:1-4; 2 Cor 8-9; Hch 20:1-6,22-25; 21:10-14). Pablo hizo este peregrinaje a Jerusalén con dos objetivos: ayuda económica a los pobres, y un gran gesto de unidad en Cristo, hacia los de Jerusalén que le habían hecho mucha guerra. A pesar de profecías que le advertían de los peligros de su viaje, Pablo fue fiel al proyecto, llegó hasta Jerusalén y de ahí fue a Roma en cadenas.

    En 2 Corintios 8-9 Pablo está solicitando fondos para este proyecto, pero lo hace con una bella teología de la gracia de Aquel que siendo rico se hizo pobre para enriquecer a otros (2 Cor 8:9), quien también es poderoso para hacer que abunde en ellas la gracia de compartir con los pobres (9:8-11). El compartir es una acción eucarística, de gratitud (eujaristia) a Dios por su gracia (jaris). En medio de esta solicitud de ofrendas, Pablo recurre dos veces al principio central y fundamental de la ética económica bíblica: la igualdad. "Es más bien cuestión de igualdad. En las circunstancias actuales la abundancia de ustedes suplirá lo que ellos necesitan... Así habrá igualdad" (2 Cor 8:13-14).

    El comentario de Juan Calvino sobre este texto es elocuente: "Dios quiere que haya tal analogía e igualdad entre nosotros, que cada cual ha de suministrar a los que tienen menos, según esté a su alcance, a fin de que algunos no tengan en demasía, y otros estén en aprietos”. (Agradezco al hermano Sergio Arce por esta cita de Calvino).

    Sigue mi peregrinaje. En mi búsqueda de bases bíblicas del capitalismo, inspirada por mi viejo profesor, voy encontrando algo que se parece mucho más al socialismo. No comencé esta aventura con la menor sospecha de ese descubrimiento. ¿Habrá algo que no estoy viendo o que estoy viendo mal? Quizá algún lector amable podría aclarar mejor este tema y ayudarnos a encontrar una convincente base bíblica para el capitalismo. Invitamos participaciones...
     

     


    14
    COMENTARIOS

        Si quieres comentar o

     

    Alfonso Chíncaro (Perú)
    24/04/2014
    22:37 h
    14
     
    Pienso que el problema de los modelos socialistas es que desean imponer su posición respecto al tema. Desde un punto de vista espiritual, son hombres metidos a Dios. Un pedido: veo que siguen llegando aportes después de 15 días de la publicación. Como el autor pidió opiniones, no sé si podría dar alguna o quizás escribir otro artículo sobre el tema. Gracias.
     

    jean pierre pairou segarra
    24/04/2014
    11:36 h
    13
     
    Hola a todos ! Traduci este articulo en frances, por favor digame si es posible publicar la traduccion en un sitio internet de una revista protestante,y /o en la revista misma. Gracias por su respuesta. Saludos fraternales tengo un FB jean pierre pairou segarra. Saludos fraternales.
     

    Luis Alberto Franco (ARG)
    18/04/2014
    08:51 h
    12
     
    He reservado la nota para leerla cuando tuviera tiempo. Hoy fue el día. Creo que no es justo tener 500 caracteres para polemizar con el señor Stam. Hay muchas inconsistencias en sus observaciones que es necesario ir punto por punto. Si se dispone del espacio, y Stam es sincero cuando solicita aclaración, estoy dispuesto a intercambiar ideas, siempre con respeto cristiano.
     

    Alfonso Chíncaro (Perú)
    14/04/2014
    11:07 h
    11
     
    El capitalismo ha permitido un mayor desarrollo del cristianismo por el principio de libertad individual, no porque se intercambien bienes. Lo que ha llevado al capitalismo a los conflictos que ha sufrido es la excesiva acumulación de riqueza por parte de los codiciosos. Es más, el surgimiento de los tiranos fue por esa excesiva acumulación de riquezas, facilitada a partir de la invención del dinero.
     

    Rodrigo de Dios Urbina
    11/04/2014
    22:50 h
    10
     
    He oído a hermanos que son defensores del capitalismo apelar con frecuencia a la Parábola de los Talentos (Mateo 25: 14-30). Otro pasaje es el de la expulsión del Edén (Génesis 3: 17-19).La posesión desigual de bienes está presente en la Biblia como una bendición en las historias de Jacob y de Moisés. Para algunos, estos pasajes confirman la teoría de los elegidos de Juan Calvino.
     

    Alfonso Chíncaro (Perú)
    10/04/2014
    22:44 h
    9
     
    Muchos de los primeros socialistas, ideológicos más que políticos, se inspiraron en la biblia para sugerir su estilo de vida (fallaron). Los cristianos han crecido más en regímenes de libertad individual (y también la esclavitud, ante un Cristo ausente o relegado). El dar a cada uno lo que necesita (c#7) es bueno (y bíblico), pero ¿quién entrega esos bienes conforme a necesidad? La biblia dice: quien tenga ayude a su hermano necesitado. Una suerte de socialismo de iniciativa individual y alcance local. En situaciones extremas se sometía a una autoridad y se extendía a otros territorios (casos de persecución, invasión o pobreza). Por otro lado, también se exhorta a los creyentes a ser laborio
     

    Esteban Soto. Protestantólogo.
    10/04/2014
    18:09 h
    8
     
    El socialismo, el capitalismo y varios “ismos” son modelos económicos, lo extraño es que todos giran en torno a la acumulación de capital. En el socialismo real se trata del acumular de millones de “empobrecidos” en beneficio de un patrón señor feudal, un déspota oriental, estilo Cuba, Corea del Norte. Esta figuras se vinculan al comunismo, que es consumismo desaforado de dos, que llegan a ser monarquías hereditarias al más puro estilo rancio y gris de lo peor. De esta forma la izquierda antaño filo- despótica oriental, transitó hacia la social-democracia, o estados de economía social de mercado, el Estado del Bienestar que ahora lo es del malestar. Si José fue socialista, según el autor, lo
     

    Andres Contreras
    09/04/2014
    09:44 h
    7
     
    Aqui creo que el punto no es si es Socialismo o Capitalismo sino el propio modelos que Jesucristo vivio, respiro, compartio y anuncio 'El reino del los cielos se ha acercado'. Si claramente el tiene un apostura y es ponerse del aldo de los desfavorecidos laguien tenia que equilibrar la balanza. Con respecto a los modelos de justicia tenemos tres: 1.- Justicia Distributiva (griegos): 'dar a cada quien lo que merece' 2.- Justicia Equitativa: (romanos): 'dar a cada quien por igual' 3.- Justicia RESTITUTIVA (Judeo-Cristiana): 'dar a cada quein segun su necesidad' Creo que los dos primero tipos de Justicia ejemplifican los modelos mencionados por el autor, pero para el tercer tipo de Justici
     

    Raúl Fierro
    08/04/2014
    23:37 h
    6
     
    Si la salvación del hombre estuviera en el modelo económico, Suecia sería salva ... je je je ... pero la realidad nos muestra que mas que salva, como dijo el Señor, 'de cierto os digo que en el día del juicio, será más tolerable el castigo para los de Sodoma y Gomorra' ... El autor del art´+iculo dice: 'No me explico cómo nuestros políticos han logrado demonizar la nacionalización, como si estuviera opuesta a la fe y la Biblia, y santificar la 'libre' competencia como el único modelo legítimo para la vida económica' ... ... el asunto es que el socialismo está propugnado por ATEOS, gente que odia a Dios, y el pecado de INCREDULIDAD es uno de los mas abominables, y como está escrito:
     

    Elad
    08/04/2014
    23:37 h
    5
     
    Que mala suerte haber dado con ese profesor, peor aún que nadie pudiera rebatirle con lo fácil que és. El artículo tiene varios errores, pero nunca me gusto escribir largos comentarios que apenas lee nadie, sólo decir que NO encuentro ni un sólo pasaje en la biblia donde se hable de igualdad o socialismo en materia económica, sí en cambio de valores capitalistas como libertad individual, la responsabilidad propia en la gestión de los bienes, el valor de la propiedad privada y el recibir conforme al esfuerzo, incluso se podría ver que a Dios (en la línea más liberal) no le gustan los impuestos altos tanto en el caso del diezmo (1 %) como en el de José (1/5) . Lo que si se ve en cambio es un l
     

    Óscar Margenet Nadal
    08/04/2014
    09:27 h
    4
     
    Gracias querido hermano Juan por cerrar huecos en mi mente. El único capitalismo en la Biblia es el de las naciones, reinos e imperios enemigos del Israel antiguo, de la primitiva iglesia y de la que pronto viene a buscar el Señor. Excepciones que confirman la regla son los emperadores babilonios influenciados por los profetas de Dios; entran en la línea de igualdad que proviene de la justicia divina y se encarna en Jesús. Aunque esto no lo convirtió en el primer comunista o socialista, como algunos quisieran. ¡Y qué lejos quedan del amor al Señor y al prójimo los ricos predicadores del 'evangelio de la prosperidad'! Nunca antes se ha visto mayor desigualdad social entre los cristianos que
     

    piluchilo
    08/04/2014
    09:27 h
    3
     
    Estoy de acuerdo contigo y mi esposo más. El mensaje social de las Escrituras siempre estará por defender al pobre, al desvalido, al mudo, al que no puede defenderse a si mismo y por una justicia en 'usar balanzas' justas
     

    Joan
    08/04/2014
    09:27 h
    2
     
    Soy bastante ignorante sobre la Biblia, no obstante si que a lo largo de mi vida y sobre todo ahora que parece haber un choque de religiones (como siempre) he observado que todas y cada una de ellas en sus principios son favorables a lo que hoy llamaríamos socialismo, el problema es que en nombre del mismo Dios se han hecho y se están haciendo cosas propias del capitalismo, del capitalismo salvaje y de fundamentalismos que van totalmente en contra de los ideales que que predicaron.
     

    Johannes de Silentio
    08/04/2014
    09:27 h
    1
     
    La base bíblica más convincente que hay en la Biblia sobre el tema, la encontramos a través de la lectura de 'la ética protestante y el espíritu del capitalismo' de Max Weber.
     



     
     
    ESTAS EN: - - - La Biblia y el Capitalismo
     
    PUBLICIDAD
     
     
     
    AUDIOS Audios
     
    Cataluña, Argelia, y evangélicos-OEA: 7 Días 1x03 Cataluña, Argelia, y evangélicos-OEA: 7 Días 1x03

    Debate de actualidad: crisis en Cataluña, persecución a cristianos en Argelia y petición de no renovar al secretario general de la OEA por su activismo proaborto.

     
    La indispensable formación en atención familiar La indispensable formación en atención familiar

    “La sociedad cambia a pasos agigantados”, explica Juan Varela, director de un curso de consejería y orientación familiar en el que, basados en la Biblia y de la mano de las ciencias, se enseñan principios prácticos.

     
    Unamuno y Mackay: el balcón y el camino Unamuno y Mackay: el balcón y el camino

    El teólogo Samuel Escobar explica la amistad entre el misionero escocés y el escritor vasco, y la influencia del Unamuno en el pensamiento teológico contemporáneo.

     
    Voluntariado, el pulmón de la acción social Voluntariado, el pulmón de la acción social

    Alberto Crespo, voluntario de Alianza Solidaria, explica su experiencia de varios años participando en los proyectos de esta entidad.

     
    Genética y homosexualidad: análisis del genetista Daniel Beltrán Genética y homosexualidad: análisis del genetista Daniel Beltrán

    Beltrán analiza el mayor estudio científico realizado hasta la fecha, su metodología y conclusiones. Una entrevista de Julio Pérez (Onda Paz, El Tren de la Vida).

     
    España, ante la ‘tormenta perfecta’ España, ante la ‘tormenta perfecta’

    La crisis de investidura tras las elecciones nacionales, la amenaza de un Brexit duro y la sentencia del "procés" en septiembre colocan a España ante una "tormenta perfecta" social, política y económica, opina César Vidal.

     
    “Operación Tránsito es una gran experiencia misionera” “Operación Tránsito es una gran experiencia misionera”

    Luis Fajardo explica de qué forma involucrarse en esta iniciativa para regalar el Nuevo Testamento a miles de personas que atraviesan la frontera en verano.

     
    Día del Orgullo gay: análisis crítico Día del Orgullo gay: análisis crítico

    Entrevista a César Vidal, sobre la celebración de Madrid, con ataque a partido político que participaba en el evento. Analiza también el trasfondo de esta manifestación.

     
    “Cuando trabajamos juntos los cristianos podemos lograr un cambio” “Cuando trabajamos juntos los cristianos podemos lograr un cambio”

    Nacho Marqués, director de Agape en España, explica la visión de la entidad que celebra su 50ª aniversario este año 2019.

     
    “Jesús nos abre los ojos a las personas que están necesitadas” “Jesús nos abre los ojos a las personas que están necesitadas”

    Nieves Carabaña nos explica el Reto Mateo 25, un programa de una semana que ayuda a los participantes a identificarse con quienes sufren las situaciones descritas en el texto bíblico.

     
    “Por mucho amor que reciba un niño en una institución, no es el medio ideal para desarrollarse” “Por mucho amor que reciba un niño en una institución, no es el medio ideal para desarrollarse”

    Francisca Capa explica el trabajo de REPINNAV (Red de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes en Vulnerabilidad) en Huaraz (Perú).

     
    FOTOS Fotos
     
    X Encuentro de Literatura Cristiana X Encuentro de Literatura Cristiana

    Algunas fotos de la entrega del Premio Jorge Borrow 2019 y de este encuentro de referencia, celebrado el sábado en la Facultad de Filología y en el Ayuntamiento de Salamanca. Fotos de MGala.

     
    Idea2019, en fotos Idea2019, en fotos

    Instantáneas del fin de semana de la Alianza Evangélica Española en Murcia, donde se desarrolló el programa con el lema ‘El poder transformador de lo pequeño’.

     
    15º Aniversario de Protestante Digital 15º Aniversario de Protestante Digital

    Fotos de la celebración realizada en Barcelona el 5 de octubre.

     
    Medio siglo de GBU, en fotos Medio siglo de GBU, en fotos

    Un repaso gráfico a la historia de GBU en nuestro país.

     
    VÍDEOS Vídeos
     
    Héroes: cuando todos desaparecieron Héroes: cuando todos desaparecieron

    José de Arimatea mostró su valor y fidelidad a Jesús en un entorno de abandono.

     
    El informativo #15: Reconstrucción en Siria El informativo #15: Reconstrucción en Siria

    La actividad de entidades cristianas en Alepo es uno de los temas que presentamos en nuestro espacio semanal.

     
    Héroes: la belleza de ser segundo Héroes: la belleza de ser segundo

    Baruc nos da ejemplo de que las cosas que parecen secundarias o cotidianas son apreciadas por Dios.

     
    Héroes: el valor de una adolescente Héroes: el valor de una adolescente

    Marcó el rumbo de la historia al dejar de lado el rencor y convertirse en un agente de bendición para quien no lo merecía.

     
    El informativo #12: Por la vida y la familia en México El informativo #12: Por la vida y la familia en México

    La actualidad evangélica desde México a la Unión Europea, donde se pone en marcha un proyecto pionero de estudio del cerebro.

     
    El informativo #11: Evangelismo entre alemanes en Mallorca El informativo #11: Evangelismo entre alemanes en Mallorca

    Entre otros temas, viajamos a Hong Kong, donde se ha celebrado un congreso para promover la unidad de los cristianos chinos.

     
    El informativo #10: Día mundial contra la trata El informativo #10: Día mundial contra la trata

    Visitamos las excavaciones arqueológicas que revelan la ciudad bíblica de Gat. Un testimonio directo nos explica cómo los cristianos memorizan la Biblia en Corea del Norte.

     
     
    Síguenos en Ivoox
    Síguenos en YouTube y en Vimeo
     
     
    RECOMENDACIONES
     
    PATROCINADORES
     

     
    AEE
    PROTESTANTE DIGITAL FORMA PARTE DE LA: Alianza Evangélica Española
    MIEMBRO DE: Evangelical European Alliance (EEA) y World Evangelical Alliance (WEA)
     

    Las opiniones vertidas por nuestros colaboradores se realizan a nivel personal, pudiendo coincidir o no con la postura de la dirección de Protestante Digital.